E

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Picos de Europa
Zona de Lagos de Covadonga
Asturias

Raquetas Lagos Covadonga

Cangas Onis, 12/2017

JFCamina, 12/2017

 

Raquetas Lagos de Covadonga y majadas

(Entre lagos y majadas, además de un panorámico piquín)

Mapa I.G.N.: 55-II "Inguanzo" o Mapa M. A. Adrados del Macizo Occidental de los Picos de Europa.

Inicio y fin : Lagos de Covadonga, Concejo de Cangas de Onís, Asturias.

Objetivo: Pico Braña Sotres, Concejos de Cangas de Onís y Onís, Asturias.

Recorrido: Parking de Buferrera (1040 m.a.) - Lago Ercina (1120 m.a.) - Majada El Brazu (1190 m.a.) - Collau la Texa (1262 m.a.) - Pico Braña Sotres (1335 m.a.) - Majada La Güelga (1050 m.a.) - Majada Belbin (1050 m.a.) - Colláu a La Llomba (1156 m.a.) - Lago Ercina (1120 m.a.) - Collau de Entrelagos (1160 m.a.) - Lago Enol (1070 m.a.) - Parking de Buferrera (1040 m.a.).

Distancia: ± 13 Kilómetros Circulares / Tiempos: ± 5 horas

Desnivel: ± 500 mts. de ascenso y su correspondiente descenso.

Tipo de recorrido y terreno: Veredas montañeras.

Señalización: No, aunque se tropieza con señalización de PNPE.

Creative Commons License


Había muchas ganas de volver a disfrutar, en vivo y en directo, de la preciosa y blanca estampa invernal del especial paraje de los Lagos de Covadonga (Cangas de Onis, Asturias). Además con excelente compañía, pues la actividad la habíamos consensuado con nuestros amigos Lucía y Jesús (venidos de la Ribera del Duero). Con alguna duda inicial, pues había cortes puntuales en la carretera de acceso a Los Lagos, al final  aparcamos el coche en el Parking de Buferrera, el cual estaba cercado de nieve y frío, ya que la sombra dominada este escondido rincón. Hubo que darse un poco de prisa en los preparativos iniciales, ya sabéis: calzar las botas, polainas, abrigarse más, arrancar el GPS, etc… Así, ya con las raquetas puestas a pocos metros del coche, arrancamos para arriba en busca del  sol, el cual nos esperaba en el Centro de interpretación del P.N. Picos de Europa, y no veáis como se notaba la diferencia.


-¿Qué ruta vais a realizar?, nos pregunto un vecino de aparcamiento, creo que guía de una empresa de aventura. No le dimos una respuesta clara, solo que iríamos camín de Vega de Ario, pero sin muchas pretensiones, pues solo teníamos claro que deseamos disfrutar del guapo día que nos había tocado en suerte en Los Lagos, no teníamos objetivo, nos daba igual. Sirva esta pequeña explicación también para el amable lector de este nuestro disfrutón paseo en raquetas de nieve por uno de los parajes más populares de los Picos de Europa, los Lagos de Covadonga.

(Parking Buferrera, Lagos Covadonga, Cangas Onis, Asturias, ± 0,0 K / ± 1040 m.a. / 10:15 h. / Punto 1 Mapa)

Por motivos operativos, pues resulta complicado andar en raquetas por la vías del tren minero y su túnel, no entramos en la zona de las viejas minas de Buferrera, así que pronto dejamos atrás las cabañas y los bancos cubiertos de nieve, así como el gran minero, y en poco nos plantamos ante el gran espectáculo invernal del Lago Ercina completamente congelado y rodeado de nieve por todos sus bordes. Aunque ya lo habíamos disfrutado alguna vez más, nunca en un día tan radiante, tanto que las fotos no salían muy bien. Efectivamente, pues los rayos solares se colaban por todos los lados, y no hacemos alarde de material técnico para evitarlo, pero importaba poco, nuestra retina lo disfrutaba a tope y tiene excelente memoria. Apuntar que no estábamos solos, mucha más gente quería disfrutar de tan maravillo día y espectáculo.  Un rebequín nos contemplaba plácidamente desde las peñas del Llucía. Aunque nosotros estábamos más atentos a las blancas cumbres que teníamos al frente, donde la Torre Santa María nos observaba silenciosamente. Como no podía ser de otra manera, sesión de fotos, especialmente las chicas, las cuales son más desinhibidas a la hora de mostrar sus emociones.

(Atrás dejamos los edificios del P.N. Picos de Europa cubiertos de nieve y a por el blanco Lago Ercina vamos)

(Lago Ercina, Lagos Covadonga, Cangas Onis, Asturias, ± 1,2 K / ± 1120 m.a. / 11:00 h. / Punto 2 Mapa)

(-Bueno, ya están aquí los primeros turistas del largo puente del primeros de diciembre, pensaría el rebequín)

(¡Alegría!!, que no todos los días se puede disfrutar de un día tan guapo con esta especial situación invernal)

Como es normal en nosotros, parece que en Lucía y Jesús también, no tenemos prisa y disfrutamos un buen rato en la orilla Oriental del Lago Ercina. Ya pasado un tiempo lo bordeamos un poco más con rumbo sur en busca de la riega del Brazu para comenzar a subir y tratar de iniciar un guapo circuito. Así, con cierta pachorra y charleta, quitando ya algo de ropa, vamos ganando altura dejando de lado la majada de La Veguina para irnos directos a las proximidades de las cabañas del Brazu, pero sin llegar a ellas, pues nuestro objetivo más inmediato estaba en la guapa y blanca collá de la Texa. Fue en este punto donde nos olvidamos del camino señalizado PR PNPE - 4 "Vega de Ario" (aunque poco señales oteamos, pues todas estarían tapadas por la nieve) y nos vamos para arriba, de momento, de la majada de Las Bobias… nada de nada.

(Atrás el lago Ercina y la gran peña Occidental del Mosquital que lo franquea para tomar la riega del Brazu)

(Así que no pasamos al lado las guapas cabañas y texos de La Veguina)

(Riega El Brazu, atrás lago Ercina, ± 2,2 K / ± 1190 m.a. / 11:30 h. / Punto 3 Mapa)

(Mucha prisa no tenemos en afrontar la segunda cuesta de la jornada, así que otra fotuca más)

(Tampoco llegamos a tocar las cabañas del Brazu, Jesús nos llevaba de la mano hacia la blanca collá)

Jesús nos va haciendo huella y marca el rumbo, que no el ritmo, este es cosa de las chicas, así que cada poco tiene que parar a esperarnos, pues ya sabéis que el que suscribe siempre va el último. Con esta “buena” marcha da mucho juego para sacar un buen número de guapas fotos, aunque un servidor no va muy contento con las suyas. Creo que no llevaba muy bien configurada la ISO de la cámara, cuando me di cuenta ya había fastidiado unas cuantas fotos. La verdad que no iba muy atento a la fotografía, si no más preocupado de la charleta y el disfrute del momento. Así que cuando nos dimos cuenta frente a la piramidal figura del Jascal nos encontrábamos en el collau la Texa.

(Jesús marca el rítmo, pero las chicas llevan otro, servidor en el furgón de cola para no perderse nada)

(El collado la Texa ya muy cerca, arriba un pequeño piquín)

(Collau la Texa, Limite concejos Cangas Onís y Onís, ± 3,0 K / ± 1262 m.a. / 12:00 h. / Punto 4 Mapa)

Otro ratín contemplativo en el Collau la Texa y la gente empieza a pasar a lado nuestro. Son gente joven (mucho más que nosotros) y no llevan ni mochila ni equipación de invierno, playerinos de esos que se llevan ahora tanto. Pese ello tiran para el piquín que tenemos a nuestra derecha. Miro en el mapa y no tiene nombre, pese a ello tiramos para arriba dándole la espalda a la arista SurOriental del próximo Pico Llucía. Nos entretenemos un poco sacando unas fotos guapas a la Torre Santa María y nos vuelve a pasar más gente joven camín de esi piquín de nombre no conocido (por nosotros). Tal es así que al llegar casi a su cima, vemos que está muy ocupada y nos vamos hacia la derecha (al Sur) donde existe una guapa y blanca chomba.  

(Dejamos atrás el Collau la Texa y para arriba que seguimos, la raya azul del Mar Cantábrico se ve al fondo)

(Nada, no hay manera de avanzar, otra pareja nos va adelantar)

(El día lo estamos disfrutando, invita a relajarse, también a sacarse fotos, como esta con la Torre Sta. María)

(Como el piquín estaba muy ocupado nos vamos hacia la derecha, al Sur, hacia una guapa y blanca chomba)

En la blanca collá nos encontramos con un gran jou y la prudencia no invita a seguir escorándonos un poco más a la derecha hasta que tropezamos de frente con la espectacular visión del gran Torrecerredo, con todo su puntiagudo sequito. Todos nos alegramos de verlo “tan” cerca, pero las chicas mucho más, así que toco iniciar una nutrida toma fotográfica. No recuerdo el tiempo que allí estuvimos parados contemplando Los Picos, tampoco nos importaba mucho, el reloj era lo de menos. Tras estos momentos fotográficos y contemplativos seguimos con rumbo SurEste por lo que parece una cómoda cumbrera, tal es así que cuando nos damos cuenta nos encontramos al borde de la misma y con un buzón de cumbres a nuestros pies. Efectivamente, el pequeño buzón nos informaba que nos encontrábamos en el Pico Braña Sotres, a 1335 metros de altitud. Pruebo en el mapa del GPS la información y me lo confirma, además nos informa que nos encontrábamos en el límite de los concejos de Cangas de Onís y Onís. Alegría sentimos de hacer un pico, aunque sea modestín, pues no nos lo habíamos propuesto en ningún momento.

(Las chicas, muy contentas, posando con el gran Torrecerredo y todo su sequito puntiagudo tras ellas)

(Tras una buena sesión fotográfica nos vamos hacia el borde de la cumbrera, fue cuando nos encontramos con...)

(Pico Braña Sotres, Limite Concejos Cangas Onís y Onís, ± 4,0 K / ± 1335 m.a. / 12:45 - 13:15 h. / Punto 5 Mapa)

(Detalle de la preciosa majada de Belbín desde la cima del Braña Sotres)

(Foto de cumbre con el Torrecerredo y Cabrones de fondo de lujo)

No recuerdo muy bien el tiempo que en esta improvisada cumbre estuvimos, en esta ocasión no iba muy pendiente de los tiempos, ni distancias, creo que sobre media hora o un poco más, tampoco importa mucho. El tema es que nos costó arrancar, pero había que hacerlo, el tiempo se nos echa encima y la parte más complicada del recorrido (la bajada hasta la majada de La Güelga y Belbín) está por hacer o mejor dicho por explorar. Así que al final lo hicimos manteniendo el rumbo SurEste por la blanca cumbrera, siguiendo una huellas recientes de unos esquíes, que nos parecía que nos venía muy bien.  Siguiendo las líneas paralelas vamos buscando el terreno más favorable, evitando los jous que dejamos a la derecha y descendiendo poco a poco, estamos cerca de la majada de La Bobia pero no la llegamos a ver.

(Toca abandonar la improvisada cumbre y seguimos rumbo SE con el gran Torrecerredo al frente a la derecha)

(Seguimos el terreno más favorable para nosotros, además de unas huellas de esquiador)

(Desde que abandonamos la cumbre, iniciamos la fase más aventurera de la jornada, buscando la mejor traza)

(Nuestra idea es bajar hacia la majada de La Güelga y después irnos hacia la de Belbín)

Tan plácidamente vamos y llegamos a un punto que si miramos al NorEste, abajo, intuimos la vega de la majada de La Güelga, hacemos una comprobación con el GPS y así parece, así que decidimos la mejor forma de apearnos de la cumbrera que llevamos disfrutando un buen rato, podríamos haber ido un poco más allá y caer sobre Las Bobias, pero eso igual nos obligaba a no hacer la ruta circular o hacerla más larga de lo deseado. Así que cambiamos el rumbo (ver mapa entre los puntos 5 y 6) e iniciamos la franja de aventura que siempre existe en la mayoría de las salidas montañeras, esta no iba a ser una excepción. Sin muchos problemas, moviendo mucha nieve, pues no está muy transformada, vamos perdiendo metros de altitud poco a poco. Siempre buscando la mejor traza a seguir, sobre todo la más segura, lo que nos llevó en algún momento a rodear un poco más. En principio se trata de alcanzar la riega que baja de la majada de La Redondiella y después seguir el curso de la misma que nos lleva hacia La Güelga.

(Comienza la franja de aventura que casi siempre existe en las actividades de montaña)

(Pero siempre manteniendo unas normas de seguridad, lo que nos puede llevar a realizar algún rodeo)

(Precioso descenso por el blanco terreno, moviendo mucha nieve)

(Ante la atenta vigilancia del Jascal, este guapo y disfrutón paseo nos deja bellos y curiosos parajes)

Saludando en todo momento la blanca pirámide del Jascal descendemos con mucho cuidado y disfrutando mucho, pasando al lado de rincones bien llamativos y guapos, así que un buen número de fotos sacamos. Con estos bellos momentos cubrimos el primer objetivo de llegar a la zona de la riega de La Redondiella. Creo que por aquí ya pasamos en una ocasión volviendo de Ario, pero con nieve todo es diferente. Además en este punto nos quedamos sin las vías de los esquíes, pues estos tiraban para arriba, hacia La Redondiella, nosotros, al contrario, para abajo siguiendo el curso del agua, aunque esta no se veía, la nieve lo tapaba todo.

(Al frente las Jascal y la Peña Ruana, también el azul del Mar Cantábrico)

(Ya tenemos la riega que baja de La Redondiella, pero nosotros giramos a la izquierda siguiendo el curso del agua)

(Ahora pisando nieve virgen, disfrutandola, pero con mucho tiento y cuidado)

Disfrutando mucho, pero con mucho tiento y cuidado, vamos, ahora sí, pisando nieve virgen, lo que siempre es un placer. Seguimos el curso del reguero y lo cruzamos para volverlo a realizar unos metros después. Creo que en este punto podíamos haber tomado “un camino” a la izquierda que nos llevaría hacia la morrena de Belbín (La Llomba), pero nosotros optamos por seguir por el reguero justo hasta donde vemos que se estrecha mucho. Fue en este punto raquitico, donde nos vamos a la izquierda para adentrarnos en  una especie de cueña (paso estrecho y abrupto) que nos introduce en la zona del jaedo (fayeu o hayedo) de La Güelga. Tras dejar atrás las fayas nos encontramos sobre la blanca majada, pero un muro que hay que descender nos separaba de ella. En principio parecía complicado, pero poco a poco nos fuimos apeando de él realizando varias y seguras “zetas”.

(Cruzamos el curso de la riega)

(Para volver a cruzarla de nuevo un poco más adelante)

(Seguimos el curso del agua que nos llevará hasta la majada La Güelga, aunque se estrecha)

(Ante la estrechez de la riega, cogemos una cueña lateral que nos introducce en la zona del Jaedo de La Güelga)

(Abajo tenemos la majada y vega de La Güelga, aunque descender hacia ella requiere mucho cuidado)

(Manteniendo el tiento y el cuidado requerido en este tipo de actividades vamos descendiendo hacia el objetivo)

Al fin ya en terreno más seguro, aunque nunca habíamos estado en este escondido rincón, habíamos oído hablar mucho y bien a los compañeros Ana y Armando, teníamos pendiente hacer un recorrido otoñal para conocer su pequeño jaedo (fayeu, halledo) pero no salió la actividad, siguen en la carpeta de pendientes.  La verdad que sorprende conocerla completamente cubierta de nieve, con todas sus cabañas teñidas de blanco. La verdad que nos “prestó” mucho. Eran las dos y media de la tarde y la majada vestía de sol y sombra, aunque esta última seguro que en poco tiempo se haría cargo de todo el territorio, así que decidimos seguir hacia Belbín para comer el bocata allí. Por todo ello seguimos el curso del agua de Los Reguerones (así figura en el mapa del IGN) atravesando toda su vega con descarado rumbo Norte en busca del ancho camino hacia La Llomba.  

(Entre sol y sombra llegamos a la blanca majada majada La Güelga)

(Majada La Güelga, Concejo de Onís, ± 7,0 K / ± 1050 m.a. / 14:30 h. / Punto 6 Mapa)

(Siempre tiene un toque especial las bellas estampas las viejas cabañas tapadas por la blanca nieve)

(Podriamos comer el bocata en La Güelga, pero pronto la sombra se hará cargo de todo, vamos hacia Belbín)

(Vega La Güelga adelante, dejando Los Reguerones a nuestra mano derecha y con el Cantón de Texéo al fondo)

(Con el Cantón de Texéo al fondo y las cercanas señales del GR-202 "Ruta de la Reconquista")

(Vamos en busca del ancho camino, más bien pista, de La Llomba)

Al fin nos aproximamos a Belbín, a su guapa Llomba, donde doblamos la línea virando al Sur para entrar sobre la preciosa majada, sin lugar a dudas, y pese a su “urbanización”, de los parajes más bonitos de los Picos de Europa. No nos entretenemos mucho sobre las numerosas cumbres que tenemos al frente Sur, hay que darse prisa para comer el bocata con un poco de luz caliente, pues en poco más de media hora la fría sombra invernal se hará cargo de todo. Ni que decir tiene, que tras dar cuenta de las viandas, Mary no se aguantó y nos puso a todos a trabajar para hacer su clásico muñequín de nieve, este lo llamó Belbinín, muy apropiado, ¿no?.

(Doblando la línea al Sur para entrar en la blanca y guapa majada de Belbín)

(Había muchas ganas de comer el bocata, así que no nos entretuvimos en identificar las cumbres al frente)

(Belbín, sin lugar a dudas, y pesa a su “urbanización”, de los parajes más bonitos de los Picos de Europa)

(Hay prisa, en poco más de media hora la oscura y fria sombra invernal se hará cargo de toda la majada)

(Majada Belbin, Concejo de Onís, ± 9,0 K / ± 1055 m.a. / 15:15 - 16:00 h. / Punto 7 Mapa)

(Mary no nos dejó escapar sin hacer su clásico muñeco de nieve, a este lo llamó Belbinín, muy apropiado, ¿no?)

A las cuatro (en punto) de la tarde arrancamos dirección a la majada La Llomba, Campo La Tiese y Lago Ercina. Tal como nos temíamos la fría sombra se había hecho cargo de todo el territorio, solo los contornos de la Peña Ruana y el Jascal brillaban con fuerza con los últimos rayos solares. Calentamos el cuerpo subiendo hacia La Llomba, donde la nieve estaba mucho más dura que el resto del recorrido de todo el día. Alcanzado el bebedero en lugar de descender por la pista hacia la majada La Llomba, las huellas nos llevan por encima de ella no teniendo que perder mucho desnivel para después tener que recuperarlo, lo que siempre se agradece.

(Ya bajo la fría sombra invernal abandonamos la guapa majada de Belbín)

(Solo las cumbre de Peña Ruana, el Jascal y vecinas brillan con el oro del atardecer)

(Alcanzado el bebedero, una huella muy clara nos facilitó el no bajar hacia la majada La Llomba)

(Majada La Llomba, con su lago, acaricidada por los últimos rayos solares)

Pasadas las cinco de la tarde llegamos a visualizar de nuevo el lago Ercina helado, una guapa estampa que no paramos mucho a contemplar, pues nuestra idea es ver el atardecer invernal desde la "Chomba de Entrelagos". Así que apuramos en el descenso hacia el Campo La Tiese y de igual manera lo hacemos para alcanzar la estratégica chomba. Esto último no fue tan sencillo, pues el terreno no nos favorecía nada, tanto por su desnivel como por el estado de la nieve muy dura y pisoteada por la gente. Hubo que “esprintar“  fuerte para llegar a tiempo, así lo hicimos y lo conseguimos, pero si nos descuidamos un poco…  nos quedamos con las ganas.

(De nuevo el helado lago Ercina a la vista, ahora sin entretenerse mucho hacia la "Chomba de Entrelagos")

(Lago Ercina, Lagos Covadonga, Cangas Onis, Asturias, ± 12,0 K / ± 1120 m.a. / 17:30 h. / Punto 2 Mapa)

(-¡Apurái chicas, que no llegáis a tiempo!)

No es la primera ocasión que tuvimos en suerte de gozar de estas preciosas estampas del atardecer en los Lagos de Covadonga, pese a ello no deja de sorprendernos, como si fuera la primera vez. Bella y singular es la visión sobre el reluciente Lago Enol y su porra reflejándose sobre él, más completamente rodeado de blanco, pues a diferencia de su gemelo, no se encontraba helado. De igual parecer, pero sobre la vertiente Sur, tenemos al Ercina, con su blanca pista de patinaje, con las altas cumbres teñidas del característico color naranja de los Picos de Europa. Todo gozo y placer, más con el disfrutón día que hemos tenido, sin lugar a dudas, un verdadero broche de oro y brillantes.

(Chomba Entrelagos, Cangas Onis, Asturias, ± 12,5 K / ± 1160 m.a. / 17:45 - 18:00 h. / Punto 5 Mapa)

(-Impresionante, ¿no?)

(Lo mismo al Norte que al Sur, donde el "naranjito" Torrecerredo reluce con singular gracia)

(Lago Ercina totalmente congelado, arriba...)

(El Torrecerredo y su las altas picachas amigas teñidas del característico color naranja de los Picos de Europa)

En la entrada mañanera sobre el Lago Ercina rápidamente le apreté al botón rojo de nuestra cámara para grabar un pequeño video. Durante el resto de la jornada me abstuve de volver hacerlo, me reservé para este último momento, el día prometía un precioso atardecer y ante él estábamos. Así que aquí compartimos los dos fragmentos de video engarzados por una guapa raquetada no grabada, seguro que os va a gustar, así que a no perdérselo.

 

 (Si tienes algún problema en la visualización pincha este enlace para una visualización directa)

-¿A que ha quedado chulo?, modestamente creo que sí, son de esos momentos que uno no vive todos los días y le gusta tener bien inmortalizados. Sin lugar a dudas, este pequeño vídeo lo tendremos a buen recuerdo.  A los pies del lago Enol ya llegamos de noche, y lo que más nos sorprendió era que aún llegaba gente en coche para realizar un par de instantáneas y después darse la vuelta, pues ya hacía frío. Sin lugar a dudas se trata del influjo mediático de los Lagos de Covadonga.

(Son la seis de la tarde, con la marcha del sol el frío se hace cargo de todo, así que toca finalizar)

(Lago Enol y su porra reflejándose sobre él)

(Parking Buferrera, Lagos Covadonga, Cangas Onis, Asturias, ± 13,0 K / ± 1040 m.a. / 18:15 h. / Punto 1 Mapa)

Nosotros en busca del coche en el Parking de Buferrera, éramos los últimos y a quitar toda la parafernalia montañera para bajar cómodamente carretera abajo. Esto último tuvo cierto intríngulis pues la temperatura bajaba muy rápidamente, habían previsto una fuerte helada para la noche que se nos estaba echando encina. Carretera abajo hacemos un breve recuento de los guapos momentos vividos, la verdad que lo pasamos muy bien y lo disfrutamos mucho. Un buen momento para recordarlo nosotros aquí compartiendo el mapa del IGN con el dibujo que ha hecho el nuestro GPS sobre él.

(Nuestro recorrido en raquetas por Lagos Covadonga y majadas / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL’)

A destacar los tres tramos vividos: Primero la subida hasta el Pico Braña Sotres, la cual no nos planteó muchas dificultades. Segundo el tramo de aventura descendiendo hasta la majada de La Güelga, esta si fue un poco más complicada, teniendo mucho cuidado en la elección de la traza a seguir y tentando muy bien el blanco terreno. Ya la tercera, por terreno más conocido resultó similar a la primera. En resumen un precioso recorrido lleno de luz y alegría, lo que siempre es muy importante en nuestra manera de ver y vivir la montaña.

Un parada para tomar algo caliente en Soto de Cangas y a despedirse hasta otra ocasión que tengamos oportunidad de reunirnos, lo cual empieza a ser con cierta frecuencia. Es lo que tienen las Redes Sociales, pese a la lejanía, nos permiten un contacto casi diario, que bien aprovechado resulta muy positivo. Bueno, como nos hemos quedado con muy buen sabor de boca, no queda otra que despedirnos diciendo…

¡Hasta pronto Amig@s y Lagos de Covadonga!!!

 

JFCamina

 

Para referencias vistar la sección de Picos de Europa en ww.jfcamina.es


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.