León

El Fontañán

La Robla , 05/2013

JFCamina, 07/2013

 

El Fontañán

(Circular desde Olleros de Alba)

Mapas ING: 129-II "La Robla", 129-I "Carrocera" y 103-IV "La Pola de Gordón".

Inicio y fin : Olleros de Alba, Ayuntamiento de La Robla, León.

Objetivos: Cumbres del Fontañán.

Recorrido: Olleros de Alba (1115 m.a.) - Fuente (1205 m.a.) - Abandono del Arroyo (1330 m.a.) - Riscos de Siza (1495 m.a.) - Collada Yeguas (1530 m.a.) - Pico Niezca (1640 m.a.) - Cumbrera del Fontañán (1570 m.a.) - El Fontañán (1634 y 1620 m.a.) - Descesno por la vertiente Sur - Enlace con pista en el Alto Caser (1400 m.a.) - Olleros de Alba (1115 m.a.).

Distancia: ± 12,0 Kilómetros de recorrido circular = 7,5 Ida + 4,5 Vuelta.

Tiempos: 3 h. 45' = 2 h. 30' Ida + 1 h. 45' Vuelta.

Desnivel: ± 600 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Pista y veredas montañeras.

Señalizacion: Si, aunque el recorrido propuesto al inicio de ruta, el cual sería de ida y vuelta, 5,5 kms x 2 =11 Kms en 5 horas ( 3 Ida + 2 Vuelta)

Creative Commons License


En el año 2009, en compañía de Mary y otra pareja de amigos, me acerqué por primera vez hasta las cumbres del Fontañán, el recorrido realizado fue en travesía, es decir, desde Olleros de Alba (Ayto. La Robla) a La Pola de Gordón. Tuvieron que pasar cuatro años y una húmeda primavera asturiana para que decidiera volver a él, para estirar las piernas un poco por la renombrada montaña y de paso tomar un poco el sol.

En esta segunda ocasión, no pretendí calcar el recorrido, más bien todo lo contrario, se trataría de hacer una marcha lo más circular posible, tocando algún risco que otro además del principal, así que, a una hora poco madrugadora aparcamos el coche en Olleros de Alba, ya sabéis ese pueblo a la izquierda de la carretera CL-626, K.91, la que une a La Robla y la Magdalena, la que enlaza la N- 630 con la AP-66.

(Olleros de Alba, Ayuntamiento de La Robla, León, ± 0,0 K / ± 1115 m.a. / 12:00 h.)

El inicio de ruta se encuentra en una pronunciada curva que circunvala el pueblo, poco después de pasar la iglesia, no existe mucho espacio para aparcar, así que cuando llegué y vi que el mismo estaba ocupado por otro vehículo.... menos mal que estaba montando y se marchaba, pues sino tenía que ir a dejarlo un poco más atrás, aunque esto no planteaba muchos problemas, el pretender hacerla circular minimizaba el tiempo perdido, a última hora acabaríamos en el propio Olleros de Alba, de una manera u otra.

Tras calzar las botas, echarle un vistazo rápido al panel de inicio de ruta y pasar lateralmente la portilla, que da paso a la pista ganadera, nos adentramos arroyo San Martín arriba, hasta su cabecera, más o menos, y en comodísimo transitar iremos, el recorrido, en principio, no plantea muchos problemas, aunque en esto de andar por la montaña nunca se sabe, mejor ir preparados.

(Tras dejar atrás la portilla, nos enfretamos a varios desvíos del arroyo y a "El Salto")

Tras dejar atrás la portilla, nos enfrentamos a varios desvíos del arroyo y algún guapo detalle del mismo, como la cascada de “El Salto”, a la cual no bajamos porque la luz es tan intensa que nos impide lograr una foto “vistosona” del mismo, así que mejor seguir la marcha en busca de metas más fotogénicas, aunque ahora lo que encontramos es una pequeña área recreativa, un buen lugar para comer la merienda después de una buena “pateada” por la zona, aunque nosotros como acabamos de empezar….

(Un buen lugar para merendar después de una buena "pateada" pero no es nuestro caso, así que...)

Seguimos la marcha y al poco volvemos a encontrarnos de bruces con el arroyo, pegamos un saltito y listo, ahora el valle se va cerrando aún más, llegamos a la zona de la foz (hoz), donde casi rozamos con las paredes y podemos apreciar, muy de cerca, las singulares formaciones geológicas de la zona que hoy hemos elegido para hacer nuestra actividad andariega. También contemplamos unas altas “murallas”, dicen, que se parecen a las de un “castillo”, incluso le ponen nombre a sus siluetas, nosotros como no somos muy imaginativos…., seguro que si viniera Mary nos diría exactamente cuál es el Moro, la Mora y el Caballo. Nosotros nos limitamos a contemplar cómo nacen los árboles, sobre alguna de ellas, parece mentira que así sea, son “caprichos” de la Madre Naturaleza.

(La foz se estrecha y las murallas del "castillo" se dejan ver)

Dejamos atrás la imaginativas figuras y el terreno se vuelve abrir de nuevo, al poco encontramos una fuente con un rústico banco de madera, nos hidratamos un poco y seguimos la marcha. Damos una curva y vemos casi toda la cabecera del valle, sobre todo un risco al cual tengo pensado subir, la Miezca a 1640 metros de altitud, un poco más alto que el objetivo principal de la jornada, el Fontañán.

(Fuente, ± 1,3 K / ± 1205 m.a. / 12:25 h.)

(El valle se va abriendo y al fondo vemos los riscos de la Miezca, a 1640 m.a., por donde pasaremos)

Creo recordar, y si no el mapa está ahí para contrastarlo, que la pista casi va hasta por debajo de la Miezca, aunque no es mi intención seguir por ella mucho tiempo, la idea es, en cuanto el terreno sea propicio, dejar de lado la cómoda traza, cruzar el río y tratar de subir a los riscos laterales de Siza, a nuestra izquierda. Ese momento ya ha llegado, el compañero Alf comprende que si seguimos por terreno tan facilón la ruta se nos acaba en un periquete, así que pegamos otro “saltito” sobre el arroyo San Martín y…. ¡todo para arriba!

(Abandono de pista y río, giro a la izquierda hacia los riscos de Siza, ± 2,3 K / ± 1330 m.a. / 12:45 h.)

El transitar por el precioso pasillo geológico en el que nos encontramos en un verdadero placer, un poco inclinado pero nada que nos pueda intimidar. Una pena que no lleváramos un entendio en el tema con nosotros para que nos explicara de una manera científico-popular lo que nos estábamos encontrando, nos tendremos que conformar con admirarlo y fijarnos en los bellos detalles florales que engalanan el pasillo, como las numerosas orquídeas silvestres, además de algún colorido bichito, una hembra de escarabajo conocido por “La aceitera o carraleja” (Meloe Proscarabeus), nos enteraríamos en casa, incluido lo del sexo, pues los machos son la mitad más pequeños y este media casi tres centímetros, coses que uno va aprendiendo en su caminar y “navegación” posterior.

(Un momento de relax para apreciar los bellos detalles de la madre naturaleza)

(Un orquidea silvestre y...)

(Un escarabajo conocido por “La aceitera o carraleja”, Meloe Proscarabeus)

(Realmente es un verdadero placer caminar por esta especial formación geológica)

Con estos preciosos detalles a penas nos damos cuenta que alcanzamos el objetivo propuesto y que tenemos a la vista las dos cumbre del Fontañán, como dos jorobas de camello, si se me permite la licencia. El compañero Alf le parece que estamos un poco alejados de la cumbre(s) del día, le tranquilizo un poco: -Si vamos directos a las tres de la tarde estamos tomando una clara en el pueblo, así que…., bueno igual exagero un poco pero me da la razón y se dedica a otear la planicie de la meseta sureña, parece que ve la ciudad de León no muy allá, también unas cuantas blancas cumbres al SurEste, -¿Qué picos son?, -¡Uff, “quilosa”, fue toda mi respuesta.

(Las cumbres del Fontañán al SurOeste)

(Riscos de Siza, ± 3,1 K / ± 1495 m.a. / 13:15 h.)

(Al Sur, la planicie de la meseta y, parece, León)

Nos encontramos en unos riscos sobre una collada Sur del Pico Siza, a unos 1500 metros de altitud, el pico está a 64 metros más arriba, pero un bosquejo de pequeños y desnudos, además de anárquicos, árboles se interpone entre nosotros, así que tomamos una vereda que sale por la derecha y nos llevará hasta la collada Norte, la de Yeguas, nuestro siguiente objetivo, estaría bien haber alcanzo el pico Siza pero no nos apetecía mucho pelearnos con la meaeza, hoy estábamos de relax total.

(Olvidandonos del subir al Pico Siza pasamos a la collá opuesta, la de Yeguas)

(Collada de Yeguas, ± 3,8 K / ± 1530 m.a. / 13:35 h.)

Alcanzamos la herbosa collada, límite administrativo de tres ayuntamientos leoneses: La Robla, Carrocera y La Pola de Gordón, tenemos ya muy cerca los altos mojones de la Miezca, aunque para afrontarlos con comodidad tenemos que bajar a coger la pista un poco más abajo, pues la misma sigue un poco más en dirección Oriental, hasta la misma base del Miezca. El perder cota no nos apetece mucho y seguimos por la margen derecha del “bosquejo” que tenemos ante nosotros, en este transito sí que “penitenciamos” un poco, fue el precio que tuvimos que pagar por no apearnos de “la burra”, es decir, el descender un poco para enlazar con la pista terrera.

(Detalle de la pista que viene desde el inicio de ruta, la misma gira al Oeste un poco más)

(Tras "penintenciar" un poco logramos darle la cara a la ladera Sur de la Miezca)

(La subida por la ladera Sur de la Miezca, la pista y las "lejanas" cumbres del Fontañán)

Tras cumplir la “penitencia” de nuestra tozudez logramos ponerle la cara a la facilona ladera Sur de la Miezca, ya vemos muy cerca sus dos pedreros mojones, así que le imprimimos un poco de marcha porque el compañero tiene ganas de comer el bocata en la cumbre del Fontañán, no quiere hacer las últimas cuestas con el “bocado en la boca”, aunque le tranquilizo contándole lo que es muy evidente, tras alcanzar este objetivo de 1640 metros de altitud el resto es “coser y cantar”, aunque nos pueda parecer que aún queda mucho por delante.

(Esto ya está "chupao")

(Pico Miezca, ± 4,9 K / ± 1640 m.a. / 14:05 h.)

Ya en el pico Miezca toca ver lo que contiene el tarro de cristal que hace las veces de buzón montañero, encontramos una tarjeta del “G.M. Asturias” y la sustituimos por la nuestra, mientras realizo esta costumbre, el compañero lucubra sobre los pueblos que tenemos en la nueva vertiente que ante nosotros aparece, la Norte, la del Ayuntamiento de Pola de Gordón, al cual pertenece la prominencia donde ahora nos encontramos, los de Los Barrios de Gordón y La Pola, aunque un servidor se preocupa más de indicarle donde se ubica el Cueto de San Mateo, el mazacote calizo lo tenemos en la misma línea visual.

(Los pueblos de Los Barrios de Gordón y La Pola, además de otras cumbres a tener en cuenta)

(La divisioria "imaginaria" entre los dos Ayuntamiento, con las cumbres del Fontañán al fondo)

Son las dos de la tarde, una buena hora, pues así que tenemos el tiempo justo para alcanzar las cumbres marcadas para el día de hoy en una hora prudencial para comer el bocata tranquilamente. Así que comenzamos a descender un poco por la vertiente Norte de la Miezca para bajar hasta su collada Oriental y coger toda la cumbrera que nos llevará al objetivo, iremos casi por la divisoria “imaginaria” de los Ayuntamiento de La Pola de Gordón y La Robla.

(Cumbrera hacia el Fontañán, ± 5,5 K / ± 1540 m.a. / 14:15 h.)

(Detalle de La Pola de Gordón y las altas montañas al fondo)

El caminar por estos dos kilómetros y medio que separan las dos cumbres es un verdadero placer, además de su vistosidad, más en este día tan soleado, precisamente lo que hoy más valoramos y buscamos. Al poco de apearnos de la Miezca vemos que la vista se va difuminando poco a poco, hasta desaparecer totalmente y quedar en varias veredas montañeras, una de ellas, por la que nosotros transitamos, lleva la señalización oficial de la ruta.

(La pista terrera poco a poco se va difuninado)

(Tras unos cuantos rodeos voluntarios, volvemos a encontrarnos con la señalización de la ruta)

Antes de las tres de la tarde alcanzamos la cumbre, más alta, del Fontañán, la ubicada, según el mapa del IGN, en territorio del término municipal de La Pola de Gordón, pero antes de llegar a ella llamo la atención al compañero para que se fije por donde va pisando, sobre los restos de una trinchera de la negra Guerra Civil, ya le había advertido que esta especial atalaya no solo era conocida por su prominencia montañera, pues, además, tenía una historia añadida, en este caso no muy agradable.

(Restos de un pasado no muy agradable, los de nuestra negra Gerra Civil)

(El Fontañán, cima Nº 1, ± 7,5 K / ± 1634 m.a. / 14:55 - 16:00 h.)

Alcanzada la cumbre toca hacerse la foto de cumbre, lo hacemos en la cruz y buzón montañero que un servidor recordaba del 2009, ahora veo que existe otra nueva, en recuerdo de una joven víctima mortal acontecida recientemente, en mayo del 2012, justo hace un año. Recuerdo que lo leímos en la prensa y nos impactó mucho, no pensábamos que aquí, en un lugar, aparentemente no muy complicado, pudiera pasar una situación así. No llegamos a conocer los pormenores reales de lo que ocurrió, pero este recuerdo nos hace pensar, por unos momentos, que la montaña no es cualquier cosa, siempre hay que estar alerta y afrontarla lo mejor preparado posible, tanto física como técnicamente.

(En recuerdo a una joven víctima mortal acontecida en la primavera del 2012)

Tras unos momentos tristes, acontecidos justo hace un año, toca levantar el ánimo y levantar la vista al frente, a las numerosas panorámicas que desde “guerrera” atalaya podemos contemplar: desde el “modesto” Cueto San Mateo, a las mejores cumbres de la montaña leonesa, a las cuales, poco a poco, vamos encumbrándonos, también la planicie y la otra población importante de la zona, La Robla, con sus grandes factorías industriales, aunque no somos muy pretenciosos y no divagamos mucho, aquí tenemos muchas cosas, especialmente que leer, pues, la vallina que existe entre las dos cumbres del Fontañan, figura un panel donde nos relata algunos de los detalles bélicos que aquí acontecieron a finales de la década de los treinta del siglo XX, en la Guerra Civil Española, los cuales no vamos a reproducir aquí, solo desear fervientemente que no se vuelvan a repetir.

(Visón Oriental desde el Fontañán: Destaco la cumbre del Cueto San Mateo a la dcha. de La Pola)

(Visón Sur del Fontañán: La Robla y sus factorias industriales)

(Visón Sur desde el Fontañan: La segunda cumbre, por el medio un panel de las acciones bélicas)

Antes de abandonar la cima le marco al compañero el recorrido de bajada hacia la vertiente de La Pola de Gordón, por donde bajé hace unos años atrás, atravesando un precioso bosque y por el medio de una riega, fue una guapa e interesante experiencia. También dejamos nuestra tarjeta y recogemos otra del mismo grupo montañero que encontramos en la Miezca, tras ello reanudamos la marcha hacia la “cima Nº 2”, la más sureña, en la actual tira el aire, lo que molestaría un poco a la hora hacerse cargo del bocata, aunque en todos los sitios nos hacía pensar que ocurriría otro tanto, así que, ya que encontramos un refugio de piedras muy “afayaizu” en la vallina “entrepicos”, nos descolgamos las mochilas de la espalda y damos cuenta de él.

(Lugar "afayaizu" del bocata, un buen refugio en la vallina "entrepicos" del Fontañán)

Tras nutrirnos e hidratarnos un poco, además de una buena charleta, toca ollar la segunda cumbre, la cual tienes un desnivel un poco inferior, situándose a unos 1620 m.a., y donde también existe cruz y buzón montañero, pero lo que más destaca son los restos de sus fortificaciones militares, su hormigón, sus troneras y su túnel por el medio de la peña, realmente…

(El Fontañán, cima Nº 2, ± 7,5 K / ± 1620 m.a. / 14:55 - 16:00 h.)

(Cima Sur de El Fontañan con su hormigón, troneras y tunel, restos de un negro pasado)

Son las cuatro de la tarde, una buena hora para iniciar el regreso al punto de origen, la segunda parte de nuestro recorrido, el de tratar de cerrar el circuito entorno al Fontañán desde Olleros de Alba. Para culminar con exito lo propuesto, habíamos observado sobre el mapa las posibilidades que teníamos, después de los riscos de Siza, ahora ya, sobre el propio terreno, vemos que la pista que serpentea por el Alto Cazer, muy cerca de una cantera, era claramente alcanzable, más comprobando que el terreno por el cual descenderíamos no ofrecía mucha resistencia, así que le damos definitivamente la espalda a las troneras del Fontañán y ponemos rumbo al pueblo.

(Tras comprobar la orografía de la vertiente Sur del Fontañán toca dar la espalda a las troneras y....)

(.... ¡directos a enlazar con la pista que abajo vemos!)

Kilómetro y medio de empinado descenso por la arista Sur, unos treinta minutos de reloj, ya en pleno territorio de La Robla, nos llevan a enlazar con la pista deseada, un poco más y nos ponemos encima de la cantera la Gualta (caliza), parece que indica el mapa. Estamos en la herbosa collada Norte de Peña el Negro, aquí la pista se difumina y nosotros seguimos una vereda que la circunvala por la derecha, justo paralelos y por encima de donde pasamos por la mañana, sobre la misma foz del arroyo San Marín.

(Enlace con pista en Alto Cazer, ± 9,0 K / ± 1400 m.a. / 16:30 h.)

(En la collada Norte de la Peña el Negro la pista se difumina y pillamos una vereda a la derecha)

(Tras nuestro vamos dejando una amplia panorámica de recorrido realizado, la más reciente...)

(... y parte de la mañanera)

Completamos la circunvalación de la peña, hacemos lo propio con otro monte más y el pueblo de Olleros de Alba se presenta ante nosotros, aunque antes debemos llegar hasta otra cantera, esta parece de extracción de piedra, tras ello solo queda dejarse caer por ancha pista hasta la carretera de Olleros, justo hasta la propia iglesia del pueblo que por la mañana habíamos dejado tras nuestro en busca de la curva de inicio de ruta.

(Ya tenemos el pueblo de Olleros de Alba a la vista, aunque...)

(.... aún tenemos que dar un pequeño rodeo y dejar tras nuestro otra cantera)

(Tras ello llegamos a la carretera de Olleros de Alba y a su cuidada iglesia)

Tras tocar asfalto solo queda caminar por la carretera unos cientos de metros, en busca de la curva, un buen momento para revisar el dibujo que nuestro GPS ha trazado sobre el mapa del IGN, realmente nos ha salido bien redondito, por lo que hemos cumplido nuestros deseos.

(Nuestro recorrido circular por El Fontanán / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Antes de las cinco y media de la tarde tocamos coche, según nuestras anotación unos doce kilometrucos y casi cuatro horas de marcha, justo una unidad de diferencia, aunque con distinto signo, con respecto a la ruta oficial, un kilómetro de más de recorrido y una hora menos de tiempo empleado, creo que la última parte del recorrido, la de regreso provocó la diferencia.

(Olleros de Alba, Ayuntamiento de La Robla, León, ± 12,0 K / ± 1115 m.a. / 17:20 h.)

La tarde está estupenda, sobre todo abajo, donde no tira el aire, ahora solo queda iniciar la vuelta en coche al hogar, aunque antes realizaremos una parada “técnica” para hidratarnos un poco y seguir disfrutando del buen día por tierras de nuestra querida León, además de seguir charrando de nuestras cosas, aunque también de proyectos andariegos futuros, pues tenemos dos cosillas pendiente por la zona, así que… ¡hasta la próxima!

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

Aunque no te pierdas:

Cueto de San Mateo y +

 

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.