Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Raquetas: Cuitu Nigru

Concejo Lena, 05/2013

JFCamina, 05/2013

 

Raquetas: Cuitu Nigru

Un blanco y guapo paseo primaveral inesperado.

Mapas IGN: 103-I "Busdongo" (1998)

Inicio: Brañillín, Estación Invernal Puerto Pajares, Concejo Lena, Asturias.

Objetivo Principal: Cuitu Nigru

Recorrido: Brañillín-Estación Invernal Valgrande-Pajares (1475 m.a.) - Reguero el Chorro - Remonte de Valle del Sol (1615 m.a.) - Valle del Sol (1765 m.a.) - Cuitu Nigru (1862 m.a.) - Collá de Brañillín (1720 m.a.) - Collá La Ventosa (1735 m.a.) - Arroyo Brañillín (1575 m.a.) - Laguna Artificial (1450 m.a.) - Brañillín-Estación Invernal Valgrande-Pajares (1475 m.a.).

Distancia: ± 6,0 Kilómetros de recorrido circular.

Tiempos: 3 horas

Desnivel: 415 mts. de ascenso y su correspondiente descenso.

Terrenos: Pistas de travesía de la Estación Invernal Pajares Valgrande.

Señalización: No, aunque seguimos las balizas de esquí de travesía..

 

Creative Commons License


Hacía tiempo que teníamos pensado darnos una vuelta en raquetas por la parte alta de la estación invernal de Valgrande Pajares, hasta el Cuitu Nigru y sus aledaños, pero cuando la temporada de esquí cerrase y ya no molestáramos a los que habitualmente la utilizan. Llegó abril y, a pesar de una prorroga, se cerraron las instalaciones, esta podría ser la nuestra, pero la lluvia se hizo cargo de la situación y no nos dejó salir de casa y además, se llevó la nieve. Ya habíamos desistido, lo dejábamos para la próxima temporada, pero los últimos días de abril y el primero de mayo llegaron “con polainas” dejándonos una buena nevada en nuestras queridas montañas, así que el primer fin de semana de mayo florido, por más suerte soleado,  teníamos la oportunidad deseada, la estación invernal para nosotros solos, esta era la ocasión, así que no la dejamos escapar.

(Brañillín, E.Invernal Valgrande-Pajares, Concejo de Lena, Asturias, ± 0,0 K / ± 1475 m.a./ 12:00 h.)

Para el primer sábado de mayo teníamos un compromiso familiar y no podíamos hacer una excursión muy extensa, así que acercarnos hasta la urbanización de Brañillín, apearnos del coche e inmediatamente calzar la raquetas, era un opción muy interesante, nos venía de perlas, cumplíamos un deseo y, a la vez, dentro de nuestras limitaciones de tiempo. Sería un pequeño y blanco circuito de unas cuatro horas de duración, bocata incluido.

(La blanca cumbrera del Cellón destacaba con fuerza sobre un cielo azul)

Dejando a nuestras espaldas el precioso contorno de la blanca cumbrera del Cellón sobre un impresionante cielo azul, el cual no se atisbaba ninguna nube que hiciera pensar que el día se pudiera estropear, parecía que no iba ser así. Con cierta tranquilidad ponemos rumbo Sur, directos a la cumbre del Cuitu Nigru siguiendo, en principio, el recorrido que realizamos habitualmente en verano, aunque pronto introduciríamos cambios.

(En principio siguiendo bajo los cables del telesillas del Cuitu Nigru)

(Al comienzo, casi llano, pero pronto afrontamos las primeras curvas y cuestas)

(Poco a poco vamos cogiendo ritmo y superamos las primeras curvas)

El principio el terreno bastante suave, aunque pronto encontramos las primeras cuestas y tenemos que hacer una parada para quitar algo de ropa, así, poco a poco, vamos cogiendo ritmo y superamos las primeras curvas. Tras dar la primera curva importante del día nos encontramos con unas señales que tiene como dibujo un esquiador de travesía, un poco más arriba un cartel que dice: “Ascender por el borde del recorrido. Ir en fila, de uno en uno”, teníamos medio claro, aunque igual no equivocábamos, que estábamos en una blanca vereda habilitada para el esquí de travesía.

(Los letreros nos indican por donde debemos ir, parece que estamos en zona de esquí de travesía)

Ya en camiseta superamos los primeros repechos de la jornada, ahora la blanca pista se tumba hasta llegar a los remontes de Valle del Sol, un excelente momento para realizar una miradita hacia atrás y contemplar la amplia panorámica que ante nosotros se nos ofrece tras el pequeño tramo que hemos raqueteado.  Desde lo fondero de la urbanización de Brañillín, a las cotas altas del Cellón, además del azul contorno de lo que intuimos que es la rasa costera, con nuestra tranquila “marcheta” lo podemos escudriñar casi todo.

(Arroyo del Chorro, ± 1,1 K / ± 1610 m.a./ 12:20 h.)

(Ahora el blanco terreno se suaviza hasta llegar a los remontes del Valle del Sol)

(Remonte del Valle del Sol, ± 1,3 K / ± 1640 m.a. / 12:30 h.)

Cómodamente alcanzamos el inicio de los remontes de Valle del Sol, vemos que las señales blancas y azules “del esquiador” siguen por la derecha, en casi vertical subida, fue aquí donde decidimos que estaría bien seguirlas y, de paso, hacer un circuito más redondo, por lo que abandonamos el tradicional circuito de verano, nos tiramos a la derecha y comenzamos a subir con fuerza por la empinada ladera de Valle del Sol.

(Abajo dejamos los remontes de Valle del Sol y comenzamos a subir con fuerza)

(Hoy vamos siguiendo la señalización "del esquiador")

(A nuestras espaldas, ahora, llevamos la cumbre del Celleros, a la cual tenemos pensado llegar hoy)

La traza a seguir va balizada y casi en línea recta, aunque escorándonos a la derecha de la peña que llevamos por compañera, cada vez más, hasta casi tocarla. El porcentaje de desnivel es potente así que cada poco hacemos un alto en el raqueteo y echamos una miradita hacia atrás, en este caso hacia el Este, donde asoman con gracia la picuada cumbre del Esturbín de Valverde, y un poco más al sur las de El Fontún y el Correcillas o Polvoreda. Más próxima tenemos la cumbre del Celleros, al cual tenemos intención de llegar en este blanco circuito que estamos medio empezando.

(Esto va "pindio" de verdad, así que vamos a realizar una panorámica paradina)

(¡Uff, cuanto queda detrás nuestro: Del Cellón y Esturbín al Fontún y Correcillas)

Tras unos momentos de relax panorámico, una excelente escusa para tomar un respiro, afrontamos el último largo de esta “pindia” subida, tras la cual alcanzamos la guapa colladína que existe en lo alto de Valle del Sol, donde enlazamos con unos chicos que portan sus tablas a la espalda para realizar su especialidad un poco más arriba, donde están preparando unos terraplenes de nieve para practicar sus arriesgados saltos.

(Parece que vamos por el "buen camino")

(Valle del Sol, ± 1,8 K / ± 1775 m.a. / 13:00)

En la colladina esta del Valle del Sol, que acabamos de alcanzar, volvemos a encontrarnos con los postes, cables y sillas, del gran remonte del Cuitu Nigru, asomamos la cabeza un poco por el valle por el que sube y, en lo fondero, aparte de la estación invernal, vemos el pueblin de Pajares. Tras esta especial visión toca darle la cara al Cuitu y afrontar otro largo de subida, aunque esta no tan pendiente, aunque con la temperatura ambiental casi lo parece.

(Asomamos la cabeza por el valle que sube el remonte del Cuitu Nigru)

(Y en el valle de enfrente tenemos el pueblín de Pajares y las vías del tren)

Con rumbo ya casi Sur vamos bajo los cables y demás “argadiellos” del telesillas Cuitu Nigru, la zona está animada, aquí nos encontramos con gente practicando el esquí, tabla, motonieve, raquetas e incluso marcha sin raquetas, lo cual siempre resulta muy pesado e incómodo, la verdad que el día estaba para ello. Según vamos ascendiendo llegamos a un punto donde nos escoramos a la derecha, queremos salir sobre la cumbrera Norte, hacia el precioso balcón sobre Las Ubiñas y más que allí nos vamos a encontrar.

(La zona está animada, nosotros seguimos nuestra marcha entre pilotes, cables y sillas)

(Poco a poco nos vamos escorando de la línea recta que nos llevaría al Cuitu Nigru, no tenemos prisa)

(Cumbera Norte del Cuitu Nigru, ± 2,2 K / ± 1830 m.a. / 13:15)

Aunque estamos un poco limitados en el tiempo global de la jornada, no tenemos prisa, llevamos margen suficiente para intentar realizar el circuito que llevamos en la cabeza, además de pararnos en los lugares estratégicamente panorámicos, uno de ello es sobre el que ahora estamos, en el espectacular balcón sobre el valle de Huerna y todo lo que sobre él se puede contemplar: Los Puertos de la Bachota y sus altas cumbres, Las Ubiñas en toda su dimensión, desde el Cirbanal hasta Peña Rueda, sin lugar a dudas un lugar ciertamente especial, un verdadero lujo, no es de extrañar que hasta aquí vengamos tan a menudo, siempre es un placer.

(¡Menuda panorámica de Las Ubiñas!, además con eso cielo azul...)

No solo de Ubiñas viven los caminantes y montañeros, si giramos la cabeza, hacia el Este, hacia la otra vertiente de la Cordillera Cantábrica del Puerto de Pajares, la blanca cumbrera que va desde el Cellón, Estorbín de Valverde y demás cumbres, es otro lujazo a tener en cuenta.

(No solo de Ubiñas viven los caminantes, la blanca cumbrera del Cellón, Estorbín y más resulta...)

(La cumbre del día tiene que esperar un poco, hay muchos motivos montañeros que inmortalizar)

Tras unos cuantos minutos de admiración por los espectaculares motivos montañeros que a nuestro alcance visual tenemos, toca poner definitivamente rumbo Sur y darle la cara a la cumbre que queremos llegar, aunque esto no siempre resulta tan fácil, cuesta desengancharse, son muchas las fotos que sacamos, además de un poco de video, pero al final nos ponemos en marcha.

(Al Oeste: Las Ubiñas y más)

(Al Este, la parte alta de los remontes, a la derecha, sin nieve, el Fontún y Correcillas)

Realmente alcanzar la cumbre propuesta para hoy no tiene ningún valor especial, lo realmente importante está en su especiales balcones, atrás dejamos el de Las Ubiñas y resto de la Cordillera Cantábrica, ahora toca cruzar la línea imaginaría fronteriza entre Asturias y León y ponerle cara al singular conjunto montañero de Las Tres Marías, otro verdadero lujo de esta cima, así que es normal que no saquemos una foto de cumbre propiamente dicha.

(Cuitu Nigru, ± 2,7 K / ± 1862 m.a. / 13:30 - 14:00 h. / Pero rápidamente ....)

(...al verdadero placer reencontrarse con Las tres Marías)

Estamos ya en la vertiente leonesa de la Sierra del Cuitu Nigru, ante las caras norteñas de Las Tres Marías, nos adentramos un poco más, merece la pena que así sea. En la misma situación de trance que nosotros, encontramos a un montañero, allí las admiramos conjuntamente y charramos un rato, también aprovechamos su presencia para que nos saque una foto de pareja, así me ahorro de montar el trípode.

(Una muestra fotográfica: Las Tres Marías y el embalse de Casares)

Recordamos mutuamente que en nuestra etapa juvenil, el telesillas del Cuitu Nigru funcionaba en verano, ahora nos preguntamos del  por qué hoy no era posible que así sea, realizamos diversas lucubraciones economicistas y tras ello reanudamos la marcha. Nos despedimos del compañero y a seguir nuestro rumbo previsto, en este caso de Oeste a Este por la línea frontera entre nuestras dos queridas tierras: Asturias y León.

(Le damos la espalda Las Tres María y también a...)

(...los remonte y cafetería del Cuitu Negru, ± 3,0 K / ± 1850 m.a. / 14:10 h.)

Tras un pequeño flirteo por la vertiente leonesa nos vamos escorando por la norte, la asturiana, aunque siempre por la cumbrera, ¿motivo?, ¡muy sencillo!, la vertiente Sur tiraba el aire y en la contraria no era así, o al menos no tanto, por lo que… ¡para Asturias que volvemos!

En rápido y contemplativo descenso bajamos hasta la collada del Brañallín, hasta entroncar con la pista de servicio de la estación invernal, ahora, el negro asfalto,  está totalmente tapado por la nieve. A estas alturas del recorrido es ya la hora de comer el bocata, aunque, al ser una gran ventana sobre la vertiente leonesa, también corre el aire con gracia, así que seguimos un poco más, siguiendo, por debajo de la línea de la cumbrera, hacia la collá La Ventosa, la cual, con ese nombre,  no nos daba muy buena espina.  

(Collá de Brañillin, ± 3,7 K / ± 1720 m.a. / 14:20 h.)

Dejamos tras nuestro la collá de Brañallín y comenzamos a subir hacia La Ventosa, la cota de nieve sigue siendo importante, así que es normal encontrarse a gente realizando esquí de travesía, además de raquetas. En una pequeña parada, giramos el cuerpo y vemos una bella postal de Las Tres Marías y el Cuitu Nigru, abajo todas las blancas pistas de esquí.

(De Las Tres Marías al Cuitu Nigru, por el medio la collá Brañallín)

Volvemos la vista al frente y  seguimos nuestro  rumbo y pronto vemos que la cumbrera Occidental del Celleros, de 1864 m.a., esta pelada de nieve, así que ya vamos pensando que no subiremos por ella, no tenemos ganas de portar las raquetas en la mochila.

(Collá La Ventosa, ± 4,1 K / ± 1735 m.a. / 14:30 - 15:30 h. / Al fondo, el Celleros 1864 m.a.)

En la collá la Ventosa no hacía tanto viento como su nombre podía darnos a entender, así que sobre ella soltamos las mochilas y las raquetas, era hora de comer el bocata, relajarse un poco y hacer otro muñeco de nieve, Payarín, en verdad que con este no contábamos. Una horita nos tiramos en La Ventosa, ya no teníamos prisa, ya teníamos claro que al Celleros no íbamos a subir y nos lo tomamos con calma, así observamos como seguía subiendo gente, el día invitaba a ello. A las tres y media de la tarde volvemos a calzarnos las raquetas y comenzamos a descender por la empinada ladera que nos bajaría al encuentro con el arroyo de Brañillín.

(Nos olvidamos del Celleros y vamos al encuentro del arroyo de Brañillín)

(La ladera está un poco pindia, así que descensemos con cuidado)

Al comienzo de la marcha, a pesar de ser ya el medio día horario, la nieve esta algo durilla, muy guapa, mejor que en muchas raquetadas anteriores, ahora, se nota la altas temperaturas que hemos alcanzado y la nieve está mucho más blanda por lo que realizamos el descenso por la empinada ladera con sumo cuidado. En este “paposo”  tramo no tuvimos ningún tipo de problemas y en pocos minutos enlazamos con el arroyo de Brañillín, que nace precisamente en la ladera del pico Celleros, al cual desistimos de encumbrarnos.

(Ya vemos el arroyo, aunque muchas más cosas al fondo)

(Arroyo de Brañillin, ± 4,7 K / ± 1575 m.a. / 15:45 h.)

Ya con la compañía lateral del arroyo seguimos descendiendo suavemente hacia la urbanización, ahora tenemos casi de frente a la blanca sierra del Aramo, aunque quien nos distrae más la vista lateral de Peña Rueda, el Tapinón y Siegalavá, así hasta que nos toca cruzar el arroyo y nos encontramos en la zona de la laguna “artificial”, ya casi al final de la ruta.

(Con el final de ruta ya muy cerca, Peña Rueda luce a la izquierda y el Aramo al fondo)

Estábamos completando el circuito pero aún nos queda un pequeño repecho que superar para alcanzar el coche, así que para coger un poco de impulso nos paramos un poco a charrar con unos chavales que practicaban bici-esqui . Mary se paró también con unas niñas que le contaron que preferían jugar más en la nieve que en la arena de la playa, la verdad que ambas cosas se podía hacer en este precioso fin de semana que nos toco en suerte.

(Laguna arficial de Brañillin, ± 5,7 K / ± 1450 m.a. / 16:00 h.)

Unos trescientos metros de recorrido, con un desnivel positivo de veinticinco metro era lo que nos quedaba por superar para cerrar este precioso blanco circuito raquetero inesperado por los dominios del Cuitu Nigru, sin lugar a dudas en una jornada alucinante, con un precioso día soleado y una temperatura veraniega, lo cual no repercutió en exceso en estado de la nieve, suponemos que si sigue calentando de igual manera la nieve silenciosamente desaparecerá, aunque el ruido de los ríos tomarán protagonismo.

(Brañillín, E.Invernal Valgrande-Pajares, Concejo de Lena, Asturias, ± 6,0 K / ± 1475 m.a./ 16:15 h.)

Llegamos al aparcamiento alto de la estación, a los propios cimientos de donde parte el telesillas Cuitu Nigru y finalizamos nuestra marcha, son las cuatro de la tarde pasadas, una buena hora, sobre una hora y menos de lo previsto, aunque no ha estado nada mal, realmente nos vamos más que satisfechos, sobre todo porque… ¡no lo esperábamos!. Antes de poner el coche en marcha, os dejo el pequeño video que montamos con las pequeñas tomas realizadas en este pequeño y blanco paseo.

(Video Raquetada Cuitu Nigru, si tienes algún problema con el visionado pincha este link)

Ahora solo queda dejar reflejo de la impronta de nuestro camino sobre el mapa del IGN, el recorrido nos quedó bastante redondo, sin tocarse, aunque nos podría haber salido un poco más extenso, pero, tal como antes comenté, no teníamos ganas de cargar las raquetas al hombro, así que la subida al Celleros queda para otra ocasión, no hay que comerselo todo en un día, conviene dejar algo para futuras incursiones a la zona.

(Nuestro blanco recorrido por el Cuitu Nigru / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

Visionado el video y el recorrido sobre el mapa, solo nos queda poner rumbo Norte por la carretera del puerto Pajares, pararse a tomar un cafetín y descargar las numerosas fotos que tomamos en este excelente día que nos tocó en suerte.

(Alto del puerto Pajares, limite territorial entre Asturias y León)

El reportaje toca a su fin, los que seguís nuestras publicaciones con asiduidad habéis, por este y otros reportajes, notado que tenemos una especial inclinación por esta zona, creo que incluso se palpa, realmente es un territorio muy agradecido, con muchas posibilidades andariegas y magníficas balconadas, además, a la puerta de casa, así que…

¡Hasta el próximo agmi@s!

 

 

JFCamina

Referencias sobre la zona en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios contacto

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.