Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Concejo de Caso
Asturias

Orlé - Los Tornos

Orlé, 05/2010

JFCamina, 07/2010

 

Peña Los Tornos de Pandemules.

Mapas ING: 54-IV “Campo Caso” (2001).

Inicio y fin : Orlé, Concejo de Caso, P.N. de Redes, Asturias.

Objetivo: Peña Los Tronos de Pandemules, Concejo de Caso, Asturias.

Recorrido: Orlé (700 m.a.) - Puente del Ríu Enmediu (820 m.a.) - Zona de la Muezca del Cándanu (1135 m.a.) - Majada de La Fuelguera (1230 m.a.) - Majada de Piedrafita (1390 m.a.) - Collá Boqueriza (1450 m.a.) - Pico Los Tornos o Les Crespes (1558 m.a.) - Regreso sobre nuestros propios pasos - Orlé (700 m.a.).

Tiempos: 2 horas y 45 minutos el ascenso / 2 horas y 30 minutos el descenso.

Distancia: 7,5 x 2 = 15 Kilómetros.

Desnivel: 858 mts.

Terreno: Pista hormigón y terrera, caminos y montaña rocosa.

Tipo: Ascensión, Ida y vuelta, señalizada en parte coincidente con PR AS-126 "Riu Mediu".

Creative Commons License


En dos ocasiones había paseado por el camino a la vera del ríu Mediu, realizando diversas variaciones del PR AS-126, en la última, en otoño del 2009, en compañía de Carmen y Fons, nos dejó muy buen sabor de boca, nos acercamos hasta la majada de Piedrafita y quedé hechizado de tanto guapo que desde allí se puede contemplar, una pena que el fuerte viento de aquél día nos impidiera distraernos más e intentar subir hasta la Peña Los Tornos o Les Crespes. Esta última experiencia se la comenté al amigo Alfonso y parece que no cayó en saco roto, ya que la primera semana guapa de la primavera del año 2010 me propone subir hasta la citada peña, no lo dudé ni un momento y acepté.

(Orlé, Concejo de Caso, Asturias, ± 0,0 K / ± 700 m.a. / 11:10 h.)

Así que allí estábamos, en el coqueto pueblo Casín de Orlé (700 m.a.), un grupo un poco menguado, improvistos de última hora nos habían dejado fuera de cobertura a Mary, Angel, Manolo o José Luis, ¡una pena!, pero así tengo excusa para volver otra vez. Como la temporada de nieve ya había terminado nos acompañaba el compañero Santiago, así que junto a él iniciamos la marcha Alfonso y un servidor. La temporada blanca había sido muy larga y había muchas cosas pendiente de que charrar, tanto que no me di cuenta y pillamos el primer camín que encontramos con una señal de PR, cuando llevo más de un kilómetro y veo que el hormigón se acaba, paro de charrar y digo: ¡metí la pata!, tenemos que ir por otro camín que sale más a la derecha del pueblo, no tenemos que ir paralelos al curso del río Requexada sino al del Entremedio, eso me pasa por dar la lengua y no fijarme un poco en el mapa que llevaba, el mismo que portaba en el otoño pasado, no lo había tirado, sabía que tarde o temprano, volvería.

Tras aguantar la pitada general volvemos sobre nuestros pasos y afrontamos el buen camín, el que tiene a nuestro frente la guapa vista de La Carasca, ¡no pasa nada!, 45 minutos de calentamiento inicial, ¿no os gusta calentar?, pues... ¡toma calentamiento!. Aunque no nos hubiera importado seguir de frente, para subir, de nuevo, a La Carasca, abandonamos el curso del río Orlé y nos adentramos en el valle del ríu Mediu, un cartel medio tirado así lo indica. Vamos a seguir estas indicaciones, por ahora ya que el PR AS-126 es una ruta circular, pero nosotros solo vamos a coincidir por una parte de ella, la que va paralela al curso del riu Mediu, hasta por debajo de la majada de La Felguera.

(Siempre es un placer caminar por parajes como estos, con "paraguas" como estos...)

Con el frenesí de los primeros preciosos días de la primavera del 2010 caminamos ligeros y alegres por la dura pista de hormigón que nos lleva por la margen izquierda del río y tras cerca de dos kilómetros nos pasa de lado y nos destapará unos de los rincones más guapos de agua de casi todo el Parque Natural de Redes, no es tan espectacular como el Tabayón del Mongayu, pero de igual belleza o superior. El caudal de agua, después de un invierno tan duro, va exuberante, los radiantes rayos de sol provocan un efecto color plata precioso, iba impaciente para contemplar por tercera vez la guapa Cascada que se nos oculta tras pasar el puente, era evidente que no me iba a decepcionar, ¡faltaría más!, lo que si tenía claro era que las fotos no saldrían tan guapas como las anteriores, mi técnica fotográfica y ni mi montañera cámara no son tan buenas como para superar el exceso de luz que en este guapo día tenemos.

(Puente sobre el ríu Enemediu, ± 1,9 K / ± 820 m.a. / 11:30 h.)

(Unos de los muchos guapos rincones del Parque Natural de Redes, a unos 820 m.a.)

Atrás dejamos las guapas estampas de agua y vamos cogiendo altura caminando por la dura pista, volvemos cruzar el río, llegamos al impresionante bebezón de dos caños, fuente Vallualto, es el momento de recargar nuestras cantimploras con agua fresca, ya que el día parece que va a calentar un poco, ¡cuanto se agradece!.

(Preciosa fuente-pilón, siempre presta topase con estos húmedos recursos)

Volvemos a pasar sobre otro puente, ahora el curso del río nos acompaña a nuestra izquierda, no tan cerca, queda un poco fondero, oculto en el frondosa depresión. La verdad que tenemos ganas de perder de vista y de patear este duro hormigón, pero esto no será posible hasta que no superamos los 4 kilómetros, una hora de marcha, a la altura de la zona de La Muezca de Cándanu, a unos 1.135 m.a., justo por debajo de La Felguera y donde el camino tornia a la izquierda para seguir las señales del recorrido del PR AS-126.

(En la parte más cómoda, a la vera del ríu vamos acompañados de las señales del PR AS-126)

Tras olvidarnos del hormigón y pisar un poco de agua, pues una riega invade el ancho camín, nos olvidamos de la señalización, ya no nos sirve, esta va a la izquierda y nosotros a la derecha, por inicialmente, una ancha pista terrera que nos llevará a la majada de La Felguera. Si nos fijamos un poco en el recorrido que queremos hacer, el mismo va a ser una línea casi recta hasta el objetivo final, así que nada de girar a la izquierda y llegar al camín por el cual nos metimos equivocadamente al principio, si no para arriba en busca de la majada.

(Zona de la Muezca del Cndanu, ± 4,0 K / ± 1135 m.a. / 12:10 h. / Nos olvidamos el PR AS-126)

(Antes de dar la espalda al ríu contemplamos toda su arbóreo recorrido)

Antes de dejar de lado las franjas blanco - amarillas, les señalo con el bastón el camino que vamos a seguir y el paso, entre las blancas peñas, que debemos superar. Ahora solo queda seguir a buen ritmo en una parte del recorrido donde el valle se abre y nos deja contemplar el maravilloso paisaje de Caso y las altas montañas nevadas del vecino concejo Allerano, son momentos de paradas e identificaciones más o menos acertadas.

(El paso entre las blancas peñas está muy claro, chulerías de experiencias pasadas).

(Majada de La Felguera, ± 4,8 K / ± 1230 m.a. / 12:35 h.)

Después de subir tranquilamente en este hermoso paraje y tras cerca de cinco kilómetros y hora y media desde que salimos, por segunda vez del pueblo de Orlé, llegamos a la majada de La Felguera, situada a 1.230 m.a., otro gran bebezón, de un solo caño nos recibe. Alfonso y Santiago como ya les he indicado el camino a seguir no se detienen, pero yo no me resisto a echar un trago de agua, es una hábito casi irresistible, que además viene muy bien para hidratarse y recuperar fuerzas perdidas en el duro ascenso del hormigón.

(Ahora ya no vamos por ancha pista, el camín ganaderu será nuestro guía)

La transición por el paso entre las peñas es rápida y tras ella llegamos a una zona de carba donde el camino va muy pisado y obtenemos una primera vista del "Cuetón les Travieses" de 1.509 m.a., a un servidor le impactó la primera vez que lo contempló y a mis compañeros no iban a ser menos, ¿que peña es esa?, realizaron la misma pregunta que yo hice a la persona que me introdujo por este paraje, Fons, evidentemente no era para menos, esta mole no puede pasar desapercibida.

(El mayau de Piedrafita con la cumbrera del Alto Aller y Cia.)

Con la distracción que produjo el Cuetón y la marcha que llevábamos, en un plis-plas nos plantamos en la majada de Piedrafita, paraje que para mí tiene argumentos suficientes para realizarle una exclusiva excursión, realmente merece la pena subir hasta está singular majada, puesta aquí arriba por la mano del hombre, a 1.390 m.a., a dos horas de camino y seis kilómetros desde el pueblo de Orlé, en un lugar donde el viento siempre aprieta y donde las vistas son impresionante.

(Majada de Piedrafina, ± 6,2 K / ± 1390 m.a. / 13:05 h.)

(Perfecta adaptación al terreno, el viento tiene que....)

(Entre La Llambria y el Pierzu: Peña Santa y un servidor)

Nada más alcanzar el collau de Piedrafita lo primero que te llama la atención es la impresionante vista de Peña Llambría, ¡que pasada!, después te das cuenta que al fondo está el Pierzu y el macizo occidental de los Picos de Europa, ¡qué no es nada!, pero todo esto queda eclipsado por la magnifica estampa de La Llambría, ¡qué preciosidad!, ese cortante afilado que va subiendo hasta la cumbre de la cima no pasa desapercibido por mucho que Peña Santa nos esté guiñando el ojo con fuerte insistencia. En este especial paraje el viento sopla con fuerza, incluso teniendo un hermoso día soleado, en la otra oportunidad que estuve aquí ocurría otro tanto de lo mismo pero con más fuerza, aunque estaba más justificado ya que estábamos en otoño y el día no estaba muy católico.

(Poniendole cara al objetivo del día, aunque por el rabillo de ojo observamos el Cuetón)

Superada la fase de identificar cumbres, lugar ideal para ellos donde nos encontrábamos, nos fijamos en la peña donde vamos, ¿esa es dónde vamos?, preguntaba Alfonso, -sí, pero hasta aquí os traje el resto..., además le comenté que igual un servidor no subía hasta la cumbre, pues para encumbrarse en ella hay que trepar algo y no se exactamente de que grado es así que.... ¡ya veremos! Con estas dudas sobre mi brillante cabezina seguimos deleitandonos contemplado les ancestrales cabañes y las preciosas cumbres que desde allí oteamos, ya no nos acordamos de la cumbrera del Alto Aller y ahora nos refrescamos en lo más inmediato, Campigüeños, el Cuetón, el Pierzu, Los Picos, etc... todo una placer.

(Toca despedirse de este especial paraje y afrontar lo que aún nos queda, lo más complicado)

Tras la correspondiente sesión fotográfica y un poco de fruta nos dirigimos, pateando la suave hierba del mayau, en dirección al objetivo del día, las referencias consultadas nos decían que la peña no debíamos atacar de frente, un tema que quedaba bastante claro, sino por detrás, desde el collau de la Boqueriza, a 1.450 m.a., así que siguiendo una pequeña senda hacia él nos dirigimos, pronto observamos que vamos por el buen camino pues este está muy claro y pisao.

(El Collau Boqueriza será el peldaño impulsor hacia lo más alto de la peña)

Según avanzamos por el camín que atraviesa la ladera que nos permitirá llegar a la zona de la Boqueriza vemos claramente la subida, nos vamos poniendo en formación de ataque, no queda otra opción, además la senda de ascensión se observa claramente. Al llegar a collau obtenemos una guapa estampa de bosque de Los Moñacos y el inicio de la foz del mismo nombre, el colorido techo de "las cabañas" de la Felguerina destacan sobre el rabioso verde primaveral. El Cuetón de les Travieses queda ya detrás nuestro y su original forma ha cambiado un poco, ahora lo único que nos distrae es la subida por la ladera norte de la Peña Los Tornos, el camino está bastante definido y hay un poco de nieve, de momento lo tenemos claro.

(Dejamos a nuestra izquierda el precioso bosque de Los Moñacos, aunque....)

(....el terreno se pone muy pindio y debemos centrarnos en lo que tenemos por delante)

Tras subir durante quince minutejos alcanzamos una zona donde observamos una fuerte canal hacia arriba, creo que está claro que debemos subir por ella, por si las moscas, mandamos al compañero Alfonso que explores un poco y que después nos de un voz, no fuera que... Mientras nosotros nos asomábamos hacia un ventana que nos llamaba mucho nuestra atención, ¿que hay?, pues...una impresionante vista de la zona de Las Vizcares, ¡menudo balcón!

(Alfonso va en busca del buen camino, nos de espera contemplativa)

La espera del compañero se nos hacia un poco larga, ¡ya ta en la cumbre!, !será...!, estábamos en este tipo de exclamaciones cuando suena el móvil y nos manda subir, ¡menos mal!, ya empezábamos a estar preocupados, les había dicho que, según me había documentado, en el último tramo había que trepar un poco así que me estaba dando mal rollo la tardanza.

(-Guaje esto esta algo pindio y estrechuco, tendremos que sujetanos un poco)

Con mucho cuidado subimos por la estrecha canal, estaba muy mojada, aún había un poco de nieve y se patinaba un poco, la estrechez de lugar venía bien para sujetarse aunque era muy pindia. Tras superar este primer largo nos encontramos hasta un árbol medio seco, ¿por donde vamos?, por ahí no nos gusta, ¿por donde el árbol?, Alfonso no nos había esperado, ya estaba en la cumbre, al poco a parece y nos indica por donde subir, ¡por donde el árbol!, así que pasamos por una canal de piedras a las cuales nos tenemos que agarrar un poco pero con mucho cuidado pasamos, solo nos queda un escalón, de casi un metro, el cual debemos repegar otro poco, y...¡llegamos!

(Un paso largo, toca agarrase un poco la piedra, no sea que...)

(Sabía que en la parte última estaba algo feo, siempre se agradece ir advertido)

(El último peldaño para alcanzar la cima de Peña Los Tornos o Les Crespes)

(Pico Los Tornos de Pandemules o Les Crespes, ± 7,5 K / ± 1558 m.a. / 14:05 h.)

Efectivamente, arriba estaba un poco feo, pero pasé sin muchos problemas, sin embargo hay que tenerlo muy en cuenta, especialmente en invierno, pues un resbalón le puede traer a uno fatídicas consecuencias. Además hay una pasarela de roca hasta alcanzar el punto geodésico que también impone un poco, la caída puede ser... Tras superar todos estas dificultades, sabidas pero no conocidas, llegamos al objetivo del día después de 2 horas y 45 minutos desde Orlé, de superar el desnivel de 858 metros y los 7,5 kilómetros de plácido caminar, ahora nos toca disfrutar de las vistas en este hermoso balcón en este precioso día primaveral.

(Al Nor-Oeste: Piloña y la Sierra de Aves con el Vízcares de cumbre señera)

(Al Norte: El Cuetón y el bosque de Los Moñacos, lo más cerca, el resto...)

(Al Nor-Etes: El Cuetón y Piedrafina, lo más cerca, el resto...)

Ya en la cumbre, tras pegarle el rapapolvo correspondiente al explorador, hacemos un rápido 360º para identificar las vistas que tenemos, en principio de Este a Oeste y los más cercano, así como: La zona de las Vizcares (con el Maoño, Traslafuente y el Vizcares), la Foz de los Moñacos y el bosque del mismo nombre, Collau Llagu, La Llomba, La Frayada y el Cuetón de les Travieses, la majada y collau de Piedrafita, al fondo, toda la zona de San Isidro, de la cual no vamos a nombrar ninguno pues se observaban casi todos y no fuera que alguno se nos olvidara.

(Al Sur: El Purupintu y... ¡las grandes cumbres de Caso y Ponga)

(Al Sur-Oeste: El Macizo Central de los Picos de Europa con Peña Santa reinando)

Todo muy espectacular, pero lo más importante era lo que estaba más al sur, desde el collau de Piedrafita hacia la Mota Cetín pasando por los Picos de Europa, todo un mundo montañero, desde la Carasca, Campigüeños, Tiatordos, La Llambria, Sen de los Mulos, Cantu Cabroneru y Peña Beza, el Macizo Occidental de los Picos de Europa con Peña Santa al frente, el Pierzu, la Mota Cetin, el Cuera y el Sueve, ¡que más podemos pedir!, el día claro y sin nubes facilita mucho la identificación de los mismo, aunque se nos presentan muchas dudas.

(Al Este: Ponga, el Pierzu, la Mota Cetín....., todo un mundo montañero)

El compañeru Viti "Pisapraos" ha tenido la genial ideal de rotular una de las fotos de la cumbre, creo que es un extra muy importante para nosotros y aquí queda para uso y disfrute nuestro y de todos los que no han tenido la oportunidad de subir a esta perguapa peña.

(Foto de grupo: JF, Alfonso y Santiago, con rotulación especial, de todo lo que se ve tras nuestro, del compañero Viti)

Desde esta vistosa cumbre de la Sierra de Pandemules, tenemos la oportunidad de contemplar en toda su dimensión unos de los muchos bosque más bonitos de Asturias y además con un nombre muy especial: el Puru Pintu, allí lo teníamos a nuestros pies, entre la peña en la que estábamos encumbrados y La Llambria, no es de extrañar dado el paraje donde nos encontramos, Caso y Ponga, nombres muy asociados a la masas boscosas del norte Peninsular.

Recogemos la tarjeta de cumbres dejada por la gente del Grupo Monatañero Vízcares de Infiesto, nosotros dejamos la nuestra y pasamos a dar cuenta del bocata, tiempo que transcurrirá tratando de identificar picachos varios que nos van destacando sobre los más conocidos. Tras reponer fuerzas y otear, de nuevo, el blanco horizonte sureño nos volemos sobre nuestros pasos por la estrecha canal que hemos accedido a la cima, durante la charla de bajada, Alfonso comentaba, que un montañero muy conocido suyo y de muchos Asturianos, decía que era muy interesante portar siempre una cuerda de 30 metros para situaciones comprometidas en la montaña, creo que denotaba que la subida y bajada del último tramo de esta peña no se la esperaba, a pesar de que le había dicho que igual yo no llegaba hasta la cumbre.

(Toca regresar sobre nuestros propios pasos, los iniciales son los más complicados)

(Mejor agarrarse un poco)

Antes de llegar al collau de Borquerida tuvimos que echar mano de nuestro raquítico inglés, - Where are you from?, eran una pareja de ingleses que venían desde el pueblo de Nieves, les dábamos el relevo de subida y, más o menos, intentábamos decirles por donde iban, aunque viendo el mapa que portaban, el mismo que un servidor, no iban muy desorientados.

(Ya en el terreno cómodo...)

(... una miradita hacia atrás para saludar en Inglés)

Fue todo una sorpresa encontrarse en este rincón perdido de Parque Natural de Redes a esta pareja, les fuimos siguiendo con la vista hasta que se asomaron al punto geodésico, desde donde nos saludaron con el internacional idioma de los signos.

(Con escenarios como este queda ganas de preparar otra marcha por tierras de Caso)

Como es costumbre, en todas las excursiones a esta zona, siempre se terminan de la misma manera y en el mismo lugar, tomando algo en el coqueto establecimiento hostelero de "La Carasca", el día se mantenía muy bueno y parecía que nadie tenía prisa por volver, la guapa terraza no invitaba a marchar, ¡todo lo contrario!

El video, es un habito similar al de tomar una clara o un cafetín en "La Carasca", ¡no puede faltar!, además creo que cumple la misma misión, repasar todo lo anteriormente acontecido: tras acabar la guapa jornada montañera nos relajamos, un poco más, repasamos los mejores momentos del día, el vídeo viene a ser algo muy parecido, condensamos en diez minutos, ¡trabajo cuesta!, lo mejor de la guapas marcha por tierras de Caso.

 

Como propina os dejo una amplia presentación fotográfica de la excursión montañera realizada, contiene sesenta fotos adicionales a las que habéis podido contemplar hasta este punto, así que si os quedasteis con ganas...¡aquí os queda!

 

022 - Orlé - Peña Los Tornos - Orlé

* Si tienes algún problema al ver la presentación de fotos inicial, puedes verla pinchando sobre esta linea de texto la cual te llevará al álbum de fotos relacionado con la actividad que nos ocupa. 

 

 

 

 

 

El que suscribe se ha quedado con ganas de volver y creo que lo voy a tener fácil, las ausencias fueron muy importantes y a mí me gusta compartir con los demás lo mejor y creo que esta ascensión a Peña Los Tornos está dentro de este grupo por lo que me veo en la obligación de compartirla con todos mis amig@s, de una forma directa o mediante este pequeño reportaje que aquí os he dejado.

JFCamina.

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Rutas por Redes"

 

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.