Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Macizo de Las Ubiñas
Asturias - León
Asturias

Peña Rueda y Ptos. Agüeria

Quirós, 10/2015

JFCamina, 12/2015

 

Peña Rueda (por el Cuchillar) y descenso por los Puertos de Agüeria

Mapas ING: 77-4 "Torrebarrio" y "Las Ubiñas" de M.A. Adrados.

Inicio y fin: Lindes, Concejo de Quirós, Asturias.

Objetivos: Peña Rueda y Puertos de Agüeria, en Quirós - Asturias.

Recorrido: Lindes (925 m.a.) - El Caleru (1045 m.a.) - Manín Fondero (1215 m.a.) - Manín Cimero (1265 m.a.) - Vega Manín (1305 m.a.) - Vallina La Grande - Fin de canal herbosa (1515 m.a.) - El Praón - Ataque a la arista (1575 m.a.) - Campa los Texos (1712 m.a.) - El Cuchillar (1838 m.a.) - Peña Rueda (2152 m.a.) - Inicio descenso sobre los Puerto de Agüeria - Prau Quiñones (1968 m.a.) - Colláu Fontes (1659 m.a.) - Colláu descenso a La Cardosina (1650 m.a.) - La Cardosina (1535 m.a.) - Chano la Cerezal (1525 m.a.) - Vega la Foz (1475 m.a.) - Entrada Foix Grande (1360 m.a.) - Cruce río sin puente (1300 m.a.) - Cruce río por puente (1180 m.a.) - El Collau (1266 m.a.) - El Caleru (1045 m.a.) - Lindes (925 m.a.).

Distancia: ± 16,5 Kilómetros circulares / Tiempos: 7,0 h.

Desniveles: ± 1370 mts. de ascenso y correspondiente descenso.

Terreno: Veredas montañeras.

Señalizacion: No, pero en cuatro puntos existen postes señalizadores, el resto tan solojitos.

Nota: El presente reportaje ha sido actualizado con la imagen del buzón colocado en la primavera del 2017 por los “Enamorados de Peña rueda”, pues era una verdadera pena que tan emblemática cumbre de Las Ubiñas y Quirós no tuviera uno.

Creative Commons License


Con muchos años de retraso, aquí estamos, en Lindes (Quirós, Asturias), para saldar esa gran deuda que tenemos pendiente con una de las montañas más bonitas de la Cordillera Cantábrica y mucho más; hablamos de Peña Rueda. Muchos estaréis diciendo que… ¡imperdonable!!!, quizás sí, pero, a pesar de que la fotografiamos y valoramos con cierta pasión, nunca sentimos una necesidad imperiosa de auparnos a lo más alto de ella. Pero ya era hora de hollar su cima, aunque esto último no era tan importante como el recorrido para llegar a ella y su descenso. Este es el amplio reportaje, podríamos decir que doble, pues en muchos casos algunos hacen dos excursiones: una de ascensión a Peña Rueda y descenso desde la propia cumbre y otro para ir hacia los Puertos de Agüeria. Nosotros realizaremos el recorrido circular de los dos hitos importantes de la montaña Astur.

(Lindes, Ayto. Quirós, Asturias, ± 0,0 K / ± 925 m.a. / 10:30 h. / Pto. 1 Mapa)

El día escogido para la ocasión se ubica dentro de la última semana del horario de verano, apuramos para poder gozar de los bosques cromáticos que en nuestro transito vamos a encontrar. Poco después de las diez de la mañana llegamos al escondido pueblín de Lindes y tras unos pequeños preparativos iniciamos la marcha con rumbo SurOccidental. Un panel nos pone al día del recorrido al Puerto de Agüeria, en travesía hacia Ricabo (Ricao), no así a la mole caliza de Peña Rueda. No obstante en un punto clave al inicio (ochocientos metros del arranque) nos vendrá indicado el giro a derecha que tenemos que tomar.

(Arrancamos subiendo, bueno, como todo el recorrido hasta la cima)

(Sin apenas rellanos para insuflar aire)

Como ya sabemos, desde que preparamos el recorrido en casa, que desde el inicio siempre va a ser todo para arriba, sin apenas rellanos para insuflar aire hasta que no lleguemos a lo más alto de Peña Rueda. Superar más de 1200 metros de desnivel positivo en apenas seis kilómetros sin descansos, aunque en la braña de Manín uno bueno tendremos. Lo sabemos y no nos quejamos, a Manuel advertido lo traíamos, no le tratamos de engañar, pues al hacer el recorrido circular no lo podemos dejar varado y recogerlo a la vuelta. Así con fuerza, en diez minutejos, llegamos al desvio de El Caleru, por la derecha a Puertos de Agüeria y a la izquierda a Manín y Rueda, este último será el nuestro, por el primero, esperamos volver.

(El Caleru, giro a la derecha, ± 0,8 K / ± 1045 m.a. / 10:40 h. / Pto. 2 Mapa)

(Por camín con jitos nos vamos adentrando en colorido bosque de fayas)

(El día está precioso y los primeros rayos de sol iluminan las copas de las fayas con cierta gracia)

Manteniendo el rumbo inicial, sin apenas darnos cuenta, por clara vereda montañera, nos vamos adentrando en el bosque, el cual está precioso, aún no ha perdido la mayoría de las hojas. El sol lo ilumina con gracia, lo que le da un plus de colorido. Tropezamos con una portilla, la abrimos y la volvemos a cerrar. Ahora más bosque, por clara traza, aderezada con algún que otro jito montañero. Después llega la braña de Manín Fondero, una gran vaca nos da la bienvenida, dejándonos una guapa postal, con un poco de suerte hoy va a ser un día lleno de grandes detalles fotográficas, estamos seguros.

(Abrimos y cerramos portilla)

(Más bosque, con bello colorido otoñal, los rayos de sol ayudan a lucirlo más)

(En preciosa travesía bosquera hasta la entrada en Manín Fondero)

(Manín Fondero, ± 1,7 K / ± 1215 m.a. / 11:25 h. / Pto. 3 Mapa)

Llegó el momento de relajarse en la ascensión, ahora un tramo llano, así, con la vista puesta en la preciosa estampa de la peña Arpín, al otro lado del río, transitamos camino de Manín Cimero. Tropezando con una zona de arbolado muy sombría, lo que provoca un buen barrizal, lo sorteamos rodeando un poco el camín. Llegamos al otro Manín y seguimos hacia su vega, sobre la cual asciende una gran canal herbosa que nos guiará al contacto con las primeras calizas de Rueda. Así que no queda otra que, girar a la derecha, al Oeste, y todo para arriba, pues está “pindio” (inclinado, cuesto) de verdad.

(De Manín Fondero al Cimero)

(Manín Cimero, ± 2,0 K / ± 1265 m.a. / 11:40 h. / Pto. 4 Mapa)

“Sin cebarse Manolo”, esta era la frase más común, efectivamente, poco a poco, mirando para atrás de vez en cuando y viendo como, sobre las nubes de los valles limítrofes, las cumbres comenzaban a dejarse ver. Hacia adelante la vista puesta en la Vallina Grande y la peña de la derecha, por un pequeño sedo nos plantaremos sobre ella. A nuestra izquierda el colorido bosque otoñal, el cual está de lujo, esta es una de las ventajas tratar de escoger la época del año. Por delante llevamos un par de montañeros.

(Vega Manín, canal herbosa arriba a la peña, ± 2,5 K / ± 1305 m.a. / 11:45 h. / Pto. 5 Mapa)

(Vallina Grande, canal herbosa arriba, a salir por el sedo que se ve al final de la misma)

(Sin cebarse, poco a poco avanzando, dejando atrás la vega de Manín, las cumbres ya asoman)

Realmente nos lo tomamos con calma, pues unos 45 minutos tardamos en superar la inclinada plancha verde. Después a seguir la traza bien pisada que nos lleva a las proximidades de una vieja majada, El Praón, dice el mapa del IGN. Aquí tenemos una preciosa visual de la cumbre o les cumbres, a la izquierda el Vaso de Rueda (2093 m.a.) y Peña Rueda (2152 m.a.). También, en este punto, la vereda parece que se bifurca, para ir a las cumbres desde el Vaso o desde El Cuchillar, nuestro interés está en esta última, así que de frente subimos hacia el descansillo de la Campa los Texos.

(Peña, fin canal herbosa, ± 3,4 K / ± 1515 m.a. / 12:30 h. / Pto. 6 Mapa)

(Ya tenemos las cimas de Peña Rueda a la vista, la que a nosotros nos interesa es la de la derecha)

(El Praón, vista de la arista del Cuchillar, ± 3,8 K / ± 1575 m.a. / 12:35 h. / Pto. 7 Mapa)

Ya está claro el recorrido a realizar, pues Alfonso la vez que subió a Rueda lo hizo siguiendo la estela de los montañeros que teníamos antes por delante, es decir, por el Vaso de Rueda. Nosotros queremos ir directos al Cuchillar, así que seguimos en línea recta ascendente, dejando a nuestra izquierda la vallina. Además la vereda va muy pisada, nos lo pone fácil. Mary y Manolo se paran a comer una fruta, servidor continuo hasta el descansillo superior, lo que en el mapa figura como Campa los Texos, pues sabía que desde este reposo tenía mejores vistas, como las del pueblín de Cortes.

(Atrás dejamos una vieja majada, al fondo la sombra del esbelto Siegalavá y el tumbado Tapinón)

(Campa los Texos, abajo Cortes, ± 4,4 K / ± 1712 m.a. / 12:50 - 13:00 h. / Pto. 8 Mapa)

Llegan los rezagados, unos minutos más panorámicos contemplando el Cordal de Porciles y sus bosques otoñales, las sombras de Peña Arpín, Tapinón y el Siegalavá, además de los que emergen por encima de las nubes al SurEste. Ahora no queda otra que ir a por la arista, en este caso siguiendo la estela de un chaval que en solitario va a buena marcha, la juventud es lo que tiene. No hace falta decir que pronto le perdimos de vista. En este punto nos salieron unos asustadizos rebecos, la verdad que nos extraña su timidez, pues son tantas las visitas que recibe esta emblemática peña que ya deberían estar más acostumbrados. Casi en línea recta, sin seguir una traza clara, alcanzamos la mítica arista conocida como El Cuchillar de Rueda.

(Atrás dejamos Campo los Texos y para El Cuchillar que vamos, ya no hay vuelta para atrás)

(Detalle de lo fondero, del pueblín de Lindes, del que partimos)

(El Cuchillar de Rueda, ± 5,0 K / ± 1838 m.a. / 13:30 h. / Pto. 9 Mapa)

Unos minutos oteando lo que se contempla desde la arista, especialmente las nuevas panorámicas de la vertiente NorOccidental de Rueda, mucho más verde, con el Cueto La Siete y sus bosques limítrofes. Después todo recto para arriba, en una línea ascendente de un kilómetro para superar más de trescientos metros de desnivel. Nada de descansos, solo los que uno quiera hacer para contemplar las espectaculares panorámicas, que metro a metro, van mejorando con nuestro tranquilo avance. Veamos algunos de los grandes detalles observados, creo que merecen la pena.

(Nueva vertiente a la vista, la NorOccidental, con el Cuetu La Siete y sus bosques adyacentes)

(Ahora todo para arriba, dando la espalda a todo Quirós, aunque aún queda parte de él por delante)

(Significatia imagen de la subida desde el inicio, de los pueblos a Manín, La Vallina y El Cuchillar)

(Al SurOriente, por encima de las nubes, emergue Las Peña Santas, el Torrecerredo y el Torres)

(Detalles de la Peña Santa y su sequito más el Torrecerredo y el suyo)

(Detalle de lo que dejamos tras nuestro al Norte: El Gorrión, Cuetu Mar, Aciera y Peña Tene, Aramo)

Aunque el día no estaba nada mal, la luz no era la mejor, especialmente para la fotografía. Pese a todo creo que queda muy claro la majestuosidad de la peña y la generosidad de sus vistas panorámicas. Estos momentos contemplativos hacen que los metros ganados sean menos sacrificados, sin prisa, con pequeñas pausas, vamos superando diversos escalones calizos. Pues, aunque nos parece que todo es una línea caliza regular hasta la cima, la misma no lo es tanto, teniendo varios pequeños espolones por el medio, los cuales vamos sorteando sin mucha dificultad.

(En buen grupeta montañera por El Cuchillar contemplativo que vamos)

(Guapo detalle del Tapinón, Siegalavá, La Llana y el Fariñentu)

(Con Mary y Alfonso como liebres de esta inclinada subida por El Cuchillar)

(Por detrás, un servidor y su hermano, dejando tras nuestro claras fotos de lo superado)

(Guapa foto en la arista, al fondo la niebla cubre el Alto de La Cobertoria)

(Otro pequeño espolón que Mary supera en cabeza, esto le brinda la oportunidad de... )

(...de tomar una magnífica e ilustrativa instantánea de todo el recorrido realizada hasta el momento)

Ya comenté que teníamos un buen día, pero “no todo el monte era orégano”. Efectivamente, pues el entorno donde nos estábamos moviendo estaba asediado por la gris niebla, especialmente por el Sur, haciendo temer que en un momento dado, la misma asaltara la gran muralla del Siegalavá y nos estropeara la jornada. Por todo ello tiramos para arriba con ganas, para que, al menos la foto de cumbre saliera con alguna buena referencia visual, que no fuera una foto plana, sería una pena que así fuera.

(Comezamos a tener una sensación de ser asediados, especialmente por el Sur)

(Al Norte, parece que aún tenemos margen para librar)

(-Venga Manolo, que si nos descuidamos nos quedamos sin la foto guapa de cumbre)

Pese a nuestros temores, era imposible no pararse cada poco para sacar la cámara y fijar aquellos momentos, tanto se hizo esperar la ascensión que no era plan de hacerla con cuatro fotos cualquiera. Así, con Mary y Alfonso lanzados hacia la cumbre, nosotros vamos detrás fotografiando su guapo avance por la crestería final. Inmortalizándolos ante el precioso arco montañero de Las Ubiñas que va desde el Tapinón y Siegalavá, pasando por el Fariñentu, Los Fontanes a los Huertos del Diablo, no todos los días uno tiene esta oportunidad.

(Precioso arco montañero desde la cumbrera: desde el Tapinón y Siegalavá y El Llagu bajo ellos)

(A Los Fontanes y Huertos del Dieblo)

(Detalle de la caida NorOccidental, con los Huertos arriba y abajo el precioso descenso hacia Ricabo)

(Detalle del Vaso de Rueda y... ¡CUMBRE!!)

Pasados quince minutos de las dos de la tarde alcanzamos la cima de Peña Rueda, casi con la niebla sobre nosotros, pero aún nos dio tiempo de sacar una guapa foto con parte de la compañía montañera de la jornada, el compañero silencioso del Siegalavá. Estamos por encima de los dos mil cien metros y “la rasca” se deja notar, hace algo de frio, así que nos abrigamos un poco. No nos quedamos en la cima mucho tiempo, pues nuestros grises temores y el frescor de cumbre nos lo desaconsejaban, nos bajamos (en dirección a los Puertos de Agüeria) un poco de lo más alto para resguardarnos y comer el bocata.

(Peña Rueda, ± 6,0 K / ± 2152 m.a. / 14:15 - 15:15 h. / Pto. 10 Mapa)

(Foto de grupo con el compañero silencioso del Siegalavá aguantando firme el ataque de las nubes)

Cuando llegamos por primera vez a la cumbre de Peña Rueda lo que más nos sorprendió fue que una cumbre tan emblemática de la Montaña Astur, Las Ubiñas y Quirós no tuviera buzón montañero, nos extrañó mucho. Parece ser que el desconcierto era general, casi todos opinaba lo mismo. Fue hasta que muestra amiga Clemen dijo eso… ¡A ver si voy tener que subir yo a ponerlo! Este toque de arrebato surgió rápido efecto, pues fue dicho y hecho. Así, un 13/05/2017, más de medio centenar de “aguerridos” montañeros (bueno, unos más que otros) “Enamorados de Peña Rueda” venidos de todos los rincones de Asturias, León, Valladolid e incluso Cataluña la acompañaron y todos juntos pusieron remedio a tal ausencia. Ahora solo queda esperar que las duras inclemencias meteorológicas y los humanos sean benévolos con el coqueto buzón.

(Peña Rueda, 2151 m.a., 13/05/2017)

(Una parte muy pequeña de los "Enamorados de Peña Rueda")

Como no hubo manera de sacar una foto de cumbre con todo el grupo expedicionario, por nuestra parte las hicimos con los amigos más cercanos y como poner una sola foto sería un tanto discriminatorio optamos por hacer una pequeña composición de las que nos hicieron, pues hacía tanto viento en la cima que resultaba una temeridad montar el trípode. Una pena que no estuvieran los numerosos amig@s con los cuales compartimos una guapa jornada montañera pero… ¡Otra vez será!!!

Tras el momento nutritivo de la jornada, toca reanudar la marchar e iniciar el segundo recorrido, el del descenso por la arista SurOeste para caer sobre uno de los parajes más emblemáticos del Paraíso Astur. Hablamos de los Puertos de Agüeria, la primera vez que los visité, recuerdo anotar que si realmente existió el Paraíso Terrenal, este debió estar aquí. Seguro que exagero un poco, pero tampoco tanto. Sea cual sea la valoración natural del paraje que vamos a visitar, ahora toca descender con mucho cuidado, pues el terreno calizo está muy descompuesto y vertical. Una pisada vereda, que primero gira un poco al Oeste, pero que después vuelve al Sur, nos guiará, nosotros solo mantener la tensión para no sentar las posaderas en el duro terreno.

(En la cima, ya sin el clásico mojón geodésico, hace frio así que hay que bajar un poco)

(Detalle de los parapetos de Rueda en dirección al Vaso, aunque hasta él no fuimos)

(Una marcada vereda, de caliza muy descompuesta, nos guiará)

(Nosotros a mantener el tiento para no pegar un resbalón innecesario)

(Espectacular imagen de parte de los Puertos de Agüeria bajo Los Fontanes)

(Descenso inicial girando al Oeste, pero en la llaná calicera que vemos abajo giraremos al Sur)

Dándole toda la cara a la preciosa muralla caliza que forman las peñas de La Cigacha, Panchón, Ranchón y los dos Huertos del Diablo. También asomándonos de vez en cuando y lateralmente a la gran superficie verde de Los Puertos. Descendemos hacia una llaná calicera que en el mapa del IGN figura como Práu Quiñones donde viraremos a la izquierda para descender parejos al Canalón de los Mirios, donde el terreno se pone más vertical y, como consecuencia, el terreno más descompuesto. Fue en este punto donde las nubes nos cubrieron parcialmente por unos momentos.

(Prau Quiñones, grio a la izquierda, ± 6,6 K / ± 1968 m.a. / 15:30 h. / Pto. 11 Mapa)

(Con las nubes sobre nuestras cabezas, Alfonso con su esmerada técnica calicera)

(No se si se nos logrará ver Los Puertos, esto pinta feo)

Al final, tuvimos suerte y todo se quedó en una falsa alarma, las nubes, con la misma rapidez que entraron se fueron, pero no había que confiarse. Así, que superada la zona más penosa del vertical descenso de Rueda, tras hacer una parada técnica fotográfica para inmortalizar un bello geranio silvestre, había que apurarse para llegar al Colláu Fontes, donde una guapa lagunilla nos recibía con la estampa del Fariñentu reflejándose en ella.

(Parece que atrás dejamos lo más peliagudo de la descompuesta ladera y las nubes)

(Un momento de relax para inmortalizar este bello geranio silvestre y para el collau que vamos)

(Colláu Fontes, ± 7,8 K / ± 1659 m.a. / 16:00 - 16:15 h. / Pto. 12 Mapa)

Fotografías a la pequeña laguna y subimos a una pequeña “chomba” que tenemos delante, tras ella se encuentra el paso que nos permitirá descender cómodamente hasta las primeras cabañas de La Cardosina, ya en los deseados Puertos de Agüeria. Preciosa estampa la que se nos presenta ante nos, con la estampa más fiera del Fariñentu. Más con el bello contraste de colores, que si el verde claro de la pradería, el color del tejado gratinado de piedras, el verde más oscuros de los carrascos (acebos), después el gris intenso calicero, y finalmente, el azul de cielo, con alguna veta. Una imagen muy especial, de esas que se te quedan grabadas en la retina para mucho tiempo.

(Colláu descenso a La Cardosina, ± 8,1 K / ± 1650 m.a. / 16:25 h. / Pto. 13 Mapa)

(Ya es hora de bajarse de la caliza y adentrarnos en Los Puertos de Agüeria)

(Preciosa postal, llena de variados colores, diferentes tonos de verdes, las tejas, la caliza, el azul, etc...)

(La Cardosina - Fuente, ± 8,7 K / ± 1535 m.a. / 16:30 h. / Pto. 14 Mapa)

Ya en la Cardosina toca ir comenzando a cerrar el recorrido, así que viramos brucamente a la izquierda, al Este, cogiendo una pisada vereda y acercándonos a su fuente. Después, entre camino bajo carrascos, en busca de las distintas majadas de Los Puertos. Primero, la impronta de cabañas del Chano la Cerezal, después, más carrascos, camín embarrado. Momentos de dudas, algún jito, más camín entre carrascos y al final una cabaña que echa humo por su chimenea, la cual llama mucho nuestra atención pues su tejado está cubierto de verdes “tapinos” de terreros, nos encontramos a la altura de Vega la Foz.

(Atrás dejamos La Cardosina y toca adentrarse entre los carrascos o acebos)

(Chano la Cerezal, ± 9,1 K / ± 1525 m.a. / 16:40 h. / Pto. 15 Mapa)

(Existen momentos oscuros, de barro y dudas, aunque al final...)

(...un jito nos elegra la cara)

(Otro momento de dudas, hay varias veredas, en ocasiones cuesta decidir)

(Nos inclinamos por la superior, otra vez bajo el sombrio de los carrascos)

(Vega la Foz, ± 9,9 K / ± 1475 m.a. / 17:20 h. / Pto. 16 Mapa)

Le damos la espalda a la humeante cabaña y ahora el camino parece que está mucho más claro, especialmente porque la vegetación ya no es tan tupida. Vamos por encima del río de la Foz Grande (Foix Grande), ese que veíamos nacer recogiendo numerosos aportes bajo Los Fontanes desde el descenso de Rueda. Nuestro objetivo visual lo tenemos claro; un estrechón calizo al final de territorio verde, entre las estribaciones de Peña Rueda y La Arpín. Hacia ese punto vamos descendiendo suavemente, solo al final una pequeña brusquedad para tropezar con el río.

(Parejos al río en busca de la entra en la Foix Grande)

(Entre los farallones calizos de las Peñas de Rueda y Arpín tenemos que pasar)

No tuvimos muchos problemas en llegar hasta la orilla del río, otra historia muy diferente sería el vadearlo. Efectivamente, en cuanto llegamos ante él, nuestros peores augurios se habían cumplido. El río bajaba muy cargado de agua y además muy brava. En el punto que viene señalizado para pasarlo, como ya hicimos en otra ocasión sin ninguna dificultad, era imposible hacerlo, la corriente era muy fuerte. Descendimos unos metros rio abajo en busca de encontrar un paso más tendido, especialmente sin menos corriente. Al final, encontramos lo que nos parecía menos peligroso y afrontamos el vadeo del mismo con tanta decisión como tiento. Menos mal que las botas aguantaron el “zafarrancho de combate”, ventajas de no salir “en playerinos” a la montaña, muy de moda últimamente.

(Entrada Foix Grande, ± 11,0 K / ± 1360 m.a. / 17:35 h. / Pto. 17 Mapa)

(Por aquí pasamos en otra ocasión, ahora casi imposible, la corriente era muy fuerte)

(Cruce del río Foix Grande, sin puente, ± 11,4 K / ± 1300 m.a. / 17:45 - 18:00 h. / Pto. 18 Mapa)

Tras superar la mayor dificultad de nuestra jornada, pues en otro día o época, como ya comprobamos, no estaría tan fiero, tiramos río abajo. A su vera, a la techumbre de las coloridas fayas, las cuales están de rabioso otoño. Cada poco parando a sacar una foto, y otra. No pude hacerlo tanto como deseaba, pues las horas van pasando y la tarde-noche ya se nos echa encima, pero hubiera estado bien haber montado el trípode y sacar una foto de lujo con el río y las fayas que lo jalonan. Está claro que este tramo es para ir con tiempo, específicamente a él, la situación lo requiere. Así hasta que llegamos al “puente”.

(Ahora río abajo, bajo el rabioso colorido otoñal)

(Las fueyas de las fayas está preciosas de color, en su mejor punto otoñal)

(El color plata del río de la Foix Grande discurre entre la foz y las fayas)

(Otra portilla más, la segunda del día, ya sabéis, la abrimos y la cerramos)

Cruzamos por los dos tablones enlazados, la verdad que se agradece. Ahora toca subir otra vez, momento que empezamos a notar el desnivel acumulado durante toda la jornada, tanto el de positivo como el negativo. Ahora en un primer lance, toca una subida positiva de cien metros. Después, tras alcanzar El Callau, una larga bajada de trescientos cincuenta metros. Por todo ello es normal que alguno ya empieza a quejarse, aunque ya todo el mundo estaba advertido desde días antes.

(Cruce del río Foix Grande, por puente, ± 12,6 K / ± 1180 m.a. / 18:25 h. / Pto. 19 Mapa)

(Tras el río toca ascender, cien metrinos más para la cuenta del día)

(El Callau, ± 13,6 K / ± 1266 m.a. / 18:40 h. / Pto. 20 Mapa)

Llama nuestra atención el indicador ubicado en el estratégico collau de El Callau, pues una de las flechas nos indica a Manín, miramos el mapa y vemos que está en la vertical de la Vallina Grande, parece claro que si siguiéramos su indicación seguro que apareceríamos en la Vega de Manín. Nos despedimos de la Foix Grande, ya muy oscura, e iniciamos el descenso hasta cerrar el circuito en El Caleru, es un poco pesado, pues su descenso es bastante vertical y deslizante, así que tenemos que ir con mucho tiento.

(Ahora todo para abajo, aún quedan 3 Kms y 300 metros de desnivel que perder)

(El Caleru, cierre del recorrido, ± 15,7 K / ± 1045 m.a. / 19:15 h. / Pto. 2 Mapa)

Esto finaliza, ya casi con las últimas luces del día, así que, antes de que nos quedemos sin luz, creo que es el momento de dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, que junto al GPS, es material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil siempre surge alguna duda, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla, más por los terrenos solitarios y abruptos por los que hoy hemos transitado.

(Nuestro recorrido a Peña Rueda y Los Puertos de Agüeria / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA’)

No ha estada nada mal, realmente mereció la pena, a la altura de las expectativas puestas en esta especial jornada en torno a Peña Rueda y los bellos rincones que en ella tropezamos: Manín, El Cuchillar, las panorámicas, los Puertos de Agüeria, el río, los bosques, etc… Un recorrido muy bueno y completísimo que condensa lo mejor de una salida montañera, valores naturales que no todas lo reúnen, en esta es claro y notorio que sí.

(Lindes, Ayto. Quirós, Asturias, ± 16,5 K / ± 925 m.a. / 19:30 h. / Pto. 1 Mapa)

Ya con la luna iluminando nuestros pasos, hacemos el cambio de calzado y algo de ropa, también nuestras últimas anotaciones. Montamos en coche y hacia Santa Marina nos vamos para tomar algo en el bar de El Vikingo. No tenemos prisa y seguimos disfrutando de la jornada charlando de nuestras cosas y de la buena jornada vivida. Después al Alto de la Cobertoria, bajar a Lena y para casa un poco cansados, que los 1370 metros de desnivel positivo más otros tantos del negativo se dejan notar, con porcentajes del + 45% y - 55%. Pero bien contentos, haciendo planes para la siguiente salida, así que…

¡Hasta pronto!

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.