Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Pirineos

Aigüalluts - La Renclusa

Huesca, 07/2011

JFCamina, 09/2011

 

Llanos de Benasque - Aigüalluts - La Renclusa.

(Un paseo a los pies del Aneto)

Mapas: Posets-Maladeta, Valle de Benasque y Barrabés de Editorial Alpina.

Inicio y fin : Parking P.N. Posets-Maladeta en Hospital de Benasque, Huesca.

Recorridos: Parkin P.N. Posets-Madaleta en Hospital de Benasque (1730 m.a.) - Hospital y Llanos de Benas (1750 m.a.) - Colladeta de Araneso (1865 m.a.) - Plan d' Estan (1870 m.a.) - Refugio d' Están (1890 m.a.) - Refugio de Besurta (1920 m.a.) - Collado Aigüalluts (2025 m.a.) - Forau de Aigüalluts (2025 m.a.) - Puentes hacia Barrancs (2035 m.a.) - Al otro lado Aigüalluts (2030 m.a.) - Coll de La Renclusa (2295 m.a.) - Refugio de La Renclusa U/2140 m.a.) - Refugio de Besurta (1920 m.a.).

Distancia: ± 15,5 Kilómetros (recorrido circular). / Tiempos: 5,0 horas.

Desnivel: 600 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Caminos y veredas montañeras.

Señalizacion: Si, aunque la subida al Coll de La Renclusa solo jitos.

Creative Commons License


Las negras nubes seguían instaladas en las altas cumbres del P. N. Posets – Madaleta, había salido el arco iris pero no era suficiente para que despejara el día, ¡no importaba mucho!, porque tampoco era nuestra intención ascender hasta ellas, pero sí de verlas un poco, siempre presta contemplarlas. Como esto no era posible hacer la excursión que nos había traido hasta aquí, la del Portillón de Benasque, iniciamos un precioso paseo hasta los mismísimos pies del Aneto y la Madaleta, dos colosales tres miles.

(Parking del P.N. Posets - Maladeta en Hospital y Llanos de Benasque, Huesca, ± 0,0 K / 1730 m.a. / 11:30 h.)

Aparcamos el coche en el parking que el Parque tiene preparado antes de entrar en la zona del Hospital de Benasque, la carretera sigue hasta él y unos kilómetros más arriba pero el tráfico está restringuido y a cambio hay un servicio de autobuses cada poco tiempo. Nada más apearnos del coche comprobamos que hacía más frío que lo que la temperatura marcaba, cierta brisa montañera provocaba que la sensación térmica fuera de más fría, así que no nos quedó otro remedio que cambiar los pantalones cortos por los largos.

La excursión a realizar era prescindiendo del servido de bus, subir caminando por las preciosas praderías de Llanos de Hospital y la siguientes, por el camino de Araneso hasta el Forau de Aigüalluts, uno de los parajes más populares por su fácil acceso, especialmente si te gastas los 2,5 € que te cuesta el bus y así te ahorras 5 kilómetros y 200 metros de desnivel pero, por contra, te pierdes un precioso y cómodo paseo por el Pirineo Central.

(Hospital y Llanos de Benasque, ± 1,0 K / 1750 m.a. / 11:45 h.)

Con mucha comodidad llegamos al Hospital de Benasque, primero uno de los viejos y después el nuevo, el impresionante hotel que allí han instalado, la verdad que apetece cambiar el alojamiento, ¡que buena pinta tiene!. Cotilleamos las instalaciones, aunque no llegamos a tomar un cafetín, todo estaba un poco oscuro, tambien charramos un rato con una caminante que hablaba italiano y que no tenía muy claro que íba a realizar, estaba un poco desconcertada, ya pensaba hacer lo mismo que nosotros, subir al Portillón de Benas pero....

(Restos de las antigüas instalaciones del viejo hospital)

Siguiendo la estela de la "italiana" dejamos atrás el moderno hospital y seguimos caminando cómodamente dándole la mejilla lateral al Salvaguardía, aunque no se dejaba ver en su totalidad, vamos haciendo parte del recorrido que teníamos pensado hacer inicialmente, aunque al llegar a la bifucarción de caminos nosotros giramos a la derecha en dirección a la Besurta, dejando la subida al Portillón para otro día más despejado. Llevábamos poco tiempo allí y ya nos parecía que hoy íbamos a tener una buena jornada, estábamos disfrutando desde el comienzo, mirandolo todo, especialmente los preciosos chorrones que jalonaban las laderas de las altas cumbres.

(Desvio, a la izq. al portillón de Benas, a dcha. la nuestra de hoy, ± 1,5 K / 1775 m.a. / 12:10 h.)

Tal era nuestra personal concentración que nos olvidamos de la "italiana", a última hora nos quedamos con las ganas de saber hacía donde íba, perdimos su trayectoria, no la volveríamos a ver. La verdad que nos extrañó nada, ahora íbamos subiendo un poco por un precioso bosque de pinos, sus raices hacían las veces de escalones para facilitarnos el agarre en nuestro transitar. Por otra parte teníamos otra distracción más, unas placas amarillo-negras estaban colgadas de los árboles, teníamos claro que eran señales pero... ¿de qué?, era lo que más ocupaba nuestra conversación, ¡que preciosa ruta para raquetear!, a la bajada lo confirmamos.

(Colladeta de Araneso, ± 3,0 K / 1865 m.a. / 12:40 h.)

Tras contemplar las grandes laderas de las Tres de Paserna dejamos atras la colladeta de Aranesos y bajamos un poco hasta la zona de Plan d' Están, donde contemplamos una hermosa vega con un, ahora, pequeño lago, bueno, ibón, como en los Pirineos se llaman a los lagos de montaña de origen glaciar.

(Plan d' Están, ± 3,5 K / 1870 m.a. / 12:45 h.)

Plan d' Están es un lugar muy especial, tal debía ser que una solitaria chica que dejamos atrás no dudó en desnudarse y hacerse unas fotos como su madre, más o menos, la trajo al mundo. Fue toda una sorpresa, Mary había leido algo de esto en alguna revistas pero verlo en vivo y en directo era diferente.

(Pqueño ibón en Plan d' Están)

Dejamos de lado la señalizción de otra alternativa de subida al Portillón de Benasque y comentando la situación anteriormente vivida entramos en la zona del refugio d' Están, otra preciosa vega, con mucho ganado vacuno, se abre ante nosotros. Aquí entroncamos con la carretera, la cruzamos y seguimos transitando por la cómoda y verde alfombra. Al fondo, una barrera de pinos se interpone sobre el siguiente escalón superior, el cual sigue cubierto de niebla, no hay manera de ver las altas cumbres, la verdad que no nos importan mucho estamos disfrutando de lo lindo.

(Refugio d' Están, ± 4,5 K / 1890 m.a. / 13:15 h.)

Cruzamos la vega y subimos el escalón que nos llevará hasta el refugio de Besurta, un guapo paseo bajo los pinos pirenaicos, todo un gozo. Por nuestra derecha la imagen del pico de Paderna (2.622 m.a.) se deja ver, aunque no en su totalidad, esto nos da una pequeña esperanza, igual tenemos suerte.

(Refugio de Besurta, ± 5,5 K / 1920 m.a. / 13:30 h.)

Un poco más de cinco kilómetros y doscientos metros de desnivel llegamos al refugo de Besurta, hasta aquí llega el asfalto, pero, salvo que tus pretensiones sean otras más alpinas, no merece la pena cogerlo, es todo un lujo la realización de este precioso paseo entre el Hospital de Benasque y Besurta. Nos relajamos, un poco más, y observamos el ambiente que aquí existe, aquí conviven gente de todo tipo, los que no quieren complicaciones y vienen a contemplar cómodamente el paraje de Aigüalluts y, si hay suerte, el Aneto, y los que viene a realizar noche en el refugio de la Renclusa para en la madrugada afrontar la larga ascensión al techo de los Pirineos.

Comprobamos que hay gente que vien haciendo travesia, estamos en el territorio del GR-11, están pidiendo papel de periódico al encargado del refugio, tenían las botas muy mojadas, la jornada anterior había llovido mucho en esta zona y las tenían empapadas.

(Cruce de caminos, al refugio de La Renclusa o Aigüalluts)

La soledad del tramo anterior se acabó, el servicio de autobús había aportado mucha gente, unos al Forau y otros al pico Aneto, además nos encontramos con los que vuelven después de intentar subirle. Superado el punto de confluencia de las dos opciones el transito de personas se relaja un poco, lo que nos alivia, nos estaba agobiando tanta "parafernalia" montañera, los pinchos de los crampones y piolets nos ponen un poco nerviosos.

(Guapos detalles alpinos en la subida al Forau de Aigüalluts)

La subida del escalón que nos dejaría a los pies del Forau de Aigüalluts estaba llena de guapos detalles alpinos que mantenían el grado de belleza del recorrido que hoy habíamos afrontado: un tranco seco del frío invierno, una cabaña con un cartel en su interior en el que nos recordaba que nos podía servir de refugio en caso de problemas y una lagunilla verde, un momento de recuerdo para la lejanas y queridas tierras de Babia, la laguna de las Verdes era nuestra referencia.

(Collado hacia Aigüalluts, ± 6,9 K / 2025 m.a. / 14:15 h.)

También nos encontramos con algún feo detalle, al bajar hacia la vega del río Ésera, observamos como unos perros sueltos perseguian a la marmotas, estas daban fuertes "silbidos" y los cánidos las perseguían sin que sus propietarios hicieran mucho por evitarlo, una pena.

(Bajamos hacia una hermosa vega del río Ésera hasta los 1975 m.a.)

Cerca de las tres de la tarde llegamos al Forau, una sima Karstica donde las aguas de las nieves eternas del Aneto y la Maladeta se filtran y volverán aparecer en el Valle de Arán, en una fuente llamada Güells de Joeu que aporta sus aguas al río Garona y al final en el Atlántico, una curiosidad que hace este lugar más interesante.

(Forau de Aigüalluts, ± 8,2 K / 2025 m.a. / 14:45 - 15:30 h.)

Parece mentira que el gran caudal de agua que baja por la cascada desaparezca al poco, solo un pequeño hilo seguirá su curso normal dando lugar al cauce del río Ésera, al cual será nuestra referencia durante todas las jornadas que pasemos en el Valle de Benasque.

(Parece mentira que sus aguas acaben vertidas al océano Atlántico en la lejana cidudad Burdeos)

A nosotros el tema de las cascadas, chorrones y pozas nos pierde un poco por lo que su contemplación siempre nos aporta gran satisfación, aunque en este caso, la misma fue muy especial, para mí, fue superior el subir por encima de la gran cascada y contemplar la preciosísima vega de Aigüalluts, la acomulación de belleza llega aalcanzar un grado importante, solo hubíera sido mayúscula si el Aneto se dejara ver pero hoy no era el día para inmortalizar esa guapa postal.

El Plan dels Aigüalluts era el sitio ideal para sacar el bocata y sentarse un buen rato, siempre decimos que comer el bocadillo en la montaña es el mejor momento del día, ahora más que nunca lo comprobamos. Después de estos momentos de relajo viene el momento de afrontar la decisión de por dónde seguir, ir hasta el ibón del Toro o de Barrancs, la señalización allí la teníamos pero las nubes bajas nos desanimaban un poco. Al final optamos por un recorrido del cual no teníamos señal alguna, solo en el mapa que portábamos, se trataba de rodear toda la preciosa y húmeda vega de Aigüalluts y subir hasta el Coll de La Renclusa y después bajar hasta el conocido refugio.

("Puentes" hacia Barrancs, ± 9,0 K / 2035 m.a. / 15:45 h.)

Como no podía ser de otra manera, el rodear toda vega, superando todos los riachuelos que aportan su agua al Plan dels Aigüalluts, el Escalete y el Barrancs, en algunos casos sin puentes, fue toda una gozada, media hora de cómodo disfrute digno de ocupar un lugar especial dentro de los mejores parajes que hemos tenido la suerte de conocer, aunque esto siempre es una cuestión muy personal y, en algunos casos, puntual.

(Al otro lado de Aigüalluts, ± 9,8 K / 2030 m.a. / 16:00 h.)

(Plan d' Aigüalluts, ¡menuda postal!)

En media hora recorrimos el kilómetro y medio de perímetro, observamos los primeros jitos y comenzamos a subir acompañados de los preciosos lirios, otros compañeros inseparables en este semana por los Pirineos. Una vez alcanzada un poco de altitud nos damos la vuelta y observamos la magnitud del paraje donde nos encontrábamos, ¡menuda postal!, y eso que el día esta un poco feo, no queremos imaginar esto en un bonito y claro día, menuda postal!.

(En compañía de los preciosos lirios subimos hasta el coll de La Renclusa)

La subida montañera, no tan cómoda como el resto del recorrido del día, hasta el Coll de La Renclusa, es dura, todo para arriba sin mucho descando, 250 metros de desnivel en poco más de 1,5 Kilómetros. Casi al final dos marmotillas y Mary se pegan un buen susto, las tres estaban distraidas, con lo que entre los silbidos de las primeras y la exclamación de Mary pensé que había pasado algo, ¡menudo susto!

(Coll de La Renclusa, ± 11,6 K / 2295 m.a. / 16:45 h.)

En el Coll de La Renclusa, a unos 2300 m.a., las nubes casi nos raspan el pelo, justo cuando esto iba a ocurrir "voltiamos" hacia la otra vertiente de la montaña, al poco, entre los pinos, aparece uno de los refugios de montaña más conocidos de España, el de La Renclusa, el cual nos permitirá afrontar con garantía la ascensión al pico Aneto (3.404 m.a.)

Con la visualización del refugio nos entraron ganas de un cafetín, ¡qué raro!, así que bajamos con gracia en su busca, aunque nos llevamos un buen chasco, a la entrada del gran refugio, había un cartel y un montón de sandalias para ponerse, así que desistimos y, tras sacarnos la foto de rigor, sin muchas contemplaciones, nos fuimos ha visitar la ermita de las Nieves. Atrás dejamos un amplio grupo de personas que no paraban de mirar para el cielo, todos estaban con la esperanza de que mañana el mismo presentara su mejor cara azul.

(Refugio de La Renclusa, ± 12,7 K / 2140 m.a. / 17:00 - 17:30 h.)

(Ermita de las Nieves)

Tras cotillear la ermita, observar el gran "furaco" que deja paso a las aguas del arroyo de La Renclusa y el "mojón" que allí hay, decidimos que ya habíamos saciado nuestra curiosidad y que era hora de acabar la jornada montañera, así que bajamos hacia el refugio que hace la veces de parada de Bus, el de Besurta, dejando tras nosotros numerosos montañeros que subían cargados de numeroso material montañero, especialmente crampones y piolets, material básico obligatorio, junto a otro, para afrontar el paso de los glaciares de la Maladeta y del Aneto.

(La gente iba cargada con todo, suponemos que además con un extra de ilusión)

En algunos tramos por una cómoda "Calzada Romana" bajamos hasta Besurta, el encargado del refugio estaba recogiendo, así que no quisimos importunarle pidiendole unos cafés, había gente esperando para coger el bus, llevábamos unos 15,5 kilómentros, aún nos quedan otros cinco, comentamos que ya habíamos disfrutado de lo lindo, que había que reservar fuerzas para mañana, así que nos aprovechamos del servicio y nos montamos en el primer bus que apareció, bueno, el primero no, este iba hasta el pueblo de Benasque, no para en el parking del Parque, fue el segundo, pero no tuvimos que esperar mucho.

(Refugio de Besurta, ± 15,5 K / 1920 m.a. / 18:10 h.)

¡Qué preciso día!, fue el comentario resumen, y a pesar de que la climatología no fue todo lo buena que hubiesemos deseado pero nos marchábamos muy contentos, ahora solo quedaba parar en el pueblo de Benasque para tomar el deseado cafetín y ver la previsiones meteorológicas que la oficina de turismo nos colgaba en su tablón de anuncios, las mismas eran buenas, ideal para hacer la excursión que nos había traido hasta aquí, la del Portillón de Benasque, para contemplar los ibones de la parte francesa y los graciares de la Maladeta y Aneto, pero eso será en la siguiente entrega, ahora solo queda dejaros la presentación fotográfica que Mary ha preparado, acompañada de sus personales comentarios, un excelente complemento a las postales que aquí habéis visto hasta ahora, así que solo queda decir que.... ¡disfrutarlas!

 

(Pica en el botón del centro de la presentación cuando estés list@ para visionarla)

 

049 - Pirineos – Aigüalluts – La Renclusa

Si tienes algún problema al ver la presentación de fotos inicial, puedes verla pinchando el cuadro que tines a tu lado o sobre esta linea de texto la cual te llevará al álbum de fotos relacionado con la actividad que nos ocupa.

 

 

 

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.