Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Ribadesella - Tereñes

Ribadesella, 02/2011

MJCamina, 04/2011

Ribadesella - Tereñes.

(En busca de los dinosaurios - I)

Mapas IGN: 31-I "Ribadesella" (1999).

Inicio y fin : Ribadesella, Concejo de Ribadesella, Asturias

Recorrido: Ribadesella - Barrio la Cuesta - Playa la Atalaya - Torre de la Atalaya - Cerro la Atalaya - Ermita de la Guia - Paseo de la Guía - Ribadesella - Puente del Sella - Paseo y playa de San Marina - Punta del Pozo - Monte Somos - Faro Ribadesella - Monte Redondo y punta Covachera - Tereñes - Huellas Dinosaurios - Inicio vuelta - Tereñes - Los Sauces - Urbanización Astursella - Puente del Pilar y paseo del Malecón - Puente del Sella - Ribadesella.

Distancia: ± 16,3 Kilómetros = 12,0 de ida + 4,3 de vuelta.

Tiempos: 5 h = 4 + 1

Terreno: Caminos costeros y pista.

Señalización de los Caminos costeros: No

Señalización del Camino del Norte a Santiago: Si

Creative Commons License


Siempre es un placer volver a la villa de Ribadesella, aunque solo sea para pasar un buen rato con los amigos, aunque en esta ocasión es más bien por cuestiones andariegas ya que continuamos con nuestro particular senderu de la costa Asturiana, hoy nos toca salir desde la guapa y famosa villa de Ribadesella, no sabemos cuanto recorrido haremos pero hasta allí que nos fuimos.

(Ribadesella, Desembocadura río Sella, ± 0,0 K, 11:15 h.)

Aparcaremos nuestru coche cerca de la estación de autobuses, para desde allí comenzar nuestro caminar, el cielo tien un azul muy guapu, aunque en un principiu parez que tira el aire poco a poco esperamos que el sol caliente un poco, nun necesitamos que sea demasiao.

(Barrio de la Cuesta, ± 1,0 K, 11:30 h.)

(Guapa pitera con balcón incluidu)

Tomamos dirección al barriu de la Cuesta, que ye donde realmente acabamos el tramu anterior, dejamos de lado al cementerio y nos ponemos en dirección hacía la playa de la Atalaya, por el medio nos encontramos con guapes cases y ¡sobre todo una pitera de lujo!, yo con esto me conformaba para pasar los finde, ¡estes pites tienen una suerte barbara!

(Vista de Ribadesella desde la Pitera guapa)

Desde esta zona podemos ver otra imágen de Ribadesella, vemos su iglesia y Félix me comenta les pintures tan guapes que tien, diz que se parece la capilla Sixtina, ye obra de los hermanos Uria-Aza, todo es del siglu pasau pero muy guapo, está impreionau con elles, esta ya sería por enésima vez, pero yo estoicamente aguanto sus explicaciones, me les cuenta con toda ilusión y lu dejo tranquilamente ta muy emocionau, después me mira y me dice: ¿ya te lo había contao?, le digo que sí y seguimos nuestru caminar tranquilamente.

(Playa de la Atalaya, ± 1,5 K, 11:45 - 12:00 h.)

A la altura de la playa de la Atalaya, nos encontramos con otros caminantes, que nos preguntan si sabemos si hay camino por allí, nosotros le decimos que venimos haciendo la Costera ya desde Llanes, ellos van al contrario, y que precisamente por donde ellos quieren subir, para nun salir a la carretera, los praos tienen todos cierre y nosotros nos bajamos de los acantilados en dirección a la carretera, les indicamos por donde pueden ir y después de una buena y larga charla nos despedimos hasta otra, ellos hacía Llanes y nosotros hacía Ribadesella. Félix aprovecha la ocasión y les cuenta lo mismo sobre la iglesia de Santa Mª Magdalena y su boveda Sixtina, nún tien remedio, él a lo suyo, paez que ye del pueblu.

(Chalé de l' Atalaya)

Bajamos de la zona de la playa, pasamos por donde una gran casona y siguiendo una senda empedrada nos encontramos con una Torre que nos parece de estilo medieval pero de más reciente construcción, el papel indicativu está bastante borroso, seguimos nuestru caminar por los alrededores de la villa marinera descubriendo muches coses.

(Torre de estilo medieval, finales del Siglu XIX)

Después de subir lo más duro de la empinada y empedrada cuesta, cuando la cosa principia a ponerse llano, nos encontramos un camín hacía la derecha y por él nos vamos, nos encontramos con una enorme portilla donde pone: "animales sueltos", la abrimos y la volvemos a dejar como estaba, ya teniemos enfrente de nosotros a unes cuantes vaques pastando en el lugar, esta pista nos lleva hasta unes antenes.

(Abriendo la portilla pa dir a la punta de la Atalaya)

(Alguna de les vaque paez que taban sin cuernos, ¡uff!)

(Una mirada hacía los acantilados que dejamos detrás)

(Cerro de la Atalya, ± 2,7 K, 12:30 h.)

Llegamos hasta el Cerro de la Atalaya, les vistes desde aquí son impresionantes, toda la ría, la preciosa playa de Santa Marina, los palacetes, la punta del Pozo, etc.. también vemos una gran mancha en la arena, escrutamos y mirando un poco mejor vemos que es barro, la playa esta muy sucia de les crecides del ríu Sella, ¡una pena!, esperemos que lo limpien pronto.

(La playa de Santa Marina desd el Cerro de la Atalaya)

La idea era bajar hasta la ermita de la Guía desde este precioso y vistoso cerro de la Atalaya, buscamos una posible bajada, pero después de mucho mirar nos cercioramos que por esta zona está todo vallado y nun podemos pasar, así que nun nos queda otro remedio que volver sobre nuestros pasos y para retomar el paseo empedrau que habíamos abandonado minutos antes.

(Camín de la Guía, ± 3,5 K, 12:50 h.)

El camín a la Guía, es una maravilla, el perfecto balcón, vamos viendo toda la playa de Santa Marina, asi como la desembocadura del río Sella y el puerto, tanto el pesqueru como el de recreo, uno frente a otro, el día nos acompaña pues aunque nun calienta mucho el sol, se puede caminar tranquilamente sin que el famosu nordes nos de la vara.

(Guapes flores que dan un colorido al lugar)

Nos entretenemos viendo como van unos palistas bajando por la ría, algún da la vuelta antes de llegar al mar, los otros más atrevios van directos a él, se nota que hoy lu tienen en calma y van muy tranquilos, les oles nun los van a tirar de la canoa. Con estos guapos entretenimientos seguimos nuestru caminar hasta la ermita de la Guia, la cual paez una torre de un castillo pintada de blanco.

(Erminta Virgen de la Guía, ± 4,4 K, 13:10 h.)

Aquí nos entretenemos un buen ratu sacando fotos, como nun tira el aire nun nos fai marchar rápido, asi que aprovechamos para sacar un montón de asemeyes del lugar.

(Los cañones de defensa de la Villa)

Tras un buen rato comenzamos nuestra bajada hacía pie del mar, hacia el paseo de la Guía, la marea baja nos enseña una especie de piscina entre les roques, vamos poco a poco la bajada se fai algo larga, pero pronto nos acercamos al paseo que hay por la zona, nosotros esto lo conocimos sin este maqueado paseo, lleno de coches, lo cuales llegaban hasta la punta del paseo.

(Mirando hacía donde queremos llegar)

También nos topamos con paneles de nuestros seres Mitológicos más famosos, ahora hay varios lugares donde se pueden observar, en unos les figures y en otros los paneles, antes apenes existien ahora parece que estan de moda, ¡bueno creemos que es una forma de atraer y entretener a los turistas!

(El Sumiciu y... ¡muchos más)

(Llamativa fuente)

Después de los seres, nos encontramos con unos seis murales de cerámica que nos cuenta parte de la historia de Ribadesella, se inaguró en el año 2007 y es una realización conjunta de varíos artistas, alguno de ellos muy conocido, no nos paramos muchos pues nos llevaría tiempu, al tratar de sacar una foto de unos de ellos, al ponernos sobre un atril que en frente del panel hay, nos sale una voz que nos va contando una historia sobre el motivo que tenemos ante nosotros, para mi fue todo un sustu, ya que lo pise sin darme cuanta, cuando se puso a hablar pegue un buen saltu.

(Puerto de Ribadesella, ± 5,5 K, 13:30 - 14:00 h.)

Después de distraernos un buen ratu con estes coses, cruzamos el puertu seguimos el paseo de La Princesa Letizia y fuimos a la oficina de turismo a preguntar por "la ruta de los dinosaurios", que la habíamos visto en el Google Map, ella nos contestó que: bueno ta sin señalizar y que no tenia nada de información, nos tuvimos que contentar con un folletu de rutes por el entornos de Ribadesella pero que no traia la que queríamos, así que con con estes nos fuimos a tomar una sidrina a la sidreria La Guía, nos quedaba de camín para seguir nuestru transitar, nos atendieron fenomenal, después de un descansu y leer la prensa del día seguimos nuestru caminar.

(Cruzando el puente de Ribadesella)

Como la chica de la oficina de turismo no nos dió solución, tan solo el folletu de Ribadesella y otru del Camino de Santiago (nos debio confundir con peregrinos), comentando esto y lo buena que taba la sidra, nos adentramos por el paseo de la playa el cual ya conocemos sobradamente, aunque presentaba alguna novedad.

(Observando les grandes edificaciones del paseo)

Por esta zona nos encontramos con otros paneles, estos estan puestos delante de les grandes cases que hay por aquí, nos detallan en que añu fueron construidas, quien compro el terreno y quien es el propietario, otro motivo más de entretenimientu, pero no por ello dejamos de mirar hacía la playa y vela llena de troncos y porqueria, ye una pena que por el inviernu nun mantengan les playes limpies, reconocemos que cuando hay crecida todo lo que se encuentra en los ríos va a parar a la playa, pero deseamos que los responsables de estos temas en estes precioses villes marineres que se pongan les piles y que les limpien tamién en invierno.

(Playa y paseo de Santa Marina, ± 7,0 K, 14:20 h. ¡Ye una pena vela sucia!)

Vamos en dirección a la punta del Pozu, sabemos que allí hay huellas de un pasado muy lejano, poco antes de entrar nos encontramos con un gran cartelón donde indica algo de los dinosaurios: Itinerario 6, Asturias Jurasico, Playa de Ribadesella, Grado de dificultad al yacimiento 3, etc..., ¡menos mal que no había nada!, vamos hacía el final, la marea ta baja y tal vez podamos ver les huelles que hay en esti lugar.

(Vista de la Guía desde la punta del Pozu)

(Punta del Pozo, ± 8,5 K, 14:40 h.)

Aunque la marea esta baja y se puede bajar a les roques, hay que tener muchu cuidadin, la escalera esta bastante húmeda y el verde en les piedres nos puede dar algún sustu que otru, esti fue el casu de Félix que por pisar en una piedra toda verde se fue de bruces, con la cámara de fotos recien estrenada, ¡menos mal que no paso nada! tal sólo el orgullu heridu y un abollón en la cámara.

El sustu impidó que siguieramos buscando las huellas, además la cámara estaba un poco tocada, !como su propietario!, lo dejamos para otra ocasión, ahora había que lamerse las heridas y tratrar de echar andar la máquina de fotos, la cortinilla no abría del todo y sacaba las fotos con una sombra.

Como Félix no se quería quedar sin la foto que le costó la costalá le encargó a su amigo Alfonso que le hiciera una, ya que este sabía donde quedaban las huellas exactamente, así lo hizo y no nos quedamos sin ella, aquí os queda, evidentemente no es clara pero..., solo queda decir: ¡Gracies Alfonso!

(¿Una huella?)

Con JF y su cámara malheridos, retomamos nuestru caminar, vamos en dirección a Tereñes, justo al lado de un panel indicador del PR AS-247 "Senda Ribadesella - El Fito", nos metemos por el elucaliptal arriba, no queremos dir por la carretera. El ancho camín tien algo de barru los días de atrás llovio algo por la zona y se nota, tamién fai más calor pero de esi que se te pega por causa de la húmedad de la yerba y del suelu.

(Entrada en Monte Somos, ± 9,0 K, 14:50 h., la cortinilla de la cámara sigue mal)

(La cortinilla de la cámara funciona, JF paez que respira mejor)

Cruzamos un buen tramu del bosque de eucaliptos, hasta que nos topamos con una carreterina, nos encontramos con la senda del Camino de Santiago, vamos por él, llegamos a donde el faro de Ribadesella, pero sólo le podemos sacar fotos, no podemos llegar hasta donde está, hay una portilla y ésta está bien cerrada, ¡nun tenemos les llaves!

(Faro Ribadesella, ± 9,7 K, 15:10 h.)

(Está cerrau, ¡nun tenemos les llaves!)

(Todavía hay alguna mimosa en flor)

Siguiendo el Camino, tenemos a la vista el pueblu de Tereñes, seguimos avanzando, hasta aquí será nuestra ruta de hoy, un buen sitiu donde dejar el coche para nuestra próxima etapa, esto de dir con un coche solu ye lo que tien, hay que facer tramos de ida-vuelta y buscar el mejor sitiu donde acabar para después comenzar el siguiente.

Antes de entrar en el pueblo nos desviamos un poco a la derecha, caminamos un ratín hacia la punta, entorno al monte Redondo, desde donde tenemos una guapa imagen de la zona donde se encuentran las huellas de los dinosaurios de Tereñes, la senda de bajada está muy clara, miro por el catalejo y veo las marcas, así que damos la vuelta y hasta ellas vamos.

(Tereñes - Monte Redondo - Punta Covachera, ± 11,2 K, 15:30 h.)

(Tereñes, Bares "El Prau" y "La Portilla", ± 11,4 K, 15:40 h.)

En Tereñes encontramos un gran panel donde trae les dintintes huelles que se pueden encontrar en los acantilados, hacia ellos nos dirigimos, llevamos andao unos poco metros cuando en el medio del camín nos encontramos con un cartel que diz: "Bajada pedregal cortada", ¡vaya nun vamos poder veles!, también topamos la señalización de madera tirá en un bardial.

(Bajando hacía los acantilados)

(Huellas de Dinosaurios en Tereñes, ± 12,0 K, 15:50 - 16:20 h.)

Bajamos hasta donde está el mirador o la posible bajada, vemos que la posibilidad de bajar está muy fea, la roca ta muy mojada y nun queremos tener más sorpreses, así que desde aquí arriba buscamos les posibles huelles, estes al paecer estan marcaes, así que nos ye fácil encontrar alguna.

(Alguna hulla que pudimos ver desde lo alto)

Nos sentamos tranquilamente a comer, sentimos voces y miramos hacía el mar, hay unos chichos surfeando, los vemos salir y caminar por la rocas, observamos por donde van a subir, hasta donde nosotros estamos, les cuesta un poco, la tabla pesa lo suyo, nos dicen que estamos en un sitiu privilegiau, ¡vaya restaurante que cogisteis!, les preguntamos que como es que no hay bajada, nos contestan que recientemente el mar se había llevado les escaleres de bajada al pedreru, ¡vaya faena que les ha hecho!, ellos esperan que lo arreglen enseguida para beneficio de todos.

Volvemos sobre nuestros pies y llegamos de nuevo a Tereñes, ahora bajaremos por la carretera por el trozu que tienen para senderistas, vamos en dirección a Ribadesella, el día se va acabando y nosotros por hoy ya hemos realizado nuestra caminata.

(Tereñes, ± 12,6 K, 16:50 h.)

(Entre guapes cases y cómoda senda peatonal...)

(...bajamos hacía Ribadesella)

(Camping "Los Sauces", inicio subida a Tereñes, ± 13,7 K, 17:00 h.)

Llegamos a la entrada de Ribadesella, por la rotonda donde se encuentra el Camping, la carretera a Tereñes, ¡Ah, y la Ruta de los Dinosaurios!, ¿Había ruta?, sacamos en conclusión de que a la vista de como estaba la bajada para observar las huellas optarían por no dar mucha publicidad, no querían que la gente se lastimara, así que mejor no decir nada, claro está que esto son nuestras cábalas, igual la realidad ye otra, ¡vete tú a saber!

(Puente del Pilar y paseo del Malecón, ± 14,8 K, 17:15 h.)

Nos dirigimos hacia Ribadesella atravesando la urbanización Astursella y tomando el paseo del Malecón a la altura del puente del Pilar, por donde hace algunos años pasabamos para ir al camping, nos trae muy guapos recuerdos, encontramos un paseo que aunque nosotros lu hacíemos en su día, nun taba tan guapu como ahora. Les mimoses están con toda su flor y aunque huelen muy bien, a mi me dan un poco de alergía y empiezo a estornudar.

(Humedales de esta zona donde...)

(... avistamos guapos paxiarinos)

Nos encanta como está ésta zona de recuperada, tiene columbios y algún que otru mirador de aves, nos llama la atención que salen unos patos a todo correr, vemos que una señora les está echando migas de pan, ellos van a toda pastilla y nos causa verdadera gracia.

(Fin del paseo del Malecón, entrada en Ribadesella, ± 15,6 K, 17:25 h.)

Con toda la tranquilidad del mundo, volvemos sobre nuestros pasos y nos encontramos con una situación algo rara y desagradable, sin comerlo ni beberlo, nosotros simples andarines, se meten solapadamente con nosotros, pensando que somos peregrinos, no respondemos y seguimos nuestro caminar. Creemos que hay personas que confunden las cosas y no respetan a los demás, no todos los que llevan una mochila son peregrinos y aunque lo fueramos nadie tiene el derecho de insultar, creemos que el respeto es para todos por igual, si nosotros los respetamos ellos que nos respeten. Nos extraña esta situación en un sitiu que tienen que estar acostumbrados a peregrinos y a caminantes. Una anecdota más de nuestro caminar, en esta ocasión desagradable.

(Menos mal que la tranquilidad de las aguas del río Sella lo calman todo)

(Puente del Sella, ± 16,0 K, 17:40 h.)

Cruzamos de nuevo el puente sobre el síu Sella y vamos donde tenemos nuestru coche aparcau, el sol ya quier dir a dormir, nosotros nos dirigiremos a tomar un cafetín satisfechos de nuestra jornada.

(Ribadesella, desembocadura río Sella, ± 16,3 K, 17:45 h.)

A la vuelta la marea deja ver el troncu que por la mañana taba cubiertu. Una ruta muy guapa por los alrededores y centro de Ribadesella, con muches coses nueves que se pueden descubrir y sin ningún problema para los andarines. Creo que ye el momento de dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad.

(Nuestro recorrido Ribadesella - Tereñes y vuelta / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Hubiera sido un día perfecto si no fuera porque siempre hay algo o alguien que te acaba estropeando, pero… ¡qué levamos hacer!, no podemos tenerlo todo en la vida.

MJCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Caminos Costeros"

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.