Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Llanes - Celorio

Llanes, 31/10/2010

MJCamina, 24/02/2011

Llanes - Celorio

Mapas IGN: 32-I "Llanes" (2000).

Inicio y fin : Llanes, Concejo de Llanes, Asturias

Recorrido: Llanes - Playa del Sablón - Paseo de San Pedro - Islote el Peñón y la Playina - Punta de Jarri o de la Torre - Islote de Castro de Poo - Ría de Poo - Isla de Almenada o de Poo - Playa el Portillu - Playa San Martin - Ermita de San Martín - Celorio - Ensenada de Celorio (Playa de la Cámara) - Inicio camino de vuelta por el E-9 - Celorio - Poo - Llanes.

Distancia: ± 13,5 Kilómetros = 8 de ida + 5,5 de vuelta.

Tiempos: 4 h = 2 h 45' + 1 h 20'.

Terreno: Caminos costeros y pista.

Señalizacion de los Caminos costeros: No.

Señalizacion de la Senda Costera E-9: Si

Creative Commons License


Seguimos con nuestro caminar costeru, hoy aunque el día nun ta demasio agradable, nos acercamos hasta Llanes, para comenzar nuestra ruta, les nubes amenazan en el horizonte con descargar la lluvia, pero se contienen, esperemos que nos dejen tranquilos aunque no las tenemos todas con nosotros.

Comenzariemos a caminar desde el aparcamientu cercano a la playa del Sablón en dirección al paseo de San Pedro, desde él se tienen unes buenes vistes de Llanes y su playa, así como de todo El Cuera, hoy podemos distinguir perfectamente sus picachos, con el Turbina como punto de referencia principal.

(Llanes desde el paseo de San Pedro)

(Llanes, Playa del Sablón, ± 0,0 K, 12:30 h.)

Las dos primeras etapas fueron de prueba, nada premeditas, las que ahora vamos comenzar a facer ya está más orientaes a conseguir un objetivo, el de tratar de recorrer la rasa costera Asturiana lo más cerca del mar posible, tratanto de hacerlo en pequeñas dosis, de ida y vuelta, está última lo más directa posible, esto provocará que los recorridos de ida sean unos cuantos kilómetros más largos que los de vuelta, pero todo dentro de una recorrido medianamente aceptable y mayoritariamente digerible.

(Caminando por el paseo y...)

(...contemplando)

Damos la espalda a los conocidos "Cubos de la Mamoria" y principiamos la marcha. Sobre el paseo tira algo el aire, nos recreamos un buen ratu en esta zona, a pesar de venir muches veces a Llanes, nunca habíamos recorrido el paseo en toda su longitud, así que, hoy vamos a dir mirando todo lo que a nuestru alcance encontremos, a pesar de que el día nun ayuda mucho, hay bastante gente paseando, la verdad que tien unes vistes muy guapes, el mar nun ta encabritá pero tien un color preciosu y les montañes se ven perfectamente, ¡qué mas queremos pa principiar la jornada!

(Silla de director de cine, en el paseo)

Vamos caminando y viendo los distintos elementos que hay puestos en el paseo en recuerdo de les distintes pelicules o series que fueron rodaes en Llanes, ye una pena que los carteles se vayan estropeando, los elementos naturales como: el agua. el viento y el frío, hacen que poco a poco les letres se vayan borrando y se pierda la información que en dichos paneles hay escrita.

(Una guapa casa, en un sitiu privilegiau)

El verde del paseo ta rabiosu y tamien bastante húmedu, ya casi se nos va acabando el paseo, pero nosotros seguimos viendo los acantilaos de la zona, pretendemos seguir la ruta bordeando el mar, por el otro lau nos sacaria a la carretera y dejaríamos de ver todo lo guapo que esconde esta costa llanisca.

(Llanes, fin del paseo San Pedro, ± 1,2 K, 12:50 h., al lau del Islote el Peñón y la Playina)

(Los praos que quedan entre Llanes y Poo)

Acabamos el paseo y este sigue por un senderín, marcau por la fuerza de los turistas y caminantes, en dirección a unos restos de una torre o algo parecido que se ven al final, diz Félix que ye Punta de Jarri o de la Torre, que lo miró en el aparatu. Ye una pena que nun sigan con el paseo por esta zona, esperamos que a alguien se le ocurra y así tener mucho más tramu pa caminar tranquilamente, aunque pensándolo mejor.. ¡vamos dejalo así!

(Ante los restos de un torreón o algo parecido)

(Vistes de Llanes desde la Punta de Jarri o de la Torre)

Bordeamos la costa, por estí camín bien marcau, suponemos que de los pescadores, tamien nos guien los mojones de demarcación costera que ultimamente pusieron, ¡tenemos to la costa llena de ellos!, pero dejando esti asunto pa un lau, nosotros nos fijamos en les formaciones que el mar va dejando en les roques, un pue imaginase muchos monstruos y seres mitológicos. La costa llanisca tien muy cerca de ella muches isles, creemos que tendran nombre, pero nosotros nun conocemos ningún, si lo queremos saber tenemos que mirar que diz el aparatu.

(A lo lejos unes nubes vienen amenazantes)

(Una de tantes isles de la zona, debe ser Islote de Castro de Poo)

Con tanta contemplación, paez que hoy nun vamos a llegar ni tan siquiera a Poo, y eso que ta al lau, pero por esti caminin hay muches coses que ver, la verdad que nun tien dificultad ninguna, se ve perfectamente y les imágenes que nos deja son pa disfrutar bastante, comienza a soplar un poco el aire y a lo lejos se ven unes nubes que nun nos gusten na de na, así que comenzamos a caminar un poco más ligero, nun vaya a ser que nos coja el agua.

(Negra imagen de les nubes, aberrunta fin de jornada)

Vamos caminando por la praera adelante, ¡menuda alfombra!, pero paez que les primeres gotes empiezen a caer, ¡nos fastidiará el día!, esperemos que sean pasajeres y nos dejen facer el tramu que hoy tenemos pensao, ya que empezamos algo tarde y creemos que mucho nun podremos facer, el invierno nos echa la noche encima enseguida y eso hay que tenelo muy en cuenta.

(El camín se ve marcau perfectamente)

(Incluso balizau pa que el ganau nun caiga al mar, tamien pa que nosotros lo tengamos en cuenta)

Una pequeña subida y una bajada, nos vamos acercando a Poo, pero el agua tamien se va acercando a nosotros, ¡cachis, mira que nun nos dejar llegar!, apuramos un poco el pasu y tomamos dirección a la ría de Poo, vemos que hay una cafeteria abierta, y hacía allí nos dirigimos, nun lo dudamos ni un momento.

(Ya tenemos la ría y playa de Poo a la vista)

(Ría de Poo, ± 3,4 K, 13:30 h., ¡menos mal que taba abierta la cafetería!)

Entramos en la cafeteria del Hotel - Restaurante "La Farola del Mar", el agua comienza a caer con gracia, mientras tomamos un cafetín y leemos la prensa del domingo, cae una arbá y el agua pon los cristales perdios, pero por ahora tamos refugiaos, ¡menos mal!, esperamos que amaine un poco pa poder seguir nuestro caminar, no queremos abandonar tan pronto, apenas hemos recorrido gran cosa, lo que pasa que el paisaje nos distrajo más de la cuenta, somos muy facilones.

(Playa de Poo, 13:50 h)

Tras veinte minutos de fuerte aguacero vuelve la calma, nos prepararnos y bajamos en dirección a la playa, el sol nos saluda un momentín y nosotros aprovechamos para poder sacar unes guapes asemeyes de la playa en marea baja, tamien aprovechariemos para cruzar por ella y pasar al siguiente tramu, sino habría que seguir la senda por donde ta marcá y rodeariemos algo más.

(La playa ta llena de ocle, hay un fuerte olor a Mar)

(Y de algún amigu de los mios)

Mientras nosotros vamos, otros ya regresan, no me resisto a saludar a un perrín que bien con ellos, se deja acariciar y sigue su camín contentu, nosotros seguimos en el nuestro avance, salimos un poco de la playa, pues el río nos impide seguir por ella, cruzamos un prau por donde va el camín y nos vuelve a llevar de nuevo hacía ala playa, en este casu casi al final.

(Otra vez nos topamos con la arena, el final de la playa y el brazu de ríu que tenemos que pasar)

(Hay que mojarse un poco las botas, nun valen remilgos)

Un pequeñu brazu del río nos separa del otro lau de la ría, miramos a lo lejos y vemos por donde sube el camín, tanteamos el terreno y como la marea ta baja, podemos pasar tranquilamente sin hudirnos mucho en la arena ni mojarnos, creemos que esto con marea alta no se podrá facer, nosotros tuvimos suerte y evitamos dar dar la vuelta pa coger la senda por otru lau.

(Ahora enlazamos en el GR E-9)

(En la pista de la senda costera)

Para coger esta pista costera, tendríamos que haber ido hasta Poo y allí empezar a caminar por ella, pero a nosotros nos resultó más guapo y entretenio pasear por la playa y de pasu tener que cruzar esi pequeñu ríu. Seguimos nuestru caminar por la senda y vemos les señales del GR E-9, tanto en dirección hacía Llanes, como en dirección a Celorio. El cielo sigue poniendose otra vez negru, pero nosotros seguimos nuestru caminar, tenemos que llegar a un sitiu donde podamos comer nuestru bocata tranquilamente.

(Por la cómoda y ancha Senda Costera hay bastante señálización)

(Nun hay perdida ninguna)

Comienza de nuevo a llover, sacamos nuestras capas y seguimos, encontramos un camín que nos dirige a la zona de playas, nos olvidamos de la cómoda y ancha Senda Costera E-9, a nosotros gustanos más los estrechos caminos de pesadores o simplemente caminantes. Topámonos con otru cinematofráficu cartel pero poco podemos leer en él, ta casi totalmente borrau, la fuerza climatológica del Cantábricu nun perdona.

(Aquí ya nun se pue leer ná)

Pasamos al lau de otra playa que sólo se ve casi ná, solo paez que se intuye, la marea debía estar aún más mas baja pa verla si realmente existe, después se ve una enorme isla, la cual ye conocia como: La isla de Poo, paez una gran tortuga, aquí el mar nos destapa un guapu y húmedo arenal.

(Isla de Poo)

Seguimos nuestru caminar con les capes puestes, aunque ya paro de llover, mejor dicho de orbayar, pero queremos que les capes se sequen pa despues recogeles, el sol nos vuelve a saludar al llegar a la altura de la zona de las playas del Castro de San Martín, ¡la verdad que esti camín nos descubre guapes playes!, en este casu la de el Portillu y la de San Martín, aunque paez que todos les llaman playa de San Martín.

(Zona de San Martín, playa el Portillu, ± 5,3 K, 14:30 h.)

(Hermosa playa del Portillu)

Nos recreamos un buen ratu en esta playa, nosotros nun la conociamos, así que, hay que disfrutar de ella un buen ratu, además el sol en estos momentos nos acompaña y la capa ya nos sobra, aprovechamos pa tendela sobre los postes de protección. El mar parez que quier encabritase un poco, pero no tanto como nosotros lu tenemos visto con sus grandes oles aporreando la costa. Después de un buen ratu, dejamos esta resguardada playa y seguimos en busca del siguiente descubrimientu.

(De vuelta a la senda pa dir hasta el siguiente descubrimientu)

(Esta vaquina ye una presumia y se deja fotografiar)

Encontramos encontrámonos de nuevo con la señalización y un cartel de la E-9, no trae mucha información, solo una foto de una gran roca, buscamos en el mapa y vemos que se trata de: El Castro de San Martín, llevamos información de unes ruines de una antigua ermita que en su día estuvo levantada en esti lugar, hacía allí nos dirigimos, ¿qué sorpreses nos deparará?.

(Otra playina, nun tenemos referencies de ella)

Nos encontramos con otra playinaa, nun tenemos referencies, la cual sólo tiene arena en marea baja, con ella alta es toda de piedra. Allá a lo lejos ya vemos los restos de la ermita, en primer plano vemos el mojón de demarcación, como todavía continuan tan blancos, se ven desde cualquier sitiu.

(Restos que quedan de la Ermita de San Martín)

(Asemeya del castro de San Martín y la isla de Poo o de Almenada al fondo)

Sacamos unes cuantes asemeyes, ya que, el sol nos acompaña en estos momentos, después buscamos un sitiu en el lugar para comer nuestru bocata, hoy traemos empaná pa facer un poco patria, les vistes de nuestru restaurante son de envidiar y el nuestru amigu Lorenzo nos acompaña en estos momentos, así que disfrutamos del momento un buen cachu.

(Castro San Martín y sus playas, ± 6,0 K, 14:45 - 15:15 h.)

Tras comer la empaná salimos de nuevo a la senda, no sabemos si el tiempu nos dejará llegar a Celorio sin volver a llover, hoy el día ta un tantu revueltu, llamamos a nuestro hijo como es habitual cuando no viene con nosotros y nos dice que en Mieres lleva todo el día lloviendo, no nos podemos quejar, aunque algo de agua nos cayó esperamos poder terminar nuestra ruta de hoy.

(¿Esta edificación, que será?, parece un castillu)

Nuestra curiosidad al ver esa edificación, nos hace entrar por un camín hacía la derecha dejando por el momento el que nos lleva a Celorio, buscamos un sitiu donde porder verlo mejor, pero el gran muru que hay alrededor nos hace desistir, volvemos sobre nuestros pasos, encontramos unes setes muy guapes y volvemos a salir a la senda, nos quedamos con les ganes de saber de que se trata, tendremos que investigar más.

(Unes perguapes setuques amarillines)

Entramos en Celorio, la lluvia vuelve a empezar de nuevo, pero como es poco nun ponemos les capes, subimos nuestro gorro de la anorak y esperamos poder llegar hasta la playa, este será nuestru puntu de meta para hoy, nun queda otro remedio, el día nun ta pa mucho más, la siguiente la comenzaremos desde aquí.

(Entrada en el pueblo de Celorio)

(Un gran crucero preside esta plaza)

Llegamos ante un panel informativo, me pongo a mirar a ver si trae el tramu siguiente, y ¡oh, trae la información de lo que ahora acabamos realizar!, este deberia estar en Llanes, no aquí, pues trae: Llanes-Celorio, ¿se habrán equivocado?, no lo sabemos, esperamos encontrar el del siguiente tramu un poco más allá, ¡tal vez esté donde la playa!, ¡vamos hasta allí!

(Camín de la playa nos informamos de la ruta que ya hemos realizado)

Camín de la playa pasamos al lado del monasterio e iglesia de San Salvador de Celorio, su fundación parece que data del siglo XI, de esti conjunto monástico, ampliado en el s. XVII, hoy únicamente quedan vestigios románicos en la torre (s. XII-XIII), y una portada del románico tardío (s. XIII) y de arquivolta lisa en el interior de un templo totalmente renovado en los siglos XVII y XVIII. Pensamos que los restos que hemos visto anteriormente pertenecen al complejo histórico ya que el mismo tiene una gran muralla, el mal tiempo nos impidió invertigar un poco al respecto.

(Y pasamos al lado del monasterio de San Salvador)

Tras cerca de tres horas de caminar efectivas y ocho kilómetros de recorrido llegamos a la ensenada de Celorio. Volvemos a ver un panel, pero... es el mismu de antes, nada del siguiente tramu, pienso que tal vez este puesto al final como este, pero hasta que no hagamos el siguiente no lo sabremos. La playa está grandísima, la misma está formada por la playa de los Frailes o la Cámara y la Palombina, la mar está muy baja y deja toda la playa al descubierto, se ven los destrozos que hace el mar cuando esta en marea alta y encabritá, arrastra la arena para donde él quiere.

(Ensenada de Celorio, ± 8,0 K, 16:10 h.)

Como es habitual, sacamos unes cuantes fotos del lugar, entramos en el bar a tomar un cafetín, en esi momento vuelve a llover, esta vez con más fuerza, ¡vaya nos va a fastidiar la vuelta!, pero descansamos un buen ratu delante de nuestru café, que la chica nos puso calentín, charramos un ratu con ella, como el tiempu ta revueltu hay tiene poca clientela, así que aprovechamos pa charrar con ella de coses del lugar, echa de menos la cantidad de gente que hay en el verano, aunque dice que ahora le toca relajarse un poco.

Para el regreso el cielo se presentaba cada vez esta más negru, las posibilidades de que nos eche un buen chaparrón son muchas, menos mal que el recorrido de vuelt lo hacemos por la senda y este será más corto y rápido, ye una forma de facer la ruta en redondo, primero por los senderos que bosrdean los acantilados y a la vuelta por la Senda Costera E-9 si es posible.

Cuando tamos llegando a Poo, la distancia que nos quedaba no era grande pero empieza a llover en serio, Félix se acuerda que había metido un paragües en la mochila, ya se temía lo peor, así que, lu habrimos y nos cobijamos bajo él, pero llega un momento que es tan intensa la lluvia, que decidimos resguardarnos donde un bar-tienda, ¡uf, los coches nun daben a bastu con los limpias!.

(De vuelta pasan por el centro de Poo, los coches arrastraban gran cantidad de agua)

(Chalet "La Javariega", construido por Manuel del Busto hacia 1910)

Cuando amaina un poco, decidimos seguir nuestro caminar, ahora ya vamos por la acera que va desde Poo a Llanes. A pesar de la lluvia tenemos un momento para admirar las guapas casas del pueblo, como el chalet "La Javariega", encarago hacer por un llanisco que emigró a Cuba y paez que fizo fortuna, de esta casa Félix me cuenta "nun se que historia" relacioná con de las ositas de Proaza, la verdad ye que nun se de donde la socó pero el díz que se la contó... una persona muy seria. La lluvia no para del todo, pero tenemos que llegar hasta el coche para posar nuestras mochilas y cambiarnos un poco de ropa, se puso a llover con gracia y creemos que ahora ya no parará.

(Sigue lloviendo y tenemos que llegar a Llanes)

Tal como preveiamos el recorrido de vuelta fue un poco más corto, 2,5 kms menos, que quedó en 5 kilómetros y no llegamos a hora y media de marcha, es normal que eso sea así, no había lugar para la contemplación y el entretenimiento, solo era andar y cobijarse un poco, nada de deleitarse con las bellas playas e islotes Llaniscos.

(Llanes, ± 13,5 K, 17:15 h.)

Ya finalizado nuestro recorrido y tomando algo caliente, creo que ye el momento de dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil siempre surge alguna duda y tener donde consultar siempre bien, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla.

(Nuestro recorrido a Llanes - Celorio - Llanes / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Una vez secos, nos dirigimos hacía el centro, entramos en una cafeteria y allí nos tomamos un buen chocolate caliente con churros, afuera parece que hay un vendaval, tira el aire y llueve como si empezara ahora mismo, pero nosotros ya hemos cumplido con nuestro objetivo, hacer el tramu Llanes-Celorio-Llanes, un bonito tramo apto para todo caminante y con muches coses para descubrir.

A pesar de la lluvia volvemos a casa muy satisfechos y con ganas de volver al pueblo de Celorio y reanudar la marcha por los caminos costeros.

MJCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es o "Caminos Costeros"

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.