Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Sierras Interiores de Asturias
El Aramo
Quirós

Picos Gamoniteiro y Xistras

A.R. Alba, 10/2013

JFCamina, 06/2014

 

Al Gamoniteiru y Xistras

desde la Ermita de Alba

(Otro guapo paseo por el Aramo)

Mapas ING: 52-IV "La Vega" (1997).

Inicio y fin : Ermita de Alba

Objetivos: Picos Gamoniteiro y Xistras , Concejo de Quirós, Asturias.

Recorrido: Área Recreativa de Alba (1140 m.a.) - Braña La Tellera (1195 m.a.) - Collau La Cruz del Fresno (1485 m.a.) - El Gamoniteiru (1791 m.a.) - Collau "entrepicos" (1725 m.a.) - Pico Xistras (1765 m.a.) - Lagos de la Cueva (1530 m.a.) - Barriscal (1630 m.a.) - Campa la Teya (1600 m.a.) - Braña la Poza (1440 m.a.) - Hoya de fuente los ojos (1150 m.a.) - Braña La Tellera (1195 m.a.) - Área Recreativa de Alba (1140 m.a.).

Distancia: ± 15,0 Kilómetros Circulares.

Tiempos: 5,0 h. / Desnivel: ± 850 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Pista y veredas montañeras.

Señalizacion: No, aunque muy intuitiva.

Creative Commons License


De los picos más destacados de la Sierra del Aramo quedaba uno, el Xistras. La última vez que nos arrimamos a lo más alto de esta céntrica sierra nos quedó por hacerlo, tanta distracción… El invierno pasado estuvimos de raquetas en la Ermita y Peña de Alba, como en los casos anteriores, que por aquí nos dejamos caer, siempre decimos lo mismo: un día tenemos que venir y subir al Gamoniteiru y al Xistras. Hoy, no se con cuantos años de retraso, en el parking del Área Recreativa de Alba, bajo la capilla, nos encontramos para realizar lo prometido, aunque con una ausencia, la de Mary, lo cual siempre es una pena, pero hoy no pudo ser, como dice ella, hoy sería una excursión de “Los chicos”.

(Área Recreativa de Alba, Concejo de Quirós, Asturias, ± 0,0 K / ± 1140 m.a. / 10:50 h.)

(El Gamoniteru a la izquierda y peña Podre a la derecha, el objetivo está fijado)

Tras calzar la botas y abrigarnos un poco, porque el día está algo fresco y corre un poco el aire, empezamos a caminar encarando el primer objetivo a los poco metros, pues las desgarbadas antenas del Gamoniteiru no pasan nunca desapercibidas, menos estando casi debajo ellas. En principio el recorrido no plantea muchos problemas, por cómoda pista nos acercamos a las guapas campas de la chomba de La Tellera, no nos acercaremos a la ermita porque ya la conocemos casi todos y no es plan de andar retrocediendo, a la vuelta lo haremos.

(La chomba y sus coquetas cabanas La Tellera., ± 0,5 K / ± 1195 m.a. / 11:00 h.)

(Cuidada cabana de La Tellera con las peñas de La Sobia al otro lado del valle de Quirós)

Siempre es un placer casi inexplicable caminar por las suaves alfombras de los mayaos, en este caso no iba a ser diferente, así que, en amortiguado avance, vamos “circunvalando” el pico El Cuervo. Superado esta pequeña tachuela vemos que la pista sigue muy marcada hacia el collau que tenemos que superar, no nos gusta mucho, así que nos olvidamos de ella y afrontamos el camín “pradera arriba” en busca del primer paso calizo a superar.

(¡Menuda gozada el caminar por esta alfombra!, además con el objetivo bien marcado)

Aunque el terreno se vuelve más inclinado… ¡no nos importa!, además alcanzamos altura más rápido y podemos echar una mirada hacia atrás y contemplar las preciosas praderías que este singular rincón quirosano del Aramo esconde. La primera vez que lo contemplé me sorprendió, hoy he de confesar que me sigue sucediendo los mismo, ¿por qué será?

(Precioso rincón del aramo quirosano, un paraje muy especial)

(Detalle de la pista terrera que hemos dejado atrás, pese a su comidad)

Le damos la espalda a las verdes praderas y afrontamos ya el tramo más calizaro, Manolo nos espera en la portilla, el nos había dejado atrás, no le gusta tanta parada contemplativa, dice que pierde ritmo y cansa más. Le tomamos un poco el pelo con sus serías aseveraciones y nos devuelve la pelota con “la propinilla”, pues ya nos había visto brazear sobre el terreno una posible ruta alternativa de bajada, -¿No decías que iba a ser un recorrido de ida y vuelta?, -Sí, pero acabamos de ver una pista por la otra vera y…. , -¡La propina!. Efectivamente así era, no teníamos cerrada la alternativa de vuelta, ya la veríamos sobre el terreno, ahora ya la tenemos clara, sino sería muy fácil.

(Abriendo y cerrando la portilla)

(Tras negociar "La propinilla".... ¡más caliza!)

Después de la “dura negociación” toca seguir, la pista sigue clara, pero gira a la izquierda, lo que no nos interesa, nuestro objetivo está situado a la derecha, así que la dejamos de lado y por terreno más gris, por una vereda calizera, nos vamos hasta el collua de La Cruz del Fresno, donde el terreno se suaviza momentáneamente.

(Ya no tenemos cómoda pista, ahora toca vereda calicera)

(Collau La Cruz del Fresno, ± 3,8 K / ± 1485 m.a. / 12:10 h.)

Alcanzado el collau, la vereda ahora mucho más herbosa, sigue hacia la zona de los Llagos de la Cueva, justo debajo de Gamoniteru, este no es nuestro deseo, quizás para la vuelta, ya veremos. Así que giramos bruscamente a la derecha, al Sur, para afrontar casi verticalmente la cima del Gamoniteiru.

(Tras alcanzar el collau La Cruz del Fresno, giramos al Sur y a por el pico que vamos)

(La ladera va pindia de verdad, así que nos lo tomamos con calma)

La ladera que decidimos afrontar va “pind” de verdad, así que nos lo tomamos con cierta calma, nada de cebarse con su inclinación. En este punto, entre respiración y respiración, Manolo nos iba contando las excelencias de la su lavadora, los programas robóticos que tenía, los repuestos, etc…, esa conversaciones técnicas que ayudan a superar estos pequeños repechos. Así cuando nos dimos cuenta estábamos pisando, otra vez, pista terrera, una que baja hasta el Llago de la Cueva, según venía pintada en el mapa que portamos, y las antenas ya las teníamos encima de la cabeza.

(Tras el repecho, nada mejor que una panorámica del recorrido realizado y lo que aún queda)

Ya por cómoda pista entroncamos con la carretera que viene hasta el pico desde el Alto de la Cobertoria, por donde llegamos nosotros caminando hace unos cuantos años en compañía del Celsillo (el primogénito de Manolo) con una buena nevada, ¡menudo día guapu tuvimos! Y vaya como se lo pasó el renacuajo. Tras unos momentos para el recuerdo solo queda subir un poco más y alcanzar la delgada cruz que “corona” el pico Gamoniteiru, donde, dicho sea de paso, el aire tiraba con fuerza.

(Pico Gamoniteiru, ± 6,0 K / ± 1791 m.a. / 13:20 - 13:30 h.)

(Lo que veíamos desde el Gamoniteiru: el Llagu de la Cueva y el Xistras, el camín lo tenemos claro)

Visualmente el día es muy bueno, pero el fuerte viento no deja mucho margen contemplativo, en lo que más fijamos es en la posibilidad de pasar al Xistras sin tener que retroceder. Tras sacar un par de fotos con la diversa colección de antenas de este mítico centro de comunicaciones, ¿quién no recuerda cuando las antenas tenían que estar orientadas hacia este pico si querías ver la televisión?

(El fuerte viento no deja muchas opciones contemplativas así que no paramos mucho)

Mientras Angel y servidor trataban de sacar alguna foto más, mandamos a Manolo y Alfonso a que se dieran una vuelta por el entorno para ver si veían una buena traza que rodeando la cumbre pudiéramos avanzar. Vuelven con malas noticias, lo ven feo. Por nuestra parte lo teníamos muy claro, justo donde la barandilla, por debajo de ella, arranca una abrupta vereda que baja hasta el collau que separa los picos Gamoniteiru y Xistras, por ella que vamos, aunque los dos “exploradores” lo veían, también, feo.

(Negociamos los primeros pasos "complicados" de la bajada y después...)

(... ¡mucho más sencillo!, le damos la cara al Xistras)

Tras unos primeros pasos un poco más complicados el resto resultó bastante sencillo, así que en poco tiempo nos plantamos en el collau “entrepicos”, donde solo paramos para echar una mirada hacia atrás. Tras este pequeño momento retrospectivo, solo queda seguir para adelante, en entretenida subida al Xistras. Para alcanzar la segunda cumbre del día, cada uno pilló la mejor vereda, Alfonso, como es habitual en él, cuando olfatea cumbre… ¡se dispara!

(Collau "entrepicos", camín del Xistras, ± 6,5 K / ± 1725 m.a. / 13:45 h.)

(Cada uno por la mejor vereda, con algún jitu y Alfonso... ¡disparau!)

A las dos de la tarde alcanzamos todos los objetivos montañeros del día y también, en acumulado, del Aramo. Al igual que el otro, el viento sigue soplando, así que hacemos la foto de cumbre y poco más, como ya es una hora apropiada para comer nos apartamos un poco de lo más alto y buscamos el abrigo de unas peñas, donde comemos el bocata y sacamos numerosas fotos de la excelentes panorámicas que tenemos.

(Pico Xistras, ± 7,0 K / ± 1765 m.a. / 14:00 - 15:00 h.)

Efectivamente las vistas son muy buenas, especialmente las de la Asturias central y marítima, más allá unas negras nubes sobre la Cordillera Cantábrica nos impiden que sean de lo mejor. Vamos hacer un pequeño recuento en función de nuestra protección contra el aire y de Oviedo hacia al puerto Pajares, es decir de Norte a Sur, vemos lo que divisa el compañero Angel:

(Al Norte: sorprende ver la costa central del Cantábrico)

(Al Norte: Con un poco de zoom podemos ver desde Oviedo a Gijón, aunque antes el Monsacro)

(Al Este: Lo que más reclama nuestra atención es todo el valle de Turón con sus pueblinos)

(Al SurEste: El nuestro concejo, el de Aller, desde el principio hasta el gran Torres)

(Al Sur: El valle de Lena y las nubes en La Cordillera Cantábrica)

Una horina nos tiramos allá arriba arrimadinos al abrigo de una roca, comiendo el bocata, charrando, lucubrando sobre que sería aquello que se veía a lo lejos, que si no se pueden ver hoy los Pico de Europa, etc… Así hasta que nos dieron las tres de la tarde y tocó poner rumbo de regreso, aunque dando un poco rodeo, era “la propina”, había que hacer un poco más de ejercicio, aunque no mucho más.

(Tras una horina de parada en el Xistra toca el regreso poniendole la cara a La Gamonal)

Le ponemos cara a La Gamonal y arrancamos, la idea era descender por la ladera Norte del Xistras hasta la zona de Llagos de la Cueva, así que algo tendríamos que ir girando a la izquierda, según el terreno nos lo fuera permitiendo. La bajada era un tanto cuesto pero se dejaba caminar, así, poco a poco, sin muchos problemas vamos perdiendo desnivel.

(Según vamos descendiendo, en función del terreno vamos girando a la izquierda)

Me quedo atrás solo, pues me encuentro una especie de "bayas rojas" que me llaman mucho la atención, pues resaltan con mucha fuerza sobre el gris calizo y el verde pradera, nos las conozco, así que tarea para tratar de identificarla. Mediante una pequeña ayuda consigo saber de que se trata de Agracejo (Berberis vulgaris), siempre nos gusta aprender. Tengo que pegar una carrerina para coger a los compañeros, los cuales me están esperando en la vaguada de la zona de Llagos de Cuevas, solo queda dar unos pasos más y empezar a subir hacia la zona de Barriscal.

("Bayas rojas" que destacan con fuerza entre el gris calicero: Agracejo-Berberis vulgaris)

(Cuando me doy cuenta estoy solo, aunque me estan esperando un poco más adelante)

(Vaguada de los lagos de la Cueva, ± 8,0 K / ± 1530 m.a. / 15:25 h.)

Lo de bajar y después volver a subir, para solo dar un rodeo y hacer la ruta más amplia y circularmente, no les gusta mucho a los compañeros Manolo y Alfonso, así que Angel y un servidor tenemos que avanzar oyendo las quejas de “la alianza”. Dejamos atrás unas derruidas cabañas de piedra, tienen muy buena planta pero… , también nos vamos olvidando de los picos de los cuales acabamos de apearnos, las antenas del Gamoniteiru ya nos quedan más chiquitinas, esto ye buena señal.

(Dejamos de lado unas viejas cabañas de muy buen planta pero... )

(Con las quejas de "la alianza" seguimos nuestro avance)

(Angel marca el camino a seguir, Manolo menea la cabeza)

Llegamos a un cantu sobre la zona de Barriscal, más o menos la zona hasta donde llegamos la otra ocasión, cuando hicimos “La Corona del Angliru”. Angel marca con el bastón la dirección a seguir, hacia la zona de Campa la Teya para después dejarse caer sobre la braña de la Poza y coger la pista que veíamos al comienzo. Manolo mira para Alfonso, cara de complicidad: “estos dos” . Tras unos momentos de chanzas toca afrontar el avance por esta zona un poco caótica, entre piedras, verde y vacas, así hasta que vemos claramente las praderías mañaneras, aunque aún están muy en lo fondero.

(Barriscal, ± 10,0 K / ± 1630 m.a. / 15:55 h.)

(Por tierra de vacas, sin caminos, ni veredas en busca del canto vamos)

(Campa la Teya, ± 11,5 K / ± 1600 m.a. / 16:15 h.)

No llevamos camino ni vereda que nos lleve de la mano, solo la intuición de que tras el siguiente canto tendremos la opción para apearnos de esta guapa peña. Nuestra confianza, pues es la primera vez que andamos por esta zona, dio sus frutos y llegamos al cambio de vertiente, la que nos dio las vistas a la riega donde llega la pista pedrera que por la mañana veíamos que subía hacia lo más alto del puerto. Ahora, solo queda tirarse abajo y cubrir los últimos kilómetros de la venteada jornada por la Sierra del Aramo.

(Ya tenemos a la vista la pista pedrera, solo queda tirarnos abajo)

Sin ninguna dificultad llegamos a la braña La Poza, donde encontramos a las “quitameriendas” luciendo con gracia en la pradería. También tropezamos con una portilla, la cual tuvimos que saltar porque no había manera de abrirla por procedimiento “normalizado”, se ve que los ganaderos tienen poca confianza, ¿en quién?.

(Braña la Poza, ± 11,0 K / ± 1440 m.a. / 16:30 h.)

Tras superar el pequeño contratiempo solo quedas dejarse llevar, dándole la cara a la oscura Peña Rueda, es el momento que el compañero Alfonso dice: -¿Cuándo vamos a Rueda?, - ¡En primavera! respondemos, -¡Todo para la primavera! , ¿Qué vamos hacer este invierno?

(Ahora solo queda dejarse llevar dandole la cara a Peña Rueda)

(También observando otras cumbres ya alcanzadas, como las del Pelitrón y Champaza)

(-Si todo lo vamos hacer en primavera, ¿qué vamos hacer este invierno?, era la preocupación de...)

(-Tu tranquilo Alf, todo se andará)

Sobre las cinco de la tarde llegamos a las guapas praderías, aquí el caminar es mucho más suave y cómodo, como pisar por la alfombra pasillera de casa. Además, ahora el aire no tira, ¡vaya como se agradece!, porque arriba llegó un momento que tuvimos que sacar los guantes de la mochila, pero eso ya pasó, ahora solo queda culminar el circuito alcanzando la guapa chomba de La Tellera, la última cuesta.

(Hoya de Fuente los ojos, ± 14,0 K / ± 1150 m.a. / 17:00 h.)

(La última cuesta de la jornada y una miradita hacia la cumbre del día)

(La chomba y sus coquetas cabanas La Tellera., ± 14,5 K / ± 1195 m.a. / 17:20 h.)

Alcanzada la chomba, miramos hacia el principal objetivo del día, El Gamoniteiru, el sol pega sobre su cumbre y resalta con fuerza. Propongo seguir caminando por ella hasta la ermita de Alba, parece que la gente, de tanto luchar con el incómodo viento, está algo desganada, así que giramos a la izquierda y hasta el solitario aparcamiento del Área Recreativa de Alba nos vamos, -Por hoy ha sido bastante, parece decir alguien.

(Nos olvidamos de la ermita de Alba y al aparcamiento que existe a sus pies nos vamos)

(Área Recreativa de Alba, ± 15,0 K / ± 1140 m.a. / 17:30 h.)

Son las cinco y media de la tarde, hemos culminado nuestro pequeño circuito, -¿Pequeño?, escucho decir, bueno, quizás no tan pequeño, pues fueron quince kilómetros, 850 metros de desnivel positivo más el negativo, y cinco horinas de marcha, realmente no ha estado nada mal. Ahora solo nos queda bajar hasta La Barcena de Quirós y tomar algo refrescante, -¿No habéis tenido bastante?, podría pensar alguien, efectivamente así es pero siempre “presta” cumplir el ritual de final de ruta.

(Nuestro recorrido desde Alba al Gamoniteiro y Xistras / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

En la aún soleada terraza de una sidrería de La Barzana repasamos el dibujo que el nuestru GPS trazó sobre el mapa del IGN, su estudio nos distrajo más de lo debido, pues echamos más tiempo de lo habitual, ¿o sería lo cómodos que allí estábamos?, un pueblo una tanto especial escondido en las montañas asturianas.

El regreso a casa también fue un poco entretenido, pues nos paramos en el Alto de la Cobertoria para contemplar la caída de la noche, las nubes anaranjadas sobre Peña Mea nos dejaron un bonita y especial despedida, un guapo broche para una excelente jornada por la céntrica Sierra del Áramo, a la cual volveremos no tardando mucho, así que...

¡Hasta pronto!

 

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona ver la sección correspondiente al Aramo en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.