Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Concejo de Caso
Asturias

Camín de Valdebezón

Brañagallones, 02/2018

JFCamina, 04/2018

 

Camín de Valdebezón

(Un lago paseo invernal hasta el espectacular balcón montañero)

Mapas IGN: 79-2 "Bezanes".

Inicio y fin:Brañagallones, Concejo de Caso, Asturias

Objetivo: Cueva de Valdebezón y regreso a Bezanes, Concejo de Caso, Asturias

Recorrido: Refugio de La Vega de Brañagallones (1225 m.a.) - Regreso - Vega de Brañagallones (1225 m.a.) - Panduquemau (1200 m.a.) - Tunel del Crestón (1160 m.a.) - Argayu'l Llovu (1150 m.a.) - Fuente Andorviu (1090 m.a.) - Cantu Oración (972 m.a.) - Bezanes (655 m.a.).

Distancia: ± 17,0 Kilómetros = 3 Ida + 3 Vuelta + 11 Regreso a Bezanes

Tiempos: 5 horas 15 Minutos (1,5 + 1,0 + 3,25)

Desnivel: 200 mts. de ascensos y 750 mts. descenso.

Terreno: Raquetas de nieve por la pista.

Señalización: PR AS-66.2 "Ruta Canto el Oso" y PR AS-66 "Bezanes - Brañagallones"

Creative Commons License


Los que seguís habitualmente nuestras publicaciones sabéis que la jornada anterior, desde Bezanes ascendimos hasta el refugio de Brañagallones y después al Cantu’l Osu para después hacer noche en el confortable refugio. La verdad que fue una jornada preciosa y disfrutona, aunque con algún paso helado en los aludes de la pista. Hoy, después de una plácida noche, nos levantamos a las ocho para desayunar e iniciar otra interesante jornada de regreso, aunque con un añadido al que le teníamos muchas ganas. Efectivamente, Valdebezón es un paraje que teníamos pendiente desde hace tiempo, hoy se nos brinda la oportunidad de saldar esta pequeña deuda. Un recorrido corto en raquetas de nieve, siguiendo la señalización del PR AS-66.2 "Ruta Canto el Oso", solo unos seis kilómetros (3 Ida + 3 Vuelta), para después deshacer el camino, de once kilómetros de la jornada inicial, hasta Bezanes (PR AS-66 "Bezanes - Brañagallones") y así culminar un fin de semana glorioso en excelente compañía, pues ya sabéis que nos acompañan los amigos Lucía y Jesús, a los que les debemos la iniciativa del mismo.

(Refugio de Brañagallones, Concejo de Caso, Redes - Asturias)

Tras el desayuno y unos minutos de tertulia, volvemos a la habitación y ultimamos el aseo personal y la mochila. Después a liquidar la cuenta y despedirse. Fotos de La Vega con las primeras luces invernales, unas cuantas fotos de grupo, calzar las raquetas de nieve y salir por el lateral izquierdo (Oriental) del refugio para enlazar un poco más adelante con la pista que va desde La Vega a las inmediaciones del río Monasterio y la Majada del Valdebezón. Pese a que en lo fondero la sombra resulta fría (no queda otra que abrigarse bien) en las cumbres el sol brilla con ganas, así que tenemos el día garantizado.

(Refugio de la Vega de Brañagallones, Caso, Asturias, ± 0,0 K / 1225 m.a. / 10:30 h. / Pto. 1 Mapa)

(Foto de grupo ante el tapado refugio de Brañagallones)

(Desde el inicio, calzamos la raquetas de nieve, no queda otra)

(Por el lateral del refugio cogemos un camino que nos llevará a enlazar con la pista del PR AS-66.2)

Pasamos al lado de una caseta auxiliar del refugio y seguimos bajo las blancas estribaciones del las peñas Las Planas y el Mosquilón. Por el blanco camino sorteamos un par de árboles caídos y tropezamos con fornido texu (tejo). Un momento de relax con una mirada al soleado paso del Tunel del Crestón. Así, en poco tiempo, enlazamos con la pista que sale de La Vega de Brañagallones, donde se encuentra el panel informativo del PR AS-66.2 “Ruta Canto el Oso”, también el que nos guiará a la Peña’l Vientu (PR AS-66.1). Unos cientos de metros más arriba nos olvidamos del tendido de sombra y salimos al sol, la verdad que apetecía.

(Tunel de Crespón, arriba desde La Canalina, Braña Piñueli y el Xerru de Pintacanales)

(Torteamos unos cuantos árboles en el camino y tropezamos con un fornido texu)

Con el sol sobre la Peña Sellar, pronto nos encontramos con el río Monasterio en un precioso rincón, pues además del río con un rústico puente tenemos una bonita cascada, una de nuestras debilidades. La verdad que fue una grata sorpresa, pues para nosotros esta zona es completamente nueva, nunca hemos pasado del refugio para arriba, salvo subir al Cantu’l Osu, solo desde las alturas lo hemos oteado, pero estos pequeños detalles no se dejan ver. Buenos momentos fotográficos, pero sin mucho tecnicismos, pues no traemos trípode, solo unas foto para la historia, algún día volveremos con más detenimiento, seguro.

(Salimos al sol, arriba la peña Sellar)

(Río Monasterio, ± 1,8 K / 1280 m.a. / 11:00 h. / Pto. 2 Mapa)

(Las chicas no quieren dejar de pasar este momento, así que un posado para inmortalizar este precioso rincón)

(Nos acercamso para observar con más detalle)

(El rincón es bello, pero muy sombrio, así nos deja algún gélido detalle)

Tras los momento fotográficos volvemos al camino y Jesús me anticipa que más arriba existe otro bello rincón, este igual más desconocido, pues no queda justo a la vera del camino. Seguro que me va encantar. No tardamos mucho en llegar al punto del desvío, unos pocos metros para volver a encontrarse con el río Monasterio que trascurre en un musical canalina con el atrezo adicional de un texu (tejo) sobre ella. No le faltaba a Jesús razón, precioso rincón. Ahora con nieve está precioso, pero no dejo de pensar que en otoño esta zona tiene que estar de vicio, ya estoy pensando en volver, y eso que aún no me he ido.

(El primer encuentro con el río Monasterio nos ha sorprendido, aunque parece que no va a ser el único)

(Jesús nos comenta que un poco más arriba el río nos deja otro precioso rincón)

(No tan visible como el anterior, el río nos deja otro bellisimo rincón)

(El segundo encuentro con el río Monasterio mantiene el nivel, una preciosa y musical canalina con texu incluido)

La celestial música del río nos subyugó un buen rato, así que costó arrancar de nuevo, pero no quedaba otra. Salimos otra vez al camino principal dejando el río a nuestra izquierda. Arriba ya observamos la blanca cumbrera de la Cordillera Cantábrica, los lindes con tierras de León. Buenos recuerdos nos trae esa zona que recorrimos en varias ocasiones desde el pueblo de Isoba, pero nunca nos dio por  bajar, mucho desnivel para una sola jornada. Hoy desde abajo disfrutando a tope, más ahora que el sol nos acaricia y nos ilumina el escenario, aunque también algún que otro inconveniente con los rayos colándose en el objetivo. Así, en cómoda subida, llegamos bajo las inmediaciones de la Peña Sellar y La Cuchillar, donde se encuentra escondida la majada de Valdebezón.

(A la izquieda el río Monasterio, arriba la blanca cumbrera de la Cordillera Cantábrica)

(En cómodo ascenso, entre los desnudos árboles norteños)

(Disfrutando del blanco paseo, pero también pensado de como estaría con el colorido otoño)

(Peña La Cuchillar, a su derecha la Sellar donde se encuentra escondida la majada del Valdebezón)

Tropezamos con el abundante rebose de la fuente El Otero, terreno húmedo pues el fontán supura agua por todas las partes. Desde un poco por encima, bajo la Peña Sellar, visualizamos las cuidadas cabañas de la majada de Valdebezón. No nos acercamos hasta las cabañas porque nos sentimos más seducidos por el río que por las construcciones ganaderas. Seguimos para adelante y en pocos metros tropezamos con el crucero de rutas ya mencionadas anteriormente, las PR AS-66.1 y PR AS-66.2. Nosotros nos olvidamos de Mericueria y la Peña’l Vientu y nos vamos por la señalización al Cantu’l Osu por el colláu Puercu y la Sierra de Pries, por la PR AS-66.2.

(Un fontán, además del desagüe de las peñas La Cuchilla y Sellar, nos deja sin tramo de nieve)

(Fuente El Otero con la invernal estampa de las peñas de La Cuchillar)

(Peña Sellar, a la derecha, bajo ella la majada de Valdebezón, a la izquierda las "jorobas" de La Cuchilla)

(Hoy no toca visitar cabañas, el influjo del río nos atrae mucho más)

(Crucero PRs Valdebezón AS-66.1 y 66.2, ± 2,2 K / 1365 m.a. / 11:45 h. / Pto. 3 Mapa)

Unos minutos contemplando la blanca y helada canal entre las peñas La Cuchilla y Sellar, unos montañeros transitan por ella y nos pica la curiosidad. Tras las especulaciones seguimos el rumbo que nos marca la señal del PR AS-66.2 en busca del río Monasterio con el cual no tardaríamos mucho en tropezar, aunque no nos mojaríamos al hacerlo, pues otro rústico puente nos espera. Ya al otro lado del río, solo tenemos que girar a la izquierda y seguir su curso unos metros hasta tropezar con la Cueva del Valdebezón o La Corcoxa como figura en el mapa del IGN y otros.

(Hoy nada de majadas, el río Monasterio llevará todo el protagonismo)

(Otra vez al encuentro del río Monasterio, lo cruzamos y por su margen izquierda seguimos para arriba)

El PR que seguimos continúa con rumbo Oriental hacia el Collau Puercu y la Sierra de Pries, pero nosotros nos desviamos unos pocos metros hacia el Sur. Doblamos la vista hacia la riega del río y también a los más alto, hacia La Rapaona y la Peña’l Vientu, vamos al encuentro de la cueva, aunque no la vemos muy clara. Efectivamente, pese a que el curso del agua sale entre las peñas, un mazacote blanco tapa la cueva, parece que igual no la veremos. Vamos aproximarnos y estudiaremos la situación, habrá que ver cómo está el estado de la nieve.

(En busca del nacimiento del río, caminamos unos metros hasta tropezar con la cueva)

(Descendiendo hasta los pies del río, aunque no resultará tan sencillo ver la cueva del Valdebezón o La Corcoxa)

Momentos de indecisión, estamos en zona sombría, la nieve está dura, pero permite hacer huella, así que Jesús tomó la iniciativa y fue abriendo huella hasta el blanco mazacote que nos impide ver la cueva. Con cierto tiento y mucho cuidado superamos el escollo y observamos como el río Monasterio aparece silenciosamente de las entrañas de la tierra. La cueva es más grande de lo que me imaginaba, y la galería de la misma recoge el agua que se sume de la Fuente La Corcoxa unos metros de altitud más arriba. Toda una curiosidad a la cual mereció la pena llegar y alguna vez quisimos hacer desde la pista Wamba en el Puerto San Isidro, pero a Mary no le hacía mucha ilusión perder tanta cota y después volver a subirla.

(No va ser tan sencillo contemplar como el río Monasterio sale de las entrañas de la tierra)

(Hubo que superar un blanco mazacote para después volver a bajar a los pies del río)

(Cueva Valdebezón o La Corcoxa, ± 3,0 K / 1380 m.a. / 12:00 - 12:45 h. / Pto. 4 Mapa)

(Zona sombría donde el hielo marca la pauta)

(La cueva, con unos cuantos metros de profundidad, recoge el agua sumida de la fuente La Corcoxa)

Siempre es interesante y bonito contemplar como nace un río, trasmite vida y paz, pero en esta ocasión fue mucho más, pues el pequeño paseo en raquetas de nieve desde el refugio fue una autentica gozada, ya que el mismo nos fue dejando golosos caramelinos para llegar al regusto final. Como no podía ser de otra manera, grabamos en video lo momentos culminantes de esta pequeña excursión parcial, estos detalles no se pueden dejar escapar, así que aquí os lo dejamos para deleite de todos, seguro que os encantará.

 

 (Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

Muy contentos por conseguir este pequeño objetivo mañanero no queda otra que encarar río Monasterio abajo y deshacer todo el camino andado hasta el ribereño pueblín de Bezanes. Una buen pateada nos queda por delante, unos quince kilometrinos de nada, tres del tramo de la cueva a La Vega de Brañagallones y once más por la gélida pista a Bezanes. Pero todos muy disfrutones.

(Hora de regresar, aún tenemos unos 15 kilometrucos de nada para llegar a Bezanes)

(Despidiendonos de la peña Sellar y majada de Valdebezón)

En una hora llegamos a la blanca vega de Brañagallones y no paramos en el refugio, nos fuimos directos hacia la pista y cuando llegamos al bebezón de Panduquemau, la chicas, que iban por delante en amor y compañía, se habían sentado en sus inmediaciones para comer un bocau. La verdad que apetecía, además con el solín calentando antes de adentrarnos por las zonas sombrías.

(Vega de Brañagallones y Fuente Pandaqueman, ± 6,0 K / 1225 m.a. / 13:45 - 14:15 h. / Pto. 5 Mapa)

(Fuente Pandaqueman, hora de reponer fuerzas para dar cuenta de los 11 kms. de blanca marcha que nos queda)

El tiempo empleado en la reposición de fuerzas vino bien para hacer las últimas anotaciones sobre el mapa del IGN que portábamos. La verdad que la ruta no tiene mucha dificultad pero siempre es importante llevar una mapa, no solo por seguridad, sino también por información de los distintos hitos por los que vamos transcurriendo. Aquí compartimos el trozo que hemos utilizado para esta pequeña excursión de seis kilómetros (ida y vuelta) desde el refugio de Brañagallones.

(Nuestro recorrido desde La Vega de Brañagallones a Valdebezón / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL’)

Después vino el levantar las posaderas y cargar la mochila al hombro para reiniciar la marcha camín del guapo pueblín de Bezanes. Deshacer el camino andado la jornada anterior. Pero…

 

...Para no ser repetitivos, el regreso no lo detallaremos, para eso ya nos hemos fajado bien en el reportaje del ascenso al Cantu’l Osu, solo tenéis que pinchar la foto e iréis directamente a él. Solo añadir que la zona del túnel ya no tenía tanto hielo como el día anterior. Que las viseres del Argayu’l Llobu estaban igual de tapadas, pero los pasos más blanditos.

Aunque para que no se nos tache de tacaños, y aunque puedan resultar repetitivas, vamos a dejar alguna fotuca más. Opinamos que siempre hay que ser generosos con la belleza, obligatoriamente debemos de compartirla, para deleite de todos, no solo de unos pocos.

(Tunel del Crestón, arriba el Corteguerón, La Canalina y Braña Piñueli)

(Viseres Argayu'l Llobu seguián tapadas, pero con el calor y el transito de los amigos estaban más blandito el paso)

(Muy contentos, pero a la vez con cierta tristeza, nos vamos despidiendo de los blancos contornos montañeros)

(Ya en las proximidades de Bezanes, con los picos de La Senda, Tiatordos y Maciédome arriba vestiditos de blanco)

A eso de las cinco y media, con la luna creciente en lo más alto, llegamos a Bezanes, justo cuando cinco minutos antes un nuevo ternerín venía a dar más vida a las verdes praderías del pueblo. Algunos de los amigos de Cajastur estaban esperando por el grueso de compañeros que en compañía de Domingo habían optado por otro recorrido más exigente.

(Bezanes, Concejo Caso, Redes, Asturias, ± 17,0 K / 655 m.a. / 17:30 h.)

Un cafetín en el bar de pueblo nos sirvió como despedida del estupendo fin de semana disfrutando de la nieve en el maravilloso entorno de La Vega de Brañagallones. La verdad que si lo hubiéramos planificado con tiempo no nos hubiera salido tan redondo. No nos pudimos entretener mucho, pues nuestros amigos Lucía y Jesús tienen unas cuantas horas de carretera para llegar a su casa, además ya habíamos tenido bastante, para regalar podríamos decir. Por ello, contentos y felices, nos despedimos en el parking hasta otro encuentro. La verdad que teníamos tan buen sabor de boca que apetecía repetir y como estamos seguros de que así será, solo queda decir…

 

¡Hasta la próxima Amig@s!

 

JFCamina

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Rutas por Redes"

 

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.