Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Picos de Europa
Zona de Cabrales
Asturias

Pozo de Las Moñetas

Sotres, 08/2018

JFCamina,09/2018

 

Pozo de Las Moñetas

(De jito en jito en busca de un bello y singular rincón de los Picos de Europa)

Mapas IGN: 56-III "Sotres" y Mapas M.A.Adrados: Picos de Europa Central y Oriental.

Inicio y fin: Sotres , Concejo de Cabrales, Asturias

Objetivo: Pozo de Las Moñetas, Concejo de Cabrales, Asturias

Recorrido: Sotres (1047 m.a.) - La Curvona (938 m.a.) - Invernales del Texu (838 m.a.) - Vegas del Toro (1057 m.a.) - Desvio hacia Valle de Las Moñetas (1212 m.a.) - Valle de Las Moñetas (1414 m.a.) - Vega de Carrazoso (1516 m.a.) - Pozo Viejo (1630 m.a.) - Pozo de Las Moñetas (1634 m.a.) - Regreso sobre nuestros porpios pasos - Sotres (1047 m.a.).

Distancia: ± 16,6 Kilómetros = 8,3 Ascenso + 8,3 Descenso.

Tiempos: 6 horas 45 Minutos= 3 h 45' + 3 h 00'

Desnivel: ± 1000 mts. de ascensos y su correspondiente descenso.

Terreno: Un poco de pista ganadera y camín pedrero.

Señalización: No, pero muchos jitos por el camino.

Creative Commons License


Fin de semana en Cabrales para realizar varias actividades montañeras: La primera un paseo de calentamiento desde Puente Vidre hacia la canal de Rubó. Al día siguiente una clásica hacia las dos cumbres de Peña Maín, la cual no decepcionó en absoluto, menuda cumbre agradecida. Otro tema fue el recorrido alternativo para la vuelta, mejor olvidarlo. Para la última jornada, en principio algo suave, hacia el Pozo de Las Moñetas vamos desde el coqueto pueblo de Sotres. De esta última andadura tratará el reportaje de hoy, pues es un rincón al cual le teníamos muchas ganas, tantas que en principio, por nuestra parte, solo íbamos ir hasta Maín y acabamos enganchando todo el fin de semana, el cebo eran muy grande y tentador. Veamos.

Al igual que la jornada anterior, estacionamos el coche en el parking de Sotres, en el cual había mucho ambiente. No queremos dejar el coche tirado en las pistas que hace muy feo, además de dejártelo hecho… Con cierta tranquilidad descendemos pueblo abajo en busca de la conocida “Curvona” que nos da la entrada a ese mundo montañero que igual nos lleva al Urriellu que a Peña Vieja, entre un infinito número de cumbres más. Dejamos el negro asfalto y nos adentramos pista polvorienta adelante, por suerte es domingo y no hay mucho tráfico, la jornada anterior era terrorífico. Dejamos los invernales del Texu a nuestra derecha y seguimos rumbo Sur, serán unos tres kilómetros relajados hasta llegar a los impresionantes pastizales de Las Vegas del Toro o de Sotres con la espectacular imagen del mazacote calizo de El Escamellao al frente. Un pastor con sus ovejas, el mastín que no se fía mucho, y algún coche 4x4 que sube hacia Aliva. ¡Ah! También una furgoneta de “eco-turismo”. Todo muy entretenido, así que no nos suplió mucho este tramo poco montañero.

(Sotres, Concejo Cabrales, Asturias, ± 0,0 K / 1047 m.a. / 10:00 h. / Punto 1 Mapa)

(La Curvona, Sotres, Concejo Cabrales, Asturias, ± 1,0 K / 938 m.a. / 10:10 h. / Punto 2 Mapa)

(Invernales del Texu, ± 1,6 K / 838 m.a. / 10:20 h. / Punto 3 Mapa)

(De momento, en comoda transición, a la sombra, más adelante seguro que nos acordaremos mucho de ella)

(En esta primera parte el Escamelláu está muy presente, el resto de la jornada también pero menos vistoso)

Un momento refrescante en la fuente de las vegas, hoy tiene un buen caño, otros atrás, en el 2010, cuando ascendimos a Peña Castil, recuerdo que la fuente no echaba agua, menudo susto que nos llevamos pues habíamos confiado de que sí. Seguimos entre las grandes cabañas y un poco más adelante, casi a la salida de las cabañas de Las Vegas del Toro, por la derecha, sale la vereda que ya conocemos de la memorable ascensión citada. En arranque es idéntico. Para hacérnoslo más llevadero unos juguetones pajarillos nos entretienen unos minutos viendo como se trajinaban una gran larva, aunque no todos con la misma suerte.

(Momento refrescante en el bebedero de la Vegas del Toro o de Sotres)

(Vegas del Toro, hora de abandonar la pìsta y salir por la dercha, ± 4,6 K / 1057 m.a. / 11:15 h. / Punto 4 Mapa)

(Abandonamos la pista a Alíva y entre las cabañas buscamos el paso a los valles de Fresnedal y Las Moñetas)

(Ya en la brecha, ahora todo para arriba)

(De frente la Canal del Fresnedal que nos lleva hasta horcada Camburero y Peña Castil, a la izquierda Las Moñetas)

(Hora de alimentarse, un buen desayuno es la mejor manera de empezar el día)

(Otros no tiene tanta suerte)

Distracciones naturales aparte, embocamos la eterna canal y todo para arriba, aunque en esta ocasión no va ser nuestro caso, pues al valle al que nos dirigimos, el de Las Moñetas, queda a la izquierda pero debemos adentrarnos un poco en la canal del Fresnedal. Cuando parece que ya no vemos al de Las Moñetas, en un par de quiebros nos vamos a encontrar con un giro a la izquierda donde nos olvidamos de la Canal de Fresnedal y nos adentrará de lleno en el valle que vamos a recorrer hasta tropezar con la luminosa laguna que tanto deseamos conocer personalmente, ya estamos un poco hartos de verla solo en fotografía.

(Ya estamos en línea, atrás la pista hacia Aliva y todo el murallón del Macizo Oriental de los Picos de Europa)

(Pese a que el valle de Las Moñetas nos queda a la izquierda seguimos un poco por la canal de Fresnedal, de frente)

(Un pequeño transito por la entrada de la Canal de Fresndeal y pronto vendrá el giro a la izquierda y la dejamos)

(Desvio del Fresnedal para entrar en el Valle de Las Moñetas, ± 5,6 K / 1212 m.a. / 11:50 h. / Punto 5 Mapa)

Ya hemos realizado el giro al SurOeste prometido, no hay señalización, solo “jitos”, montoninos de piedras que nos van marcando los pasos a seguir, pero sin escritura, por lo cual, si no sabes bien la orientación a seguir, igual te llevan para otra parte. Esto puede resultar de básica montañera, pero no creáis que es baladí. Efectivamente, hoy, desgraciadamente, tendremos la oportunidad de comprobarlo en vivo y en directo. Por nuestra parte no queda nada más que seguirlos valle de Las Moñetas arriba, por encima de la margen izquierda del seco reguero que da nombre al valle. En constante ascensión, pero no muy fuerte, pero sin cebarse, así cada poco realizaremos algún alto y disfrutaremos de las excelentes murallas del Macizo Oriental: Que si el Cuetu Tejado, el Valdomingueru, la espectacular canal de Jidiellu. Más al SE la Pica del Jierru, Morra Lechugales y el Cortés. La verdad que meten miedo, sobre todo si se mira desde abajo.

(Siguiendo los jitos con rumbo SO, por clara vereda montañera por encima del reguero de Las Moñetas)

(Alguna "zeta" para ganar más altura y a seguir manteniendo el rumbo)

(Sin cebarse con la subida parando, de vez en cuanto, a sacar alguna fotuca, como estas hermosas campánulas)

(Del Cuetu Tejado, el Valdomingueru, la canal de Jidiellu, a la Pica del Jierru, Morra Lechugales y el Cortés)

(Abajo aún vemos la pista que va hacia los Puertos de Aliva)

Pese a que el día está muy soleado, la temperatura no es muy fuerte, lo cual se agradece. Así llegamos a un punto donde parece que chocamos con una pequeña muralla caliza y esta dificultad la salvamos siguiendo la vereda, girando a la derecha y aupándonos, por un pequeño canalizao, sobre un nivel superior. Así bajo la atenta mirada de unos gigantes calizos de la Horcada de Castil y demás vecinos, ya nos adentramos de lleno en el valle de las Moñetas donde la historia se repite y seguimos para arriba manteniendo el rumbo. Caliza pero mucho verde, lo cual siempre nos agrada. Así pasamos por zona un poco más caótica y al fondo intuimos donde se puede encuentran ubicado el solitario paraje del Pozo de Las Moñetas, hablamos del Paredón de Albo (al lado del Escamellau) y el Cuetu de la Cuadra. Los jitos nos siguen guiando en la dirección deseada, eso está bien.

(Una pequeña muralla caliza que debemos salvar mediante un pequeño canalizo a la izquierda)

(-¡Oye, que nos está vigilando!)

(Valle de Las Moñetas, ± 6,7 K / 1414 m.a. / 12:30 h. / Punto 6 Mapa)

(Al fondo debemos tener el objetivo, bajo el Paredón de Albo y el Cuetu de la Cuadra)

(Una especie de escalera caliza para seguir el buen rumbo)

(Una mirada hacia atrás y la zona del Caballar de Sotres se deja ver)

En una zona de grandes contrastes, a la izquierda todo verde y a la derecha cierto caos calizo, nos da la entrada hacia la vega de Carrazoso para lo cual debemos salvar el verde montículo entrándolo por la derecha. Es este punto parece que hay jitos que se van hacia la zona más caliza de la derecha, al Oeste, posiblemente hacia la majada de Las Moñetas según el mapa. Esta no será nuestra dirección, nosotros a la verde y escondida vega de Carrazoso, donde un singular bebedero ganadero nos recibe. También una simpática burrina y las vacas que vienen hacia nosotros. Saludando a la abundante población ganadera y cruzamos la vega para salir de ella al fondo de la misma virando a la izquierda adentrándonos por un canalizo que no vemos hasta llegar a él. No cebarse con la canal pedrera que tenemos al frente (de la cual hablaremos al final del reportaje), nuestro paso está a la izquierda de la misma, donde un canalizo nos espera para subir un escalón más.

(Entre la zona muy verde y el caos calizo vamos a entrar en la vega de Carrazoso)

(Una simpática burrina nos recibe a la puerta de la vega de Carrazoso)

(A la entrada también tenemos un singular bebedero ganadero)

(Vega de Carrazoso, salimos de ella al final por la izquierda, ± 7,2 K / 1516 m.a. / 12:50 h. / Punto 7 Mapa)

(Por la izquierda salimos de la vega, no cebarse por la canal pedrera de la derecha)

Superado el canalizo toca virar a la derecha y subir por terreno menos cómodo y pronto alcanzar otra planicie donde contemplamos una serie puntas de torres. Surgen las preguntas, ¿alguna será la cima del Urriellu? Realmente se observa? No lo podemos decir con certeza, pero todos opinamos. Por aquí, al Oeste, se encuentran las torres del Carnizoso, las del Oso y muchas más, así que no podemos estar seguros. En ocasiones ya dudamos cual es la cima de Peña Castil, casi todo se parece, pregunta para expertos montañeros en Picos de Europa, no es mi caso. Unas cuantas fotos panorámicas y a seguir manteniendo el rumbo hacia el murallón del Paredón de Albo, parece que ya se intuye la poza donde puede estar ubicado el cristalino pozo de Las Moñetas.

(Otra pequeña "zeta" más y a seguir para arriba, otro nivel más nos espera)

(Alcanzamos otro nivel más y numerosas puntas montañeras emergen, ¿alguna será la del Urriellu?)

(Por aquí, al Oeste, se encuentran las torres del Carnizoso, las del Oso y muchas más, pero no podemos estar seguros).

(En ocasiones ya dudamos cual es la cima de Peña Castil)

(-¡Venga, vamos seguir!!! Que ya se esta haciendo de esperar el cristalino Pozo de Las Moñetas)

Oye, parece que hay ganas de llegar, ya se nos está haciendo un poco largo, queríamos una actividad corta y esta parece que ya va pasar nuestros deseos, pero solo en distancia. Entre cuál serían las puntas que asoman y que el recorrido suple el tiempo pasa y cuando nos damos cuenta nos encontramos ante la gran depresión donde un tiempo parece que existió una laguna. Se trata del Pozo Vieyu, donde en su interior habita un solitario rebeco, el cual ni se asusta al vernos llegar, él a lo suyo. Pequeño chasco porque no hay agua, pero mucho más por la dura pendiente que nos queda por delante, pues a la derecha tenemos que “enfilar” una inclinada vereda que, esta vez sí, nos dejará sobre el pozo con agua que deseamos conocer.

(Otro jito nos indica el buen camino, estamos cerca pero aún nos queda algo por llegar al pozo con agua)

(Pozo Viejo, ± 7,8 K / 1630 m.a. / 13:25 h. / Punto 8 Mapa)

("Nuestro gozo en un pozo", además ahora toca una dura subida, menos mal que al final tendremos el premio deseado)

(Duro esfuerzo el subir del Pozu Vieyu al de Las Moñetas)

(Una parada para inmortalizar este jito en el camino y a seguir para arriba)

Lo dicho, tras superar la inclinada y verde ascensión ya vemos el porro asomar con mucha gracia gallaspera, bajo él sabemos (bueno, más bien intuimos) que el Pozo de Las Moñetas se encontrará. Razón llevábamos y allí apareció. También la gente. Efectivamente, en la subida nuestra compañera Lucia comentaba que era raro no encontrar gente en este recorrido, solo dos en descenso, pero ahora sabíamos el motivo: habían madrugado más que nosotros. Pese al gentío del momento parece que se percibía la soledad de este bello y escondido rincón de los Picos de Europa. Aunque lo que más llamaba nuestra atención era el color cristalino del agua. A cada instante que pasaba el líquido elemento cambiaba de color. Que si verde esmeralda claro, después un poco más oscuro, casi de todas las tonalidades. También algunos azules. En constantes cambios, más hoy que el día se había nublado un poco, un movimiento de nube implicaba un nuevo cambio. Todos al cual más bonito, pero ninguno captado como el ojo humano, la cámara de fotos no conseguía plasmar al cien por cien lo que contemplábamos, pero nos conformamos.

(Bueno, parece que llegamos, el pozo aquí está, bajo este porro)

(Pozo de Las Moñetas, ± 8,3 K / 1734 m.a. / 13:40 h. / Punto 8 Mapa)

(Precioso paraje, lleno de colorido, a cada intante cambia de color el agua)

(La cámara de fotos no capta lo que nuestros ojos disfrutarón pero creo que nos damos por satisfechos)

Superado el primer impacto, posamos las mochilas y descendemos hasta los pies del pozo y fue aquí donde llevamos una gran sorpresa al observar que había unos bichitos que nadaban alegremente. Eran unos tritones que muy relajados, ni preocuparse de nuestra presencia disfrutaba como reyes absolutos del precioso y cristalino “estanque” que les había tocado en suerte. La verdad que fue un pleno, pues no todos los días tiene uno la fortuna de gozar de tal espectáculo natural. También Mary observó la presencia de una tranquila “guxarapa”. Además unos rebecos transitaban sin temor a nuestra presencia, lo que siempre es un placer contar con su compañía.

(-¡Mira Mary, algo se mueve allí!!!)

(-¡Sí, son unos tritones!)

(Unos juguetones tritones alpinos en el Pozo de Las Moñetas)

(Nuestra presencia no los intimida, es de agradecer, pues no todos los días uno tiene suerte de encontrarse con ellos)

(También observamos la presencia de alguna "guxarapa")

(Los rebecos no quisieron ceder el protagonismo, así que hicieron acto de presencia y tampoco se asustaron)

De casi todo realizamos una pequeña grabación de video, donde los tritones son los verdaderos protagonistas, la cual tenemos el gusto de compartir en este momento, creo que merece la pena darle al “play”, no te decepcionará.

 

(Link directo para casos de problemas en la visualización del video)

Después llegó la sesión fotográfica personal, nadie quería quedarse sin la foto en tan singular paraje. Así que individuales, en pareja y, finalmente, en grupo. Nadie quedó sin ella. La verdad que lo disfrutamos a tope, con mucha ilusión, tal es así que nos olvidamos de los bocatas. Realmente hasta que no nos cansamos de fotografiar y grabar todo no volvimos a subir hasta donde habíamos dejado las mochilas.

(Dejamos a los tritones tranquilos y pasamos a la sesión de fotos personales, no queremos quedarnos sin ella)

(Fotos de pareja)

(Y fotos de grupo)

(Una más para la despedida y para arriba que nos vamos a comer el bocata)

Con la imagen del singular colorido del Pozo de Las Moñetas degustamos el bocata y charramos un buen rato. Lucubramos de por dónde iban los caminos que continuaban para arriba. Que si a la Collada Bonita, que si a Peña Vieja. También de las puntas que veíamos en la parte última de la subida. Tal fue así que Lucia acabó sacando el mapa de M.A. Adrados y allí estuvimos señalando con el dedo un buen rato. Después tocó deshacer al camino andado, había que iniciar el recorrido de vuelta siguiendo el trazo azul que nuestro GPS había dibujado sobre el mapa del IGN que portamos. Todo en descenso, aunque en el último kilómetro y medio tenemos una subidina considerable, unos doscientos metros de ascenso, los cuales seguro que harán algo de pupa.

(-Mirad el camino hacia Collada Bonita, si hubieramos madrugado un poco más... )

(Hora de deshacer el camino andado, pues este es un recorrido de ida y vuelta)

(Nuestro recorrido desde Sotres al Pozo de Las Moñetas con los puntos claves / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL’)

No está nada mal el recorrido, muy “prestoso”, además con una buena recompensa, aunque no sea una gran cumbre, pero sí lo que deseábamos, nuestro objetivo del día. El único problema que observamos era que queríamos realizar una ruta corta de unos doce kilómetros y esta parecía que entraba en nuestros planes. El tema fue que a última hora salieron unos kilómetros más, lo que siempre fastidia un poco. Fue cuando dije: - Parece que me voy a estrenar en el “wiki” con esta ruta, para realmente aparezcan los dieciséis kilómetros reales, aunque en la transformación al “wiki” el mismo nos comió un kilometraco y algo, así que aquí os lo dejamos. Esperamos y deseamos que sea de vuestro agrado, más cuando es una demanda que nuestros seguidores más fieles nos llevan reclamando durante mucho tiempo, a la cual nos negamos por considerar que los amplios reportajes que realizamos eran suficientes. Hemos cambiado de opinión y en los casos que técnicamente podamos trataremos de implementar el reportaje con el “wikiloc” correspondiente. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta y utilice el “track” el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... Así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.

(Link directo para casos de problemas en la visualización y acceso al mismo)

Bueno esto parece que acaba bien, pero no fue realmente así, siempre hay algo que te puede estropear un buen día. Efectivamente, fue cuando estábamos entrando en descenso en la Vega de Carrazoso y observamos sorprendidos que, a nuestra izquierda, por la inclinada pedrera central desciende una familia al completo con aspecto de turistas, sus playerinos, que no de trekking, los delataban. Nos pegan una voz y nos pregunta dónde está la laguna, si era por donde nosotros bajábamos y cuanto quedaba. A voces, nos comentaron que se habían desviado del camino antes de entrar en la vega y llevaban un buen rato despistados por la parte de arriba donde no había nada. Les decimos que sí, que la ruta va por donde nosotros aparecimos, llevamos una media hora descendiendo así que de ascenso será una hora larga. -¡Seguid lo jitos! les dijimos, ellos nos respondieron… -¿Cuál es el concepto de jito? Sorprendidos nos quedamos, casi mudos, aunque nos dio tiempo a decir que eran los montones de piedras que marcan el recorrido. También que mejor que lo dejaran, como así insistía la mujer, pero él quería seguir. Así que para arriba se fueron y nosotros para bajo un tanto preocupados, sobre todo porque la niebla parecía que se estaba haciendo cargo de la montaña. Menos mal que, a última hora, fue una falsa alarma y el día se mantuvo decente. Pese a todo con mal cuerpo descendimos valle de Las Moñetas abajo.

Acalorada llegada a Sotres un poco más tarde de lo que teníamos previsto inicialmente y rápidamente bajamos al valle, el propio pueblo estaba a tope de gente, para tomar algo fresco e iniciar el recorrido de regreso a nuestros hogares respectivos. Habíamos concluido un fin de semana fantástico y nos íbamos todos muy contentos, así que, sin más cometarios, solo queda decir…

¡Hasta pronto Cabrales!

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es


Deja tus comentarios * Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.