Asturias

San Justo: Pico y Pueblo

Turón, 4 y 12 / 2012

JFCamina, 12/2012

 

San Justo: Pico y Pueblo.

(Historia de tres guapos paseos por el cordal de Ubiés)

Mapas IGN: 053-IV "Pola Laviana" (2000) / 053-III" Turón" (1999)

A lo largo del año 2012 los cordales que guardan al valle de Turón fueron un espacio natural al que recurrimos mucho en nuestras salidas, primero fueron dos marchas al Pandoto o Cutrifera, después otra hasta el Burrablanca y Ventoso desde la Colladiella, finalizamos realizando otras dos por el cordal de Urbiés, hasta que llegamos al Pico San Justo o Cogollu. En este último paseo pensamos que el San Justo (1027 m.a.) reunía todos los requisitos necesarios, además de otras circunstancias personales añadidas, para poner nuestro Belén de Cumbres Familiar 2012.


Así que este reportaje, de tres jornadas entorno al Cordal de Urbiés comenzará por el final, el evento navideño que siguen manteniendo numerosas personas aficionadas a las salidas por la naturaleza, si os seduce la zona podéis seguir la marcha del reportaje y ver el resto, seguro que no os dejará indiferentes y a su territorio algún día llegareis.

Creative Commons License


Realización: Diciembre del 2012

Inicio: Alto de la Faya o de la Mozqueta Concejos Mieres y Langreo, Asturias.

Objetivo Principal: Pico Cogollo o San Justo, Concejos Mieres y Langreo, Asturias.

Recorrido: Alto de la Faya o de la Mozqueta (846 m.a.) - Campa Urbiés (855 m.a.) - Campa Les Abeyes (875 m.a.) - Desvio de pista (890 m.a.) - Campa Cervalina (925 m.a.) - Pico Cogollo o San Justo (1021 m.a.) - Inicio camino de vuelta - Alto de la Faya o de la Mozqueta (846 m.a.).

Distancia: ± 3,5 x 2 = ± 7,0 Kilómetros / Tiempos: 2,0 + 1,5 = 3,5 horas / Desnivel: 170 mts. de ascenso y su correspondiente descenso.

Señalización: Si, coincidimos con señales del PR AS-164 "Senda Verde de los Molinos", el PR AS-44 "Vuelta de Langreo" y el PR AS-34 "Cordal de Urbiés"

 

Me “curré” un poco el recorrido (mapa, distancia, desniveles y alguna fotuca) y trasladamos nuestras intenciones a los posibles actores, así el día señalado allí estábamos un buena parte de la Familia para afrontar la pequeña aventura navideña. Una semana antes del evento nos la pasamos mirando las previsiones meteorológicas, al principio daba bueno, después malo y finalmente despertó un día totalmente despejado, aunque esto último fue solo un espejismo.

(Alto La Faya, LA-7, PK ± 11, C. Mieres y Langreo, Asturias, ± 0,0 K /846 m.a./11:50 h.)

Tal como estaba previsto, ya que la ruta no era muy larga, solo 3,5 Kilómetros de recorrido de ida, casi a las doce del medio día estábamos en el Alto de la Faya viendo un paseo de coches clásicos, la verdad que nos prestó mucho ver los, sobre todo a los guajes. Tal como les prometí el recorrido era casi llano, un paseo tendido, unos 170 metros de desnivel positivo acumulados, con una subida final de pocos metros. El recorrido será en su mayor parte por pista terrera llana, salvo el último kilómetro, donde se comienza a subir un poco, por algo es un pico.

La bondad del recorrido da mucho juego para ir charrando de nuestras cosas, la juventud de los coches que acabamos de dejar atrás y los mayores… ¡también! Aunque también cabe algún lamento que otro porque empiezan a caer gotitas de agua, ¡qué rabia!, ¡con lo guapo que se presentaba cuando levantamos la persiana!, sin lugar a dudas una verdadera pena, pero…. ¡tira millas!

(Amplio abanico sobre el valle de Samuño, el panacho de la CT de Lada marca referencias)

Sin apenas darnos cuenta llegamos al mirador sobre el valle del Nalón, precisamente sobre la zona de La Nueva y Samuño, al fondo se observa el penacho de vapor de agua de la central de Lada, además de las sierras intermedias que nos ocultan el mar cantábrico, aunque el día ya no está para muchas vistosidades.

(Tal como prometí... todo llano y bien señalizado)

Siguiendo la diversa señalización de la zona seguimos pista adelante hasta la Campa de Urbiés, seguimos la pista principal, olvidándonos del desvió a la derecha que se nos ofrece, debemos discurrir por debajo del pico Pando, el cual tenemos enfrente de nosotros, hoy no lo cumbrearemos, eso será otra aventura que podéis visionar en otra fase de este reportaje.

(El cordal de Navaliego y Peña Mea nos cubrirá las espaldas en todo momento)

Dejando atrás la Campa Urbiés podemos darnos la vuelta y tener una preciosa panorámica de las altas cumbres del Alto Turón, desde el Tres Concejos al Burrablanca y Ventoso, aunque la que más llama la atención, en otro plano posterior y valle, es la enorme mole calcárea de Peña Mea, la cual apenas tiene nieve.

(Campa Urbiés,± 1,3 K / 855 m.a. / 12:10 h.)

En animada conversación llegamos a la Campa les Abeyes, donde acumulamos 2,1 kilómetros recorrido y una hora de tardanza, ¡menuda media!, realmente esto último importa muy poco, lo verdaderamente interesante es que ya tenemos el objetivo a la vista, además de la preciosa estampa del Peña Rueda, la cual se deja ver entre la gran masa de negras nubes que han estropeado el día, ¡una pena!, pero… ¡ye lo que hay!

(Campa les Abeyes, ± 2,1 K / 875 m.a. / 12:25 -12: 35 h.)

(A la izq. deberíamos ver Las Ubiñas, pero solo la impresionante Peña Rueda se deja ver)

(Las cumbres del Áramos aún conservan algo de nieve, seguro que esperan por otra)

(Desde el cantu de la Campa les Abeyes tenemos una vistosona ponorámica del alto Turón)

Al poco de dejar atrás el vistosón canto de la Campa les Abeyes toca bajar un poco, no mucho, ya que si seguimos el descenso bajaríamos hasta el pueblo de San Justo, nosotros tenemos que seguir por la pista que va a la derecha, la que sube ligeramente.

(El objetivo ya está fijado, unos metros de bajada y pronto abandonaremos la pista)

Como suele ocurrir en este tipo de marchar colectivas, al comienzo vamos todos en pelotón, después comienzan a montarse corrillos, donde cada uno se acopla en función de la afinidad de la conversación, un servidor, que ye un poco cotilla, va de grupo en grupo, picando un poco de cada uno, así hasta llegar al siguiente desvio.

(Tras la Campa les Abeyes llega la pista que baja al pueblo de San Justo, nos a la derecha)

(Las chicas en sus temas, al fondo la Campa les Abeyes y la bifurcación de pistas)

Tal como les había prometido había cerca de tres kilómetros de cómoda pista y después una subidita de poco menos de un kilometro, así hasta completar los 3,5 previstos en el diario de ruta, ahora estamos en el punto donde toda echar el resto y ponerse a subir por la vertiente Sur del pico San Justo o Cogollu.

(Desvio a la derecha de la pista para ascender al San Justo, ± 2,8 K / 890 m.a. / 12:45 h.)

Como es de esperar los guajes marcan el ritmo, no hay manera que de vayan más tranquilamente, seguro que huyendo de mi presencia para que no les suelte el rollo de las numerosas cumbres que, a pesar del día, hoy podemos otear, así que me tengo que arrimar a Manolo y Ángel para ello.

(Campa Cervaliza, ± 3,0 K / 925 m.a. / 12:50 h.)

La ascensión a este cómodo pico o chombona, como dirían otros, no es toda continuada, hay diversos escalones que te la hacen subir muy cómodamente, como unos aliviaderos, donde puedes relajarte un poco para afrontar el siguiente largo, el primero está en la Campa Cervaliza, después otros dos más.

(La clara ascensión escalonada al pico San Justo o Cogollu)

El furgón de cola, entre el cual me incluyo, llegó a la cumbre del Belén dos horas después de iniciar la marcha, justo en el horario previsto, ideal para llegar, poner el nacimiento, comer un poco de turrón, brindar con nuestra sidra champanada y cantar algún villancico, después bajar hasta un lugar menos expuesto y desenvolver el bocata. Como podéis leer ya preveíamos un poco la adversa climatología pero no esperábamos tanto, pues en la base del pico tira el aire con fuerza pero una vez alcanzada la cumbre este se volvió más revoltoso.

(¡Bravo!, tod@s hemos cumplido el objetivo marcado, ahora toca asentar el Belén)

(¿Qué habrá encontrado del bejamín de la familia?)

Nada más llegar escucho al benjamín de la familia reclamando mi presencia, ha encontrado una cosa que le llama mucho la atención, se trata de la silueta metálica de un Castillete Minero y un vagoneta que hace las veces de singular buzón montañero, una novedad para él y para nosotros, ya que en la anterior ocasión, allí no estaba. Nos arrimamos a él y podemos leer:

“Pico San Justo o Cogollu (1021 M) – Techu de Llangreu – Caleya Extrema MMXII”.

También existe otro elemento a mayores en la cima del San Justo, aunque el mismo nos lo detecté hasta que llegué a casa, se trata de otro buzón de cumbres, aunque más clásico, por eso debía pensar que allí ya estaba junto a los otros motivos mineros, sinceramente solo me di cuenta que tenía el fondo agujereado, como le gusta a Manolo, para que no embalse el agua en ellos. Ya en casa leí que tenía una placa que decía:

“En memoria de todos los Mineros fallecidos en las Cuencas Mineras, junio de 2012”.

Iinstalado por los compañeros que han dejado la libreta Solidaria a la Minería, el Grupo San Bernardo de Turón (Equipo B), grupo montañero al cual tenemos el honor de pertenecer varios de los allí estábamos presentes.

(Pico Cogollo o San Justo, Concejos de Mieres y Langreo, ± 3,5 K / 1021 m.a. / 13:00 h.)

Tras la sorpresa inicial toca hacer revisión de cumbre, ver la mejor ubicación para nuestro Belén, aunque Alex y Mary se preocupan más de cotillear la existencia de dos ya instalados. Ángel, Manolo y Paco, ante las atenta supervisión del resto afrontan la colocación, la cual no fue a la primera, hubo que rectificar y posicionarlo mejor, el fuerte viento reinante en la cima nos hizo pensar que no duraría mucho allí, así que lo protegimos un poco más.

(-¡Mira Mary, aquí hay uno!)

(Asentando el nuestro Belén de Cumbres 2012)

Tras el asentamiento del Belén de Cumbres 2012 tocó hacerse la foto de todos los participantes, era nuestro tercer evento navideño entorno a una guapa cumbre, el primero en el Airuas pequeño, después en el picu La Texera del Coto Bello y ahora aquí, en esta cumbre señera entre la Cuenca Minera del Caudal y el Nalón, sin lugar a dudas no ha estado nada mal.

(Belén de Cumbres 2012: Pico San Justo)

Después de las numerosas fotos familiares, toco agitar un poco las botellas de sidra y brindar, además de comer alguna vianda navideña, después de un año sin probar el turrón, degustarlo aquí arriba tiene una sabor un tanto especial, así que.... ¡Felices Fiestas!

(Un brindis por lo presente y los ausente, a tod@s.... ¡Felices Fiestas!)

(-¿Gustan ustedes?)

Otro rito montañero que tenemos que realizar fue dejar nuestra tarjeta de cumbres en la vagoneta del Castillete Minero, pero también escribir unas palabras en la libreta Solidaria, Carmen, la más joven de las chicas, tomó la iniciativa y allí escribió algo, el resto, gustosamente, firmamos. Decir que retiramos una tarjeta del G.M. "El Alba" de Laviana y dos días después, José Manuel y Mª Teresa, nos han devuelto la nuestra, en una excursión realizada al día siguiente con el mismo fin de asentar el Belén, lo cual es un verdadero placer, así que…¡un saludo compañeros!

(Hora de escribir un poco, en la libreta Solidaria a la Minería y sobre la tradiccional tarjeta)

(La nuestra tarjetina de cumbres para la vagoneta minera)

Son casi las dos y media de la tarde, el temporal parece que viene con ganas y cada vez estamos más incómodos en la cumbre, tenemos que abandonarla “pitando” no hay ninguna posibilidad de comer en su entorno, lo cual siempre es una verdadera pena, así que, más abrigados de lo que llegamos, le damos la espalda a los diversos motivos que en la cumbre del San Justo existen, incluidos los tres Belenes de Cumbre.

Según descendemos el mal tiempo arrecia, parece que nos va caer un buena trompa, así que vamos mirando si pillamos algún refugio para comer el bocata, en caso contrario acabaríamos comiendo en Casa Migio, aunque esto sería nuestra última opción, siempre presta hacerlo en la montaña. Ángel lideró el descenso y su persistencia tuvo premio, a medio camino encontramos una desvencijada cuadra, aunque se mantenía en pie y parece que en uso, allí desenvolvimos el bocata y pasamos un guapo momento. “Una aventura más”, que dirían los güajes, los cuales están más acostumbrados a cada vez que salen a la montaña…. ¡mojarse!

(Toca regresar.... ¡pitando!, que el agua nos puede poner "sopa")

Sacar la foto de grupo siempre es un tanto difícil, entre los pequeños que no paran, algunas que no hay manera de que callen un poco y, algunos mayores que se contagian de los más peques, además de la pequeñez de habitáculo, no hay manera de sacar una foto medianamente decente. Dejando las cosas tal como las encontramos al llegar, volvemos al camino, toca acabar de "planchar" el mismo recorrido realizado a media mañana, lo que no plantea, a priori, ningún problema.

(Recorrido Belén Cumbres 2012: Pico San Justo / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Otra vez en marcha, nos damos cuenta que las negras nubes no quieren descargar ahora, han decidido darnos un tregua, incluso aparecen unos tímidos rayos de sol, justo para llegar al coche, una guapa manera de acabar nuestra excursión belenista. Finalizamos el recorrido andariego pero no así la jornada, ya que nos quedaban unas cuantas horas de confraternización entorno a unos cafés y sidras para los mayores y refrescos para los “inquietos”.

(Después de tanto amenazar, de momento, no llovió mucho)

Bueno esperamos que os haya gustado nuestro corto recorrido para poner el Belén de Cumbres 2012, si ha sido así no os vais a quedar con la ganas de más, pues a continuación os dejamos dos reportajes, que ya teníamos publicados en nuestra web, donde contamos nuestros últimos contactos con este interesante entorno del Cordal de Urbiés, el cual viene muy bien para desentumecer los músculos además de relajar el cuerpo y el alma un poco, aquí os quedan, así que… ¡disfrutarlos!

 


 

Realización: Abril del 2012

Inicio: La Colladiella - Turón, Concejo de Mieres, Asturias.

Punto Intermedio: Alto de La Faya, Concejos de Mieres y Langreo, Asturias.

Objetivos Principales:

* Pico Las Cruces, Concejos Mieres, S.M. Rey Aurelio y Langreo, Asturias.

* Pico Cogollo o San Justo, Concejos Mieres y Langreo, Asturias.

* Pueblo de San Justo, Concejos Mieres, Asturias.

 

Cuando nos acercamos hasta el Cordal de Longalendo y el pico Pandoto nos llamó soberanamente nuestra atención un especie de cuerno que sobresalía del otro lado del valle, un pico cercano al Polio pero ya en el cordal de Urbiés, miramos en el mapa y vimos que se trataba del Cogollo y justo estaba encima del escondido pueblo de San Justo, al que teníamos muchas ganas de conocer, así que una futura ruta estaba servida. Días después, en animada tertulia de sobremesa le comenté mis inquietudes a un amigo natural de la zona, él, conocedor y amante de la misma, me puso al día de lo que nos podíamos encontrar, aparte de enviarnos unas cuantas fotos y un croquis, todo ello nos animó aún más en acercarnos hasta el Alto de La Colladiella y comenzar a escudriñar el terreno.

Como es habitual en nosotros no siempre hacemos las cosas a la primera, es nuestra costumbre hacer una primera aproximación, tantear el terreno y después afrontar la empresa andariega. En este caso ocurrió otro tanto de lo mismo, una guapa tarde nos acercamos hasta el alto que separa los concejos de Mieres y San Martín del Rey Aurelio, por la AS-337 y en el Alto de La Colladiella giramos a la derecha y aparcamos el coche justo debajo de Monumento al Minero ubicado en el pico Arqueru a una altitud de 881 metros.


* Etapa Prologo: La Colladiella - Pico Les Cruces

Recorrido: Alto de la Colladiella - Turón (848 m.a.) - Picu Arqueru (881 m.a.) - Carretera AS-337 Pto. K 9 (840 m. a.) - Pico Las Cruces (955 m.a.) - Collau (895 m.a. ) - Alto de la Faya o de la Mozqueta (846 m.a.) - Punto de inicio de la etapa siguiente para atacar la cumbre del pico Cogollo o San Justo.

Distancia: ± 3,2 Kilómetros / Tiempos: 1hora 15' / Desnivel: 150 mts. de ascenso y su descenso.

Nota: Al ser un recorrido de ida y vuelta habría que multiplicar los números por dos.

Señalización: Si, coincidimos con señales del PR AS-164 "Senda Verde de los Molinos" y el PR AS-44 "Vuelta de Langreo"

 

Desde el amplio aparcamiento con elementos de área de descanso, en el soleado mes de Marzo de 2012, subimos hasta el pico de los dos mineros y desde allí contemplamos todo el trayecto que nos queda hasta el pico Cogollo o San Justo, además de las demás picachas intermedias que nos vamos a encontrar. Trás unos momentos contemplativos dejamos los dos compañeros y descendemos hasta la carretera general (AS-337), la cruzamos y comenzamos a caminar siguiendo la señalización del PR AS – 164 “Senda Verde de los Molinos”, que va en dirección a Tendejón y la Nueva, una flecha indicadora así nos orienta.

(La Colladiella, Monumento a los Mineros, Concejo Mieres, Asturias, ± 0,0 K / 848 m.a.)

La verdad es que no la seguimos mucho tiempo, pues nuestra intención era subir hasta el pico Las Cruces y la ancha senda o pista lo bordeaba por la derecha, así que lo abandonamos y afrontamos, sin mucha dificultad, la subida al pico deseado, el cual, según marcaba su buzón, también se llamaba de otra manera, Cantu Muñon figuraba en la placa.

(La Colladiella, Ctra. AS-337, PK ± 9, por delante el Pico Las Cruces, el Cogollo y el Polio)

Desde este vistosa picacha obtenemos una buena panorámica de la traza a seguir hasta el pico Cogollo o San Justo, primero bajar hasta el alto de la Faya o de Mozqueta, donde veíamos un amplio aparcamiento y después parecía todo muy sencillo, una cómoda pista, que va por todo el cordal de Urbiés, nos ofrecía casi todas las posibilidades.

(Pico Las Cruces, Concejos Mieres, S.M. Rey Aurelio y Langreo, ± 2,3 K / 955 m.a.)

(Abajo, el Alto de La Faya o Mozqueta, a 846 m.a., carretera desde Casa Migio a La Nueva)

Tras dejar la tarjeta de cumbres, la cual nos fue devuelta acompañada de unas instrucciones para cubrirla “correctamente”, se ve que hay gente muy "puntillosa", nos lanzamos por la falda norte del pico recién “conquistado”, bajaríamos hasta el collau de Pontaos, donde enlazaríamos con la pista que circunvala a todo el pico y va hacia el alto de la Faya, aquí de igual manera nos engachamos, también, al PR AS-44 "Ruta Vuelta de Langreo", el cual sale de Ciaño, sube hasta aquí y continua hasta el Cogollo, Cogollín y Felechosa para bajar, otra vez al valle, por la Sierra del Rebollu.

Cuando llegamos al collau de Pontaos ya teníamos claro que hoy no iríamos hasta San Justo, no tendríamos suficiente luz para hacer sin apuros todo el trayecto, además habíamos visto la Sierra de Espines y nos apetecía conocerla por lo que dimos un guapo paseo hasta ella, el recorrido "previsto" quedaría para otro día, y en lugar de arrancar desde La Colladiella el inicio de la ruta sería desde el amplio aparcamiento del alto de la Faya o de la Mozqueta, ya que este tramo ya lo teníamos reconocido.

(Las Cruces y el PR AS-164, por a la izq. la senda viene de la Colladiella y a la dcha. va a la Faya)

En verdad que no nos arrepentimos en ningún momento, aprovechamos la tarde y nos dimos un paseo de unas tres horas por la zona aprovechando la preciosa luminosidad que la tarde, aún invernal, nos ofrecía. Las vistas eran excelentes, desde las cercanas cumbres de Aller, a las de Redes e incluso el Macizo Occidental de los Picos de Europa con Peña Santa al frente.

Realmente fue una tarde preciosa, aunque lo que más nos cuativó fue la caída del sol, ya que este nos dejó unas bellas estampas de Las Ubiñas así como unas guapas fotografías, casi nocturnas, de los amantes de la bici, paraje con casi infinitas posibilidades para uso y disfrute de los apasionados del pedal.

(Las Ubiñas desde La Colladiella)

(Un paraje ideal para los apasionados de la bici de montaña)

Estaba claro que, hablando en términos ciclistas, esta había sido la etapa prologo de nuestra personal empresa por conocer el pico y pueblo de San Justo. Para la ruta que nos ocupa, desde La Colladiella hasta el alto de la Faya, pasando por Las Cruces, habíamos realizado un recorrido de unos tres kilómetros, una tranquila hora de marcha, nada complicada, ahora solo quedaba seguir la marcha por el Cordal de Urbiés.

 

* Etapa "Reina": Pico y Pueblo de San Justo

Recorrido: Alto de la Faya o de la Mozqueta (846 m.a.) - Campa Urbiés (855 m.a.) - Pico Pando (938 m.a.) - Campa la Cervalina (900 m.a.) - Pico Cogollo o San Justo (1021 m.a.) - El Cogollín (1001 m.a.) - Pico Felechosa (1009 m.a.) - Pista de La Violar (950 m.a.) - Valle del Cogollo (905 ma.) - Pueblo de San Justo (720 m.a.) - Inicio camino de vuelta - Prau Regueru (815 m.a.) - Campa Les Abeyes (875 m.a.) - Campa Urbiés (855 m.a.) - Alto de la Faya o de la Mozqueta (846 m.a.).

Distancia: ± 11,0 Kilómetros / Tiempos: 3 horas 30' / Desnivel: 340 mts. de ascenso y su descenso.

Nota: Si hubieramos iniciado la marcha en La Colladiella tendríamos que añadir los númeres de la "etapa prólogo" y el resultado final hubieran sido unos 18 kilómetros de marcha para un desnivel de 500 metros positivos más el negativo.

Señalización: Si, coincidimos con señales del PR AS-164 "Senda Verde de los Molinos", el PR AS-44 "Vuelta de Langreo" y el PR AS-34 "Cordal de Urbiés"

La siguiente etapa a la "prólogo" no fue inmediata, se hizo esperar, justo un mes, en Abril de 2012, lo habíamos intentado en dos ocasiones, pero el agua nos echaba para atrás, a la tercera fue la vencida, pero no por eso dejamos de mojarnos un poco, no nos arrugamos y en tres fases de ropa diferentes (anorak – capa – polar), alcanzamos el objetivo deseado, la visita al solitario pueblo de San Justo y al pico que lo cobija, el Cogollo o San Justo, aunque no necesariamente por este orden.

(Nuestro recorrido desde La Colladiella al San Justo / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

A diferencia de otros reportajes vamos a comenzar con el mapa del recorrido, en el hemos juntado los dos tracks del “Critérium” al San Justo, el guapo y corto paseo desde La Colladiella y al pico Las Cruces más el realizado por el Cordal de Urbiés. Si unimos los dos nos queda un guapo recorrido para realizar en una jornada andariega, aunque no es nuestro caso, pero si en el mismo reportaje, nosotros somos así de majos.

(Alto de La Faya, Ctra. LA-7, PK ± 11, C. Mieres y Langreo, Asturias, ± 0,0 K / 846 m.a. / 16:30 h.)

Era la tercera vez que estábamos en el límite de los Concejos de Mieres y Langreo, en el Alto de la Faya o de La Mozqueta, al cual llegamos desde Urbiés (Valle de Turón) por un ramal de la AS-337 a la altura de conocido restaurante Casa Migio, y al igual que las dos anteriores, comenzaba a llover, no queríamos fracasar, así que esperamos un rato en el coche y después de media hora el cielo comenzó a clarear un poco, mometo que aprovechamos para arrancar con nuestras mochilas ligueras al hombro, las cuales, ¡cómo no!, portaba la capa, no estaba la cosa para arriesgarse.

Nada más apearnos del coche vemos la señalización, la del PR AS-34, otra más que se une a la 44 y la 164, aquí si no tienes claro por dónde va cada una de elles te puedes liar un poco, lo mejor es coger la orientación que uno tiene en mente y seguir el mapa que tenemos bien estudiado, aunque realmente no creemos tener mucha dificultad, en “la prólogo” ya habíamos visto la pista que nos facilitaría la labor orientativa, así que, con orientación Oeste, solo nos queda decir … ¡pista p’alante!

(Con orientación Oeste, tenemos Urbiés a nuestra izquierda)

(El Cogollo o San Justo de frente)

A poco que empezamos a caminar lo primero que vemos, a nuestra izquierda, es el pueblo de Urbiés y un poco más adelante el pico Cogollo, el objetivo de esta gris jornada vespertina. Pero también encontramos algún “curioso” panel cerámico que nos canta las excelencias del Valle de Samuño, el cual nos queda a nuestra derecha, aunque no se ve muy bien porque las nubes son aún un poco negras, aunque no por esos renunciamos a realizar un alto en el camino, ¡faltaría más!

(Y el Vallde de Samuño a nuestra derecha)

En principio nada importante tenemos que contar, solo dejarse llevar por la pista y si el tiempo mejora tratar de otear los horizontes, ya hemos comprobado, la jornada anterior, que aquí son muchos y muy variados, así que seguimos la marcha mirando a izquierda, de frente y a la derecha, de momento para atrás no tenemos tentaciones, aún no hemos avanzado mucho.

(Urbiés con el cordal de Longalendo, el Burra Blanca y Ventosu inician el rosario montañero)

La zona de pradería da juego para que algunos ganaderos cuiden con esmero sus cabañas, en una de ellas nos ladra un gran mastín, está dentro de la finca pero la alambrada que nos separa de él está totalmente rota, menos mal que el “pedazo” de animal es tranquilo y nosotros no hacemos atisbos de molestar.

(Al Norte, a nuestra izquierda, el Valle de Samuño, con la cortina de agua al fondo)

En veinte minutejos llegamos a la Campa Urbiés, aquí volvemos a encontrarnos con varias señales, las más interesantes son las que vienen del pueblo, aunque nosotros lo tenemos muy claro y solo nos fijamos en ellas a nivel informativo. La que tiene las ideas más claras es Mary, ya que cuando me doy cuenta ya había abandonado la pista y estaba subiendo “monte arriba”, en dirección a las picachas del cordal de Urbiés.

(Campa Urbiés,± 1,3 K / 855 m.a. / 16:50 h.)

Está claro que no hay quien pueda con ella, un servidor queriendo dar un paseo tranquilo y ella, a las primeras de cambio… ¡tira al monte!, además en este caso se vía amparada por unas señales, pero… ¿Cuáles?, un poco más arriba comprobaríamos de que PR se trataba.

(Siguiendo la marcha de Mary)

(Poco a poco vamos avanzando dejando atrás el pico Las Cruces)

Protestando un poco sigo la estela de Mary, un poco más arriba veo una flecha de madera que indica que a la izquierda baja hacia el valle de Samuño, hacia Tendejón, tal como indicaba el letrero que vimos el mes anterior al cruzar la carretera de La Colladiella, como esta dirección no nos interesa seguimos “cresteando” cordal arriba, con la pica del Cogollo asomando en todo momento, aunque una "chomba" se interpone entre él y nosotros.

(Valle de Samuño, a donde baja el PR AS-164 "Ruta de los Molinos")

El terreno es de monte bajo y como estamos en invierno se anda bastante bien, solo algún arto que otro que se engancha a los pantalones, así con poco esfuerzo nos plantamos en la cumbre del Pico Pando, según decía el nuestro GPS, desde la cual tenemos unas vistas excelentes a pesar de lo negro que sigue el cielo.

(Pico Pando, ± 2,1 K / 938 m.a. / 17:15 h.)

Una pena de día, desde esta modesta prominencia tendríamos unas vistas excelentes, aunque hoy vemos con cierta claridad: el Cordal de Peña Mayor, los de Navaliego y Longalendo, Mea, San Isidro y el, aún, blanco Cordal de la Carisa, a nuestros pies seguimos dominando al pueblo de Urbiés, nuestro compañero visual en esta gris jornada por el cordal que lleva su nombre.

(Al Este: El Cordal de Peña Mayor y La Xamoca)

Desde el pico Pando parece que el San Justo está “a tiro de piedra”, pero no resulta tan fácil, tenemos que descender hasta unos prados y después volver a subir, inconvenientes de ir por la cumbrera, ya que lateralmente vemos la senda que va hacia el pueblo o al pico de San Justo, la del PR-34 o la del 44, según nuestros intereses. Pero a Mary no le gusta lo fácil y sigue en su empeño de subir cumbreando, aún a costa de perder desnivel en los toboganes y rasgar la capa.

(Atrás queda el Pico Pando y lateralmente llevamos la compañía de la pista de los PRs)

(Campa Cervaliza, enlace con el PR AS-44 que sube al San Justo, ± 3,0 K / 925 m.a. / 17:35 h.)

Antes de llegar a la guapa campa La Cervaliza, en la base Oriental del pico Cogollo, justo donde el monte bajo se hacía más fiero, donde las árgomes pinchaban un poco más, justo aquí, comienza a llover, así que no quedó más remedio que tirar de capa, más que nada por eso que decimos: “en el momento que la pongas… para de llover”, no fue muy exacto pero casi se cumplió. Así un poco más arriba de enlazar con el PR-44 no queda otro remedio que quitar la capa, tiraba unas gotas pero comenzamos a sudar con ganas, se notaba que estábamos subiendo al pico deseado.

(Ahora siguiendo la señalización del PR AS-44 la cual va hasta el Cogollo)

(Ya sin la sudorosa capa afrontamos los últimos metros de ascenso)

Antes de alcanzar la cima del pico nos paramos para contemplar el tramo realizado donde podemos apreciar las numerosas pequeñas cimas que hemos superado el día de hoy y en jornadas pasadas, a nuestros pies, al Sur, teníamos la pista que atraviesa la base del Cogollo y al Norte, el Valle de Samuño, en este caso ya podíamos ver hasta el vistoso castillete del pozo San Luis en la Nueva, donde en uno de los frustrados intentos de hacer esta marcha nos encontramos con un turista de Alicante, dijo, que no tenía bus para bajar a La Felguera, así que lo bajamos hasta Ciañu para que pueda coger el bus, mientras que nos seguimos ruta hacia el Alto Nalón, cosas de las “comunicaciones” y de la falta de información.

(El cordal ya "pateado" con la pista del PR AS - 34 y 44)

(Valle de Samuño: Pozo San Luis en La Nueva)

Recordando la anécdota del visitante del pozo San Luis, e intrigados si, al fin, conseguiría visitarlo en otro día menos lluvioso, a las seis de la tarde alcanzamos la cima de pico más alto del Concejo de Langreo, el Cogollo o San Justo de 1017 metros de altitud.

(Pico Cogollo o San Justo, Concejos de Mieres y Langreo, ± 3,8 K / 1021 m.a. / 18:00 h.)

Lo primero que llama nuestra atención son los elementos mineros que rodean la metálica cruz que existe en la cumbre, así como una laja en la cual alguien ha escrito: “En recuerdo a los que disteis la vida en la Mina”, en verdad que la ubicación de tan sencillo y merecido homenaje es perfecta, igual no habría mejor sitio, aunque siempre hay opiniones, en los distintas puntas de la “rosa de los vientos” te encuentras una explotación minera, de montaña o de profundidad, y seguro, que por desgracia, algún minero habrá dado la vida para sacar el negro carbón.

(Foto de pareja y tarjeta de cumbres)

Tras la reflexión anterior sacamos una foto de pareja y dejamos nuestra tarjeta y nos deleitamos unos momentos en la contemplación montañera, no mucho, ya que ahora está el tiempo tranquilo pero… ¡nunca se sabe!, no podemos relajarnos mucho y debemos continuar la marcha en dirección al monte Polio, aunque hasta él no iremos, solo a coger una pista que nos permita acercarnos al pueblo que tenemos bajo nuestros pies, el “viejo” pueblo de San Justo, el segundo objetivo principal de esta jornada.

(Vistas al NorEste: Desde el Mar a Peña Mayor y los negros nubarrones)

(Vistas al SurOeste: El Polio, el Aramo y las Ubiñas, los pueblos de valle de Turón el lo fondero)

(A nuestros pies, el ancestral San Justo, donde bajaremos desde la ladera Occidental del pìco)

El descenso hasta el pico Cogollín y Felechosa, lo cuales sabemos de ellos porque así nos lo indica el GPS es sencilla y cómoda, otro tema es bajar de este último, suponemos que la técnica de explotación minera a Cielo Abierto utilizada en toda esta zona ha dejado alguna que otra trampa en el camino, así que nos vemos metidos en una zona con mucha maleza y con algún cortante que nos impide bajar con facilidad hasta la pista que nos interesa, al menos en la dirección que hemos tomado.

(Bajamos hasta las pistas desde la vertiente Occidental del Cogollo o San Justo)

(Pico Cogollín, Concejos de Mieres y Langreo, ± 4,0 K / 1001 m.a. / 18:10 h.)

(Las pistas que vienen desde la zona del Monte Polio están cerca pero vamos hasta el Felechosa)

(Pico Felechosa, Concejos de Mieres y Langreo, ± 4,3 K / 1009 m.a. / 18:20 h.)

Desde la cumbre del “pico” Felechosa Mary observa la mejor traza para descender y tomar la pista, encontrando un pequeño paso entre artos y tierra o piedras sueltas, así llegamos a la pista deseada en la zona de La Violar, después esperamos que todo sea "coser y cantar".

(Desde el "pico" Felechosa buscando una vereda para encontrar pista terrera)

Desde la cumbre del “pico” Felechosa Mary observa la mejor traza para descender y tomar la pista, encontrando un pequeño paso entre artos y tierra o piedras sueltas, así llegamos a la pista deseada en la zona de La Violar. Ya en la pista nos la prometíamos felices, le damos la espalda a la zona del Monte Polio y giramos al SurEste, vamos por la pista principal, la cual pasa por debajo de la base del pico del cual acabamos de apearnos.

(Pistas de La Violar, ± 4,8 K / 950 m.a. / 18:40 h.)

Atravesar toda la base no nos interesa mucho, nos llevaría hasta el otro extremo y queremos bajar lo más directos al pueblo de San Justo, así que, para ahorrar recorrido, la abandonamos por otra que va más al Sur, parece que puede bajar cerca de él, aunque pronto comprobaremos que no es así y nos encontraremos encima pero con toda la “pindia” ladera llena de maleza del “valle del Cogollo” por el medio, así que… ¡nuestro gozo en un pozo!, para compensar un poco nuestra pequeña "desventura" la tarde mejoró un poco y nos dejó unas bellas postales montañeras: Todo el Cordal de Longalendo (Del Burra Blanca, Ventosu y Pandoto), Las Ubiñas y el Aramo, además del Peña Mea, el Cuchu y Retriñón, más las altas cumbres del Puerto San Isidro comandadas por el esbelto pico Torres.

(Giramos un poco más al Sur, dandole la cara al Cordal de Longalendo y al pico Pandoto o Cutrifera)

(La tarde nos deja una guapa estampa Montañera: Burra Blanca y Ventosu, Mea, el Torres)

No queda otro remedio que dar la vuelta hasta la pista principal o buscar una vereda que atraviese toda la ladera del Cogollo, la última opción fue por la que nos decidimos así que encontramos una impronta de camino que con cierto tiento y mucha contemplación vamos superando la dificultad, se puede decir que pasamos “por encima” de los tejados del pueblo.

(Inico del "faldeo" del Valle del Cogollo, ± 5,6 K / 905 m.a. / 18:50 h.)

(Buscando la mejor vereda "sobrevolamos" el pueblo de San Justo)

(Pueblo de San Justo con los Cordales de Navaliego-Longalendo y las altas cumbre nevadas)

Con cierta paciencia vamos camino de enlazar con la pista que baja de la Campa de Les Abeyes, por la que discurren los PRs anteriormente mencionados. Nos vamos reubicando observando los distintos pueblos que tenemos a nuestro lado, como el de Villandio, donde aparecen la conducción de agua captada en el río Aller, entre Levinco y Entrepeñes, para consumo domestico.

(Ladeando con la pista a la vista, esta será el objetivo de enlace)

(Villandio, una conducción de agua une el valle de Aller con el de Turón)

¡Qué ganas teníamos de coger pista otra vez!, la verdad que cuando te acostumbras a la bueno te cuesta un poco de trabajo “fozar” con la maleza, sobre todo cuando la tarde se nos está echando encima y tenemos que hacer la visita al pueblo, no queremos dejarlo atrás, por eso tratamos de recorrer el menor espacio posible aunque sea a base de “sufrir” un poco.

(La pista está cerca, ya la tocamos)

Cuando tocamos pista sentimos cierto alivio, ahora solo queda dejarse caer, nunca mejor dicho esto, porque el descenso es más de lo deseado, ya que tenemos que volver a deshacer el camino y esto siempre resulta un poco desagradable. Desde la cumbre del pico que resguarda al pueblo hay un desnivel de unos trescientos metros, aunque nosotros solo tendremos que deshacer menos de doscientos.

(Por el PR AS-34 "Cordal del Urbiés" al lavadero del pueblo de San Justo)

A las siete y cuarto de la tarde entramos en, según dicen, el pueblo más antiguo del Concejo de Mieres del Camín, es una buena hora pero no debemos entretenernos mucho, así que sin muchas distracciones atravesamos el solitario pueblo, aunque con cuidadas casas, en dirección a la Ermita de San Justo y Pastor, aunque Mary no renunció a echar un "tragu" de agua en el remocicado lavadero a la entrada del pueblo.

(San Justo, ± 7,4 K / 720 m.a. / 19:15 - 19:30 h.)

Le antigua ermita parece que existen referencias escritas desde el siglo IX y el valor de piezas encontradas reflejan a las claras la importancia del especial paraje donde nos encontramos, un lugar mágico, el cual llamó la atención de los Pereginos que realizaban el Camino a Santiago realizando aquí una variante del mismo por otros lugares de especial significado religioso.

Leemos la información que existe en un pequeño panel informativo el cual nos cuenta que: “Ya se cita su existencia en el año 857, en un documento donde Ordoño I la cede a la Iglesia de Oviedo. Su origen parece provenir de asentamiento de unos frailes eremitas que fundaron un monasterio y la citada ermita. En ella se depositaron un arca conteniendo algunas reliquias de los niños mártires Justo y Pastor. Se habla incluso de la existencia de un culto precristiano al encontrarse huellas de la existencia de un dolmen prehistórico o piedra sagrada. Fue centro de peregrinación por los milagros atribuidos a los mártires, convirtiéndose en variante del Camino de Santiago, y fue también cenobio y hospital de peregrinos. Arquitectónicamente sufre la primera transformación durante el siglo XV. Además de la reliquias citadas destaca la existencia de una retablo de madera policromada de estilo churrigueresco, datado en el siglo XVIII, que dotan a este monumento un valor intrínseco muy destacado”.

También hemos leído en plena Guerra Civil, la ermita fue destruida y posteriormente restaurada por Hulleras de Turón y que en la actualidad permanecen en pie el tejado del cabildo, un solo arco y la nave central. Por una mirilla de la puerta arrimamos el objetivo de la cámara y sacamos una foto, evidente sale oscura pero…

(Detalle del retablo de la ermita de San Justo, tomada por el "furacu" de la llave)

A lado de la ermita existe una gran casa, conjeturamos si será el albergue de Peregrinos, otro tanto sobre la ubicación del antiguo convento, no encontramos a nadie en el pueblo y no pudimos preguntar por su ubicación real. Lo que si observamos fue una preciosa fuente tras la mencionada casa, una de nuestras debilidades, la misma nos daba pie a seguir cavilando si aquella gran casa era el albergue, pero seguimos sin ver a nadie, una pena.

Con la luna sobre el campanario de la ermita decidimos que teníamos que iniciar el camino de regreso y que teníamos que volver en otra ocasión, pero con mucha más tranquilidad e información gráfica.

Así con cierta curiosidad abandonamos San Justo observando otro aspecto importante del pueblo, la faceta etnográfica del pueblo, otro detalle más en su favor. De esta manera, la vaca y el xatin nos despiden, los únicos seres vivos que nos encontramos en el pueblo, con una mirada triste nos despiden.

(La importancia etnográfica también es un activo a tener en cuenta en San Justo)

A la salida del pueblo nos encontramos con una furgoneta que llegaba, ya era poco tarde, ¡otra vez será, ahora solo quedaba subir hasta la Campa les Abeyes para comenzar a llanear, por el camino nos encontramos una fuente y un poco más arriba, aún en ascenso, una variante de PR AS-34 para subir al Cogollo y el PR AS-44 con los que enlazamos en la base Oriental de pico, en la campa de Cervalina, hubiera sido mucho más cómodo pero….

(Prau Reguiru, dice el rústico cartel, ya camino de la Faya, ± 8,3 K / 815 m.a. / 19:50 h.)

(De vuelta al coche, dandole la espalda al oscuro atardecer sobre la Sierra del Aramo)

(Desvios de los PRs AS-34 y 44 de ascenso al Cogollo, ± 8,8 K / 860 m.a. / 20:00 h.)

A las ocho de la tarde, con cierto calorcillo, llegamos a la Campa les Abeyes, antes de iniciar el descenso del Felechosa ya nos habíamos desprendido de los anoraks y comenzamos a lucir el polar. Tal anticipé al principio, habíamos pasado por tres fases de ropa diferentes (anorak – capa – polar), esta última era, con diferencia, la mejor, una manera guapa de ir despidiendo esta guapa jornada vespertina por el cordal de Urbiés.

(Campa les Abeyes, ± 9,0 K / 875 m.a. / 20:05 h.)

(Desde la Campa de les Abeyes contemplamos, otra vez más, Urbiés y el cordal de Longalendo)

(Al fondo el pico Las Cruces y el TresConcejos)

Ahora, el tramo de unos dos kilómetros que nos queda por caminar hasta el alto de La Faya, es totalmente llano, así podemos contemplar con toda la comodidad del mundo la preciosa imagen de Peña Mea y el Torres en una impresionante postal con la cálida tonalidad del guapo atardecer que estábamos disfrutando.

(En un primer y oscuro plano la Sierra de Navaliego, después Mea, el Cuchu y el Torres)

(Campa Urbiés,± 9,5 K / 855 m.a. / 20:15 h.)

Menos mal que estábamos ya en horario de verano, en caso contrario ya la noche se nos habría echado encima cuando llegamos, de nuevo, al alto de La Faya o de la Mozqueta, límite de los Concejos de Mieres y Langreo, línea divisoria invisible por la cual estuvimos “danzando” durante la etapa de cumbreo del cordal de Urbiés. Con estas "cuitas", en torno a las ocho y media alcanzamos el coche, habíamos contabilizado unos once kilómetros, unos 350 metros de desnivel positivo en tres horas y media de marcha.

(Alto de La Faya, Ctra. LA-7, PK ± 11, C. Mieres y Langreo, Asturias, ± 11,0 K / 846 m.a. / 20:30 h.)

Habíamos culminado la etapa “reina” del cordal de Urbiés, si hubiéramos salido de la Colladiella, es decir, si añadiéramos la etapa “prólogo”, aún nos quedaban unos tres kilómetros y una hora más, antes de llegar teníamos ya la visión del pico de Las Cruces para recordanoslo, aunque en este caso no lo subiríamos y lo bordearíamos por la izquierda.

El resumen numérico de este guapo “criteriúm” andariego entre La Colladiella y el Cogollo pasando por el pueblo de San Justo sería perfectamente asumible, aunque, para nuestra personal manera de afrontar las marchas tendríamos que emplear un jornada, nada de apurarse y olvidarnos de contemplar los preciosos detalles que este recorrido nos ofrece, especialmente con un día guapo y soleado como tuvimos en “la prólogo”, aunque no hay que quejarse y disfrutar de lo que nos ha tocado, lo cual no es poco.


Con cierto regusto y con ganas de volver al pueblo de San Justo, aunque sea en coche, retornamos a nuestro cercano hogar en Mieres del Camín, unos veinte kilómetros atravesando todo el valle de Turón por su sinuosa carretera, si hubiéramos seguido la marcha hacia el Monte Polio seguro que nos restaban mucho menos pero eso… ¡para otra ocasión!

 

JFCamina

 

Referencias sobre la zona en www.jfcamina.es

Pandoto o Cutrifera

Del Burra Blanca al Ventosu y Pozu San Fernando

 


Deja tus comentarios


* Para cualquier otro comentario o pregunta os dejo mi emilio: info@jfcamina.es.

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.