O

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar


Diario de Ruta@s de MJCamina

  Creative Commons License

Aquí mantenemos un orden cronológico de las actividades durante la temporada 2018-2019, para nosotros la temporada comienza después de la festividad de la Santina (08/09/2018).


¡Vamos a por la actual!


 

(Un paseo por la Costa de Llanes)

Enero

 

Aunque pronosticaban mal tiempo, el día amanece sin lluvia, así que nos preparamos y nos vamos hasta el Conceyu de Llanes, más exactamente a Nueva, donde tomaremos un café y cogeremos unos pinchos para así comer algo en nuestru paseo por la costa. Después nos iremos hasta Oviu donde comenzaremos nuestru caminar.

(El Cantábricu, está como un platu)

(Con la marea baja podemos ir a ver les cueves que se encuentren en la playa de San Antonio)

Son muches veces les que paseamos por esta zona, pero creo que no nos cansaremos de seguir paseando por aquí. Nos vamos hacía la playa de San Antonio, hay marea baja y el mar a pesar de que daban temporal está como un platu de tranquilu, nos encanta esti color verde que tien en está temporada. Paseamos por la playa con toda tranquilidad y vamos a visitar sus cueves que queden al descubierto en marea baja, Luego seguimos nuestru caminar por la vera de los acantilados y nos vamos en dirección a la playa de Cuevas.

(Los grandes acantilados de la zona nos llaman la atención)

(Los enormes bloques parecen que quieren navegar)

En esta ocasión no tenemos buena visibilidad hacía los Picos, en días claros podemos observar al Picu y su séquito desde la costa, hoy nun ye el casu, así que nos conformamos con seguir el paseo por la vera de los acantilados, nos paramos tranquilamente a comer un pequeñu bocata y luego seguimos nuestru caminar hasta la siguiente playa.

(Hoy podemos admirar, la formación de Cuevas)

(En Cantábricu serenu nos deja disfrutar del lugar)

Después de sacar un montón de fotos, en la zona de Cuevas del Mar, ya que hoy podemos aprovechar ya que el Cantábricu está tranquilu y la marea baja. Recorremos la zona y pasamos por el túnel que hay en la carretera y nos vamos hasta la siguiente playa, la de Villanueva, más conocida por La Canal.

(Playa de Villanueva o de La Canal)

Volvemos a sacar más fotos en la playa de La Canal o de Villanueva, y nos damos la vuelta, el cielo comienza a ponese negru y nun queremos que nos pille el agua, aunque al pasar de nuevo por Oviu y hablando con un señor nos dijo: Hoy nun creo que llueva. La verdad que por Llanes nun llovió pero en dirección a casa y más exactamente llegando, comenzó a orbayar, casi sin ganes, pero parecía que iba a ser ya para toda la noche.

De nuevo otru día perguapu por la Costa Oriental de nuestru ParaisoAstur, un luegar que nunca nos cansaremos de visitar. Siempre nos llama la atención el color del mar en Invierno.


 

(Curuchu Braña desde Llanos de Someron)

Enero

 

Hoy el día se presenta muy buenu, después de unos día de frío aunque no de lluvia, el sol hoy parez que quier calentar, así que nos vamos de nuevo al Curuchu Braña, en esta ocasión subiremos desde Llanos de Somerón. Así que después de tomar el cafetín mañaneru nos vamos hasta Puente de los Fierros, donde cogeremos la estrecha carretera que nos llevará hasta Llanos de Someron, donde aparcaremos el coche y comenzaremos nuestru caminar.

(Poco a poco vamos dejando abajo LLanos)

Aunque el sol brilla, todavía se deja notar el fríu de la xelá, así que nos preparamos para comenzar a caminar, en un principiu abrigaos, hablamos con una señora y nos indica el camín para subir al Curuchu, le damos les gracies, Ella a sus quehaceres y nosotros camín arriba, dejando poco a poco a Llanos de Somerón a nuestros pies.

(Les Ubiñes aún nun se pintaron de blanco)

(Bajando del Curuchu Braña, su gran cruz siempre nos llamó la atención)

Decir que, desde Llanos de Somerón no tien perdida la subida hasta el Curuchu Braña, aunque todo ye subir y subir, hasta la gran cruz que se encuentra en la cumbre. Aunque el día nos encanta, nos hubiera gustado más que les altes cumbres estuvieran pintadas de blanco, sobre todo la zona de Les Ubiñes, pero esti invierno parez que la nieve se fai de rogar, ya que desde la nevá de últimos de octubre nun volvió a caer nada, esperemos que con el pasu de los días caiga algo. Facemos unes cuantes fotos y nos bajamos de la cumbre para coger el Cordal del Carril, el cual queremos facer.

(Aunque grande, sólo quería unos pocos de mimos)

El cordal del Carril, hoy en día se camina enteru por la zona que el gaseoducto ha dejado en la zona, así que vamos bastante ligeros, aunque de repente en medio del camín, nos sale un gran mastín, aunque es grande y parece amenazador, tan sólo quiere unos pocos de mimos, después nos sale otro y ya sentimos a les cabres, así que lo más seguro que hay otro, cosa que enseguida vemos, este sí que un poco más fieru, nun queda otra que ir separándose del rebañu y dejar el camín libre, aunque el perru les lleva por el mismu que nosotros tenemos que pasar.

(En medio del camín, allí les tienen, así que tenemos que tener precaución y pasar bastante separados)

Justo en lo que parece que tenemos una cumbre, van los mastines y allí aposientan a su rebañu, en medio del camín, así que no nos queda otra que separarnos de él para que los mastines nos dejen pasar, sino tendríamos que dar la vuelta, se quedan mirándonos y nos dejan pasar sin problemas, pero siempre pendientes de ellos pasamos, ¡una mala pasada eso de que tengan el comederu en medio del camín!, pero...nosotros seguimos nuestru caminar intentando facer el cordal.

(Llegamos a un mayau donde tien unes buenes vistes de les Ubiñes)

Facemos alguna cumbre que otra y nos paramos a comer en una de elles al sol tranquilamente, miramos el mapa que porteamos para ver bien por donde tenemos que bajar, ya que una equivocación y nos cambiariamos de valle o nos iríamos demasiado lejos de nuestro destino, que no es otro que llegar de nuevo a LLanos de Somerón, eso sí pasando por encima de Santa Marina, sin necesidad de bajar hasta el pueblu.

(Bajando hacía LLanos, en la otra vertiente vemos Payares)

Encontramos la buena dirección y vamos bajando tranquilamente, al otru lau ya vemos Payares, así que aún nos queda un buen tramu, la luz del sol poco a poco va apagándose, así que antes de que nos oscurezca tenemos que llegar, aunque ahora ya estamos en una buena traza del camín que nos lleva directos a Llanos.

Los perros nos ladran al pasar, tienen que hacer su trabajo y defender su hogar. De nuevo bajamos muy contentos de nuestru día en la montaña. Dejamos nuestras mochilas en el maleteru y nos cambiamos, nos vamos de Llanos hacía nuestro hogar, esperando que el blanco elemento llegue a nuestres montañes.


(Sierra de Juan Robre)

Enero

 

El Nuevu Añu da comienzu, sigue el buen tiempu y aunque ya nos fuimos de Arenas, hoy de nuevo volvemos pa facer la Sierra de Juan Robre, la cual ya fai años que nos encumbramos a ella, pero aunque así sea siempre presta volver a los sitios que te dejaron un buen recuerdu. Así que a pesar de que el xelu reinaba en la Tierrina, nos vamos hasta Arenas donde quedamos con unos amigos, tomamos un cafetín mañaneru y comenzamos a caminar desde la propia Arenas con una buena xelá por compañera.

(La mañana ta un poco xelebrera, aunque en lo alto ya brilla Lorenzo)

Sin prisa pero sin pausa comenzamos a caminar, para que el día xelebreru no se nos meta en los huesos, siempre mirando a lo alto, hacía el cielu azul que tenemos y esperamos que el nuestru amigu Lorenzo nos acompañe durante nuestra jornada andariega.

(Miramos hacía arrriba, al camín armau que nos lleva a los invernales de Nava)

Antes de llegar al puente que cruza el Cares, donde se aguanta con el Casaño, viramos a nuestra izquierda y subimos por una pista, para luego en un momentu dau coger un caminin estrechu que por la vertical de la montaña se encuentra tallau y nos llevará a los invernales de Nava, pasando por donde en temporada de lluvias y deshielo se forma una guapa cascada. El sol ya comienza a calentar y hay que quitar algo de ropa.

(Los Invernales de Nava, van perdiendo les sus cuadres)

(Pero aún queden algunes con buen porte)

La primera vez que por los Invernales de Nava pasamos, nos llamaron la atención sus grandes construcciones, pasa el tiempu y nos siguen sorprendiendo, aunque poco a poco algunes van desapareciendo, pero ya sólo con llegar a esta zona podemos dar por concluida la excursión, les vistes de los invernales son !impresionantes!, eso sí, nosotros siempre recomendamos facer la actividad con buena visibilidad, ya que de lo contrario no merez la pena, o por lo menos ye lo que nosotros pensamos.

(Buenes vistes desde un cobijo natural)

Después de unos ratos contemplativos en los invernales, debemos seguir nuestru caminar si queremos subirnos a lo alto de la Sierra de Juan Robre, el aire comienza a tirar, así que tenemos que abrigarnos un poco, primero guantes y gorro, más arriba ya veremos. Les vistes siguen siendo de lujo, una pena que en estes feches el sol este tan baju. LLegando a un cobijo natural, los buitres sobrevuelan nuestres cabezes, ¡uff cada vez hay más!. Nosotros miramos su majestuoso volar y pensamos: "Quién pudiera" y seguimos hacía arriba.

(El gran Picu nos saluda)

(Ya más abrigaos cumbre de Jorcau del Cuernu, en la sierra de Juan Robre)

Aunque hoy la luz no favorece a los Picos, no nos cansamos de mirar al Picu y su sequito, si el sol estuviera un poco más altu...sería demasie, pues la luz sobre la zona estaría fenomenal para les fotos, pero hoy no nos queda otra, ¡ye la luz del sol de Enero!. Nos tenemos que abrigar, ya que en lo alto el aire ye más fríu y tira más fuerte. Sacamos fotos y mirando la hora, nos decidimos por abandonar la sierra y bajar hacía el otru lau en dirección a una majada, en la cual ya sólo quedan restos de sus construcciones de antaño.

(Restos de lo que en su día fue una gran majada)

Bajamos en busca de un lugar donde comer nuestru bocata, en esta ocasión con el Cuera como vigilante. Llegamos a la zona donde se encuentra una fuente de esta antigua majada y allí al sol, damos cuenta de nuestra comida, ¡ya era hora!. Un buen ratu estuvimos, cuando nos dimos cuenta miramos la hora y vemos que llegaremos a Arenas al oscurecer, ¡ye lo que tien tar pasandolo bien!

(El atardecer nos va dejando guapes semeyes de la Sierra)

Bordeamos toda la sierra, encontrandonos con otra guapa majada, en tiempu de verano tien que ser una pasada. Cogemos el caminin estrechu y diciendo adiós a nuestra Sierra de hoy nos vamos en dirección a Arenas, con la luz nocturna apurando nuestros pasos. Pero siempre hay otros lugares que nos vuelven a entretener, foto por aquí foto por allña, alguna cabritina que quier sacar su foto y cuando llegamos a Arenas, pues eso ¡la noche ya con nosotros!, pero no nos importa lo pasamos en grande. Ahora toca cambiarse y abrigase más todavía, de nuevo comienza a xelar.

Como siempre que estamos por estos lugares, nos encanta acabar el día con una buena cena, así que unes sidrines y una buena cena para despedir el día y a nuestros amigos. Luego ya contentos de nuestru día y esperando volver a vernos de nuevo no tardando mucho nos vamos a nuestros hogares. Así que de nuevo volvemos a decir: ¡Hasta pronto Cabrales

 

<Anterior>

 

 

Si quieres ver los diario de temporadas anteriores mira en el siguiente enlace donde los encontrarás todos:

 


¡Visita nuestro libro de visitas y deja tus mensajes!

 


* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.