O

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar


Diario de Ruta@s de MJCamina

  Creative Commons License

Aquí mantenemos un orden cronológico de las actividades durante la temporada 2019-2020, para nosotros la temporada comienza después de la festividad de la Santina (08/09/2019).


¡Vamos a por la actual!


(Llanos-Llamas en circular)

Febrero

 

Hacia tiempo que en la carpeta de "pendientes", teníamos la ruta que va de Llanos a Llamas o viceversa, pero en travesía. Así que buscamos como poder facela en circular y al final la encontramos. Así que de nuevo pa'l Conceyu de Aller que nos fuimos. En esta ocasión tomamos el cafetín mañaneru en Collanzo, después subimos hasta Llanos y allí aparcaos el coche, justo donde empieza la ruta.

(Llanos una vez cruzau rl riu Aller)

La mañana aunque solayera ta algo frescuca, sobre todo a la sombra. Así que nos preparamos y enseguida cruzamos el ríu Aller, por el puente allí existente, luego ya salidos del asfalto seguimos pista arriba, pues llegamos a un cruce donde sale otra a la derecha, pero esa la dejaremos para nuestru regresu, ahora tenemos que seguir por la que nos parez que ye la principal y ¡claro toca dir tooo pa'riba!

(Comenzamos a tener guapes vistes)

(Zona donde les cabanes permanecen muy bien cuidaes)

Después de una buena subida, llegamos a otra llana, donde hay unes buenes cabanes y todes muy bien cuidaes. Desde aquí tenemos unes vistes perguapes. Seguimos caminando y vemos que sube un todoterreno, lo más seguro que va a atender el ganao. Volvemos a encontramos con otra pista que sale a nuestra izquierda, pero la volvemos a dejar y seguimos por la pista que llevamos y que van las señales del Pr. Un andar tranquilu sin problemas, y sin nadie por el lugar. El bosque aún se encuentra en modo invierno, ¡menos mal, así podemos ver algo!

(Paez que ya voltiamos pal otru lau)

(Imágenes ancestrales del Conceyu)

A pesar de que esti inviernu vino algo secu, los praos comienzen a echar su verdor. ¡cómo presta ver esti verde!. Seguimos caminando por la pista, pasando justo por debajo del Cuetu Llamas, la verdad que la subida por esta zona se ve bastante fea, ta muy llena de maleza. Nosotros hoy no haremos ninguna cumbre, tan sólo seguiremos el camín del Pr, entre subes y bajas por el bosque. Llegamos a una zona donde hay una guapa cabana y el ganao está en el prau. Ya tamos por encima de Llamas. Allí nos encontramos con un joven ganaderu, con el cual tuvimos charrando un buen ratu. Luego nos despedimos y seguimos nuestru caminar, para un poco más abajo pararnos a comer el bocata, pues parecía que ya era hora.

(Los caballos nos salen a recibir)

Una vez terminado el bocata y nuestru descansu, seguimos hacía abajo, nos olvidamos de otra pista que sale a la derecha entre praos y seguimos bajando, pero sin llegar a Llamas, tomamos un camín de los de antes, que vemos que aparece en el mapa que porteamos y que nos llevará en suave bajada en dirección al cercanu puente de entrada de Cuérigo. Donde pasaremos hasta el pueblu y tomaremos un cafetín en Ca'l Xabú. Luego volveremos hasta la carretera que va a Collanzo y antes de entrar, cogeremos una pista que sale a nuestra derecha y que nos lleva de nuevo hasta el punto de partida.

(Una pequeña ermita existente en la carretera un poco antes del puente de entrada a Cuérigo)

La verdad que vamos muy contentos, aunque siempre dejabamos esta ruta para otra ocasión, nos prestó un montón. Vamos recordando la cantidad de veces que en Collanzo estuvimos, pues mi hermanu mayor allí vivía y por el verano era un sitiu donde se solía venir a bañar a la poza del río, hoy en día desaparecída, pero siempre presta recordar los momentos pasados por el lugar. De nuevo otra ruta por el nuestru Conceyu, que nos vuelve a dejar con muy buenes sensaciones, así que como siempre decirmos: Aller, volveremos!!!


 

(De nuevo al Picu Polio)

Febrero

 

Como ya tenemos dicho muches veces, el picu Polio lu tenemos cerca de casa, así que hoy como el tiempu no lo daban demasiado seguru y nos habíamos acostado un poco tarde. Quedamos en que subiriamos hasta él con Andrés, para que poco a poco vaya conociendo nuestra Tierrina. Así que como siempre partimos desde la Villa de Mieres, es decir, desde la puerta de casa y comenzamos a caminar en dirección a la Villa, para luego tomar la carretera que a la vera de la ermita de la Virgen del Carmen, en clara subida nos lleva a la zona de La Mariana.

(Pasando por las antiguas instalaciones mineras de La Mariana)

Hoy no tenemos suerte y la cascada de La Cantera o Villaconejos, no lleva agua, un invierno seco es lo que tiene, esperaremos a la primavera para ver si vuelve a resurgir. Seguimos subiendo, ahora ya ye todo pa'riba en dirección al pueblu de Carboneru, donde vemos que su laguna aún tiene agua y seguimos caminando hasta El Rancho, donde tranquilamente pararemos a tomar un cafetín.

(Saludando a los amigos animales que nos salen al pasu)

(Ya queda poco para llegar a la cumbre)

Volvemos a ir por la zona de la dereche en cuanto acaba el pinar del área recreativa, sin prisa pero sin pausa vamos caminando y charrando y en enseñandole a Andrés los distintos sitios que se ven desde esta guapa zona. En seguida llegamos a la zona de las antiguas minas a cielo abierto, que aunque aún quedan vestigios, la restauración hecha y la Madre Naturaleza van cambiando el paisaje.

(De nuevo cumbre de Polio, hoy se ven los Picos al fondo)

Hacemos cumbre y para no variar como casi siempre que llegamos a ella, el aire es el rey en la zona. Sacamos la foto de cumbre, con vistas a los Picos de Europa al fondo, para lugos bajarnos y buscar un sitiu a resguardu donde comer tranquilamente. Luego retomaremos nuestru caminar, y bajaremos en dirección al pueblu de Tablao y desde allí por camín antiguu llegaremos de nuevo a Mieres.

(Parez que esti añu los esculencios se despiertan primero)

Bajando, sentimos a Alba que llama a Félix, la vemos que está mirando al suelo y dice: Mirar una culebra, -no esto no es una culebra es un esculenciu, es inofensivo. Se le queda mirando un buen ratu, hasta que ve que se marcha. Le ha hecho gracia encontrarselo, pero le decimos que éste no hace nada pero que hay que tener cuidadín con las culebras y las víboras. -¡Ahh, vale, es que nunca había visto uno!. Seguimos nuestru caminar. Llegamos de nuevo a casa, una ducha y un pequeñu descansu y nos vamos a cenar todos juntos, para luego irnos a descansar Andrés, al día siguiente tiene que madrugar para coger el Alsa que lu dejará en Madrid. Siempre nos presta subir al Polio y en esta ocasión mucho más.


 

(Playa de As Catedrais-Cascada de Oneta)

Febrero

 

En estos días ha llegado Andrés el padre de Alba de visita, así que los Nenos preparan una ruta turística para que vaya conociendo los lugares que nosotros conocemos desde fai muchu tiempu. Sin mucha prisa pues teníemos pensado comer en restaurante, nos vamos en dirección a la playa de As Catedrais, en la vecina comunidad de Galicia en su costa de la mariña lucense. El día no está muy allá y la marea no es todo lo baja que quisieramos, pero estamos en invierno y los coeficientes son bajos, así que nos tendremos que conformar con lo poco que nos deja.

(El aire despeina las olas)

(Andrés, Alba y Felipe en el trozu de playa que el mar Cantábrico nos deja hoy)

A pesar de todo disfrutamos un buen ratu en la zona, aunque el aire al final nos hizo desistir de seguir en la playa, además comenzaba a subir la marea. Así que por el paseo de madera que hicieron, antaño sólo existía un senderin, nos vamos hasta la zona donde hay un bar para tomar un cafetín y entrar un poco en calor. Luego regresaremos por la misma pasarela, cogeremos el coche y nos vamos hasta Castropol a comer, allí en el restaurante La Santina, a la vera de la ría del Eo, comeremos tranquilamente sin mucho agobiu. Después de nuevo en carretera y hasta Oneta que nos vamos.

(Cascada principal de Oneta)

Siempre que venimos por la zona, nos parece que cada día está más lejos la aldea de Oneta, pero es que entre curva y recurva se hace algo largo, aunque siempre presta ver el paisaje de la zona. Aparcamos el coche en el aparcamientu habilitau pa tal fin, y nos vamos tranquilamente caminando hasta la cascada principal de Oneta, la más alta. Ya no sabemos cuantas veces la visitamos, pero ye un lugar con algo especial. Hoy la zona no está masificado, pocos turistas por la zona, así que podemos sacar las fotos con tranquilidad y con cuidadín ya que la piedra está mojada y resbaladiza.

(Una fotuca de todos juntos)

(Una foto de Félix, solitariu en la segunda cascada)

Después de la sesión fotográfica, nos vamos hasta la segunda cascada, nosotras no bajaremos. Y aunque todavía nos queda la tercera, la dejaremos para otra ocasión, por hoy la excursión andariego-turística se va acabando, la luz del día va desapareciendo, así que mejor regresar al coche y tomar rumbo para la Villa de Mieres, donde después de una ducha y un descansu, saldremos a cenar tranquilamente. Una excursión que siempre nos deja muy satisfechos y creemos que a nuestro visitante también.


 

(Desde la Collá al Monsacro)

Febrero

 

Aunque son varies veces les que a la cima del Monsacra y sus distintas cumbres nos aupamos, siempre lo hicimos desde el pueblo de Llanos en Morcín, en alguna otra desde el área recreativa de Viapará, pero nunca lo habíamos echo por la subida que tien del pueblu de La Collá, esi que se encuentra poor encima de Les Mazes también en Morcin y por donde en su día suele pasar por la carretera la prueba de rally del Principe de Asturias, bueno hoy en día Princesa de Asturias. Así que sin mucha prisa ya que cerca de casa que nos queda, nos vamos hasta el pueblu donde aparcaremos el coche y comenzaremos a caminar.

(La famosa Silla del Obispo, que se encuentra en la subida)

Bajamos un poco por la carretera que va hasta Santa Olaya y enseguida ya vemos el cartel que nos indica la dirección a tomar para subir a ver les Capilles del Monsacro. Ahora toca todo subida entre vuelta y revuelta, primero por ancha pista hasta una de las torretas de alta tensión que existen y después ya por estrechu camín, el cual vemos que está bastante pisau, también observamos que es zona de entrenamiento de los famosos corredores de montaña, pues nos encontramos con varios ya bajando y algún en otru nos alcanza subiendo. Nosotros como siempre a nuestru ritmo. Pasamos al lau de una gran roca, la cual le llaman: La Silla del Obispo, no sé si porque en su día se paró algún obispo a descansar o porque tien muy buenes vistes.

(Laguna existente cerca de la primera capilla la de La Madalena)

(Una buena panorámica, por encima de la capilla de Santiago)

Después de pasar la zona de la gran roca, enseguida nos entramos en la vega del Monsacro, allí donde se encuentra una laguna y sus capillas. Siempre que llegamos aquí recordamos la primera vez que aquí subimos desde la Foz de Morcin, precisamente en la fienta de Santigo, ¡qué día perguapu pasamos!. Hoy toca atravesar la zona sin nadie, tan sólo unos caballos comiendo tranquilamente. Así que una vez visitadas las capillas, nos ponemos en dirección a las cumbres de la zona.

(Foto en una de las cumbres)

(En otra de les cumbres con el mar a lo fondero)

Según vamos subiendo comienza a salir el temido aire que nos habían anunciado que posiblemente fadría, así que con muchu cuidadín vamos a les cumbres señeres del lugar y sacamos la foto individual, para luego ya abandonar la zona y volver por el otru lau en busca de la capilla de La Madalena, aunque nos escoraremos un poco para ir a comer el bocata a una guapa cabaña que vemos desde lo alto.

(Un guapu rincón donde descansar y comer el bocata)

Resguadados a la del aire a la vera de la cabana, ya que tien un guapu bancu pa sentase, comemos nuestru bocata y recordamos la última vez que por la zona subimos con los amigos, que al final nos acabó lloviendo. Hoy esperamos que no, ya que el aire que tira fai que les nubes pasen bien aprisa. Después del bocata y un pequeñu descansu, no nos podemos despistar, pues todavía estamos en horario de invierno. Retomamos nuestru caminar en dirección a la capilla, parando a tomar un poco de agua en la fuente que allí hay y de pasu rellenar les cantimplores. Para luego ya sin mucha dilación, deshacer el camín andau.

(Capilla de la Madalena, con Oviedo al fondo)

Nosotros no sabemos en que momento a esti monte le pusieron Monsacro, aunque creemos que fue por el asuntu de unes reliques que aquí estuvieron guardaes. Nosotros siempre conocimos la zona como La Madalena, o por lo menos es como nos decían los de Morcín que se llamaba, más en otros tiempos con esto de los refranes había unu que siempre decían los del lugar: "Cuando la Madalena tien capa nun olvides la tuya en casa", así que para nosotros y en recuerdu de la primera vez que subimos a la zona en la fiesta con gente de La Foz, siempre será La Madalena. Un lugar perguapu para perdese cerca de casa.


 

(Por la Sierra de Currilliles)

Febrero

 

Hoy amanece bastante feo, bajamos a desayunar y después recogemos nuestras cosas en el albergue, cargamos nuestros coches y nos vamos en dirección a Golpejar, donde empezaremos la ruta de hoy, esperando que la niebla no se nos meta podamos hacer toda la Sierra de Currilliles.

(Comenzamos la subida, bien abrigados)

(Sin prisa pero sin pausa y too pa'riba)

La verdad que el día empieza con frío, pero según vamos avanzando en nuestru caminar la ropa de invierno va sobrando, pues ahora toca ir todo pa'riba en busca del collau que nos dejará en la Sierra de Currilliles, para facer les distintes cumbres que hoy intentaremos hacer. Por ahora la niebla parece que nos va a respetar, pero según vamos subiendo comienza a salir el aire y vemos que desde la otra vertiente comienza a entrar la niebla.

(En la Peña la Hora, ya de nuevo todos bien abrigados)

(Avanzando hacia la siguiente)

Llegamos al collau y nos vamos a la cumbre de La Peña la Hora, dejando trás nuestro otra de las cumbres de la sierra, la niebla entra y sale, pero el aire cada vez es más frío, sopesamos si seguir, yo les digo que no merece la pena con la niebla ya encima de nosotros, pero... quieren seguir y hacer las siguientes, la pasar por la Carba no vemos nada y foto no sacamos. Vuelvo a insistir, ¿qué tal si damos la vuelta??, -No, ho! que parece que sale un claro, vamos a acabar en la peña los Bueyes, -Nosotros esa ya la hicimos y no nos importa dar la vuelta. -En un momento ya estamos allá, ¡venga animate!

(Esta zona no me gustó nada de nada)

El claro desaparece, justo cuando nos metemos en una zona que a nosotros no nos gustó nada de nada, nieve, argana mojada y tierra demasiada húmeda, y sin ver la caída que teníamos, así que a pesar de todo ibamos rezongando, y demasiados estresados, ¡uff, esto no se puede hacer!, pero acabamos en la cumbre de la Peña los Bueyes con un día que no merecía la pena subir a ella y así se lo comentamos a nuestros compañeros por activa y pasiva. Por eso a nosotros nos gusta ir más bien solos al monte.

(Cumbre la peña los Bueyes, nos falta un componente que era el que sacaba la foto)

Les recriminé varias veces lo que habíamos hecho, ¡con esta niebla no deberíamos haber subido! -ya pero es que ya estabamos en la cumbrera, -si, pero deberíamos haber dado la vuelta, soy tan culpable como vosotros, pero en otra no me volvéis a coger, no me gusta nada hacer cumbres por hacer y sobre todo con niebla. -Vale ya tiramos para abajo, -pues sí que la niebla se pone cada vez más densa y aún no hemos comido, así que ¡venga todos para abajo!

(En el soportal de la iglesia, comeríamos nuestru bocata)

Bajamos de la cumbre y seguimos un ratu más por la sierra, por la parte fácil de subida, por donde fai unos años habíamos subido nosotros. Ponemos la vista en una iglesia que se encuentra en una loma. Vamos directos hacía ella, dejando trás nuestro la niebla en la cumbre. Después del bocata, tomaremos la pista que sale a nuestra derecha y que en un bajar ligeru nos deja de nuevo en Golpejar, justo donde dejamos el coche.

La ruta merece la pena, pero como nosotros siempre decimos, con buen tiempu, sin niebla en la montaña, pues siempre pensamos que no merece hacer ninguna cumbre, cuando desde Ella no puedes ver nada de lo que te rodea. Así que amig@s ya sabéis, mucha recaución y mejor retirarse a tiempu que pasar un mal día, aunque la compañía sea buena.


 

(Cubilla de Arbas-Casares nocturna)

Febrero

 

Bueno pues en esta ocasión, no tenemos nieve para hacer la raquetada nocturna. Los últimos calores se la llevaron toda, así que nuestros amigos del Club de montaña y Sky Sancenas, la cambiaron por una nocturna, partiendo desde Cubillas de Arbas y dando toda la vuelta al pantano de Casares, llegar al pueblu sin ningún problema.

(El grupete que haremos ruta nocturna)

(La luna se posa en la mano)

Verdaderamente es una nueva experiencia, pues aunque alguna veces hemos llegado de noche a donde teníamos nuestru coche aparcado, nunca habíamos hecho una nocturna. Así que bien abrigados y con nuestros palos en las manos, ya sabéis eso de: "La noche es obscura y alberga horrores", comenzamos nuestra caminata desde Cubillas, todo por pista de asfalto en dirección a Casares, sin que nadie se salga de la traza. La noche está perfecta para caminar, la luna lunera nos alumbra y nos deja unas imágenes perguapes sobre el pantano.

(Una de chicas, donde el pantano)

Unos van más aprisa, otros más despacio, y como siempre nuestru grupo en el vagón de cola. Foto por aquí foto por allá, ahora un sustu, ahora esperamos a los más rezagados y poco a poco vamos avanzando en nuestra experiencia nocturna. La verdad que a mi me fai recordar, la época que en Carabanes, pasaba los veranos, las noches yeren tan guapes que nos tirabamos hores y hores en el mayau contemplando la luna y las estrellas. Pero aquí tenemos que seguir, nos espera la cena.

(Esperando en Casares que lleguen los coches del transporte)

(Qué mejor que acabar con un buen pulpo)

Acabamos muy contentos en Casares de nuestra ruta. Allí donde la fuente esperamos por los coches que nos llevarán de nuevo hasta Villamanín, donde tenemos reserva de mesa para la cena. Los que no hicieron ruta ya nos están esperando. Nos aseamos y entramos para el comedor. Enseguida comienza la pitanza, todo muy rico y servido con rapidez. Después algo de charleta y vuelta a la despedida. Nosotros con nuestros amigos Lucía y Jesús, nos vamos hasta el albergue, quedando primero con Santin y Belén para hacer ruta al día siguiente, así que ¡hasta mañana amig@s!


 

(Faedo de Ciñera- Pico Sardonal)

Febrero

 

Otro año más nuestros amigos del Grupo de Montaña Sky Sancenas, nos invitan a la raquetada nocturna, aunque en esta ocasión la nieve brilla por su ausencia, pero de todas maneras quedamos con ellos. Aunque primero haremos una ruta mañanera, un grupete de amig@s. Así que quedamos en vernos en Villamanin, más exactament en Ezequiel, el día se presenta horrible, pues aunque salimos de Asturies sin llover, una vez que pasamos el puertu...¡vaya manera caer agua!, así que el tiempu de toma de cafetín mañaneru fue más largu, hasta que al final nos inclinamos por ir hasta Ciñera y recorrer su Faedo, pues Lucía y Jesús aún no lo conocían.

(El Faedo a pesar de ser invierno se encuentra perguapu)

Llegamos a Ciñera, aparcamos los coches y comenzamos a caminar, parece que el tiempu se estabiliza. Enseguida entramos en el Faedo, está perguapu a pesar de ser inviernu, aunque las pasarelas de madera no me gustan nada, pues creo que sería mejor tal y como nosotros lo conocimos en su día, con el camino natural, pero como dicen los "expertos", es para protegerlo, ¡Ellos sabrán!, pues creo que no hay nada más antinatural que meter una pasarela de madera tratada en un espacio Natural.

(Ahora nos toca remontar, para ir hacía el siguente objetivu)

Acabamos el Faedo, no es muy grande, y nos vamos a visitar la zona de las minas, allí pasamos un buen ratu. Luego retomamos nuestru caminar y vamos hacía la zona de la Foz. Aquí si que entiendo la pasarela que hay, pues ya de antaño la había, pues la pusieron los mineros que bajaban de los pueblos de arriba a trabajar. Cruzamos tranquilamente, hoy las cascadas están espectaculares. Caminamos con cuidadin por la zona, ya que todo está mojado de la lluvia reciente. Seguimos hacía arriba en dirección a la carretera, aunque después tornaremos hacía la izquierda para coger el cordal que nos lleva a la cumbre del Sardonal.

(Disfrutando a tope del lugar)

(El grupete en la cumbre del Sardonal)

Nos subimos al cordal y vamos cresteando toda la zona, entre subes y bajas llegamos a la cumbre del Sardonal. Foto de cumbre, aunque no estamos todos, nos faltan Belén, Isabel, Clemen y Paco. Una vez que acabamos con las fotos, seguimos la cumbrera en busca del siguente pico el cual tiene una cruz que se ve desde Ciñera, aunque nos parecía que estaba cerca, cada vez que no veíamos a Guti, que iba el primero nos parecía que estaba más lejo. Pero enseguida llegamos todos a ella. Fotos de nuevo y buscar bajada hacía Ciñera, aunque primero iremos en busca de una cueva que hay justo debajo.

(Tranquilamente en la Cueva, viendo Ciñera bajo nuestros pies)

La verdad que nos encantó la zona de la cueva, ¡que vistes tien!. Luego ya cogiendo un caminin bien marcau, vamos a nuestra izquierda en dirección a Ciñera, ya que el que sale a nuestra derecha se va hacía La Vid. Llegamos a Ciñera y aún no habíamos comido, así que preguntamos allí en un bar y nos contestaron que la cocina ya estaba cerrada, que fueramos para Ezequiel, ¡jo, que mala suerte!, pero bueno ya que no quieren para Ezequiel que nos fuimos. ¡Luego diran que no consuminos en los pueblos!

(Al final acabamos en Ezequiel)

Unes raciones para hacer boca, ya que de noche tendremos la cena después de nuestra ruta nocturna y nos vamos en compañía de Lucia y Jesús, hasta el albergue de Villamanin, que es donde tenemos reservado el alojamiento. Un descanso, una ducha y preparados para la nocturna. Aunque antes volveremos a quedar con los amigos y a esperar que lleguen los que faltan. ¡Así que hasta luego!


 

(El Mazucu-Peña Blanca)

Febrero

 

Toca salida con nuestru amigu Alfonso, así que hoy nos vamos hasta el pueblu llaniscu del Mazucu, donde aparcaremos el coche, aunque primero tomaremos el cafetín en Posada, pues no tenemos seguro que el bar del pueblu esté abiertu. Una vez aparcados, nos preparamos para comenzar nuestra ruta, hoy tira un poco el aire fríu, esperemos que en la cumbre no tire con fuerza.

(Desde lo alto vemos la rasa costera de Llanes)

Cruzamos el pueblu en busca de una pista que sale del mismu y nos lleva a una majada o invernales, desde donde comenzaremos a caminar ya todo para arriba en dirección a la cumbre de hoy. La verdad que hoy presta caminar aunque tire un poco el aire, nos vamos parando ya que las vistas sobre la rasa costera nos llevan a deleitarnos cada poco del paisaje, dejando bajo nosotros el pueblu del Mazucu.

(Famoso efecto broken)

(Intentando abrazar los Picos)

Según vamos subiendo una extraña niebla que vien desde Cabrales, parez que nos quier fastidiar el día, pero yo les digo, nos os preocupéis que tira el aire con gracia y la arrastrará. Efectivamente, antes de comenzar la subida a cumbre, el aire comienza a ser algo más fuerte y poco a poco va disipando la niebla, dejando ante nuestros ojos a los majestuosos Picos de Europa, que en esta ocasión están vestidos de blanco.

(Foto de los integrantes en la cumbre de Peña Blanca)

Nosotros ya es la tercera vez que en la cumbre estamos, hoy podemos disfrutar plenamente de las vistas que tiene, ya que en las otras dos ocasiones la niebla que viene del mar nos las cubrió. Aunque el aire nun ye nada caliente, merez la pena aguantar un poco para disfrutar a tope de todo lo que tenemos ante nosotros. Luego nos bajaríamos un poco para resguardarnos y comer el bocata. Para luego retomar nuestru caminar por el mismu sitiu de subida, hoy no intentaremos ninguna circular.

(Como despedida el Rey de Picos, se deja fotografiar)

Nos despedimos con una guapa foto del Rey, el nuestru Urriellu, hoy despejado totalmente se deja fotografiar con todo su sequito alrededor. Nos marchamos muy contentos y bajamos con ligereza, el aire comienza a ser más fuerte y más fríu, parez que pronostica cambiu. Llegamos al Mazucu, miramos a ver si el bar está abiertu pa tomar algo, pero vemos que no hay luces, así que nos cambiamos y volvemos de nuevo hasta Posada, donde tomaremos nuestru refrigeriu y luego ya con la jornada casi terminada regresaremos a casa, dejando a nuestru amigu en Oviedo. De nuevo un buen día de montaña por nuestru Paraisu Astur.


 

(Ceceda-Corona Castro)

Febrero

 

Hoy buscamos una de eses rutes que vas dejando siempre atrás, porque en un principiu nun ye nada llamativa. Se trata del picu Corona Castro, allá en el pueblu de Ceceda. Como el tiempu sigue siendo perbuenu, pues sin madrugar mucho ya que sabemos que la ruta nun ye muy larga. Nos preparamos y nos vamos hasta Ceceda, donde aparcaremos el coche a la sombra de una de les grandes casones existentes en el lugar. Y desde allí mismo comenzaremos la ruta, pues allí está indicada por el panel correspondiente.

(Ceceda)

(Por las indicaciones del pr as-147 que nos vamos)

Comenzamos con calor, esti inviernu tan raru nos trae casi días primaverales. Cogemos las indicaciones del pr as-147, que será el que sigamos en todo momento, ¡menos mal que es pista!, porque sino creemos que no habría por donde pasar, ya que el monte está lleno de maleza y sobre todo de árgomes, si eses que pinchen sin piedad. Pasamos al lau de una ermita la cual tien un bancu a su vera, y la ponemos como posible lugar donde poder comer el bocata.

(Una pena de bruma, pues tien muy buenes vistes)

(Desde esti lugar se tienen también buenes vistes, una pena que nun haya un sitiu donde sentase)

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, llegamos a lo que sería la cumbre del Corona Castro, la verdad que aunque ye una ruta sencilla, les vistes que tien el lugar son magnifiques, una pena que la bruma cubra la zona de Picos, pues se ven muy bien, aunque la nitidez no es la mejor. Así que marcamos el lugar donde nos parece que sería en su día la cumbre y seguimos pista adelante, le daremos la vuelta a la pequeña cumbre. Es cuando nos encontramos con una gran piedra que a la sombra se encuentra, miramos por la zona para poder sentarnos, pero nada, todo lleno de maleza, así que optamos por seguir ruta, bajando a los pueblos que se ven desde Ceceda y recreandonos en les casines tan guapes que hay por el lugar, para de nuevo ir hasta la ermita y allí comer el bocata.

(Seguimos por la pista a la vera de las fincas cerradas)

Comemos tranquilamente, nos quedamos un buen ratu en el lugar disfrutando del guapu día. Luego recogemos las cosas dejando todo como estaba y nos vamos del lugar. Ahora si que ya vamos de nuevo en dirección a Ceceda, a donde tenemos el coche. La luz natural se va apagando poco a poco, son los avatares del inviernu, así que damos por finalizada la ruta. Una pena que no le den más publicidad, pues ye un paseín perguapu ya sea pa facer por la mañana y comer por la zona, o comer y pasear después, o como nosotros llevar un pequeño bocata y comer tranquilamente al sol disfrutando de la zona con tranquilidad.


(Picu Piquero)

Febrero

 

Casi siempre que vamos a Redes a facer alguna excursión o cumbre, siempre se nos va la vista a una cumbre intermedia que tiene antenas, con esos artilugios la verdad que no apetece mucho ir, pero vemos fotos de un montañeru y nos llama la atención, esi piquin intermediu ye el Picu Piqueru, esi que ta encima de Campu de Casu. Así que no nos lo volvemos a pensar y hasta el Campu que nos vamos. Aparcaremos el coche donde el Centro de Interpretación y nos iremos a tomar un cafetín al centro del pueblu.

(Comenzamos la caminaa con la vista puesta en las antenas)

Tomado el cafetín, nos vamos pueblu arriba en busca de la carretera que sube a la Collá de Arniciu, pero enseguida cogeremos una entrada secundaria hacía donde se encuentra un gran hotel y subiremos a lo alto del pueblu, donde una pista que sale de allí ya nos indica la buena dirección, pues desde aquí se ven perfectamente las antenas que hay en la cumbre. A pesar de ser febrero, el sol comienza a calentar.

(Jo, que vistes tien la subida)

(Todo un mundo montañero, con el pueblu de Orle en el valle)

Por ahora todo es subida con muy buenes vistes, hasta llegar a una portilla, la cual abrimos para seguir nuestru caminar, desde esta zona se ve el embalse de Tanes, no tiraremos defrente sino que cogeremos la pista que sale a nuestra derecha y que entre vuelta y revuelta se va subiendo sin problemas, es la pista de acceso para el mantenimiento de las antenas de comunicación. El día sigue en aumento su calor, nos llama la atención la cantidad de narcisos que ya hay por el lugar, están preciosos, esos narcisinos cantábricos, tan pequeñinos.

(Vistas hacia otra de las zonas de Redes)

(Cumbre del Picu Piqueru, un tanto escabrosa)

La verdad que la ruta no es muy larga, pero la cantidad de sitios que se ven desde ella, nos hace cada poco parar a admirar la zona, ¡una pena que sea invierno!, esto en plena primavera tien que estar... Llegamos a la cumbre, la cual es un tanto escabrosa, y llena de árbolucos que nos impiden caminar tranqulamente. La parte fea son las antenas pero si queremos tener buena comunicación es lo que nos queda. No me extraña que hayan elegido esta cumbre, ya que da cobertura a casi todo Redes. Comienza a tirar el aire, así que nos vamos del lugar a buscar donde comer el bocata.

(Bajando con la vista puesta en los praos verdes que se ven, que por allí pasaremos)

Bajando nos encontramos con unos que subian, no sabían exactamente hacía donde iban o si ya estaban cerca, ¡menos mal que todo es pista que sino...!, les digimos que ya lo tenían cerca, cuatro revueltas y en donde las antenas allí estaba el picu. Nosotros nos paramos a comer donde unas cabañas, justo donde tomaríamos la pista de bajada que no era la misma que subimos. Ahora vamos en busca de la carretera que sube hacía Orle, para cruzarla y seguir en dirección al área recreativa, por donde vamos a pasar, para en dirección a Veneros, bajar de nuevo al Campu.

(Un buen lugar para descansar, desde donde se ve el Picu Piqueru)

Bajando pasamos por distintos sitios donde les cabañes aún están bien cuidadas y en especial una que pasa el camín a su lau, desde ella se ve el picu y la zona de Campu Casu, un mirador excelente, donde a unu le dan ganes de quedase, pero hay que seguir rumbo. Sin llegar a Veneros, cogemos la senda peatonal que viene desde el Campu y enseguida estamos donde el coche. Como siempre la luz diurna se va agotando, pero llegamos para poder cambiarnos y tomar rumbo a casa. Una guapa excursión con subida a una de eses cumbre que se suelen llamar "menores", pero con unas excelentes vistas. Así que sólo diremos hasta luego Redes ¡volveremos!

<Anterior>

.

 

Si quieres ver los diario de temporadas anteriores mira en el siguiente enlace donde los encontrarás todos:

 


¡Visita nuestro libro de visitas y deja tus mensajes!

 


* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.