Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
"Historia de nuestro paseo peregrino entre San Vicente la Barquera y Santo Toribio de Liébana"
www.jfcamina.es
Recorrido Camino Lebaniego
D 0/4 del 10/2017
JFCamina, 02/2018

 

Camino Lebaniego

(Cantabria: Del Mar a La Montaña)

Inicio: San Vicente de la Barquera, Cantabria - España.

Objetivo: Monasterio de Santo Toribio de Liébana, Cantabria - España.

Recorrido: San Vicente de la Barquera - Alto Casa Nueva - Casa Barrena - Puente A8 - La Acebosa - Capilla de los Tomases - Alto de Santiago - Hortigal - Estrada - Torre de Estrada - Serdio - Bifurcación del Camino Lebaniego y Santiago Compostela - Muñorrodero - Inicio Senda Fluvial de río Nansa - Central Hidroeléctrica de Herrerias - Puente río Nansa - La Vega - Cabanzón - Iglesia San Pedro - Cades - Mirador de Palombera - Venta Fresnedo - Sobrelapeña - La Fuente de Abajo - Burio - Collada de la Hoz - Cicera - Canal de Francos - Invernales de Lebeña - Lebeña - Camino de Concha la Cova - Castro-Cillorigo - Ermita de San Francisco - Tama - Ojedo - Potes - Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Distancia: ± 64 Kilómetros / Tiempos: 20 horas.

Desnivel Positivo: ± 1885 mts. / Desnivel Negativo: ± 1525 mts.

Terreno: Carreterinas onduladas, caminos y algún paso escarpado (opcional).

Señalizacion: Si, los mojones y placas con la flecha y cruz roja del Camino Lebaniego, además de numerosas flechas.

Mapas: 1/25000 del ING, ver detalle en cada etapa.

Creative Commons License


 

Introducción

Nuestra afición andariega y cultural nos llevó a realizar en el año 2010 la gran aventura Peregrina del Camino a Santiago de Compostela por El Primitivo. Realmente fue una experiencia muy buena y gratificante. No deseábamos convertir este histórico recorrido como el “santo y seña” de nuestras actividades andariegas, pero, desde aquella vivencia nunca pudimos desinhibirnos del influjo de El Camino, sinceramente en ningún momento, estando siempre al tanto de cualquier noticia o movimiento que sobre él aconteciera.

Volviendo a las fechas, con el inicio del segundo milenio, en el año 2000, entramos por la Puerta del Perdón, pues era Año Jubilar Lebaniego, y visitamos por primera vez  el Monasterio de Santo Toribio de Liébana (Camaleño – Cantabria), además conocimos la histórica obra del Beato de Liébana y el trozo más grande de La Cruz de Jesucristo, el Lignum Crucis.  Creo que nos gustó este bello Lugar Santo del Cristianismo a los pies del Macizo Oriental de los Picos de Europa, pues volvimos en varias ocasiones más. Bueno, si somos sinceros, todo el Valle de La Liébana nos encanta, así que cuando a él volvemos hacemos un alto en Santo Toribio. Pese a lo anteriormente expresado, nunca habíamos reparado mucho  en el “Camino Lebaniego”. Fue en septiembre del 2013 cuando, realizando el recorrido hacia la Braña de Los Tejos, tropezamos con la señalización del peregrino camino, entre San Vicente de la Barquera y el Valle de La Liébana, entre El Mar y La Montaña.  Tras un estudio preliminar y observar que había varios inconveniente relacionados con los alojamientos, lo dejamos guardado en la abultada carpeta de pendientes para sacarlo en otro momento más oportuno. Así llegó el año Jubilar del 2017 y la ocasión nos venía muy bien, pues seguro que la infraestructura del recorrido se mejoraría considerablemente, así que esta sería la nuestra.


Preliminares


El Recorrido:
Como siempre hacemos en nuestras actividades, realizamos un estudio previo bastante concienzudo, buscando la mayor información posible sobre el tema a desarrollar, todos los mapas necesarios para hacerlo con la máxima seguridad posible, así como varias experiencias expresadas por amig@s que nos precedieron. Así llegamos a una primera conclusión, digamos que “oficial”, sobre las etapas a realizar:

1º San Vicente de la Barquera – Cades = 25,5 Kilómetros
2º Cades – Cicera – Lebeña – Cabañes = 31,3 Kilómetros
3º Cabañes – Tama – Potes – Sto. Toribio = 12,1 Kilómetros
Total = 71,9 Kilómetros para tres intensas jornadas andariegas.

Este planteamiento inicial no nos gustó mucho. Dos son los motivos: Primero que para la primera etapa sería un poco larga. Sobre todo si tenemos en cuenta el traslado en autobús desde nuestro hogar hasta San Vicente de la Barquera, pues no teníamos intención de ir una jornada antes. Segundo que la jornada siguiente nos venía también un tanto larga según nuestras preferencias andariegas, nos gusta ir más relajados sin prisas innecesarias, disfrutando de los bellos rincones que el camino nos ofrece a cada paso que avanzamos.  Así que, aunque parezca un poco absurdo, ideamos un recorrido a nuestro gusto, eso sí, ateniéndonos a las necesidades de alojamiento, pues en este recorrido lebaniego no son muchas, aunque ahora han mejorado.

(Detalle del mapa oficial del Camino Lebaniego que encontramos en varios puntos del recorrido)

Adelantar que tal como diseñamos el recorrido, así lo materializamos, salvo un cambio un tanto sustancial y que se produjo en la última etapa, donde diferimos del recorrido “oficial” y no pasamos por Cabañes, pues acortamos por el Camino Concha La Cova sobre el bello Desfiladero de La Hermida. Salimos de casa con 64 puntos (“wpt”) marcados sobre el mapa (tanto en papel como digital) y regresamos con 70, así que creo que hicimos un trabajo previo bastante ajustado. Por lo dicho no tiene ningún sentido hablar mucho más sobre lo planificado y pasar directamente a lo que hicimos, por lo que os dejamos directamente dos cuadro resumen finales.

(Detalle del recorrido ralizado junto con las hojas de los mapas del IGN empleados en el mismo)

(Gráfica del recorrido final de 70 puntos. Cuando salimos de casa teníamos marcados 64, así que nos salió muy bien)

No vamos a extendernos mucho más, solo decir que llevábamos también una hoja con todas las posibilidades de alojamiento posible con sus números de teléfonos. Aunque la idea inicial era utilizar la red de albergues públicos del Camino Lebaniego, no estaba de más tener información de otras opciones.  Toda esta información, los mapas (bien punteados con nuestras personales notas), tanto en formato papel como digital, para la mochila, GPS y móviles que van, pues no nos gusta trabajar solo con una opción.  

 

La Mochila: De nuestras experiencias pasadas, aprendimos que la preparación de la mochila es fundamental, quizás el elemento clave de una buena marcha, más en los largos recorridos. Al principio puede que no te importe cargar con unos kilos innecesarios de más, pero según van pasando los kilómetros el tema cambia mucho y resulta ser un suplicio.

No hace falta recomendar que la mochila sea cómoda, que ya la hayas usado y te encuentres a gusto con ella, con buenas protecciones y amarres sobre las caderas y hombros. Nosotros llevamos una de 40 litros ya bien trillada, así que teníamos cierta garantía.

Ahora queda el... ¿meter en nuestra compañera inseparable?, aquí empieza lo crudo. Todo parece indispensable, más cuando vas por el Norte, -¿llevo…? -¿no lo llevo? - ¿tú qué dices?, realmente muy complicado y personal, por todo ello me voy a limitar a relacionar las cosas que portaba la mochila en cuestión, independiente de la ropa que personalmente portaba, veamos:


- Mochila de 40 litros con funda protectora
- Cantimplora de 1 litro de aluminio (vacía)
- Saco de dormir (800 gms), sin olvidarse de los tapones "anti-ronquidos".
- Bastón, polainas, guantes y “braga marinera” fina
- GPS y cargador
- Cámara fotográfica Nikón Coolpix P520 / 32 GB memorias SD / 3 baterias y cargador / Trípode pequeño
- Movil y su correspondiente cargador
- Chaleco reflectante
- Botiquín (Tiritas y compis, vendas, agua oxigenada, iboprofenos, etc…)
- 20 folios A4 con documentación sobre el recorrido a realizar y notas de alojamientos en el camino.
- Credencial Lebaniega (Leer explicación de donde y cómo conseguirla)
- Navaja y brujula
- Frontal con 3 pilas de repuesto
- “Ladrón” enchufe 3 tomas
- Capa y gorro impermeable
- Sandalias de baño y otras para caminar
- Un rollo de papel higiénico y un paquete de pañuelos de papel
- Neceser de aseo (300 ml de gel-champú, crema hidratante para los pies, brocha y jabón de afeitar, cuchillas, etc..)
- Crema solar
- Gafas de sol
- Toalla de micro fibra
- 6 pinzas, un cordel y pastilla pequeña de jabón
- 2 camisetas manga corta y otra de manga larga de secado rápido

- 1 Jersey ligero
- 2 pares de calcetines
- 2 calzoncillos
- 1 pantalón largo desmontable


Creo que no me falta nada, pues tuve el detalle de anotarlo antes de salir, el total de peso de la mochila cargada con todo lo anteriormente enumerado fue de 8 kilogramos (no incluimos la cámara, que va fuera de la mochila), a lo que tenemos que añadir otro más en el caso de cargar la cantimplora con el líquido elemento.


Tan importante es lo que portamos en la mochila como lo que llevamos puesto, pues, evidentemente, será utilizado, a destacar: la chaqueta de agua (pues iniciamos la marcha lloviendo), la cartera con la documentación y dinero, el monedero con monedas (un detalle que tiene su correspondiente anécdota), gorra y finalmente, botas de treking con menbrana de goretex.


Bueno, aquí está todo, no sé si alguien echará en falta algo o le sobrará, evidentemente la valoración personal es muy importante, aunque una mala decisión te puede doler un poco al final de la etapa.


Las botas: Esta es la eterna discusión, nosotros en principio pensábamos ir en playeros de goretex, pero viendo como se nos presentaban las previsiones meteorológicas optamos por llevar las botas de treking con goretex, realmente no nos arrepentimos, hubiéramos sufrido un poco más si no hubiera sido así.

(Con las malas noticias de "la meteo", unas buenas botas de treking te dan cierta garantía)

Un aspecto importante, habitual para marchas de un día pero que resulta clave en un recorrido de varias jornadas, hablamos de la hidratación de los pies. Tras acabar la jornada andariega, tras la ducha, siempre viene muy bien una crema para los pies, el hidratarlos bien es fundamental para que no te jueguen una mala pasada en el momento más inoportuno, así que tenerlo muy en cuenta.

Credencial Lebaniega: Sobre la obtención de la Credencial Peregrina del Camino de Santiago no teníamos muchas dudas, pero sobre La Lebaniega no lo teníamos tan claro. En esa fase de documentación del recorrido en el Portal oficial del Camino Lebaniego encontramos la respuesta en la sección “información útil para el peregrino - credenciales”. Nos mandaban pedirlas (salvo que lo pudieras hacer personalmente) a la Parroquia de “El Cristo” en Santander, facilitándonos un número de teléfono y una dirección de correo electrónico, en el enlace anterior podéis consultarlos.   Utilizamos el correo electrónico expresando nuestra necesidad y al día siguiente ya las teníamos en casa, fue sorprendente la rapidez, así da gusto.

(Primera plana de la Credencial Lebaniega, detrás las casillas en blanco que llenaremos de cuños)

El  Año Santo Lebaniego o Jubilar es aquel en que la festividad de Santo Toribio (16 de Abril) cae de domingo. Ese día la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio de Liébana se abre y así permanecerá durante todo un año. En el año 2017, al caer el Domingo de Resurrección el día 16 la apertura fue trasladada al día 23. Nuestra idea inicial era realizar nuestro recorrido andariego en Mayo, pero problemas personales nos lo impidieron. El verano fue de locura, tanto para nosotros como para el recorrido entre San Vicente y La Liébana, así que lo dejamos para principios del Otoño, a primeros de Octubre. Este pequeño contratiempo tuvo su anécdota. Efectivamente, al posponer nuestro “arranque” de Mayo guardamos a buen recaudo toda la documentación, tal fue el celo en guardarla que, cuando a mediados de Septiembre la fuimos a recoger… ¡No la encontramos! Unos días dando vueltas por casa en busca de la carpeta color rosa donde habíamos metido toda la información preparada. Por suerte, se encendió la bombilla y apareció. ¡Menos mal! Ya pensábamos que era “otra señal”, para no realizarlo claro, pero sí, al final...

¡Arrancamos!

 

JFCamina

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o Recorrido Camino Lebaniego

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.