Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Villaverde de la Cuerna
Los Argüellos - León

Pico Mahón y Sierra del Caballo

 

Circular desde Tolibia de Arriba

 

JFCamina,04/2020

 

Pico Mahón y Sierra del Caballo

(De "paseo" Familiar y saludar a las alturas de La Cuerna)

Mapas ING: 104-I "Lugueros", 104-II "Reyero" y 79-III "Cerulleda"

Inicio y fin: Tolivia de Arriba, T.M. Valdelugueros, León

Objetivo: Pico Mahón y Sierra del Caballo.

Recorrido: Tolibia de Arriba (1260 m.a.) - Hayeo (1370 m.a.) - Sierra de las Vidrias (1555 m.a.) - Pozo de la Laguna (1735 m.a.) - Cerro de Los Joaquines (1768 m.a.) - Collá de la Majada de las Tablas (1710 m.a.) - Buzón Pico Mahón (1820 m.a.) - Pico Mahón 2 (1820 m.a.) - Collá Tolibia (1744 m.a.) - Sierro Calizo (1833 m.a.) - Rebueno (1930 m.a.) - Panorámicas Villaverde de la Cuerna (1914 m.a.) - La Portilla (1950 m.a.) - Las Segás (1939 m.a.) - Fueyos del Árbol (1937 m.a.) - El Cudero (1915 m.a.) - Sierra del Caballo y Majá El Pinio (1867 m.a.) - La Mojonerina (1810 m.a.) - Pista cortafuegos (1655 m.a.) - La Retuerta desvio Izquierda pista (1645 m.a.) - Canto la Cruz (1390 m.a.) - Vegas Argos Las Llanas (1305 m.a.) - Tolibia de Arriba (1260 m.a.).

Distancia: ± 18,5 circulares = 13,5 Ascenso + 5,0 Descenso.

Tiempos: ± 7,0 horas = 4,5 Ascenso + 2,0 Descenso.

Desnivel: ± 850 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Inicio de pista terrera y resto sobre vereda montañera.

Señalizacion: No.

Nota de Advertencia: Parte de la toponímia no coincide con la oficial, ver comentarios al respecto en este reportaje.

Creative Commons License


Nosotros ya teníamos apuntado en la lista de excursiones pendientes la ascensión al pico Mahón, pero desde Lillo, aunque no acababa de convencernos. Fue un día que visioné un reportaje al Mahón desde la otra vertiente, desde Los Argüellos, desde el guapo pueblín de Tolibia de Arriba, cuando nos animamos mucho más. Dicho sea de paso, en la Cordillera Cantábrica vertiente de León. Sin lugar a dudas el reportaje nos incentivó mucho, pues al ser un recorrido circular el mismo pasaba por toda la "Sierra del Caballo" saludando al mi pueblín del alma, a Villaverde de la Cuerna. Así que no tardamos muchos en cruzar el Puerto Payares y remontar el “Río del Olvido” (ya sabéis El Curueño) para iniciar la ruta deseada antes de llegar a Lugueros, ya que en la Tolibia de Abajo giramos a la derecha para, en pocos kilómetros, alcanzar la de Arriba. Al final de la jornada el recorrido nos salio de perlas y nos encantó por lo que no entendíamos muy bien de que no estuviera balizado, pues quedaría un Pequeño Recorrido (PR) muy guapo y panorámico con diferentes variantes de dificultad del mismo. A la vuelta se lo comenté a mi hermano con tanta ilusión que le interesó el tema e hicimos votos para volver en su compañía, claro está que también vendría Celso. Un año después volvimos a realizar la misma experiencia y, otra vez más, nos volvimos muy ufanos y contentos.

De estas dos experiencias mencionadas quería hacer un guapo reportaje pero me echaba para atrás el tema de la toponimia de la "Sierra del Caballo" pues por lo que había visto a los montañeros amigos y en los mapas no coincidía con la que un servidor tenía, más o menos, en mente. Así que lo fui dejando para cuando un día fuera a Villaverde de la Cuerna y encontrara a alguien de confianza que me refrescara un poco más la memoria y tratar de aportar algo de luz al tema, lo que servidor había oido a los lugareños del escondido y bello Valle de la Cuerna. La cosa quedó así pero no acababa de salir adelante. Tubo que llegar la maldición vírica del Covid-19 para tener tiempo suficiente para poder incordiar un poco a gente del pueblo que tenía agregados en las redes sociales. Partiendo de un par de fotografías panorámicas tomadas desde la Peña de la Iglesia y unos apuntes de un amigo montañero, hice una encuesta entre media docena de personas del pueblo y me refrescaron mis recuerdos animándome a escribir el extenso reportaje que ahora os presento. No quiero arrancar sin agradecer la información facilitada y la paciencia que tuvieron ante mis repetidas preguntas, siempre es un placer teneros al otro lado del terminal. Gracias y va por vosotros, espero no errar mucho y sí así resulta me pegáis un toque y lo corregimos, que somos humanos.

(Tolibia de Arriba, T.M. Valdelugueros, León, ± 0,0 K / 1260 m.a. / 11:00 h. / Pto. 1 Mapa)

Ya en ruta aparcamos en coche al lado de la Iglesia de Tolibia de Arriba, nada más llegar un tranquilo mastín se nos acerca y nos quiere mear la rueda del vehículo, de momento libramos. Unas risas y a calzar las botas para rápidamente cruzar un pequeño puente al lado de la gran edificio eclesiástico y, con rumbo Oriental, empezar a remontar el río de las Tolibias dejando su relajado curso de agua a nuestra mano izquierda. Diez metros caminando y le echamos una última mirada al coche, fue entonces cuando observamos que el tranquilo perro disfrutaba de una larga meada sobre la rueda deseada, seguro que se estaba riendo de nosotros a mandíbula batiente. Un tanto cabreados por la burla canina tiramos pista para arriba en busca del pico Mahón que se intuye al final del valle. Dejamos atrás una preciosa estampa de los tejados del pueblo con toda la caliza NorOriental de gran Bodón del Curueño y a buscar el cobijo del Monte de las Hayas. De momento, todo por ancha traza andariega, así que vamos bastante ligeros, aunque las distracciones laterales hacia la vertiente SurOriental de la "Sierra del Caballo" nos entretienen más de lo debido. Sobre todo la conversación tipo…. -Félix, ¿estás seguro de que volveremos por allá arriba? - Sí Mary, tu tranquila que por la cumbrera se anda todo muy cómodo y rápido. -No sé, creo que me estás liando.

(A lado de la iglesia arrancamos el circuito con rumbo Oriental dejando el rio a nuestra izquierda)

(A lado de la iglesia arrancaos el circuito a la vera del arroyo de las Tolibias)

(Por buena traza andariega y en ascenso tranquilo nos vamos dejando llevar por la ancha pista)

(A derecha o izquierda bellos detalles, como esta rosa mosqueta o aglanteria, tan bella como silvestre)

(Atrás dejamos Tolibia de Arriba sobre la que sobresale la plateada caliza del gran Bodón del Curueño)

(En un primer momento tenemos que librar una cierre de alambre de espino)

(Otro bello detalle, el de espeluciado cardo)

(El arroyo las Tolibias alimentado por varios regatos de la ladera de la Sierra de las Vidrias y la del Caballo)

Después llegaron las fayas (hayas) y sus hojas completamente quemadas por una helada caída a destiempo, las había pillado un poco fuera de juego. En mitad del fayeu (hayedo) uno de los regatos laterales nos deja una guapa cascadina a la cual Mary quería bajar. Al final no lo hizo, servidor la convenció para no hacerlo, en caso contrario no llevaríamos a buen puerto el recorrido circular y tendríamos que acortar en algún momento. Se conformó con una fotuca desde la distancia y para arriba en busca de la cuerda de la Sierra de las Vidrias donde un mundo montañero se nos manifestaría en todo su esplendor. En este punto tengo que hacer un inciso meteorológico, pues al ser el reportaje de dos días diferentes y pese a que las predicciones eran muy buenas para los dos ocasiones, solo en la primera (Mayo'17) se cumplieron al cien por cien. Si, porque en la segunda (Julio'18), hasta la mitad del recorrido el buen tiempo no hizo acto de presencia. Trataremos de mostrar las fotos que mejor nos convengan para mostrar las excelencias del recorrido que hoy vamos a documentar.  

(Entrada en Monte las Hayas, ± 0,7 K / 1370 m.a. / 11:30 h. / Pto. 2 Mapa)

(Una pequeña cascada en un regato lateral, no bajamos, solo foto desde el borde de la pista)

(Precioso detalle floral de un cerezo de rancimo - Prunus padus)

(Reviranda la pista del bosque en busca de la cuerda de la Sierra de las Vidrias)

(Otra revuelta por el monte de fayas y pronto salimos a montaña abierta)

(-¿Tú estás seguro de por la ladera vamos a bajar? - Sí Mary, ten confianza)

Ya fuera de pista, en monte abierto, en la cuerda ascendente de la Sierra de las Vidrias tenemos que dedicarle unos minutos contemplativos ya que son muchos los detalles montañeros que ante nosotros se nos manifiestan. Hacia el río Curueño y el guapo pueblo de Lugueros tenemos las dos grandes torres, la del Bodón y la del Cueto Cabañas, al fondo de estas dos la zona del Bodón de Carmenes. Vamos a ser muy breves, pues hay mucho que mencionar, así que les damos la espalda a estas y seguimos subiendo para pronto encontrarnos con las verdes vegas de Arintero, por donde discurre un ancho camino que el mapa lo llama "Camino de Valdemaria", y al fondo sus peñas melladas, la de la Forqueta de Arintero, a la izquierda el Socellerón. Todo un gozo para la vista del montañero. Vale, pero a Mary lo que más le preocupa es la larga cuerda que está al otro lado del arroyo de las Tolibias, la de la "Sierra del Caballo" por donde daremos la vuelta. La parece mucho, pero tranquila, de momento lo único que tienes que saber es que la cima que está en el medio son los Fueyos del Árbol, podríamos mencionar más pero no vamos a liarla, de momento pero en alguna foto relizaremos un breve apunte. 

(Sierra de Las Vidrias, ± 2,3 K / 1555 m.a. / 12:00 - 12:15 h. / Pto. 3 Mapa / El Bodón y Cueto Cabañas, abajo Lugueros)

(Gentiana lutea, la clásica Chanzaina o Xonzaina que decimos por el Norte)

(¿Y este detallín? Un yerbatu florido, una Luzula)

(Ya fuera de pista entonamos la cuerda de la Sierra de las Vidrias en dirección al Cerro de los Joaquines)

(Un bello ramillete de Armerias alpinas en las suaves lomas de la cuerda de las Vidrias)

(A la derecha de la cuerda divisamos un verde valle y las peñas de Arintero con preciosa forqueta, también el Socellerón)

(Uff, preciosa esta zona de Arintero, con sus verdes vegas y sus calizas melladas)

(Al otro lado, la precupación de Mary, el Fueyo del Árbol y todo su sequito de la Sierra del Caballo)

(¿Y esto tan llamativos frutos del Asphodelus o Gamón? De Julio pues en Mayo aún no estaban floridos)

Dejamos, de momento, la Forqueta de Arintero y seguimos ascendiendo dirección al Cerro de los Joaquines. Unas peñascas calizas nos ofrecen un toque de color en nuestro avance, además nos viene muy bien para subirnos sobre alguna y disfrutar de mejor visión del arco montañero que se nos va abriendo a cada metro ganado, especialmente en la orientación sureña. Así, a parte del Bodón y Cueto Cabañas, tenemos la Peña Valdorria y Sancenas, más delante, encajonado a Valdeteja y formando sus guapas foces (hoz), las peñas de La Verde y del Pueblo (Sobrepeñallana). También intuimos por donde discurre río Curueño y antigua calzada romana (después el antiguo Camino de Santiago y del Salvador) entre sus guapas foces calizas. También el Cueto Ancino (Huevo de Nocedo o K2 leonés) asoma con su personal cima afilada. Más hacia el NorOeste, flanqueando la carretera al Puerto de Vegarada, hacia Asturias tenemos las cumbres de La Morala, El Huevo y las Peñas de Faro, entre otras. Muchas jornadas de montaña necesitaríamos para conocerlo todo en detalle. Vamos dejarlo que hay mucho que apuntar y hoy no vamos tener tanto papel y carrete fotográfico donde hacerlo. 

(En transito ascendente por la Sierra de las Vidrias hacia el Cerro de los Joaquines)

(Menudo arco: Valdorria y Sancenas, La Verde y del Pueblo, Bodón, Cueto Cabañas. Abajo el Curueño)

(Más al NO, hacia el Puerto de Vegarada, vemos La Morala, El Huevo, Peñas de Faro y.... )

(Vamos dejarlo que ahora tenemos que prestar atención al transito entre las amarillas escobas)

(Aunque también el florido brezo nos quiere hacer la ola a nuestro paso. A la Izq. asoma el Cueto Ancino)

(Otro bello detallín de un yerbatu florido)

Parecía que al Cerro de los Joaquines íbamos directo pero cuando nos damos cuenta, entre las amarillas escobas, surge una guapa collá donde se encuentra una laguna. Bueno, en la primera incursión, la de Mayo’17, la misma estaba seca, solo divisamos su impronta. Por contra, paradójicamente, catorce meses después, en Julio’18, se encontraba repleta de agua. A parte de esta situación hidrológica de esta “charca” montañera lo que más atrae nuestra atención, evidentemente en la primera ocasión, son las primeras vistas sobre las montañas de Riaño y las de la Montaña Palentina. Desde este punto comenzamos a divisar a Las Pintas y más al fondo el gran Espigüete. Un pequeño anticipo de lo que nos espera más arriba, así que con ganas pegamos el tirón de subir la cuesta que nos planta en las cuatro piedras amontonadas que indican que hemos realizado la cima del Cerro de los Joaquines. Aunque no vayamos tan rapido, pues antes de llegar una impresionante panorámica del embalde del Porma y todas sus montañas se manifiesta ante nosotros, aquí nos volvemos locos de contar cimas. 

(A por el cerro, pero antes realizamos un par de paradas, la primera para divisar a Las Pintas y al Espigüete)

(Pozo de la laguna Mayo'17 ± 4,0 K / 1735 m.a. / 13:00 h. / Pto. 4 Mapa)

(Pozo de la laguna Julio'18, las lluvias de principios de verano había llenado bien la charca montañera)

(Venga para arriba que ya estamos ansionos de contempar lo que se puede divisar al otro lado)

Ya solo llegar al Cerro de los Joaquines merece la pena sobradamente realizar la excursión, pues las panorámicas son de primera especial. Un pequeño paseo con una recompensa muy grande, perfectamente te puedes dar la vuelta y te quedas tan ancho y contento. Realmente sí, pues son tantos los bellos detalles a enumerar que uno pierde rápidamente la cuenta. Que si casi todo Picos de Europa, con la su Peña Santa (bueno como estamos en León igual tengo que decir la Torre Santa) muy visible. Las preciosas montañas de Riaño con la pirámide un poco inclinada de Las Pintas. La Montaña Palentina a tope, a nosotros siempre nos encanta saludar al Espigüete, ya como de la familia. A bajo el azul pantano del Porma y muy al Sur se observa el final de la Cordillera Cantábrica con Peña Corada. Podríamos estar apuntando cimas, valles y demás aspectos orográficas pero acabaríamos agotados. Unas cuantas fotos para que uno se pueda hacer una idea, más sería un exceso. En el tema fotográfico mostrar dos fotos muy diferentes de los dos días que realizamos el presente recorrido. Con un día excelente desde el inicio y la segunda bajo las nubes. Al final de las dos ocasiones con sol. ¡Ah!!! Recordar que ahora estamos en el límite administrativo entre los Términos Municipales de Valdelugueros (de donde partimos) y el de Boñar.

(¡Menuda panorámica!!! Imposible entrar en detalle, aunque las montañas de Riaño y Palencia destancan con fuerza)

(Cerro de los Joaquines en Julio'18, T.M. de Valdelugueros y Boñar, ± 4,4 K / 1768 m.a. / 13:15 h. / Pto. 5 Mapa)

(En la primera ocasión, Mayo'17, todo fue más luminoso y saludamos a la Peña Santa y todo Picos de Europa)

(Detalle de Las Pintas y Espigüete y por la derecha, el resto para perdeser apuntando)

(El pantano del Porma y Rucayo, al fondo Peña Corada ya el fin de la Cordillera Cantábrica por el Sur)

Ya con la vista puesta en la cima del Pico Mahón, entre alguna escoba amarilla y los brezos floridos de color malva, nos apeamos del Cerro de los Joaquines en busca de una guapa mayá intermedia (Majada de las Tablas) donde se aproxima una ancha pista que viene desde el propio pueblo de Tolibia de Arriba pasando por el Llano de las Lomas y que asciende, a media ladera del Mahón) hasta la collá que vuelca sobre la vertiente de Lillo. Esto nos permite acortar la ruta según nuestras necesidades. A medida de cada uno. Un circuito muy personal el que podemos hacer por aquí. Nosotros para arriba, aunque esta subidina hasta la primera cima del Mahón es un poco más durilla. Así que nos toca pegar un pequeño tirón andariego, pero sin cebarse pues siempre está bien parar disfrutar de las vistas y comprobar lo mucho que ya dominamos y hemos andado.  

(Toca apearse del Cerro de los Joaquines)

(En pequeño descenso entre amarillas escobas y el brezo florido)

(Collá Majada de Las Tablas, ahora a la cima del Mahón, ± 5,3 K / 1710 m.a. / 13:30 h. / Pto. 6 Mapa)

(Detalle desde la subida desde el pueblo, observar las distintas pistas para acortar el recorrido según interese)

(Ya estamos arriba, aunque no lo más alto de hoy, al otro lado tenemos cien metros más de altitud)

Tres horas desde que salimos de Tolibia de Arriba, sí, no insistáis, somos muy lentos, pero no tenemos prisa nunca y nos gusta disfrutar de todo lo que vamos encontrando a nuestro paso. Tanto en lo más próximo (como las florinas) así como en lo más lejano (escudriñar cumbre lleva su tiempo). Bueno, el caso es que llegamos a la cima “oficial” del Pico Mahón, la que tiene el buzón “ferruñoso” del nuestro grupo de montaña, el San Bernardo de Turón – Asturias. Allí a unos 1820 metros de altitud, en el vértice administrativo de los municipios de Valdelugueros, Boñar y Puebla de Lillo, ya hemos visto casi todo lo que hemos contemplado desde que nos aupamos en la Sierra de las Vidrias después del paseo por el hayedo y como habéis comprobado echamos un buen rato. La novedad está en la otra cumbre, en la más Oriental, así que aquí toca explayarse más en las fotos personales de cumbre y poco más.  

(El Mahón del buzón ya lo tenemos a poco metros lineales, llegaremos al vertice de tres municipios)

(Pico Mahón - Buzón, T.M. Valdelugueros, Boñar y Lillo, ± 6,3 K / 1820 m.a. / 14:00 - 14:15 h. / Pto. 7 Mapa)

(Tras una fotuca de paraje hacia el Porma y las montañas de Riaño y Palencia, toca otra con los Picos de Europa)

(Foto de Familia de Julio'18, las nubes siguen muy remolonas)

Realizado el reportaje fotográfico personal toca abandonar la cumbre “oficial” y por una momento, según la línea divisoria que marca el IGN, olvidarnos un poco del municipio de Valdelugueros para adentrarnos en el de Boñar e ir, en cómodo transito, hasta la segunda cima del Pico Mahón, la que solo comparten Lillo y Boñar. Tal como anticipamos, desde aquí las vistas son un poco más novedosas pues tenemos muy cerca dos subidas posibles a estas cimas: la de Rucayo (Boñar) por el Sur y la de Cervatina (Lillo) por el Norte, ambas coinciden en la preciosa collada de Ferreras bajo la sombra de las cumbres del Aparejo Grande y Pequeño. Este fue la primera ascensión que escudriñé pero no me atrajo mucho. La verdad que fui un poco "tikismikis", pues en el año 2019 la realizamos con un amigo y nos gustó mucho también. En este estratégico punto que nos encontramos atrae mucho nuestra atención la preciosa cumbre caliza del Susarón. Desviando la vista a la derecha, más al Norte, otro precioso arco montañero se abre ante nosotros, hablamos de la vertiente sur del Puerto San Isidro con cumbres tan emblemáticas como queridas: La Peña San Justo, Rapaina y Rapanona, El Ausente, Requejines, Toneo, Redondo, etc... Más la verde masa forestal de La Cervatina (con sus preciosos texos) y el valle de Fombea. Que no se nos olvide mencionar al Macizo de Mampodre, sería imperdonable. No apuntamos el tiempo que allí estuvimos pero nos gustó mucho e hicimos votos venir por esta vertiente que habíamos desechado inicialmente. Tras este rato contemplativo viramos al Norte y a bajarnos de la cima hasta la collá de Tolibia.  

(Hora de ir a buscar nuevas panorámicas, en cómoda transición, hasta la cima del otro Pico Mahón)

(Pico Mahón - 2, T.M. Valdelugueros y Puebla de Lillo, ± 6,5 K / 1820 m.a. / 14:20 h. / Pto. 8 Mapa)

(La subidas desde Lillo y Rucayo que confuuen en Collá Ferreras. Arriba los dos Aparejos y el calizo Susarón)

(La Cervatina y el valle de Fombea. Arriba desde el San Justo, Rapaina y Rapaona, Ausente, Toneo, Redondo)

(Abandonamos la cima y viramos al Norte con los Picos Ausente, Toneo, Redondo y La Cuerna)

(Ahora toca bajar hasta la collá Tolibia y arrancar por la Sierra de la Cuerna)

Llegamos a la collada Tolibia y si quisiéramos dar la vuelta solo tendríamos que coger la pista y todo para abajo hasta el punto de partida. Este no es nuestro caso, pues mi máximo interés comienza ahora, sí en este punto donde vamos a profundizar una poco por la Sierra de la Cuerna y para ello seguimos el rumbo que traíamos en la bajada y a seguir subiendo por toda la cumbrera adelante hasta divisar los tejados del precioso pueblín de Villaverde de la Cuerna. No coger la pista que se sale a la izquierda, al Oeste, pues la misma nos llevaría hasta una majada por debajo del pico de lo Fueyos del Árbol. Además es mucho más bonito cumbrear y disfrutar de lo mucho bueno que nos va ofreciendo la Cordillera Cantábrica, abundante y excelente sobre todo. Así vamos ascendiendo cómodamente despidiéndonos de los picos del Mahón y del Cerro de los Joaquines (aunque casi siempre los tendremos a la vista). También del inmenso valle del arroyo de las Tolibias que baja hasta confluir con el río Curueño. Transito relajado donde el ganado te sorprende pastando tranquilamente en unos rincones de lujo. Aún no hemos comido el bocata, pero aunque es la hora, preferimos hacerlo después de hacer casi todas las subidas que aún tenemos por delante. El primer objetivo está en el pico Rebueno, unos cien metros más alto que el Mahón. Por el medio nos vamos a encontrar con unos sierros calizos muy entretenidos, tanto en su transitar, como en panoramicas y fotos a nuestros pies.  

(Collá Tolibia, T.M. Puebla de Lillo y Valdelugueros, ± 7,2 K / 1744 m.a. / 14:35 h. / Pto. 9 Mapa)

(Atrás dejamos las dos cumbres del Mahón, de las pistas y del Cerro de los Joaquines)

(Valle del arroyo de las Tolibias hasta confluir con el río Curueño bajo el gran Bodón)

(Al frente los objetivos más inmedita: el Rebueno y el Fueyo, la caliza de La Cuerna al otro lado)

(A por el Rebueno, 100 m.a. alto que los Mahón, detrás estará otro pico con vistas al valle de La Cuerna)

(Precioso y entretenido transitar hacia la cima del Rebueno y la confluencia con la Sierra del Caballo)

(Manteniendo el rumbo por la cumbrera, vamos tomando las veredas más claras)

La verdad que nos gustó mucho este transitar por el sierro calizo antes de llegar al pico Rebueno, tal fue así que en él nos paramos a comer el bocata antes de afrontar la subida para alcanzar la confluencia de las Sierras de la Cuerna y del Caballo. Tras cuarenta y cinco minutos de relajo nutritivo tocó echar de nuevo la mochila al hombro y afrontar el último largo de ascensión. Este tramo previo al Rebueno, a la derecha, al NE, contemplamos una preciosa y verde mayá, el mapa la marca como la Majada de Campomuelle, preciosa confluencia de los preciosos valles de Iyarga y Fombea. Zona que conocemos en parte pero que nunca hemos enlazado así que apuntada queda para culminar con la subida algún pico cercano. Con estas cuitas montañeras subimos hasta el pico Rebueno sin darnos cuenta. 

(Tocamos caliza, la cual contrasta fuertemente con el verde de las altas praderías y el amarillo de las escobas)

(Sierros calizos - Cumbrera Sierra La Cuerna, ± 7,8 K / 1833 m.a. / 14:45 - 15:30 h. / Pto. 10 Mapa)

(Preciosas y blancas Saxifragas entre las peñas calizas)

(Ya a la mano la confluencia con al Sierra del Caballo, por delante los picos de Rebueno, La Portilla y Fueyos)

(Desde el precioso sierro calizo camino del Rebueno, con unas vistas sobre Picos de Europa muy buenas)

(Ahora al Rebueno y después saludar a Villaverde de la Cuerna, al fondo El Cuerna, Redondo y Toneo, Nogales y Xexe)

(-¡Mirad que mayá tan guapa! -Sí, es la de Campomuelle, tenemos que hacer ese recorrido por Iyarga)

(Con tanta cuita montañera no nos damos cuenta que estamos en el Rebueno)

(Rebueno, ± 9,8 K / 1930 m.a. / 16:00 h. / Pto. 11 Mapa / A la Decha: Los Redondos, La Cuerna y El Agujas)

Nos queda muy poco para alcanzar la confluencia deseada con la “Sierra del Caballo” solo el pico que el IGN marca como La Majonerina (al inicio comenté sobre el tema). En la primera ocasión lo subimos de frente pero en la última, en la compañía de mi hermano y sobrín, lo hicimos tomando una marcada vereda por la derecha que nos lleva directos a la cumbrera y desde allí disfrutar de unas excelentes vistas de todo Villaverde de la Cuerna. La verdad que se nos ponen los pelos de punta ver todo el verde valle que se precipita sobre el río Curueño. Además lo cuatro componentes de la excursión con cierto amor y cariño al pueblo, quizás yo sea el más implicado (fueron muchos meses de verano los pasados en este bello paraje de la montaña de León) pero al resto de los guajes de la familia también les gusta acercarse hasta el pueblo de sus ancestro. Así que, tras superar unos primeros minutos contemplativos, Mary nos hizo una guapa foto de la familia más “cazurrina” con el pueblín y la vega tras nuestro. Hubo que decir que siguiéramos para arriba que al pueblo nos iba acompañar durante unos cuantos kilómetros, teníamos toda un nuevo cordal por delante. Así lo hicimos, aunque antes echamos una larga ojeada lateral hacia la preciosa cuerda montañera que va a chocar contra las estribaciones calizas de la Peña la Cuerna, que si Canto Salguero, Rebogato, Los Calderines, etc... Así de entrenidos, en pocos minutos, alcanzamos los 1950 m.a., la cima más alta de la jornada.

(A por la máxima altitud de la jornada, pero en lugar de subir de frente lo lo hacemos por la vereda de la derecha)

(Panorámicas Villaverde de la Cuerna, ±10,1 K / 1914 m.a. / 16:15 h. / Pto. 12 Mapa)

(Una foto para el recuerdo con el pueblo de Villaverde y toda su verde vega)

Llegamos al punto álgido del recorrido y también del reportaje, y son solo por la altitud. Veamos. Cuando visioné el primer reportaje de esta zona observé que los montañeros a este pico de 1950 m.a. le llamaban “La Majonerina” lo cual no dejaba de sorprenderme. “Nada, debe ser un error” me dije y no me preocupé más del tema. Después vino otro segundo reportaje y lo mismo. Fue cuando recurrí al mapa del IGN (Instituto Nacional Geográfico) y así figuraba. La verdad que no daba crédito o igual me patinaba mucho la memoria de mis tiempo mozos. De cuando andaba trasteando tras la vacas y los forcaos de yerba por Villaverde de la Cuerna, lo que esta gente llamaba “La Mojonerína” caía más al SurOeste, en el alto mojón de piedras en frente de pueblo. No se porque se había corrido tan al Norte. Fue cuando me preocupé de ver el resto de los nombres de los picachos de la sierra y no reconocía ninguno, todos diferentes a como yo los podía vagamente recordar. No sé, estaba un poco aturdido. Un día que me acerqué al pueblo tuve la suerte de encontrarme con Valeriano y le pregunté al respecto y recuerdo que los nombres que de su boca brotaban era los que un servidor, más o menos, aún tenían presentes. Lo dejé estar pero fue cuando lo probé de propia carne e hice los dos recorridos que ahora estamos condensando. Pese a esto último, no me decidí a realizar el presente reportaje, tuvo que venir el confinamiento vírico para fajarme un poco y recabar información entre los amigos del pueblo que tenía agregados en las redes sociales. Sus aportaciones me sonaban mucho mejor. La Mojonerina la situaban donde servidor la venía ubicando y así se lo comentaba a la gente que me preguntaba al respecto. Para la cumbre donde ahora estamos aposentados exite la confluencia del topónimo fue “La Portilla”, aunque a servidor le sonaba poco, yo recuerdo algo sobre “La Portillera”, aunque igual es otro rincón y no voy a ser yo quien se ponga a enmendar la plana a los lugareños, faltaría más. Muchas gracias y a seguir sierra abajo, que ahora, salvo una pequeña cuestina para alcanzar el Fueyo del Árbol, es todo en descenso, lo que siempre se agradece. 

(La Portilla - IGN: La Mojonerina, ± 10,4 K / 1950 m.a. / 16:30 h. / Pto. 13 Mapa)

(Foto de la familia más "cazurrina" en la cima de La Portilla, punto más alto de la jornada de hoy)

(Abajo Villaverde, a la Dcha. Canto Salguero, Rebogato, Calderines, Cuerna, Agujas, Espina y cimas de Vegará al fondo)

 Como el transitar es cómodo aproveché para solar el rollo de “abuelete cebolleta”, de cuando casi hasta aquí arriba llegaba con el tío Basilio y las ovejas del pueblo. De aquella había dos rebaños: el del pueblo (se cuidaba por vecería) y las merinas y cabras trashumantes, nosotros ocupábamos esta ladera NorOccidental y la SurOriental (la más caliza) para los que arrendaban el puerto. Como anécdota festiva, dentro del precio se incluía una borrega que se comía en comunidad en la festividad del diez de agosto, la de San Lorenz, en el sombreado paraje de la Fuente Vieja de La Vega. También alguna historias de lobos, aunque nunca vi ninguno, solo cuando el tío Jamín nos vió a los guajes del pueblo bajar del monte de noche y se escondió tras un piorno y se puso aullar. Ni que decir tiene que bajamos como balas hasta el pueblo. Tronchandose de risa iban los tres acompañantes con mis aventuras de zagal, solo te faltaba la radio pequeñina decían riendose los tres “gañanes”, pero sí, el tío Basilio la tenía. Seguimos toda la cuerda y llegamos a otro altillo que conocemos como Las Segás. Si que recuerdo que los de la “Sierra del Caballo” que ahora la marcamos como todo el cordal estaba formada por tres sectores o sierras: Las Segás, El Cudero y la del Caballo (esta cerca de La Mojonerina). Si os fijais en el mapa on-line del IGN el termino “Sierra del Caballo” lo sitúa en las proximidades del pico La Mojonerina (Mullerinas según IGN). Bueno el caso es que cuando era guaje, según donde te mencionaran o escucharas los cencerros tenías que ir en busca de las vacas, pues a estas las dejábamos por la tarde en Valbueno y después ellas iban a donde les daban la gana, eran espíritus libres. Todo estas aventuras caminando en busca de la verde collada antes de afrontar la pequeña subida hasta la cima de Fuellos o Fueyos del Árbol.

(Ahora casi todo cuesta abajo por un panorámico cordal montañero que dividimos en tres sectores)

(Las Segás, ± 10,8 K / 1939 m.a. / 16:40 h. / Pto. 14 Mapa / Cumbres:Morala, Huevo, Faro, Xexé y Nogales al fondo)

(Abajo Villaverde de la Cuerna y su verde vega dominada por la Peña la Iglesia)

(Atrás el alto de Las Segás toca seguir la guapa cuerda montañera e ir a por el Fueyo del Árbol)

(Atrás, desde la Izq., divisamos: Agujas, Cuerna, Redondo, Ausente, Los Calderines, Rebogato, Canto Salguero...)

Creo que la belleza de Cordillera Cantábrica queda muy bien reflejada en el recorrido que hoy estamos realizando, más ahora en este alargada cuerda descendente (en nuestro caso, pues el recorrido bien se puede hacer en sentido contrario). Los colores del brezo, escobas y piornos en claro contraste con las verdes praderías de altura y las plateadas calizas, además del cielo azul y sus acolchadas nubes, nos dejan unas imágenes preciosas, dignas de los mejores cuadros impresionistas. Después están los detalles más etnográficos, como una guapa campera en la vertiente del arroyo de las Tolibias a la sombra del pico Fueyos del Árbol al que estamos a punto de encumbrarnos. Muy cerca de ella nace el reguero de Cudero, hasta aquí llega la pista que salía a la izquierda en la collada de Tolibia. Así, cuando nos damos cuenta, nos encontramos frente a media docena de piedras pardas que nos informa silenciosamente de que estamos hollando la cima del pico Fuellos (Fueyos) del Árbol. Sobre este topónimo nunca había oído nada, pero precisamente es en el que coinciden los montañeros y los lugareños. Nunca había reparado en él, porque desde el propio pueblo de Villaverde se observa mal, lo eclipsa la cumbre calizas de El Cudero al que no tardaremos mucho en llegar, pues al lado queda.  

(Al otro lado las cumbres del Mahón y el Cerro de los Joaquines)

(Valle del arroyo Las Tolibias y sus pistas. Bajo nuestro una guapa mayá proxima a ella nace El Cudero)

(Los Fueyos del Árbol, ± 11,6 K / 1937 m.a. / 17:00 h. / Pto. 15 Mapa)

(Ya no vamos a subir más, todo en bajada, ahora hacia El Cudero)

A la cima de El Cudero llegas en precioso descenso, sobre todo si tienes la suerte de encontrarte un buen rebaño de ganado vacuno en el precioso sextil (mayá altanera donde el ganado descansa al frescor de las corrientes de aire) que allí existe antes de tropezar con las plateadas llascas calizas que caracterizan esta guapa cima sobre el pueblo de Villaverde en particular y toda la Cordillera Cantabrica en general. Balconada que, a pesar de llegar una buen rato disfrutando de preciosas panorámicas casi idénticas, desde aquí nos deja un tanto “atontados” y volvemos a realizar otro rápido recuento. ¿Cúantos van hoy J.F.? dijo alguien maliciosamente. Por debajo de esta cima sale un gran cortafuegos que baja hasta las cercanías del pueblo de Villaverde y si lo sigues literalmente te lleva hasta las vegas del río Curueño pasando por debajo del gran pinar que existe muy cerca de donde ahora estamos. La verdad que afea un poco el precioso entorno natural del pueblo, recuerdo que no hace mucho nos subimos en familia a la Peña La Iglesia y se divisaba una rajada impresionante, más adelante ver foto que sacamos ese día que me sirvió de base para preguntar por las cimas hasta ahora mencionadas. 

(Detalle montañero desde el Bodón, por la izquierda, a las altas cumbres del Puerto de Vegarada)

(Precioso detalle de la rica cabaña ganadera de la Cordillera Cantábrica, detrás el Agujas, Cuerna y Redondo)

(Esta parece la asocial del rebaño con el Pico Huevo, las Peñas de Faro y La Solana)

(Precioso contraste entre las calizas plateadas y el verde primaveral en la cima de El Cudero)

(El Cudero, ± 12,0 K / 1915 m.a. / 17:20 - 17:30 h. / Pto. 16 Mapa)

( Arriba Desde la Solana, Xexé, Nogales, Fuente, Agujas, Cuerna y Redondo. Abajo Peña Espina y La Iglesia)

(Villaverde de la Cuerna, pueblo guapo donde los haya)

Desde que salimos del hayedo de Tolibia y alcanzamos la cumbrera de la Sierra de las Vidrias, pese al zumbido de la brisa montañera, hemos ido apretando el botón rojo de nuestra cámara fotográfica y grabamos pequeños planos panorámicos de video. El último corte lo hicimos en la cumbre de El Cudero y creo que ahora es el mejor momento para mostrarlo. Como podéis observar es todo un lujo este precioso recorrido andariego, cómodo y muy panorámico, pero siempre escogiendo bien el día. Ni arrimarse con mal tiempo y mucho menos sin buena visibilidad, no merece la pena. Aquí os quedan un par de minutos de buena montaña por la Cordillera Cantábrica, de la mejor.

 

(Enlace directo para casos de problemas en la visualización del video)  

Hora de apearse de las calizas de El Cudero y coger una ancha pista que tenemos casi desde su propia cima en su vertiente de Tolibia, justo debajo de la caliza. Así que atentos para descender por una roca mellada que nos lo pondrá fácil para volver a pisar la cómoda traza terrera hasta las dos prominencias que aún nos quedan en esta larga cuerda. Con una preciosa estampa vespertina del gran Bodón, el Cueto Ancino o la Peña Valdorria, entre otras, transitamos en relajado descenso por el fiel de la cumbrera, por la derecha Villaverde y a la izquierda Tolibia, al frente Lugueros. Si somos sinceros con el ancho de banda se pasaron un poco, suponemos que para evitar el contagio de un posible incendio entre las dos laderas. Críticas a parte, continuamos nuestra marcha hasta llegar a un pequeño montículo rocoso donde marcamos un punto en el GPS pues allí consideramos que se encuentra la Sierra del Caballo, entre El Cudero y La Majonerina, perdonad nuestra osadía, pero…. En este punto recordé un tema que me surgió hace unos años al hablar con una persona que se había encontrado con otra que le habló de Villaverde de la Cuerna y que iba a ir hasta el pueblo para investigar un antiguo asentamiento humano. Decía que iba a llevar a un lugareño de guia. Al final no se como acabó el tema pero por si algo era cierto escudriñamos la zona un poco. También por aquí se ubicaba la Majada El Pinio, en la que nunca estuve pero sí que oí hablar de ella.

(Hora de apearse de El Cudero para coger una ancha pista terrera, un mella en la roca nos lo pondrá fácil)

(Ya en pista y mirad que panorámicas: Desde el Cueto Ancino, Valdorria, Peñas del Pueblo, el Bodón y Cueto Cabañas)

(Y al frente: La Morala, Huebo, Peñas Faro, Solana, abajo Cerulleda y Redipuertas)

(Sierra del Caballo - Majá El Pinio, ± 12,6 K / 1867 m.a. / 17:40 h. / Pto. 17 Mapa)

(-Oye J.F. estás seguro eso que te contaron de un antiguo asentamiento humano, seguro que te engañaron)

Vamos que ya son casi las seis de la tarde y aún nos quedan unos cinco kilómetros de entretenida marchuqui hasta volver al punto de partida. Arrancamos y a poco que me distraigo veo a Mary brazeando desde el gran montón de piedras de La Mojoneria, y eso no era los más llamativo, si no lo que tras ella tenía. Menuda panorámica, allí el Huevo y la Puerta de Faro con aún algunas pinceladas de nieve primaveral, preciosa estampa. Después todos fuimos llegando hasta la cumbre objetivo del día, pues servidor siempre tuvo muchas ganas de hollar esta suave, pero muy significativa, cima, además en excelente y fraternal compañía. Momentos muy panorámicos, pese a que desde que nos aupamos a la cumbrera todo fue grandes planos montañeros, incluso desde el propio punto de partida. No importó mucho y volvimos hacer recuento. También grabamos un pequeño video con el movil, pero lo hicimos en vertical y para compartir aquí no queda muy bien. Fotos de cumbre, aunque no realizamos una de los cuatro, Mary estaba más interesada en inmortalizar al grupo de los tres “cazurrinos” con el su pueblín detras. Fueron unos momento emotivos. 

(Ahora, ya sí, camín de La Mojonerina y menudo espectaculo montañero que tenemos al fondo)

(Las Mojoneras- IGN: Mullerinas, ± 13,5 K / 1810 m.a. / 17:50 h. / Pto. 18 Mapa)

(Foto de grupo, pero por partes)

Antes de marchar surgió la pregunta clásica: ¿Quién puso este buen montón de piedras aquí? Además bien sujetas, pues no tenían viso de ser movidas. No lo sé exactamente, desde que tuve uso de razón ya veía desde abajo el gran mojón de La Mojonerina. Preguntando telemáticamente sobre el tema, recibí tres informaciones al respecto que confluyen en que, sobre 1955, vino un señor de México que se llamaba Juan y desde pequeño había prometido hacer La Mojonera y lo consiguió. Subió gente del pueblo con los animales cargando el material y lo hicieron. También que allí estaba mi tío y padrino Alejandro, así que algo de mi ADN está en ese gran mojón. Y más cosillas pero vamos dejarlo aquí para no liarnos mucho. Bueno algo de luz tenemos al respecto, la verdad que el montón de piedras es solido, no como los que estamos acostumbrados a ver por otras montañas de León donde los mismos están a punto de caerse.  

También, haciendo de “Abogado del diablo”, tirando piedras contra mis propios recuerdos, pienso que igual los apuntes del IGN son los primigenios y que a raíz de la construcción del mojón se le cambió el nombre. Habría que haber preguntado una o dos generaciones más atrás de las que yo he realizado, pero por razones naturales, ya no están con nosotros. Pena que esta inquietud no lo hubiera tenido cincuenta años atrás y se lo hubiera preguntado a la abuela Sisa, tío Basilio o demás gente mayor del pueblo. También me apunta mi amigo Javi que lo de La Mojonerina donde lo señala el IGN es porque es la cima más alta de la sierra, le contesté que igual sí pero allí restos de un mojón no se ven, solo un montón de piedras. Bueno yo aquí lo dejo, hay gente mucho más preparada y con acceso a más medios documentales que bien pueden tratar de echar un haz de luz adicional sobre el tema, aquí queda. 

(Toca despedirse de La Mojonerina y del resto de picos de esta panorámica sierra entre Villaverde y Toliba Arriba)

Resuelto parte de los enigmas de la larga “Sierra del Caballo” toca apearse del cuadrúpedo equino andariego pero antes compartimos una foto rotulada (excepciones siempre hacemos) tomada como base para la segunda parte de este largo documento. Estés de acuerdo o no aquí queda pues son mis recuerdos.

Ahora sí... para Tolibia de Arriba que bajamos vertiginosamente. Efectivamente, caminamos un poco más por la tendida y ancha pista y antes de llegar a la caseta forestal cogemos el cortafuegos que nos sale a la izquierda. Está inclinado pero se hace bien y rápidamente perdemos desnivel para pronto enlazar con la pista que hemos abandonado, aunque esta última ramifica con varias opciones (ver mapa). Ya por terreno más tendido seguimos disfrutando de una vistas impresionantes del gran Bodón, todo el día omnipresente, pero muy atentos a un desvio a la izquierda. Sí, cuidado con no pasárselo pues si así lo hiciéramos acabaríamos en Lugueros o Tolibia de Abajo.

(Toca apearse de la Sierra del Caballo, antes de llegar a las casetas descendemos por el cortafuegos a la Izq.)

(Pista - Cortafuegos, ± 14,6 K / 1655 m.a. / 18:10 h. / Pto. 19 Mapa)

(Impresionante foto, pero ojo, muy atentos al desvio a la Izquierda)

(La Retuerta - Desvio pista a la Izquierda, ± 14,8 K / 1645 m.a. / 18:20 h. / Pto. 20 Mapa)

Realizado el giro oportuno solo nos queda enlazar con otra pista que recorre la base superior de los últimos picos andados y después a seguir bajando entre tupidos yerbatos. Se nota que esta nueva traza no está muy transitada, tanto en vegetación como en bichitos, así que nos entretuvimos un buen rato fotografiando llamativas mariposas e insectos de llamativo colorido. Sin apreciar el posible cansancio de final de ruta, pronto nos vemos sobre un precioso canto con unas vistas muy especiales de la Forqueta de Arintero y sus verdes vegas. Un par de fotucas y a seguir entre el fuerte olor de los floridos brezos y escobas, especialmente estas últimas. Muy entretenidos llegamos a las vegas del pueblo, las de Argos – Las Llanas que nos apunta el mapa del IGN (aquí no voy a ser muy exquisito con la toponimia, que soy de fuera y no tengo recursos informativos). En la primera ocasión que por aquí pasamos tuvimos un “affaire” con las vacas, se volvieron como locas al vernos y tuvimos que montear un poco para que no salieran de su zona de confort. Ya en la segunda, con la yerba aún por segar, todo fue mucho más tranquilo y así llegamos al punto final de nuestra espléndida jornada andariega repleta de grandes recuerdos, casi un viaje en el tiempo a mi niñez.  

(Ya hemos enlazado con las pista que faldea la parte superior de las cimas de la sierra)

(Hora de fotear algún bichico:Adscita y Erebia compartiendo el nectar de una llamativa florina)

(Y otro más libando de la naturaleza, a la rica miel)

(Precioso detalle de la Forqueta de Arintero y las verdes vegas del Camino de Valdemaria)

(¿Y este bichín tan llamativo? Un escarabajo ajedrezado)

(Canto La Cruz, ± 16,3 K / 1390 m.a. / 18:40 h. / Pto. 21 Mapa)

(Otra llamativa y gran mariposa, problamente una Euphydryas aurinia)

(Uff, menudo olor embriagador)

(Vegas Argaos - Las Llanas, ± 17,0 K / 1305 m.a. / 18:50 h. / Pto. 22 Mapa)

(El Bodón y Tolibia de Abajo, a la izquierda La Peña la Verde y la Valdorria)

(Estas vacas se nos volvieron un poco locas al vernos, hubo que esquivarlas un poco monteando)

(Ya se contemplan las casas de Tolibia de Arriba, esto se acaba)

(Tolibia de Arriba, T.M. Valdelugueros - León, ± 18,5 K / 1260 m.a. / 19:30 h. / Pto. 1 Mapa)

Terminamos nuestro gran reportaje gráfico de este recorrido tan guapo como panorámico compartiendo el mapa y el dibujo de nuestros pasos sobre él. La verdad que salió muy redondo, mejor imposible. Ahora solo queda compartir también el “track” con los puntos de interés que hemos considerado oportuno. Evidentemente he puesto mi toque personal, los nombres que recordaba desde guaje y la gente del pueblo me ha refrescado. Servidor nunca ha sido muy partidario de cambiar los nombres de los mapas que utiliza, pues por ellos siempre me guio y no quiero ser un desagradecido, además que son los que existen disponibles gratuitamente calibrados para cargar en nuestros modernos GPS. Pero este caso es una excepción y mis sentimientos y recuerdos están por encima de mi regla habitual, así que por una vez o dos lo haré. Perdonadme si nos os gusta o falle mucho, soy humano y como tal… Ni que decir tiene que queda a la responsabilidad de cada uno la utilización correcta del mismo, además de tomar todas las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán de muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad. 

(Nuestra circular al Pico Mahón y Sierra del Caballo / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL’)

 

(Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

Bueno, J.F. ya tiene su “Portiechu” dice Mary mirando por encima de mi cabeza. Efectivamente, tiene mucha razón. ¿Pero a qué viene eso? Os preguntaréis. Pues nada, un tema muy similar. Ella, a pesar que los montañeros y mapas marcan en el cordal de Carraceo-Carabanes (Asturias) el pico “La Cerra”, ella sigue, “erre” que “erre”, llamándolo El Portiechu, como ella lo conoce desde bien niña. Otro tanto me ocurre a mí con el “Mullerinas”, servidor, también, “erre” que “erre”, lo seguiré nombrando como... La Mojonerina”. Que los alleranos somos muy nuestros y a cabezones no hay quien nos gane.

En las dos ocasiones llegamos al tranquilo pueblo de Tolibia de Arriba con una excelente tarde soleada y en la última tuvimos la suerte de tener el bar del local social abierto, así que preguntamos si podríamos tomar algo y allí estuvimos un buen rato relajados. Además nos encontramos con una gratísima sorpresa, fue cuando en la barra del bar tropecé con el ejemplar N.º 7 de la revista Arbolio (“Guía turística de la Montaña Central Leonesa”) con foto de portada: “Los Argüellos luz y Color”. A mi esta revista me encanta, siempre que la encuentro le echo un vistazo, más en esta ocasión ya que en su interior había un articulo titulado: “Villaverde de la Cuerna: “El techo” de los Argüellos” firmado por Iván Martins Rodríguez (Gente de Villaverde). Un vistazo rápido, aunque tenía ya pensado pedirla, pero mi sorpresa fue mayúscula al llegar al final de extenso e interesante artículo y en el recuadro de Fuentes Documentales, en la sección B) Webgrafía encontrar: www.jfcamina.es La bomba, vaya como me prestó. Marché Curueño abajo que no entraba en el coche de ufano que iba.

Fue un magnifico día, además muy, pero que muy, completo. Al final nos paramos a cenar por el camino, la noche estaba que lo pedía a gritos. Además había que rememorar muchos bellos momentos. Bueno igual se me va la tecla un poco en esto último, pero es como lo he vivido y, lo más importante, como lo he sentido.

No quiero cerrar este reportaje sin reconocer la colaboración recibida mediante teletrabajo, una palabreja muy utilizada en la pandemia Covid-19, que ha facilitado la posibilidas de confecionar este documento. Sin lugar a dudas, muy agradecido/os a Mariana y Juan, Lucas y Luis, Iván, y también al mi amigo montañero Santín. ¡Ah! Que no se me pase mi primo Alejandro que ejerció de “oficial de enlace” con mi tío y padrino en la información sobre la construcción de gran mojón. Tampoco quiero olvidarme de Valeriano que cada vez que voy al pueblo y me lo encuentro pido que refresque la memoria un poco. A todos un fuerte aplauso y mucho cariño, esperando y deseando que el reportaje os gustara y no os resultara muy cansino, se que me “enrollo” demasiado pero soy muy pasional en lo que hago y me gusta fajarme en ello. También si encontraís un error digno de corregir que me lo hagáis saber lo antes posible, pues entre todos mejoraremos esto hasta que reluzca como un brillante bien tallado, la zona y el pueblo se lo merece y nosotros no podemos decepcionarla. Un fuerte abrazo para tod@s y a seguir en la brecha. Y al resto... 

 

¡Hasta pronto Amig@s!

 

JFCamina

.


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.