Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
www.jfcamina.es
GR-105 Inicio - Etapas
"Historia de un guapo paseo de seis días por Asturias"

 

GR-105 “Ruta de las Peregrinaciones: Oviedo – Covadonga”

(Un anticipo de la historia de nuestra experiencia personal)

Mapas IGN: Mapas ING: 029-3 Oviedo Este (1999) / 029-4 Pola de Siero (1999) / 030-3 Infiesto (1999) / 054-1 Arenas (2001) / 054-2 Llerandi (2001) / 034-4 Arriondas (1999) / 031-3 Cangas de Onís (2000) / 055-1 Sames (2002).

Inicio: Ermita de Covadonga en Oviedo, Asturias.

Fin: Santuario de Nuestra Señora de Covadonga en Cangas de Onis, Asturias.

Recorrido Básico: Ermita de Covadonga en Oviedo (0 Kms) Nava (34 Kms – 10 h)Puente Miera (51 Kms – 15 h) – Espinareo (63 Kms – 19 h) – La Vega (82 Kms – 28 h) – Cangas de Onis (103 Kms – 35 h) – Santuario de Nuestra Señora de Covadonga (119 Kms – 41 h).

Nuestros Números: 119 Kms. / 41 horas / 3.725 mts. Desnivel de ascensos y 3.610 mts. Desnivel de descensos / 24 Fuentes y 146 Perros.

Terreno: Carreterinas, pistas, caminos y veredas montañeras. / Señalización: Si.

En este pequeño cuadro no se incluye los datos relacionados con la variante GR-105.1 "Mieres - Covadonga", aunque sí en el siguiente desarrollo de este "Diario Breve"

 

Creative Commons License

 

 


 

00 - Introducción

Hacia unos cuantos años que teníamos medio preparada esta larga caminata que nos llevaría desde la ermita de Covadonga en Oviedo hasta la Santa Cueva de Nuestra Señora de Covadonga (La Santina) en Cangas de Onis. Las primeras noticias sobre este recorrido no eran muy buenas y a medida que profundizamos en ella observamos que tenía cierto grado de dificultad, especial mente en el camino a seguir en determinadas etapas, así que guardamos toda la documentación reunida a la espera de tiempos mejores.


La experiencia andariega alcanzada en la realización del Camino de Santiago por “El Primitivo” y la insistencia del compañero Alfonso para realizar el proyecto GR-105 reavivó en nosotros el espíritu de aventura, aunque seguíamos igualmente temerosos. Para doblegar nuestras reticencias el compañero aportó la experiencia y sabiduría de un peregrino más, la de “Pepe”, el cual había realizado el gran recorrido en varias ocasiones. No conocíamos personalmente la nueva aportación, solo de oídas, las referencias eran excelentes, pero tomamos un cafetín y charlamos un buen rato de las etapas y su problemática, parecía que sabía de lo que hablaba y nos convenció por lo que cinco días después arrancamos con nuestras pesadas mochilas.


La pesada carga no era gratuita, la intención era realizar la marcha sin volver a casa, todo de una tacada, alojándonos en establecimientos hoteleros lo más cerca posible de la cabecera de las etapas, es decir, un problema añadido, otra experiencia más.

* Si te ha gustado el anticipo de esta Introducción puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

01 - GR-105 “R. P.: Oviedo – Nava”

Recorrido Básico: Ermita de Covadonga en Oviedo (0 Kms) – El Calderu – Grandota – La Paranza – Cantu la Cuesta – La Pasera – La Bobia – Molledo – Paso Subterráneo AS-1 - Pando - Carbayín de Abajo – El Escobal - Lamuño – Cerezales – La Cruz – Campabaxera – Alto de Santiago - Alto Espinadal – Nava (34 Kms – 10 h)


El lunes de la Semana de San Juan iniciamos nuestra peregrinación hasta el Real Sitio de Covadonga. Para la primera jornada habíamos planeado una etapa doble, uniríamos las dos primeras de la programación clásica de siete etapas establecida por el grupo que señalizó este recorrido por primera vez, Montañeros de Rivayagüe, serían treinta y cuatro kilómetros de un total de ciento y algo.


Nada más comenzar la aventura comprobamos que llevábamos un guía de lujo, Pepe marcaba los tiempos y la traza a seguir con tranquilidad y seguridad, esto nos daba ánimos para afrontar este largo trayecto inicial y para el resto de la semana.


Sin mucha demora dejamos atrás la ciudad de Oviedo y poco a poco vamos pasando por pequeñas aldeas o cabañas, todo ello flanqueados por numerosos perros que nos salía al paso y una tupida arboleda que nos protegía parcialmente del sol reinante en este primer día de marcha. Así superamos sin dificultad la primera etapa de la clásica de siete y nos lanzamos por la segunda, de Bendición y Valdesoto pasamos a Carbayín Bajo, Lamuño y Nava.


En esta experiencia peregrina Mary tenía encomendada la misión de contar los perros que nos salían al paso, hoy 72, indicador de que pasamos por numerosos y aislados núcleos rurales. Pepe proponía contar burros, de los cuales, también, observamos numerosa presencia, lo menos complicado era contar fuentes, solo 3, una paradoja en un paraje tan rico en el líquido y preciado elemento.


Al fin superamos la larga etapa y dormimos en un hotel del centro de Nava desde donde arrancaríamos al día siguiente.

* Si te ha gustado el anticipo de esta 1ª etapa puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

02 - GR-105 “R. P.: Nava – Puente Miera”


Recorrido Básico: Nava (34 Kms – 10 h) – El Pando – Piloñeta – Molín de Pra – Las Alcantarillas - - Les Praeres – Albergue Cavadal – La Llama – El Felguerón – La Focella – Zaramal – Río Muriosa – Río la Marea - Puente Miera (51 Kms – 15 h)

En una cómoda noche nos olvidamos de los 34 kilómetros del día anterior y afrontamos con ganas la larga y pindia cuesta que nos sube a “Les Praeres”, a los pies de Peña Mayor, sierra que ladeamos oriental y parcialmente. Definitivamente atrás dejamos las grandes poblaciones y a nuestro paso no volveríamos a observar ningún núcleo de población más, solo alguna que otra cabaña y apenas perros que nos saludaran con sus ladridos.


Tras ascensión a Les Praeres llaneamos un buen rato al descubierto y después todo para abajo, pero al resguardo de la tupida floresta autóctona Astur. En este largo descenso hasta Puente Miera, la naturaleza nos depara una preciosa estampa, en una pradería lateral, observamos tranquilamente como una cierva amamantaba plácidamente a su pequeño “Bamby”, ella nos miraba y nos aceptaba, no se asustó, ella seguía en su labor y nosotros disfrutando, con la boca abierta, de tan maternal detalle.

(El color verde es una constante en todo el recorrido)


Esta larga bajada fue realmente mágica, ya que al poco de dejar atrás a la cierva y su retoño observamos que un caminante sube con una fuerza casi inhumana, al poco conoceríamos al compañero “Agosto”, un paisano de Teruel que estaba realizando el GR-109 “Camino Natural de la Cordillera Cantábrica”, con el cual charramos largamente y nos fotografiamos, estábamos encantados de habernos encontrado.

(Apenas pasamos por pueblos, lo más habitual es encontrarse con muchas cabañas más o menos maqueadas)

Al llegar a Puente Miera el “cuenta pasos” de Mary marcaba 17 kilómetros y dábamos por terminada la segunda jornada andariega, solo quedaba llamar a un taxi que nos acercara a Infiesto, al poco “Gelu” apareció.

 

* Si te ha gustado el anticipo de esta 2ª etapa puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

03 - GR-105 “R. P.: Puente Miera - Espinareo”

Recorrido Básico: Puente Miera (51 Kms – 15 h) – Fresnedal – Pando Molino – Parea el Aguila – El Moro – El Sellón – Collá de Llamosa (Ermita de San Lorenzo) – La Gallera – Rozapanera – Soto – Espinareo (63 Kms – 19 h)


El pueblo de Infiesto sería nuestro campamento base para los tres días siguientes, nos ofrecía todo lo que necesitábamos: un buen alojamiento, “Hospedaje Venecia”, un taxista, “Gelu”, atento a nuestras necesidades de aproximación y vuelta, y unos establecimientos de abastecimiento para reponer fuerzas al acabar la jornada y para preparar el bocata de la siguiente. Sinceramente creo que el quedarnos tres días en Infiesto fue nuestra mejor decisión.


Tras despertarnos con el toque de campanas habitual de la villa nos acercamos a Puente Miera y afrontamos la etapa más corta de todo el recorrido, solo 10 kilómetros teóricos, primero, todo subir, llanear y después bajar hasta Espinareo. La niebla fue nuestra compañera durante toda la jornada, la cual nos deparó hermosas y bucólicas postales norteñas.

(La Naturaleza nos deparó numerosas postales norteñas)

Para mí fue la etapa más bonita de las tres que llevábamos a nuestras espaldas y en la que nos empezamos a encontrar con algún problema de señalización en algún punto clave, un anticipo de lo que nos depararía para jornadas siguientes, menos mal que nuestro amigo Pepe se las sabe todas y nos anticipaba la jugada.

En este peculiar GR por Asturias el perfil del recorrido es subir y bajar, bajar y subir, y algo de llanear pero cresteando, etapas de 18 kilómetros de longitud de media diaria y 600 metros de desnivel de ascenso con su correspondiente descenso, esto equivale a 7 horas de marcha por jornada, menos mal que al final tenemos un buen lugar para reponer fuerzas como La Posada de Barro.

 

* Si te ha gustado el anticipo de esta 3ª etapa puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

04 - GR-105 “R. P.: Espinareo – La Matosa (La Vega)”

Recorrido Básico: Espinareo (63 Kms – 19 h) – Porciles – Sopiedra – Collau Espina – Collau Pendedor – Collau Llaranes – Tebrandi y collau de la Perra – Cerro Tebrandi – El Cerralín – Casa Quemadas – Susierra – Río Color – La Matosa – Río Tendi – La Vega (82 Kms – 28 h)


El descanso nocturno y el posterior desayuno en el Café Venecia nos permitio que el trajín de las tres etapas superadas no nos hicieran mella y afrontáramos la jornada más complicada en plenitud de fuerzas.
Con una mañana gris dejamos tras nuestro el pueblo de Espinareo y subimos con ganas a Porciles, estábamos impacientes de afrontar esta etapa conocida como “La Matosa”, donde todo el mundo dice que se pierde.

Siguiendo la tónica habitual comenzamos ascendiendo los 500 metros de desnivel para después medio llaneando, en este caso faldeando las largas laderas de los cerros de Sopiedra y la Escoba así llegamos al collau de Llaranes y frente a nosotros tenemos el cerro y majada de Tebrandi, un solo kilómetro nos separaba de él, una hora el recorrerlo, esto es una muestra de las dificultades que tuvimos que superar, especialmente una zona de “chamargas”, aunque con puntos de especial belleza, rincones escondidos de nuestra exuberante naturaleza norteña.

Era el aperitivo para la bajada que nos esperaba hasta el río Color y la Matosa, decía Pepe, aunque él lo seguía teniendo claro y a pesar de que la señalización la perdimos en momentos claves, él seguía el rastro con seguridad, no me extraña que antes de iniciar el último largo unos venaos nos observaran como si fuéramos colegas de ellos.


Tras alcanzar la famosa población de “La Matosa” nos quedaba solo un kilómetro para cruzar el río Marea y alcanzar la carretera general, pero quizás fue el que más problemas nos planteó, las dificultades que el hombre nos había puesto en el camino nos obligaron a tener que saltar por encima de fortificadas sebes.

Al fin tocamos asfalto y terminamos la etapa más “salvaje” del GR-105, al poco llegó “Gelu” para transportarnos a nuestro querido Infiesto donde una buena ducha nos haría olvidar alguna de las penurias pasadas, aunque no tantas como nos habían aventurado pero era la ventaja que llevábamos con la compañía de nuestro amigo Pepe.

 

* Si te ha gustado el anticipo de esta 4ª etapa puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

05 - GR-105 “R. P.: La Matosa (La Vega) – Cangas de Onis”


Recorrido Básico: La Vega (82 Kms – 28 h) – Villarcazo – Vallinas – Collau La Llama – Sierras de la Frecha y de Bodes – Cuesta de Bodes – La Peyural – El Collau de Llames de Parres – Viabaño – Romillo – Romillin – San José – Los Tacones – Vega de los Caseros – La Barriosa – Seronda de Abajo – Prestín – Puente “Romano” – Cangas de Onis (103 Kms – 35 h).

Nos despertamos con la bajada de carros a la plaza del pueblo de Infiesto y tras reponer fuerzas lo abandonamos definitivamente, afrontábamos la última fase del GR-105. En esta penúltima etapa nos llevaría hasta el histórico Cangas de Onís pero antes tendríamos que crestear toda la sierra de Frecha y Bodes, un verdadero placer contemplativo en todas las puntas de la “Rosa de los Vientos”, tras alcanzar la cumbre más alta iniciamos el largo descenso hasta Llames de Parres pero no todo fue tan sencillo.

La exuberante primavera y el poco transito por los caminos a recorrer hace que nuestro trayecto esté completamente tomado por los felechales, argomales y urcias típicas de las montañas Astures, así que es obligado, al terminar cada jornada, una revisión de garrapatas, no sea que alguna decidiera acompañarnos en nuestra personal peregrinación.


Tras comer el bocata en el Collau de Llames de Parres iniciamos un largo recorridos por estrechas carreterinas y sendas, pasamos por Romillo, Romillin, Vega de los Cesareos y, al fin, cruzamos el famoso puente “Romano” de Cangas de Onís.

Otra preciosa etapa, donde hemos observado con perfecta claridad, al sur, las altas cumbres de los Picos de Europa y la Cordillera Cantábrica y, al norte, las preciosas y verdes praderías de las vegas de los ríos Piloña y Sella, custodiadas por las sierras del Sueve y la Escapa.


Fue un día donde el sol brilló con fuerza y, claro está, muy caluroso, así que la ducha al llegar al hotel fue muy agradecida.

 

* Si te ha gustado el anticipo de esta 5ª etapa puedes ampliar la información "clicleando" sobre nuestro osito guía.

¡Vamos a disfrutarla!

 

 

06 - GR-105 “R. P.: Cangas de Onís - Covadonga”


Recorrido Básico: Cangas de Onis (103 Kms – 35 h) – El Pedroso – San Antonio – Llano el Cura – Collau del Becerro – Següenco – La Vara – Xerix – Mosquín – Pozabal – Salupeña – Cueñe el Carru – Vega el Agua – Soperi de Arriba – Monte Estellero – Majada de Peñalba – Santuario de Nuestra Señora de Covadonga (119 Kms – 41 h).

Para afrontar los últimos quince kilómetros del GR-105 habíamos madrugado más de lo habitual, tal es así que no encontramos un lugar abierto para desayunar, a pesar de que nos habían dicho que sí, por lo que afrontamos la dura subida hasta el pueblo de Següencu sin un triste cafetín mañanero, solo un plátano que nos había quedado de la jornada anterior.

Como no podía ser de otra manera, la última etapa estaba a la altura de las anteriores y nos sorprendieron sus impresionantes panorámicas entorno a los 360º, desde los Picos de Europa, al Pierzu y Tiatordos, del Sueve al Cuera, todo un placer montañero para ir despidiéndose de este Gran Recorrido Asturiano.


Los últimos cinco kilómetros, la bajada hacia Covadonga, resultaron más penosos de lo previsto, los altos felechales, la perdida de la señalización y las profundas “chamargas” tuvieron la culpa.


Como nos decía “Agosto”, el paisano de Teruel que nos encontramos a la sombra de Peña Mayor, después de unos cuantos días fuera del contacto multitudinario con el mundo te vuelves más…., esto mismo nos pasó a notros al llegar al Real Sitio de Covadonga y ver el gran número de vehículos y gente que por allí pululaba, mucho nos acordamos de sus palabras.


La vida sigue y nuestro objetivo estaba cumplido: De la humilde y desconocida ermita de Covadonga de Oviedo hasta la Basílica y Santa Cueva de Covadonga en Cangas de Onís, en seis preciosas jornadas montañeras.

¡Vamos a disfrutarla!

07 – La vuelta a casa


En autobús volvimos a nuestro hogar, íbamos contemplando alguno de los preciosos contornos montañeros por los que habíamos transitado y que nos había dejado tan buen sabor de boca, quizás más de lo que en un principio pensábamos. Realmente había sido una experiencia importante, tanto en lo geográfico como en lo personal, ya que nos permitió ahondar más en el conocimiento de nuestra querida Asturias y mantener o extender las relaciones personales con nuestros dos compañeros de fatigas.


Hemos de resaltar que uno de los factores que más contribuyó a disfrutar en los seis días de marcha fue la aportación realizada por Pepe, nuestro personal guía y compañero, su experiencia en el recorrido nos permitió relajarnos de la presión de seguir las señales, de ir escudriñando cual será el siguiente camino a tomar, solo pensábamos hacer kilómetros y en disfrutar de la oportunidad de ir “de paquete”, opción de la cual uno no puede gozar todos los días que sale de casa con la mochila al hombro.

 

0X – Nota final


Esto ha sido un brevísima síntesis de nuestra experiencia personal por el GR-105, un gran recorrido por los montes de Asturias por lo cual no deja tener un componente muy fuerte de aventura, especialmente en la etapa de “La Matosa”, además del inconveniente de tener que “buscarse la vida” al final de cada jornada andariega.

Hemos sacado unas dos mil fotografías, más de 200 puntos de referencia, con sus correspondientes anotaciones, mucha información que procesar y depurar, así que pasado el verano esperamos hacer un amplio reportaje por etapa realizada, donde iremos detallando los excelentes detalles naturales que el recorrido nos ofrece, así como sus problemillas. Mientras esto ocurre esperamos que este pequeño reportaje resumen os quite el gusallino andariego.

 

Anexo – GR-105.1 "Mieres Covadonga"

“Cuando Mary y un servidor realizamos el Camino Primitivo arrancamos a pie desde nuestra casa, nada de coger el autobús para empezar en Oviedo. En el GR-105, también hay esa opción pero la misma deja cinco kilómetros atrás a la capilla de Covadonga de Oviedo por lo que no nos pareció oportuno, hablamos de la variante GR-105-1 “Ruta de las Peregrinaciones” desde Mieres del Camín. Después de la excelente experiencia tenida, el que suscribe no renuncia a volver a encontrarse con los mismos actores para realizarla, así que….¡Hasta pronto!”

Con este párrafo finalizamos el amplio reportaje sobre nuestra experiencia andariega realizada en junio de 2011 por el GR-105 “Ruta de las Peregrinaciones”. Nuestra intención de realizar una primera etapa desde la puerta de nuestro lugar de residencia, es decir, Mieres del Camín, se hizo esperar más de lo deseado. No fue hasta finales del 2013 cuando afrontamos el reto propuesto.

Recorrido Básico: Mieres del Camino (0 Kms) – Barrio de San Pedro - El Batán - La Peña - La Rebollada - Salida de La Rebollada Inicio Oficial del GR-105.1 - Sierra el Fayéu - Collau Ferrera - Antenas del Picacho - Campa Trave - Peñas Albas - Pico Picajo, Nieves o Escobín - Peña Salve - Pinar de la Sierra Payuste-Fresnosa - Collada de Payuste - Pozo El Valle - Veguín de Allá - Tudela Veguín - La Pandiella - Aviño - El Calero - La Grandota enlace GR-105 Oviedo-Covadonga (17 Kms – 5 h).

El resumen del recorrido es muy similar al resto de tramos anteriormente transitamos, una auténtico tobogán, subir para volver a bajar, de tal manera, que cuando acaba la jornada ya lleva unos cuantos cientos de metros de desnivel acumulado.

Partimos desde nuestro lugar de residencia, nos acercamos al punto oficial de inicio de esta variante, el Peregrino pueblín de La Rebollada y, a partir de aquí, comenzamos a subir hasta lo más alto de la Sierra el Fayéu y seguir hasta la de Payuste-Fresnosa.

En una hora liquidamos el desnivel inicial (400 metros), el más fuerte del todo el recorrido, solo nos quedan dos más pero de menor entidad (100 y 260 metros), el resto será ir, más o menos, llaneando y bajando, aunque esto último también fastidia un poco.

En la collada de Payuste hubo que bajarse de los cordales para llegar a la vera del río Nalón y Tudela Veguín, claro está, que para volver a subir otra vez. La carreterina sube “pindia” de verdad hacia Aviño, así en poco terrenos alcanzamos una buena perspectiva de los pueblos de Veguín, de la Fábrica de Cementos y de la cantera o canteras, pues en esta zona existe varias, especialmente el gran tajo realizado en la montaña de la más próxima a nuestro paso

Durante el descenso la conversación versa sobre la zona por la que vamos transitando, pues es un terreno que conocen bien los compañeros Pepe y Alfonso, no en vano el padre de éste último trabajó en la mina de carbón El Valle. También de la influencia de la cantera de Tudela Veguín.

Llega un punto donde tropezamos con la imagen de una iglesia un tanto moderna, aunque no repararemos mucho en ella porque la abundante señalización del GR-105.1 capta toda nuestra atención. Después solo queda seguir la señalización en dirección hacia Oviño y el enlace con el Camino Principal.

Antes de pasar a sacar la foto de grupo, apunto las últimas notas sobre el mapa, no quiero perder ningún detalle. Estamos en la cuerda que va desde La Grandota (508 m.a.) al Picu el Cuervu (473 m.a.), más o menos, en el medio nos encontramos nosotros y el enlace deseado, en el que finaliza el croquis del GR-105.1 Mieres – Covadonga (La Grandota).

(Ha sido una verdadera experiencia y placer caminar al lado de esta gente)

Bueno ya estamos en el camino principal, ahora solo quedan un centenar de kilómetros más. En el presente reportaje hemos reflejado otra alternativa Peregrina para llegar a Covadonga en Cangas de Onís, atravesando las montañas interiores de Asturias. Tal como nosotros hemos estructurado las seis etapas realizadas en el año 2011, deberíamos hacer algún ajuste, pues para llegar hasta la primera pernocta en Nava, aún tenemos unos 29 kilómetros por delante, que sumados a los 17 hoy realizados sería un par de dígitos un tanto excesivos para una sola jornada. Quizás habría que ajustarse a la propuesta realizada por los fundadores de este recorrido y hacer parada en la zona de Bendición – La Gargantada, siguiendo después su propuesta, sería unos 28 kilómetros, aunque esto queda a la elección personal de cada uno.

¡Por fin! concluimos nuestros nuestro deseo de realizar el GR-105 en toda su extensión, no hace falta que desde el principio al final, ha sido una aventura apasionante, una gran experiencia andariega que ha suscitado miles y miles de visitas a nuestra web. También de numerosos contactos via e-mail con personas interesadas en el tema, llamando especialmente Peregrinos extranjeros, interesados de enlazar el Camino Lebaniego, el de La Reconquista, La Ruta de las Peregrinaciones (pero Covadonga – Oviedo) y El Primitivo hasta Santiago de Compostela. A todos ellos les contesto lo mismo: “Es una locura”, pero unos cuantos lo han intentado y después nos cuentan sus experiencias, realmente….


Fin de nuestro reportaje, solo queda decir… ¡Buen Camino!

JFCamina

Creative Commons License

Volver arriba

Deja tus comentarios

 

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.