Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Puertos de la Cordillera Cantábrica
San Isidro
León - Asturias
León

La Rapaína

Puente Wamba, 3/2015

JFCamina, 4/2015

 

Raquetas a La Rapaína

(Desde el Camino de Wamba a lo más alto)

Mapas ING: 79-III "Cerulleda" , 79-I "Felechosa" y 79-II "Bezanes"

Inicio y fin: Puente Wamba, Puerto San Isidro, T.M. Puebla de Lillo, León

Objetivo: La Rapaína o Picota las Hazas, Límite de Asturias y León

Recorrido: Puente Wamba - Inicio Ruta PR LE-46 "Camino de Wamba" (1437 m.a.) - Meandros de Los Fornos (1585 m.a.) - Arroyo de la Aliviada (1570 m.a.) - Resalte en la arista Este de La Rapaína (1755 m.a.) - Pico La Rapaína o Picota las Hazas (2019 m.a.) - Inicio del descenso por la vertiente Sur - Vega Corea arroyo de la Aliviada (1480 m.a.) - Venta de San Isidro - LE-331 Km 38,5 (1400 m.a.) - Puente Wamba - Inicio Ruta PR LE-46 "Camino de Wamba" (1437 m.a.)

Distancia: ± 10 kms. = 5,5 Ida + 4,5 Vuelta

Tiempos: ± 5 horas = 3 Ida + 2 Vuelta

Desnivel: ± 650 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: traza de nieve.

Señalizacion: Señalizacion: El PR LE-46 "Camino de Wamba" hasta Los Fornos, la ascensión a Les Rapaines No.

"Un paseo histórico a través de la Cordillera" según leyenda del cartel indicador que existe al inició de la ruta, situado en la vertiente Leonesa del puerto de San Isidro, camino-pista que lleva el nombre de uno de los últimos reyes Visigodos de España.

Creative Commons License


Esta invernal temporada 2014 – 2015 fue muy generosa en nieve, pero realmente la disfrutamos muy poco, sobre todo si la comparamos con otras de atrás donde la nieve no fue tan abundante. Tal es el caso que esta era la primera ocasión que nos plantábamos en el alto del puerto San Isidro en el año 2015, y tener en cuenta que estamos a finales del mes de Marzo. La gran cantidad de nieve que se acumuló en la subida del puerto, con grandes aludes a cada poco, nos hizo desistir de la aventura blanca, optando por otro tipo de actividades menos arriesgadas. Así, que ya en primavera, nos plantamos en el puente Wamba con el convencimiento de que esta sería nuestra última raquetada de la temporada 2014 – 2015, aunque esto nunca se sabe al cien por cien, porque igual nos planta una buena nevada primaveral que nos permite otra blanca escapada, pero no vemos muy claro que así sea.

A poco de llegar al alto del puerto San Isidro vemos que aún existe mucha nieve, pero la temperatura es muy alta, las previsiones para la primera quincena de Abril son muy buenas, así que con seguridad que pronto desaparecerá. Al llegar al Puente Wamba (Kilómetro 39,5 de la carretera LE-331 e inicio de nuestra blanca andadura) y apearnos, comprobamos que la nieve está muy blanda, pero con un buen “paquetón” ante nosotros, así que nos adentramos pista adelante sin muchos miramientos, hoy, aprovechando la falta de hielo en la cumbres, toca otro de los picos de esta zona.

(Puerto San Isidro - Puente Wamba, Ayto. Lillo, León, ± 0,0 K / 1437 m.a. / 11:30 h. / Pto. 1 Mapa)

(De nuevo en el blanco Camino de Wamba, hoy más concurrido que nunca)

(Tras nuestro dejamos la carretera y las altas cumbres del pico Ausente y Requejines)

Como había tanta nieve no pasamos al lado del panel indicador el Pequeño Recorrido LE-46 "Camino de Wamba", nos vamos directos a la pista, donde nos “esperaba” un nutrido grupo de amantes de los blancos paseos, la zona estaba muy concurrida. La verdad que no es de extrañar el número de personas, el precioso día primaveral invita a salir de casa y disfrutar. Poco a poco vamos pillando ritmo, en principio charrando con una joven pareja, la cual va acompañada de su guapo perro, el cual disfruta de lo lindo retozando entre la nieve, no sé cuanto aguantará a ese ritmo. Nosotros oteando las cumbres, aunque tenemos claro cual queremos hollar, pues a Mary le falta La Rapaina, así que a ella pretendemos ascender por su inclinada ladera Occidental. Pero antes disfrutaremos del cómodo paseo hasta la preciosa zona de Los Fornos, pues el día está hoy para disfrutarlo bien, con relajo y sosiego primaveral.

(Ya tenemos fijado el objetivo, la blanca e inclinada ladera de Les Rapines a la derecha)

(Aunque antes disfrutaremos del cómodo paseo hasta la preciosa zona de Los Fornos)

(Disfrutanto del contraste del cielo azul y las blancas cumbres del Cascayón y Peña'l Vientu)

Tal como comprobamos al inicio, pese a la gran cantidad de nieve que aún queda, realmente nunca habíamos pisado tanta por esta zona, el estado de la misma no es la más optima, está muy “pescadera”, hundiendo mucho la raqueta y sin sentir sensación de dureza en la misma. Pese a ello avanzamos muy bien, disfrutando de los blancos contornos montañeros sobre el inmaculado cielo azul, hoy va a ser un día de picachas, no tendremos memoria para todas las que podremos disfrutar observando. De momento desde el Cascayón, a la peña‘l Vientu y Les Rapaines, aunque tras nuestro (al SurOeste) dejamos las siluetas del Ausente, Requejines, La Cuerna, Agujas y Toneo, pero todo esto es un simple aperitivo.

(En nuestras numerosas incusiones por esta zona, nunca habíamos pisado tanta nieve)

(Atrás vamos dejando gente y altas cumbres, como la de los picos Cuerna, Agujas y Toneo)

(Aunque nuestro objetivo está puesto al Este, a la izquierda de la peña'l Vientu)

Ya no recuerdo las veces que pasamos por este precioso rincón del puerto San Isidro (la mayoría de ellas en blanco paseo), hablamos de los meandros de Los Fornos. Hoy los encontramos mucho menos marcados que en otras ocasiones, la nieve lo sepulta todo, solo una rotura sobre el “culebreo” del arroyo. Hasta aquí podemos decir que “seguimos” la señalización del PR LE-46 "Camino de Wamba", el cual continúa hasta el collado de Acebal, límite entre León (donde ahora estamos ubicados) y Asturias. Ahora es cuando tenemos que girar bruscamente al Oriente y buscar los cimientos de la ladera de La Rapaina en el arroyo de la Aliviada, aunque antes tendremos que inmortalizar estos bellos momentos, desagradecidos seríamos si así no fuera.

(Meandros de Los Fornos, seguimos en León, ± 3,0 K / 1585 m.a. / 12:30 h. / Punto 2 Mapa)

(Momento disfrutón de la zona, núnca la habíamos pasado con tanta nieve)

(Una rotura en los meandros con la blanca cuerda del Cascayón al fondo)

(Pese a la belleza del paraje es hora de ir girando al objetivo montañero del día)

(Aunque complicado es despegarse de tan especial rincón, es en este precioso día primaveral)

Al fin conseguimos despegarnos del precioso paraje de los Fornos con la blanca cuerda del Cascayón contoneándose sobre el cielo azul. Es hora de bajar a otro arroyo, el de la Aliviada, que cual nace muy próximo, en el valle de Los Pozos, entre la peña’l Viento y a donde queremos encaramarnos. Tenemos que descender por una ladera un poco inclinada, justo en ese momento aparecen unos montañeros por la derecha y la acometen primero que nosotros, así que nos fueron abriendo huella, lo que facilitó la labor de bajar al arroyo.

(Ya es hora de ponerle cara a La Rapaina)

(Antes tenemos que bajar hasta el arroyo de la Alivida, en el valle de los Pozos y la peña'l Vientu)

(Descenso por una ladera ya con cierta inclinación)

(Arroyo de la Aliviada, a los pies de la arista Este, ± 3,5 K / 1570 m.a. / 13:00 h. / Punto 3 Mapa)

Ya en el arroyo toca afrontar la inclinada ladera hacia la cumbre. Desde lo fondero del arroyo, mirando hacia arriba, la verdad que intimidaba un poco su inclinación, aunque no había tanta nieve como el resto del recorrido que habíamos realizado, la ladera estaba muy venteada. Esta última circunstancia nos animó a seguir para arriba, pues veíamos ciertos descansillos seguros donde reponer fuerzas. Así que, con cierta trazada diagonal, para arriba que vamos, parándonos cada poco a disfrutar de las preciosas panorámicas que, con cada metro ganado a la montaña, íbamos teniendo.

(En principio nos intimida un poco el grado de inclinación, pero poco a poco lo vamos superando)

(Por cada metro ganado a la empinada ladera de La Rapaina, las panorámicas mejoran gradualmente)

(Tanto la vertiente SurOccidental, con el Toneo a la cabeza, como la NorOriental, desde el Valmartín....)

(... al Cascayón y todo lo que hay por el medio)

(Espectacular ponorámica al Occidente: Del Cuerna, al Agujas, Toneo, Sierra el Ajo, Fuentes y Torres)

Como es habitual en nosotros, más en esta ocasión, nos lo tomamos con panorámica calma, así que cada poco hacíamos un reagrupamiento para identificar las numerosas cumbres del entorno del Puerto San Isidro. Un especial arco montañero que va desde el pico Ausente al Cascayón, con abundancia de cotas de dosmil metros por el medio: Requejeines, Cuerna, Agujas, Toneo, toda la sierra del Ajo, Fuente, Valverde y Torres, Ventanona, Valmartín, el Arenal, Entrepicos, Cascayón. Así hasta llegar a un resalte en medio de la arista donde contemplamos, ya muy a la mano, al Fornos, peña’l Vientu, el collau de las Agujas y el último largo a la cima de La Rapaina. Realmente impresionante, y eso que aún no hemos llegado a lo más alto, le decía a Mary, ¡ya verás lo que te espera!!!

(Resalte en la arista Este, a la mano la collá las Agujas, ± 4,2 K / 1755 m.a. / 13:40 h. / Punto 4 Mapa)

(Lujazo de panorámica tras un servidor)

(Pero no hay que relajarse demasiado, arriba nos espera mucho más, casi un mundo montañero)

Desde aquel seco resalte en la arista Este, pues no tenía nieve que pisar, se veía la gente subiendo y bajando a la peña’l Viento. Veíamos, con cierta “envidia” como la ascendían “foqueando” y después se deslizaban montaña abajo con sus esquís de travesía, toda una experiencia y gozada. Todo muy disfrutón, pero había que afrontar otro largo más, este, en principio con nieve, pues ya teníamos asumido que no iba a ser posible hacer todo el recorrido con las raquetas puestas, la nieve estaba muy venteada y había muchas calvas, especialmente en la zona de rocas. Para arriba vamos, siguiendo disfrutando de las vistas, además con nuevas incorporaciones.

(Otro largo más, y cada vez más contemplativo)

(A las cumbres ya mencionadas se van agregando otras, como el Nogales y la lejana Peña Ubiña)

(Del "colmido" de pico Torres al "dientón" de la Ubiña la Grande)

Tal como preveíamos, en la parte última, nos tuvimos que apear de las raquetas y colgarlas sobre la mochila, lo cual siempre es un fastidio. Menos mal que ya estábamos muy cerca de la cima, así, mientras me quedé sacando una guapa foto de la coincidencia del "colmido" de pico Torres a "dientón" de la Ubiña la Grande, cuando me volvía hacia la cima, ya vi a Mary saludándome desde lo más alto. Agitaba los brazos en señal de victoria, pero también para que me diera prisa. Las vistas que estaba gozando eran de primera especial, ya se lo decía yo, pero una cosa es que te lo cuente y otra verlo en primera persona.

(El útlimo tramo hacia la cumbre son las raquetas al hombro)

(La Rapaina, Límite León y Asturias, ± 5,5 K / 2019 m.a. / 14:30 - 16:00 h. / Punto 5 Mapa)

El mundo montañero que se abre desde los dos mil diecinueve metros de altitud en esta cumbre de la Cordillera Cantábricas es de quitar el hipo, más en una jornada como esta, donde los blancos contornos de las cumbres resaltan con fuerza sobre el precioso cielo azula, ahora ya tan inmaculado como al principio pues una nubes comienzan a rayarle un poco. Vamos a dejar alguna de las panorámicas más significativas que disfrutamos mientras comimos el bocata, no todas, pues algunas las dejaremos para la vuelta, veamos:

(Al Oeste: Del Ausente y Requejines, Sierra Sentiles, Cuerna, Agujas, Toneo, Sierra el Ajo y Fuentes)

(Al Norte: Desde el Cascayón y Peña'l Vientu al Tiatordos)

(Al Este: Desde la cercana peña'l vientu, todo Redes y los Picos de Europa)

(Un detalle sobre el concejo de Caso y +: del Cantu'l Osu, Tiatordos, Macíedome, y Picos de Europa)

(Del Macíedome a la reina de los Picos de Europa: Peña Santa y su sequito)

(Del Macizo Occidental, con Peña Santa, y Central, con el Torrecerredo, de los Picos de Europa a Ten)

(Preciosas panorámicas y día el disfrutado, creo que se nos nota en la cara)

Como habéis observado no hemos entrado en mucho detalle, ¡uff!, sería eterno si así fuera. Nos quedamos con los grandes trazos, aunque allá arriba, en la hora y media que en la cumbre estuvimos, nos deleitamos con las numerosas prominencias que íbamos descubriendo en nuestro amplio período contemplativo. También vemos, de momento, algunas importantes, pero, como ya anticipé las dejaremos para el regreso, que de momento no empieza, pues nos acercaremos hasta la segunda cumbre, la que da más al Este, la que tiene una espectacular caída sobre Valdevezón y el nacimiento del río Monasterio, en el concejo de Caso (Asturias).

(Mary desde la segunda cumbre de La Rapaína, con los Mampodres y el Espigüete tras ella)

(Detalle de todo el gran arco que va desde la peña'l Vientu al infinito sureño)

(La Rapaona, a la Sierra de Pries y Cantu'l Osu, abajo el nacimiento del río Monasterio y Valdevezón)

Es hora de iniciar el regreso al puerto, al punto de partida, para ello no utilizaremos el recorrido de la ascensión, sino que utilizaremos toda la larga e inclinada ladera SurOccidental a buscar el cruce con el arroyo de la Aliviada a la altura de la vega Corea. Unos metros por la arista contemplando las peñas La Rapaona, San Justo, Sierra de las Porracas, Mampodres y Susarón, también de algún que otro rebeco por la nieve. Después todo para abajo, con la vista puesta en el arroyo, y alguna escapada visual al pico Torres y compañía.

(Comenzamos el regreso al Puerto San Isidro, contemplando lo ya visto y... )

(... con nuevas panorámicas al SurEste: desde La Rapaona, al San Justo, Mampodres y Susarón)

(También algún rebeco en paseo invernal)

El descenso fue mucho más inclinado de lo esperado, unos cuantos grados más, si para la ascensión el GPS nos informa de una inclinación del 40%, ahora esta ha aumentado un poco más situándose por encima del 45%. Además la nieve está muy blanda, no fijamos bien. Por todo ello, vamos prestando mucha atención en nuestros pasos, no perdiendo la tensión, no está la ladera para relajos.

(Con mucho cuidado nos vamos para abajo)

(La ladera está muy inclinada y la nieve muy blanda, así que no perdemos la tensión)

Nos hubiera justado que la nieve estuviera un poco más dura, pero sin pasarse, pues sabemos que esta cumbre carga mucho de hielo, precisamente por eso hoy acometimos esta ascensión a La Rapaína, de otra manera, habría que tirar de crampones. Con estas precauciones y cuitas llegamos a las proximidades del arroyo, aquí comenzó otro tipo de preocupación: -¿Dónde cruzamos?, la verdad que no lo teníamos muy fácil, iba con mucho caudal. Nuestra idea era hacerlo a la altura de la majada de La Liviada y desde ella llegar al Puente Wamba, pero no lo tenemos muy claro.

(En busca del arroyo de la Aliviada, aunque dificil está cruzarlo a en la vega de Corea)

(Arroyo de la Aliviada y vega Corea, ± 7,5 K / 1480 m.a. / 17:15 h. / Punto 6 Mapa)

No quedó otra que seguir, en recorrido lateral, el curso del arroyo, en busca de la carretera del puerto, en las proximidades de la Venta de San Isidro, seguro que vamos a tener problemas, pues allí desemboca en el río Isoba. Tal como pensábamos, dándole toda la cara a la tostada silueta del los picos Requejines y Ausente (pues la luz de atardecer ya se deja nota), no tuvimos muchos problemas para abordar el guarda-raíl de la LE-331, justo donde pensábamos, pues fueron muchas las veces que, en familia, parábamos en este paraje.

(Al no poder cruzar el arroyo, no queda otra que seguir su curso en busca de la carretera)

(Siempre con la vista puesta en el arroyo, pero también los picos Ausente y Requejines)

(Desembocadura del arroyo, LE-331 Km 38,5, ± 9,3 K / 1400 m.a. / 18:15 h. / Punto 7 Mapa)

Ya en el negro asfalto, solo queda caminar por él e ir en busca del coche aparcado en el puente Wamba, unos 700 metros aproximadamente nos separan. Este pequeño trayecto nos permitió tener una buena visión de la ladera por la que nos habíamos apeado de la Peña La Rapaína, la cual no nos parecía tan inclinada como en el descenso, pero sí que lo estaba, engaña un poco.

(Detalle de la cumbre de la cual acabamos de apearnos, resulta más inclinada de lo que parece)

Antes de llegar al coche, creo que es un buen momento para dejar el recorrido que el nuestro GPS dibujó sobre los tres hojas del IGN que en la ficha inicial de la ruta mencionamos. En los mismos y consultamos otros, podemos comprobar la diferencias toponímicas con que se denomina la cumbre de la cual acabamos de bajarnos: La Rapaína, Les Rapaines, Coto las Hazas. Nosotros nos quedamos con la primera, pues es como la hemos conocido siempre.

(Detalle de nuestro recorrido en torno a la cumbre de La Rapaína sobre el mapa del IGN)

Realizado el repaso sobre los puntos clave del día, solo queda llegar al coche, cambiar el calzado y la ropa, además de limpiar un poco las raquetas, e ir en busca de un cafetín, ya apetece, aunque el sol aún calienta e igual lo cambiamos por un refresco.

(Puerto San Isidro - Puente Wamba, Ayto. Lillo, León ± 10,0 K / 1437 m.a. / 18:30 h. / Pto. 1 Mapa)

Esto se acaba, creo que no ha estado nada mal la jornada disfrutada, un día excelente que nos permitió contemplar todo un mundo montañero en las mejores condiciones. Viendo los tiempos empleados para este pequeño recorrido, de apenas diez blancos kilómetrucos, alguien puede pensar que es excesivo. Ya lo hemos dicho en numerosas ocasiones, pero nosotros somos así, no somos esclavos del cronómetro, lo único que nos interesa es disfrutar sin importarnos la hora, claro está cuando tenemos margen para ello, por eso nos gusta tanto el horario de verano, el cual nos permite disfrutar sin cortapisas, así que…

¡Hasta la próxima!!!

JFCamina

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.