Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Sierras Costeras
Río Sella
Asturias

La Corona Castiello

Parres, 01/2014

JFCamina, 06/2014

 

La Corona Castiello

("Engolándonos" sobre los meandros del Sella)

Mapas I.G.N.: 31-III "Cangas de Onis" y 31-I "Ribadesella".

Inicio y fin : Sinariega, Concejo de Parres, Asturias.

Objetivos: La Corona Castiello, Concejo de Parres, Asturias.

Recorrido: Sinariega (250 m.a.) - Resalte de "Les antenes" (360.) - Pico La Miel (442) - Cumbrera Occidental del Castiello(453 m.a.) - Pico el Hombrón (401 m.a.) - El Colladiello (453 m.a.) - "Penúltimo pico" ( 518 m.a.) - La Corona Castiello (544 m.a.) - Regreso sobre nuestros propios pasos hasta Sinariega (250 m.a.).

Distancia: ± 11,0 Kilómetros (5,5 Ida + 5,0 Vuelta)

Tiempos: ± 4,0 horas (2,5 Ida + 1,5 Vuelta)

Desnivel: ± 550 mts. de ascenso y su correspondiente descenso.

Tipo de recorrido y terreno: Al inicio pista, el resto veredas montañeras.

Señalización: No.

Creative Commons License


Hacía tiempo que le teníamos echado el ojo a ese picón que veíamos siempre cuando veníamos por la autovía de Llanes hacia Oviedo. Indagamos un poco y nos enteramos que se llamaba La Corona Castiello, de 544 metros de altitud, no mucho, pero su espectacular silueta, sobre todo al contraluz del sol de poniente, impresionaba un poco. Como suele ocurrir, dejamos pasar el tiempo y el ollar su cumbre quedó para atrás. Un día nos arrimamos hasta los molinos de Cuevas de Ribadesella, a sus pies, y literalmente la rozamos, fue cuando pensamos que ya estaba bien de tanto darle vueltas, así que preparamos su conquista. Para iniciar el recorrido evaluamos varias opciones:

1 - Desde el propio pueblo de Cuevas: por la ruta de Los Molinos, Tresmontes para alcanzar el collau de Sinariega y de ahí a la cumbrera.

2 - Desde Lordón o Toraño (a la vera del río Sella), la cual rechazamos por el terreno nos parecía muy “cotoyero”, es decir, mucha árgoma y maleza de monte bajo.

3 – Desde el pueblín de Sinariega en recorrido de ida y vuelta por toda la sierra que hoy nos ocupa.

La última opción fue la elegida, la que nos parecía la más “limpia” e incluso más interesante. Así que hasta el kilómetro 7,4 de la carretera local PR-1 del concejo de Parres nos fuimos un día donde las previsiones meteorológicas solo eran benignas a partir de mediodía, así que no madrugamos mucho, lo cual no es de extrañar en nosotros.

(Detalle de La Corona Castiello a contraluz de poniente, el picón de la izquierda de la foto)

Así sobre las doce y media del medio día aparcamos a la entrada del núcleo rural de Sinariga, un escondido rincón de nuestra querida Asturias, al cual se llega desde el propio centro urbano de Arriondas por una estrecha carretera que va pareja a las vías del tren de vía estrecha, al río Sella y la carretera N-634 (esta última ya en la otra orilla), hasta que decide subirse a las montañas a partir del pueblo de Fuentes (otra opción de salida, aunque más larga, por lo que no viene bien para una excursión corta de invierno). Calzamos las botas y comenzamos a caminar carreterina para arriba en busca de la ermita de San Nicolás, tras unos breves ilustrativos momentos reanudamos la marcha en busca de la salida del pueblo, en la misma dirección Oeste- Este.

(Sinariega, Ctra.PR-1 K7,4, Concejo Parres, Asturias, ± 0,0 K / ± 250 m.a. / 12:45 h.)

(Ermita de San Nicolás en Sinariega, la carreterina continúa hacia El Mazo, Ginestra y Tresmonte)

(Los primeros objetivos del día están a la vista, ahora queda buscar el punto de entrada)

Cuando llevamos, más o menos, unos cuatrocientos metros de marcha, enfocamos una guapa casa, La Portiella Nº 13, pero antes de llegar a ella vemos que, a nuestra derecha, desciende una pista hormigonada, este será nuestro buen camino, el que nos lleva hasta unas cuantas antenas que llevamos viendo desde que nos acercamos a la ermita, esta será nuestra referencia para este primer largo de marcha. Decir que el asfalto, que ahora despreciamos, continúa hasta la collá de Sinariega y de ahí baja hasta las escondidas aldeas de El Mazo, Ginestral del concejo de Parres y Tresmonte ya perteneciente a Ribadesella.

(Sinariega, Ctra.PR-1 K7,8, desvio a la derecha para coger pista, ± 0,4 K / ± 255 m.a. / 12:50 h.)

(Por la pista hasta el resalte de "Les antenes")

La pista desciende unos 25 metros de cota de desnivel, la cual tenemos que recuperar y agregar un poco más para alcanzar la collá que tenemos entre el resalte de las antenas y Peña Llana, a la cual no nos arrimaremos, pues no queda en la nuestra línea de ataque a la cumbrera de La Corona Castiello. Por el camino debemos abrir y cerrar una “portiecha” de alambre de espinos que suponemos que impide la vuelta del ganado al pueblo.

(Descendemos hasta la "ondoná" y después a recuperar la cota perdida en busca de las antenas)

(Camino de las antenas comezamos a ganar altura y a tener alguna guapa panorámica)

(Detalle de Sinariega y la "ondoná", al fondo la Sierra del Sueve cubierta por las nubes en lo alto)

Tras un kilómetro y medio, desde el punto de inicio de ruta, termina la pista y alcanzamos el resalte deseado y pese a los feos argadiellos, una preciosa atalaya sobre los meandros del río Sella y los pueblinos ribereños de Toraño, El Llano, La Grande, etc… Así que nos recreamos un buen rato marcando posiciones con el bastón y el objetivo de la cámara, pese que la luz no era buena, pues al día le costaba un poco despertar, las nubes seguían imperando al SurEste. Realmente nos lo tomamos con cierta calma, aunque no quedó más remedio que reanudar la marcha cogiendo una vereda que sale por detrás de las antenas.

(Resalte de "Les Antenes", ± 1,7 K / ± 360 m.a. / 13:25 h. / Fin de pista y vistas sobre el río Sella)

(Marcando posiciones, como los pueblinos ribereños de La Granda, Cuenco, Peruyes, Agüera, etc..)

Ahora el avance en muy panorámico, el pueblín de Sinariega, la ondoná y la peña Llana se observan bien abajo. Nuestro siguiente obejtivo está puesto en dos parejos montículos rocosos que tenemos frente a nosotros, aunque realmente no es necesario alcanzarlos para llegar la cumbrera del Castiello propiamente dicha, pero deseamos ir de “tachuela en tachuela” hasta alcanzar La Corona.

(Ya "monte a través", dejamos atrás las antenas, la Peña Llana y el pueblín de Sinariega)

Hacemos la primera cima del día, sin nombre, pero desde ella vemos al fondo el objetivo, ¡Uff, cuanto queda!, fue la primera exclamación. Rápidamente nos tiramos a la collá entre las dos “tachuelas” y de ahí a la siguiente. Mary va delante y es la primera en tropezar con el pequeño buzón montañero que la segunda cumbre del día tiene y en el que podemos leer: Pico de La Miel, de 434 m.a., una pequeña sorpresa, pues en el mapa que portamos no dice nada al respecto. Recogemos “tarjeta” de los compañeros del G.M. San Nicolás de Gijón y dejamos la nuestra, justo cuando la Sierra del Sueve despeja en su totalidad.

(1ª Picacha, ± 2,0 K / ± 434 m.a. / 13:30 h. / Al fondo el objetivo del día, ¡Uff, qué lejos queda!)

(Collá "Entrepicachas", ± 2,1 K / ± 422 m.a. / 13:35 h. / Vamos subir a esa otra picacha)

(Pico La Miel, ± 2,3 K / ± 442 m.a. / 13:45 h. / Tarjeta montañera del GM San Nicolás de Gijón)

(Una miradita desde la atalaya del Pico de La Miel hacia el río Sella)

(Otra hacia atrás: los dos picos que ya hicimos y el Sueve completamente despejado de nubes)

Nos bajamos del pico de La Miel y afrontamos unos poco cientos de metros de transito hasta alcanzar la cumbrera deseada, opción que no es obligatoria, pues la podemos rodear por su margen izquierda y coger una leve vereda montañera – ganadera que irá por la vertiente norte de sierra en dirección a La Corona Castiello. Nosotros trataremos de ir más por lo alto, nos “engolaremos” a lo más alto del serrucho montañero, para la vuelta optaremos por la vereda, aunque eso es mucho aventurar, pues, alcanzadas las primeras “tachuelas”, vemos que el objetivo están muy lejos, no sabemos si tendremos tiempo de hacer el recorrido de vuelta con luz natural, así que empezamos a dudar de conseguir el objetivo.

(Damos la espalda al pico La Miel y afrontamos a "engolarnos" sobre la cumbrera del Castiello)

(Es tiempo de aquelarre de chovas)

(Cumbrera Occidental del La Corona Castiello, ± 2,6 K / ± 453 m.a. / 14:00 h.)

Con muchas dudas comenzamos a caminar, dirección Oeste-Este, en busca de La Corona y del horizonte azul del mar Cantábrico. En toda la línea “recta” de la cumbrera, tenemos dos silenciosos compañeros laterales. Al Sur, a nuestra derecha, discurre sinuosamente el gran río Sella, sobre el cual no tenemos muchas dudas de su existencia, pues sus meandros son bien visibles. No ocurre lo mismo con la compañía lateral del Norte, la gran riega que nos flanquea a nuestra izquierda, por la que discurre el oculto arroyo de Ginestral de Castiello, además de las tres o cuatro aldeas, anteriormente mencionadas, que se ubican sobre él y que tenemos siempre visibles.

(Por la cumbrera entre dos caudales de agua bien diferentes: el gran Sella y el arroyo de Ginestral)

(Nuestro objetivo es ir lo máximo posible por lo alto de la cumbera, pero en ocasiones tenemos que...)

Nuestro objetivo es ir lo máximo posible por la cuerda de la sierra, aunque no siempre va a ser posible y tenemos que apearnos un poco para enlazar por la vereda que discurre por la vertiente Norte, pues por la Sur el desplome es vertical. En nuestro avance vamos observando posibles alternativas para la vuelta, pues no nos importaría, si es posible, descender hacia la aldea de El Mazo y volver por la carreterina. Realmente no observamos ninguna viable, solo el volver “sobre” nuestros pasos, aunque sin hacer “tachuelas”, por la vereda que cogemos intermitente.

(Una mirada hacia atrás de la vertiente Norte de la cumbrera)

(Hacia delante tenemos el nucleo rural de Tresmonte, ya en Concejo de Ribadesella)

En entretenido caminar, siguiendo la vereda y algún jito, con algún pinchazo que otro por las punzantes árgomas, llegamos hasta un gran jitón que nos marca la posición del Pico el Hombrón, justo bajo de él, en su vertiente Sur, se ubica el pueblo ribereño de Toraño al cual llega una carretera desde la propia N-634, tal como observamos de tan privilegiada posición.

(Pico el Hombrón, ± 4,0 K / ± 401 m.a. / 14:35 h.)

(El pueblín de Toraño y su verde ería)

(Salvando "tachuelas" sobre la cumbrera, aunque alguna nos inquieta un poco)

Seguimos la cuerda con paso firme pero cada vez dudando más de si nos dará tiempo de hacer el recorrido de ida y vuelta con buena luz, pues este terreno no el más apropiado para realizar a oscuras, aunque sea con la ayuda de la luz artificial de un “frontal”. Creemos que sí lo conseguiremos, pero el picacho que se interpone delante del objetivo de La Corona nos hace dudar mucho, -¿Cuánta cota perderemos?, creemos que no mucha pero hasta que no lleguemos a él no lo sabremos, pues parece más fiero de lo que las curvas del nivel de mapa lo pintan, de momento tenemos que llegar al resalte de El Colladiello, así que espectantes seguimos.

(Un poco preocupados por lo que tenemos delante, seguimos nuestra marcha)

(Tenemos que auparnos al resalte de El Colladiello para ver mejor lo que nos queda por delante)

(A nuestra izquieda vamos dejando atrás las diversas aldeas de la riega de Genestral)

(El Colladiello, ± 4,5 K / ± 453 m.a. / 14:50 h.)

Damos un “tironín” y nos plantamos en El Colladiello, faltan diez minutos para las tres de la tarde, ya casi estamos en línea con la aldea de Tresmonte lo que nos indica, más o menos, que está cerca La Corona Castiello, pero aún se sigue interponiendo esa “tachuela” delante que nos impide ver la cumbre final, tampoco se nos aclara el desnivel posible a remontar. Nos ponemos un poco “nerviosos”, no sabemos si nos dará tiempo. Tenemos el tiempo medido, estaría bien alcanzar el objetivo a las tres y media, para comer el bocata y a las cuatro iniciar el camino de regreso, así tendríamos un hora y media o dos para tal fin.

(También dejamos atras los pueblinos de la vertiente Sur, las del río Sella)

(Estamos en linea con Tresmonte pero aún... )

(... sigue la incertidurmbre de que habrá tras esa "tachuela", cuanto tendremos que remontar)

Todo muy justo pero había que intentarlo, no es plan de dar la vuelta sin hacerlo, así que atacamos la “Penúltima tachuela”. Un vereda nos lleva hacerlo por la derecha, en principio por traza terrera para después tocar roca caliza, justo cuando cambiamos de vertiente, pues, por unos metros, nos olvidamos del barranco de Ginestral del Castiello y le damos la cara a los meandros del río Sella y su pueblinos, justo hasta situarnos bajo una canal pedrera de acceso directo a la penúltima cumbre.

(Atrás dejamos toda la cumbrera, pues ya queda lejos la Peña Llana y la collá Sinariega)

(Ahora cambiamos de vertiente para atacar la "penúltima tachuela" antes de coronar)

(Primero por tierra y árgoma, después por terreno más calicero)

(Con el contacto con la caliza toca cambiar de vertiente y ponerle cara al río Sella y su pueblinos)

Con cierto cuidado de no soltar piedras subimos por la canal y nos planta, ¡por fín!, ante la posibilidad de saber lo que tenemos delante, de momento sabemos que La Corona, pero queremos saber cómo bajamos de esta “tachuela” y cuanto tendremos que recuperar por ello. Lo que vimos al primer vistazo no nos disgustó mucho, parecía fácil de hacer y poco perdida de cota, unos 20 ó 25 metros. Miramos el reloj, las 15:10 h., en principio sin muchos problemas, sobre lo previsto en El Colladiello, así que nos relajamos un poco y contemplamos el horizonte marino, especialmente en el pueblín de Tereñes, después a descender.

("Penúltimo" pico hacia La Corona Castiello, ± 5,0 K / ± 518 m.a. / 15:10 h.)

(El Cantábrico está ya muy cerca, el pueblín de Tereñes lo observamos muy próximo)

(Tras ver lo que teníamos por delante era asumible, descendemos en busca del objetivo final)

Descendemos por la derecha, hasta la base de otro “porro” que tenemos al poco de apearnos, este no lo subiremos, pues una vereda y un jito nos lleva por la izquierda, volvemos de nuevo a la vertiente de la riega de Ginestral del Castiello. Unos pocos metros más y nos situamos en la base del gran cabeza de La Corona Castiello. Ahora toca afrontar el último largo del recorrido de ida, todo ello labrado en roca, digamos que es la parte más escabrosa pero que no nos planteo ningún problema, incluso nos deleitamos con alguna fotografía más sobre el terreno recorrido y un anticipo de lo que desde la cumbre veremos.

(Base La Corona Castiello, ± 5,1 K / ± 497 m.a. / 15:15 h.)

(En la parte última del recorrido de la cumbrera que viene desde Sinariega a La Corona Castiello)

(Mary deleitándose con las vistas sobre la villa de Ribadesella)

Los últimos metros hacia donde se ubica la cima de La Corona Castiello son muy cómodos y amplios (dentro de las limitaciones de una cumbre), incluso vimos los destrozos causados por los jabalís en un poco de pradería que allí había, pese a ello, un buen lugar para comer el bocata, pero antes había que llegar finalmente a tocar cumbre y depositar nuestra tarjeta. Así a las 15:25 horas paramos el crono, justo cinco minutos antes de la hora tope que nos habíamos propuesto, ¡Uff, qué alivio!, ya pensábamos que no lo conseguiríamos.

(Al final lo conseguimos, ¡menudo alivio!, ya pensábamos que no llegábamos)

(Pico La Corona Castiello, Concejo de Parres, Asturias, ± 5,5 K / ± 544 m.a. / 15:25 - 16:00 h.)

Para las panorámicas fotos y el bocata teníamos una media hora, así que había que apurar, realmente este “stress” no nos gusta nada, a nosotros que tanto nos encanta recrearnos con los paisajes, en esta ocasión nos los habíamos saltado casi todos, aunque no solo por las premuras de tiempo, ya que el día hacia los Picos de Europa y La Cordillera no era muy claro, ahora empezaba a clarear un poco. En cinco minutejos hacemos la foto de pareja en la cumbre un par de panorámicas sobre la rasa costera y cumbres próximas, el resto para otra ocasión más lúcida, veamos alguna de ellas:

(Al NorEste: Mary en la cumbre con el río Sella en su tramos finales hasta Ribadesella)

(Al NorEste Detalle de Ribadesella su puerto, puente y atalaya)

(Al NorOeste: La rasa costera desde Ribadesella, Terañes, Abeu y playa de Vega)

(Al Este: el resto de la cumbrera que muere en el Sella, en Llordón, y los picos del Mofrechu y Cia.)

(Al Este: Mary escudriñando una posible bajada hacia Llordón, con Los Picos ya clareando)

(Toca despedirse de La Corona, Ribadesella, el Jorovitaya, Joyudongu, Mofrechu y Sierra Cuana)

Tras las fotos llegó la hora del bocata y de algún lamento por no haber iniciado la ruta un poco antes, pero ahora ya no valen lamentos, además lo habíamos conseguido parcialmente, pues aún queda volver a tiempo de que la noche no se nos eche encima. También, in situ, comprobamos sobre qué territorio administrativo nos encontramos, consultamos el mapa y obsevamos que toda la sierra que hemos transitado está dentro de los dominios del Concejo de Parres, pues hasta el río Sella y el arroyo de Genestral (desde Tresmonte) no comienza el Concejo de Ribadesella, estamos casi en el límite.

(Comenzamos a deshacer el camino en busca de Sinariega)

Tras toda la parafernalia que conlleva alcanzar una vistosona cumbre y comer el bocata, llegó la hora de cargar de nuevo la mochila al hombro e iniciar el regreso a Sinariega, ¿llegaremos de día?, creemos que sí, pues tenemos por delante dos hora de luz. Sinceramente lo que más nos preocupaban eran unas nubes muy negras que avanzaban desde el Sur, aunque pronto vimos que no nos plantearían problemas por que el viento del Oeste las iba echando hacia Cantabria, así que libramos y rápidamente vamos dejando atrás las diversas “tachuelas” de la cumbrera, solo subiéndonos a las que estrictamente era necesario, por donde pasaba la vereda que la recorre.

(A la derecha la collá Sinariega, entre Trasmonte y Sinariega)

(Collá "Entrepicachas", ± 9,0 K / ± 422 m.a. / 17:10 h. / Sobre el Resalte de "Les antenes")

Sin ningún contratiempo, llegamos a la altura de la collá de Sinariega y miramos si existe alguna posibilidad limpia para apearnos hacia ella, del primer vistazo vimos dos cosas que nos dejaron las cosas muy claras: primero, el terreno era muy cotoyero y no observamos una vereda clara a seguir y, lo segundo y más importante, vimos que la collá estaba ocupada con una partida de caza, así que todo muy claro, deshacemos los pasos mañaneros y hasta el resalte de las antenas nos vamos cómodamente. Además tuvimos un premio, pues la visión limpia sobre los Picos de Europa fue muy guapa, las Peñas Santas, el Cantu Cabronero, etc..., ellos que se nos habían negado todo el día ahora nos saludaban y nos giñaban un ojo.

(Saludando el atardecer sobre el Macizo Occidental desde el Resalte de "Les antenes")

Tras tratar de sacar una foto guapa de la imagen de despedida de la jornada, solo queda poner rumbo al pueblo, deshacer el último kilómetro sobre el mapa del IGN, el cual siempre viene muy bien llevar a mano, para cualquier consulta, como comprobar por dónde va la línea invisible que limita los concejos de Parres, Ribadesella y Cangas de Onis, la cual podíamos observar en él.

(Nuestro recorrido entorno a Peña Blanca desde El Mazucu / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA’)

Con el aviso de unas escandalosas ocas, a eso de las cinco y media de la tarde entramos en el publín de Sinariega, nos “sobraba” una media hora aproximadamente de luz, lo cual nos agradó que así sea, pues habíamos acertado con los cálculos, lo cual no viene nada mal que así sea, pues eso de andar “a media luz” por los caminos siempre es un poco complicado.

(-¡Ya llegan la pareja de montañerinos!!!!, alertan las escandalosas ocas)

(Sinariega, Ctra.PR-1 K7,4, Concejo Parres, Asturias, ± 11,0 K / ± 250 m.a. / 17:30 h.)

No queremos abandonar este núcleo rural de Sinariega, ni el reportaje, sin hacer constar lo afable que fue la gente del pueblo con los que tropezamos, siempre con una sonrisa en la cara, sin ninguna mirada de recelo, interesándose de a dónde íbamos y como nos fue el recorrido. Puede parecer un poco duro escribir esto, pero no siempre esto ocurre. Además nos “prestó” mucho escuchar una palabra asturiana, hacía muchos años que no la habíamos oído, hablando con un señor dijo que se había “engolao” a un árbol. Así que nosotros podemos decir que nos “engolamos” a La Corona Castiello, ¡qué perguapo queda!!!

¡Hasta pronto!, por que seguro que volveremos.

 

JFCamina

 

Para referencias vistar la sección de Sueve - Cuera en ww.jfcamina.es, especialmente:

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.