Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Pico Coalnegro (El Castro)

JFCamina, 12/2013

 

Pico Coalnegro (El Castro)

(Un paseo circular entorno a una peña con mucha historia y sus fayeos)

Mapas ING: 78-II "Cabañaquinta" y 79-I "Felechosa"

Inicio y fin :Pola del Pino (Pola Vieya), Concejo de Aller, Asturias.

Objetivo: Pico Coalnegro, Concejo de Aller, Asturias.

Recorrido: Pola del Pino - (Pola Vieya (595 m.a.) - Valle del Coto de la Pola - Misiegos (775 m.a.) - Fuente Isabel (925 m.a.) - Río Coto (910 m.a.) - Escuyu de Teyas - Collau L.linares (1040 m.a.) - Pico Coalnegro-El Castro (1216 m.a) - Collau L.linares (1040 m.a.) - Valle de Freneo - Curxero (940 m.a) - Desvio a Felechosa (880 m.a.) - Desvio  a El Pino (875 m.a.) - El Pino - San Felix (625 m.a.) - Pola del Pino - (Pola Vieya (595 m.a.).

Distancia: ± 11 kms. Circulares (5 + 6) / Tiempos: 4 horas (2 + 2)

Desnivel: ± 650 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Calzada empedrá, camín montañero y pista terrera..

Señalizacion: No.

Creative Commons License


En nuestro afán de encontrar la ruta “perfecta” para el IV Encuentro del Foro de Montaña de Asturmet, otra vez más, nos arrimamos a las poblaciones del Alto Aller. En este caso, al igual que la exploración al Pico Cueto, tiraríamos de la abultada carpeta de “pendientes”, vamos a tratar de realizar un paseo desde la Pola del Pino (antigua capital del Concejo de Aller, allá por el siglo XVI). Nos adentraremos por el Valle del Coto de la Pola y antes de llegar a los pies de los Picos Cuchu y Pradera giraremos a la derecha y nos adentraremos en un fayeu en busca del Collau L.linares y de ahí al pico, al cual se llega también por fayeu, como decimos nosotros: “Ye un picu con melena”.

(Pola del Pino - Pola Vieya, Concejo de Aller, Asturias, ± 0,0 K / 595 m.a. / 0 h.)

El Objetivo es el Pico Coalnegro, conocido como El Castro forma parte de la génesis del Conceyu de Aller, es un lugar catalogado arqueológicamente, era una antigua explotación minera de cobre en la época castreña, así que va a ser una marcha con mucha naturaleza, historia y alguna leyenda, la cual siempre forma parte de la historia. Desde la carretera vemos a un pico más fiero, es el Pradera, pero el de hoy es un poco más modesto, se trata de la picacha que sóbresae entre el bosque de la derecha.

Tras señalar, más o menos, el objetivo desde la carretera, solo queda cruzarla y adentrarse por el guapo pueblín de la Pola el Pino (La Pola Vieya), aunque no andaremos mucho, al poco tenemos girar un poco para ver el ancestral detalle del Moyón de la Corralá, según reza en una placa amarilla cerca del “monolito de arenisca de casi 2 m.”. Apuntanse dos posible procedencias: un menhir prehistórico o un mojón de los caminos medievales, aunque seguro que …. ¡Ah!, el detalle del tigre no tiene desperdicio, menudo cuadro que configuramos los tres (el monolito, un servidor y el felino), no me extraña que Mary tuviera tanto interés en tomar la foto.

(Moyón de la Corralá)

Tras contemplar el curioso rincón lleno de mucha historia y alguna leyenda, pues me comentan que allí mismo existió una torre medieval, volvemos a la caleya principal y reanudamos la marcha en dirección a la entrada en el Valle del Coto de la Pola. Nuestra intención inicial es hacerlo pasando junta a la capilla, pero unas señoras, ante nuestras preguntas, nos advierten de que por allí se va por pista, así que retrocedemos unos metros y cruzamos el puente sobre el río, así para arriba que vamos sin ningún problema, dejando tras nuestro preciosos detalles del buen hacer de la gente, así hasta la fuente-bebedero que nos encarrila en el buen camín.

(Guapos detalles del buen hacer de la gente de La Pola)

Le damos la espalda a la fuente y continuamos caleya arriba, después de las últimas edificaciones y un solitario banco de parque que parece que nos indica que junto a él tenemos que pasar, por el sendero que va a la vera del río del Coto. Nos adentramos por un pasillo sobre el río, vemos unas cuantas truchas, el camin, que en un principio parece ruin, empieza a ensanchar y va de muy buena traza, incluso empedrá.

(Un solitario banco de parque parece que nos quier decir que por allí tenemos que pasar)

(Valle del Coto de Pola arriba por una excelente calzada empedrá)

Ya en el buen camín solo nos queda dejarse llevar, aunque poco a poco tenemos que emplear más fuerza para ello, pues el terreno comienza a ponerse cada vez más inclinado. Parece que vamos adentrándose en una especie de foz, la cual está engalanada de árboles, el pico el Castro (Cualnergo) nos queda a la derecha del río y está rodeado por una precioso fayeu. Encontramos a un lugareño y charramos un buen rato, le comentamos nuestras intenciones y nos hace un breve croquis de por donde tenemos que ir, justo lo que nosotros habíamos visto sobre el mapa.

(El pico el Castro nos queda a la derecha del río y está rodeado por una precioso fayeu)

Tras despedirnos, reanudamos la marcha, superamos una cuesta un poco más inclinada de lo que nosotros desearíamos y pronto nos encontramos en las cabanas de Misiegos, donde el chaval que habíamos encontrado nos digo que tenía su hacienda. Toca seguir camín arriba, el cual parece que se ciega un poco pero pronto volverá, más o menos, al mismo ancho de banda.

(Cabanas de Misiegos, ± 1,8 K / 775 m.a. / 0 h. 40')

La traza seguirá cuesta, por lo que, según vamos avanzando, las vistas serán mejores sobre lo fondero del valle y en las alturas, así veremos el pueblín, los grandes bosques que lo rodean, además del Pico Cueto y Peña Redonda, dos picachas en las que recientemente hemos estado.

(A nuestros pies la empedrá calzada y los azulones "prunos")

(Atrás queda La Pola, con vistas hacia el Pico Cueto y sobresale Pena Reonda)

Llegamos a un punto donde el camín se bifurca, a la derecha baja hacia el río y después parece que enlaza con una pista ganadera, esto no nos interesa, así que seguimos subiendo. Ahora parece que estamos en un punto donde el pico Coalnegro lo tenemos cerca, al otro lado del río sobre el bosque de fayas, pero nosotros tenemos que seguir hasta un collau que empezamos a divisar y atacarlo por detrás, aunque también caminando entre las fayas, pero de mejor andar.

(Parece que la picacha del Coalnegro esta cerca, pero tendremos que dar un rodeo)

(Seguiremos camín arriba en busca de la collá de L.linares para entrarle por detrás)

Llegamos a un punto donde nos sale otra desviación a la derecha, esta nos indica que tenemos a escasos metros la Fuente Isabel, como no hay mucha distancia nos acercamos hasta ella, merece la pena no perderse estos guapos rincones.

(Fuente Isabel, ± 2,7 K / 925 m.a. / 1 h.)

Pasamos por el camín que va por encima de la fuente Isabel y al poco vemos que una pista va por arriba nuestro, también que nos sale un desvío a la derecha, este si que es el nuestro, aquí comenzamos a descender hacia el río, si continuáramos para arriba nos llevaría a la bases de los Picos Cuchu y Pradera, aunque eso son empresas de más tiempo.

(Por encima de Fuente Isabel desvio a la derecha, hacia el río, ± 2,8 K / 930 m.a. / 1 h. 5')

(Río Coto, ± 3,0 K / 910 m.a. / / 1 h. 10')

Descendemos hasta el río, no tenemos puente, así que lo cruzamos de piedra en piedra, pues no tiene mucho agua, otra cosa sería en época de lluvias. Tras pasar el río, descenedemos unos metros a la vera de su cauce y pronto nos adentramos por un caleyón (el Escuyu de Teyas) que va por el medio de un fayeu, es una zona húmeda, así que en época de lluvias el tema también podría complicar un poco.

(Nos adentramos por el Escuyu de Teyas)

Superado el primer tramo farragoso del caleyón la traza vuelve a ser más curiosa y de gran belleza, las enormes fayas que lo flanquean nos dejan muy pequeños. No hace falta contar que la altitud perdida para bajar al río debemos recuperarla, así que toca ascender, pero como vamos por medio del bosque, seguro que por lo precioso del paraje, nos resulta más liviano.

(Un paraje con unas fayas de gran tamaño)

(Con tanta belleza no nos damos cuenta de la subida)

(El desnivel positivo del recorrido, desde el pueblo, es de 650, no muy grande pero sin apenas descansos)

(Detalle de algunas de las cabañinas que topamos en la parte alta del Escuyu de Teyas)

Llega un punto donde la alfombra de hojas secas parece que sigue a la derecha, esto no nos interesa, pues daríamos la espada al collau L.linares (Chinares), nuestro objetivo más inmediato, así que donde una gran fayona cogemos un camín que sale a la izquierda. Ahora ya dejamos de subir, la traza va mucho más tendida, pasando al lado de unas guapas cabañas, ya tenemos muy cerca el collau.

(En esta gran fayona giramos a la izquierda para dir hacia el collau Chinares)

(Ahora la traza a seguir es muy tendida y cómoda)

(Con varias cabañas que duermen al regazo del collau)

Después de una hora y media de marcha desde que arrancamos en la Pola el Pinos alcanzamos el Collau L.linares, estamos en el punto culminante del recorrido, aquí podemos hacer dos cosas: rodear el pico que tenemos al SurEste o afrontar su ascenso. Nosotros vamos a intentar auparnos sobre su penacho, fayeu arriba, pero antes otearemos las altas cumbres cercanas, la del Cuchu especialmente , a la derecha, pues el Praera no se deja ver tan bien, tendremos que subir un poco más.

(Collau L.linares, ± 4,2 K / 1040 m.a. / ± 1 h. 30')

Aquí en Chinares (L.linares) no tenemos un jito que nos indique por donde coger la mejor vereda, tenemos que fiarnos de nuestra intuición andariega y del mapa, sabemos donde está ubicado la cima de Coalnegro (al SurEste), así que esa dirección nos encaminamos. Pronto tropezamos con una vereda, pero la misma parece que va muy a la derecha, al Este, así que en cuanto vemos una vía clara entre las fayas… ¡por ella tiramos, fayeu arriba!, una de las ventajas de este tipo de bosque.

(Primero encontramos un caminín pero parece que no nos llevará a la cumbre así que...)

(...¡Fayeu arriba!, buscando la mejor traza, hasta la cumbre)

(Caminando entre la belleza y la fuerza de la naturaleza)

(No existe vereda clara, solo saber dónde está el picu y tirar para arriba, al ser fayeu la tarea es sencilla)

Acompañados de la belleza propia del bosque autóctono, en poco tiempo nos plantamos en la cumbrera SurOriental del Coalnegro, con vistas al valle de Braña, donde se ubica, a sus pies, el paraje de Cuevas y la carretera del puerto San Isidro, aunque las nubes no dejan apreciar las grandes Cumbres Alleranas, una pena, aunque se contempla perfectamente las Peñas Pandos y Melera.

(Cumbrera SurOriental del Coalnegro, con vistas al valle de Braña)

Alcanzada la cumbrera seguimos subiendo en dirección NorOccidental, seguimos por el bosque, pues el mismo llega hasta la propia cumbre, no contamos el número de fotos que sacamos, el paraje es una verdadera “cocada”, ideal para perderse una horas fotografiando los numerosos y preciosos detalles, solo una muestra.

(El bosque llega hasta la propia cumbre, no contamos el número de fotos que sacamos, solo una muestra)

(Resulta muy dificil no pararse, así que empezamos la sesión fotográfica)

(Una tras otra, todas allí esperando a ser contempladas y, ¡faltaría más!, fotografiadas)

(Parece que se pusieron una mano de barniz para recibirnos)

Comprobamos que la cima ya está muy cerca, nos echamos hacia la derecha para atacarla, por un canalizo angosto cubierto de hojas donde tenemos que superar varios árboles caídos. Más tarde comprobaríamos que esta opción no era la mejor, que si hubiéramos girado a la izquierda nos llevaría por un paso totalmente limpio pero nos hubiéramos perdido unas cuantas distracciones más en forma de setas.

(La cumbre ya está muy cerca, aunque aún tenemos unas cuantas distracciones más en forma de setas)

(Preciosos detalles con los que nos deleita este bosque "melena" del Coalnegro)

Cuando ya creíamos que íbamos a hollar cumbre nos damos cuenta que tenemos dos piedronas más que superar, miramos y vemos que existe otro canalizo que discurre por el medio de ambas, lo afrontamos sin muchos problemas y alcanzamos la cumbre arbolada del Coalnegro, desde la cual no podemos observar mucho; primero por los árboles y segundo por el día tan cargado de nubes que nos tocó en suerte.

(Para alcanzar cumbre tenemos subir un poco más, por una veredina entre las rocas)

(Una pequeña subida por un herboso canalizo y... ¡cumbre!)

(Pico Coalnegro - El Castro, ± 5,0 K / 1216 m.a. / ± 2 h. 00')

En la cumbre encontramos una tarjeta de cumbres fechada en Junio de 2013, estaba al intemperie entre unas rocas, se nota que el verano fue bueno pues en caso contrario… La citada tarjeta la firman unos amigos del Foro de Montaña de Asturmet ¡coincidencias de la vida!, tenemos dos opciones o enviársela por correo y entregársela el día del IV Encuentro, esperamos que esta última opción sea posible. Tal como nos temíamos, hoy las vistas de altura no son las mejores, así que nos centramos en os pueblos, desde Felechosa, El Pino, La Pola, Llanos, e incluso, Collanzo. Una pena de lo que no pudimos contemplar por arriba, pues estaríamos, frente por frente, con Pena Reonda, pero hoy no tuvimos suerte con la climatología.

(Pena Reonda se nos niega, nos conformamos con el Pico Cueto y los pueblinos)

(Veamos algún pueblín del Alto Aller)

(Felechosa y El Pino, además del fuerte contraste entre las dos laderas: bosque frente a pradería)

(El Pino y la iglesia de San Félix, perpendicular casi a la cumbre)

(De la Pola del Pino, punto de partida, al pueblín de Llanos)

(Collanzo y la iglesia prerromanica de Santibanez de la Fuente)

Nos vamos de la cumbre con cierto sabor agridulce, una pena de panorámicas montañeras que nos perdimos, pero solo eso, pues la subida y, ahora, descenso hasta el collau Chinares, es una verdadera gozada, así que nos lo tomamos con fotográfica tranquilidad. Una foto tras otra y, entre click y click, buscamos la forma más cómoda de caminar por el fayeu.

(El descenso tan entretenido como el ascenso, así que empleamos otra media horita)

(¡Casi lo pisamos!, mira que si era un principe encantado)

(Seguimos con el festival de setas)

(Resulta complicado olvidarse de ellas)

(Así que las dos cámaras fotográficas a toda marcha)

De las numerosas distracciones que tropezamos en el descenso da cuenta que tardamos lo mismo para subir que para bajar. Así que en media horina después de que abandonamos la cima nos plantamos la collá Chinares, donde parecía que empezaba a clarear, e iniciamos la segunda parte circular, todo por pista terrera hasta Felechosa o El Pino, pues esto último aún no lo teníamos decidido.

(Y entre foto y foto buscamos la manera más cómoda de bajar de nuevo hasta el collau Chinares)

(Collau L.linares, ± 5,8 K / 1040 m.a. / ± 2 h. 30' / Al NorEste, parece que quiere abrir)

Con un poco de cielo azul tras nuestro damos definitivamente la espalda al Cuchu y al Praera para tratar de cerrar el circuito en torno al pico del cual nos habíamos apeado, ahora en un recorrido completamente en descenso, por cómoda pista terrera y con unas excelentes vistas sobre el valle de Fresnedo, al Retriñón y al Llacia, en principio no presenta muchos problemas, solo dejarse llevar.

(Damos la espalda al Cuchu y al Praera para dir hacia Felechosa o el Pino, ya veremos cual)

(Iniciamos la segunda parte circular, todo por pista terrera hasta Felechosa o El Pino)

(Daremos una buena vuelta al Coalnegro)

(Cabanas de Curxero, ± 6,7 K / 940 m.a. / ± 2 h. 45' / Al SurOeste el Retriñón y Llacia)

(En principio, el cómodo recorrido no nos plantea muchos problemas)

(Todo el recorrido en descenso con excelentes vistas sobre el valle de Fresneo, al Retriñón y al Llacia)

La orientación que llevamos es SurOriental, casi paralela al arroyo del Fresneo, el cual nace muy cerca, bajo las faldas del collau Praera y el pico la Forada, aunque el mismo no parece que lleve mucho agua. Por este tramo encontramos varias cabañas, como las de Xurveo y la Llabanera. Así, con grandes momentos contemplativos, vamos girando suavemente al Sur, justo en un panorámico canto lo hacemos definitivamente, donde las máquinas del hombre le metieron una gran “zagayá” a la montaña para ampliar el paso de pista.

(Menudas panorámicas que nos ofrece este cómodo paseo de vuelta, aunque...)

(....¡Qué pena de nubes!!)

(Me quedo sin verle la cara a Pena Reonda)

(Me tendré que conformar con ver la Peña Pandos, otro día será)

Dejamos atrás el canto, lamentándonos de las escasas panorámicas que hoy tenemos en suerte contemplar, nos tenemos que conformar con la Peña Pandos y, en lo fondero, el pueblo de Felechosa. Ya con buena marcha vamos pista abajo, con varias revueltas, en dirección SurEste, dándole la cara al pueblo de Felechosa. Así hasta llegar a la derivación a izquierda que nos llevaría directos al pueblo, aunque nosotros ya hemos decidido seguir de frente, vamos hacia El Pino.

(Pista abajo, dándole la cara a Felechosa y luego a El Pino)

(Aunque vamos realizando alguna que otra revuelta, pues la traza a seguir va algo cuesta)

(Desvio a izquierda a Felechosa, aunque nosotros seguimos de frente, ± 8,0 K / 880 m.a. / ± 3 h. 15')

No tenemos referencias definitivas de a dónde nos lleva la pista por la que transitamos, suponemos que a enlazar con la que sube a los prados que existen debajo del Coalnegro, tal como nos había comentado el chaval que encontramos al subir por el valle del Coto del Pino. Íbamos con estas dudas, cuando trescientos metros después de dejar atrás el desvío hacia Felechosa, a la derecha vemos que sale un camín, comprobamos en el mapa, existe una posibilidad, así que nos arriesgamos y camín abajo que nos metemos.

(Ahora nos olvidamos de pista y bajamos por camín hasta El Pino, ± 8,3 K / 875 m.a. / ± 3 h. 20')

(En principo el camín llegaría hasta esta cabaña pero sigue)

En principo el camín llegaría hasta una curiosa cabaña que tropezamos al poco, miramos y vemos que el mismo sigue para abajo, así que con más decisión continuamos la marcha. Al poco nos encontramos con un “quad”, el tema ya estaba muy claro, esto ya es definitivo, además estamos ya muy cerca de El Pino, casi encima de las huertas. Un poco después tropezamos con otra pista, que viene de arriba, sin ningún problema seguimos bajando hasta la Iglesia San Félix de El Pino.

(Si este "quad" llegó hasta aquí...¡está claro!)

(Además tenemos el pueblo de El Pino muy cerca)

(Sin ningún problema seguimos bajando hasta la Iglesia San Félix de El Pino)

 

(En ocasiones el descenso se hace pronunciado, peor sería ascender, ¿no?)

Entramos en el pueblo de El Pino por detrás de la iglesia de San Félix de El Pino, la cual fue construida en el siglo XVIII, la misma impresiona un poco por el volumen que ocupa, pues presenta una planta de cruz latina un tanto alta. Para mí lo guapo de esta iglesia está en el interior, en una ocasión tuve la suerte de hacerle una visita cultural y contemple sus interesantes retablos: los laterales y el principal. Hoy no va ser posible enseñárselos a Mary, otro día será, solo queda decir que esta iglesia fue declarada Monumento Histórico Artístico en marzo de 1973, así que por algo será.

(El Pino, Iglesia de San Félix, ± 10,1 K / 625 m.a. / ± 3 h. 45' / El Coalnegro detrás)

Ya en el asfalto toca ir carretera abajo (AS-253 Km 10-11) en busca del coche, el cual tenemos bien aparcado en las numerosas plazas que el pueblo dispone. Aunque antes tendremos que pararnos en el Área El Picón, un momento para contemplar una redonda piedra y leer de lo que de ella allí se decía.

(AS-253 Km 10-11: El Pino - Pola del Pino)

(Área El Picón, entre La Pola Vieya y El Pino, Concejo de Aller, Asturias)

“Entre La Pola y El Pino
hay una piedra reonda
onde se sientan los mozos
cuando vienen de la ronda”


Esto ya toca a su fin, vamos por la acera cubriendo los últimos cientos de metros, un buen momento para dejaros el dibujo que el nuestro GPS ha realizado sobre el mapa del IGN, el cual nos vino muy bien para diseñar el camino a seguir desde casa, aunque después tenemos que dir adaptándonos a las circunstancias de los cambios, las pistas ganaderas imponen su ley.

(Nuestro recorrido circular al Coalnegro / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

(Pola del Pino - Pola Vieya, Concejo de Aller, Asturias, ± 11,0 K / 595 m.a. / 4,0 h.)

Sobre el tiempo previsto cerramos este guapo circuito en torno a una peña con historia, cuatro horas nos ha llevado realizar el mismo, ideal para el fin deseado: una pequeña caminata mañanera, de 10 ó 11 Kilómetros y 4 ó 5 horas de marcha, para después compartir una buena comida en una restaurante de la zona, los cuales están al mismo nivel de la ruta realizada, es decir, excelente. Ahora toca compartirla con los amig@s y que ellos decidan, de momento aquí queda para todo el que quiera tomar este tema como referencia, seguro que no quedará decepcionado.

 

JFCamina


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Rutas por Aller"

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.