Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Asturias

Guanga y la Ruta del Oso

Trubia, 03/2009

MJCamina, 03/2014

 

Cascadas de Guanga / Buanga y

Ruta del Oso

Mapas IGN: 28-IV Oviedo Oeste y 52-II Proaza

Inicio y fin : San Andrés de Trubia (recorrido circular)

Recorrido: San Andrés de Trubia (120 m.a.) - Cascadas de Guanga (300 m.a.) - Collau ruta del Oso y a Peña el Castiellu (345 m.a.) - Peña el Castiellu (380 m.a.) - Collau ruta del Oso y a Peña el Castiellu (345 m.a.) - Perlavia (380 m.a.) - Pienso (325 m.a.) - Berujal (250 m.a.) - Las Cuestas (380 m.a.) - Campo de Trubia (105 m.a.) - Puente de La Riera de Trubia (95 m.a.) - Arzamil (112 m.a.) - El Valle (115 m.a.) - Pedregal (120 m.a.) - San Andrés de Trubia (120 m.a.)

Desnivel de Ascenso: ± 300 mts.

Distancia: ± 13 Kilómetros / Duración: ± 4,5 Horas / Terreno: Camín y Senda Verde.

El presente reportaje es uno de los más veteranos de nuestra web, también es uno de los más populares, porque año tras años va acumulando miles de visitas, situándose en el “top5” anual, seguro que la cercanía de la ciudad de Oviedo tendrá algo que ver. Al comienzo del mismo comenzó siendo un guapo paseo para conocer una espectacular cascada, la de Guanga, más tarde, el mismo se convirtió en la historia de un puente, el de La Riera, lo que alteró el recorrido y la correspondiente actualización del mismo, esta es la tercera revisión fotográfica tanto del accidentado puente como de la ampliación del número de cascadas que visitamos.

Creative Commons License


Llega el mes de marzo, paez que el primer domingo quier facer buen tiempo, así que, sin pensalo mucho, y ya que habíamos oído hablar y leído de la cascada de Guanga o Buanga, a tierras del Valle de Trubia, decidimos acercarnos para comprobar "in situ" las excelencias del húmedo ricón. Además en febrero había llovido con gracia y seguro que la cascada llevaría un buen caudal de agua.

Dejamos el coche en San Andres, justo a lado de la fuente y lavaderu, justo a la vera del río Trubia. Calzadas las botas, iniciamos la marcha retrocediendo unos metros hasta la marquesina de la parada del autobus (L4 / Oviedo-San Andrés). Otros poco metros más por la carretera, en dirección a Trubia, hasta tropezarnos con un ramal que empieza a repegar montaña arriba en medio de un bosque aún "desnudo", la primavera aún no entró, aunque los primeros brotes en los árboles ya se dejan ver.

(San Andrés de Trubia, Concejo de Oviedo, Asturias, ± 0,0 K / ± 120 m.a. / 10:45 h.)

(Fuente y lavadero de San Andrés de Trubia, Concejo de Oviedo, Asturias, inicio y fín de nuestra ruta)

El inicio de la ruta no te encuentras el típico panel anunciador de la misma, solo un azulejo con un oso al borde de la rampa inicial, más adelante te encontrarás con el panel explicativo, aunque no de la visita a las cascadas de Guanga o Buanga, sino de la Ruta del Oso, (no la senda), señalizada por el Ayuntamiento de Oviedo, pues esta zona de Trubia a este concejo pertenece. La señalización propia de las cascadas no existe ni figura en el mapa del panel, fue, con el paso de los años, cuando la gente, rudimentariamente, fue indicando con pintura la existencia de los guapos chorrones que por aquí existen.

(Vamos siguiendo les fleches del osu, aunque les mismes no nos llevarán hacia las cascadas)

(Los árboles estan completamente desnudos, aunque los brotes ya empiezan a dejarse ver)

Nosotros vamos a tratar de combinar la Ruta del Oso con la visita a las cascadas, además de la pequeña ascensión a la peña El Castiellu de 380 metros de altitud. Pese a que estamos muy cerca del perímetro urbano, los primeros dos kilómetros, de este recorrido inicial, son un tanto inclinados y montañeros, pues en menos de dos kilómetros debemos superar un desnivel de casi doscientos metros. Este fuerte desnivel es el que provoca las numerosas cascadas, casi una decena, que hace el arroyo de Buanga / Guanga antes de entregar sus agitadas aguas al río Trubia. Así que, a poco que iniciamos la marcha y miramos para atrás, observamos la altura y vistas que vamos cogiendo.

(En el camín aún perduren les fueyes del otoño pasau)

(Poco a poco pillamos altura y la panorámicas comienzan a ser interesantes)

(El cielu taba preciosu, azulin, ¡como más nos presta!)

La primera ocasión nos conformamos con ir solo a la cascada principal, la del molín, la más fácil y cómoda de llegar, así como quizás la más guapa de todas, pero después esto nos supo a poco, por lo que, pronto comenzaremos a dejar a la derecha el camín principal, el que lleva al Oso por compañía hasta la peña El Castiello. Ahora, un poco más ambiciosos, nos adentranos en dirección al arroyo para tratar de ver el mayor número de cascadas posibles. Así, más o menos, cuando estamos bajo la peña, nos desviamos a la izquierda por una de las veredas más pisadas. Advertir que aquí el terreno es mucho más abrupto y estrecho, es decir complicado y montañero, no apto para todo el mundo, así que, si no tienes experiencia en este tipo de terrenos.... mejor ser prudentes y optar por lo más fácil, nada de complicarse la vida.

(Nos olvidamos de la señalización del Oso y por la izquierda nos vamos hacia el arroyo de Buanga)

Aunque llegamos a la altura del arroyo y de una guapa cascada que queda bajo nuestros pies, vemos que más abajo existe otras dos o tres más, pero está más complicado acceder a ellas, habría que entrarlas desde más abajo. Optamos por nos complicarnos la vida y disfrutar de lo que tenemos más a la mano, no vamos liarnos mucho, pues tenemos unas seis o siete cascadas por delante para comtemplar, disfrutar y... ¡fotografiar!

(Cascadas de Buanga / Guanga, ± 1,2 K / ± 300 m.a. / 11:30 h.)

Aquí cada uno echa el tiempo que le dá la gana, lo cual siempre es un poco complicado cuando se va con gente que no tiene una prioridad fotográfica. Nosotros la segunda expedición la realizamos con más gente y la realizamos un poco más de pasada, con pocas fotos. Dos semanas más tarde volvimos con nuestro hijo para realizar, en exclusiva, estos dos húmedos kilómetros y nos tiramos un buen rato haciendo fotografías, experimentando las distintas ISOs, velocidades, aperturas, filtros, etc...

Fundamental, como cualquier actividad relacionada con la Naturaleza y Montaña, buen calzado, que agarre bien, y nunca ir solo, siempre llevar compañía, el terreno es muy abrupto y rebaladizo, siempre hay que estar muy atentos a donde se ponen las botas, la ayuda de un compañer@ siempre viene bien, sobre todo si ocurre algo no deseado.

(En la "cola de caballo" de Guanga)

Resueltas, con mejor o peor suerte fotográfica, unas cuantas cascadas, llega el momento de tirar más para arriba, con mucho cuidado de no resbalar, pues la inclinación y la tierra húmedad nos pueden jugar una mala pasada. Antes de llegar a la cascada del molín, vemos otra de buena caida, parece que hacen que se descuelgan por ella, porque vemos los aparejos propios de este tipo de actividad en un árbol. Contemplamos desde arriba este penúltima chorrera y seguimos nuestra marcha, aunque antes tenemos que pararnos un poco para sacar unas guapas fotos a un Narcizo Silvestre recien nacido y a una Eléboro Verde, parece que no le temen al frio invierno.

(Con mucho cuidadín de no resbalar ascendemos hacia la zona alta del molin)

(Aunque antes de llegar un Narciso Silvestre y un Eléboro Verde)

El camín de oso lo hemos dejado a nuestra derecha hace rato y ahora, aunque más cerca de él, por allí sigue, ya tendremos tiempo de volver a él, casi en llano, después de visitar la cascada del molín. Esta estas ancestral instalacciones harinera nos dá la entrada a la cascada, una pena que esté echado a perder. Ya ante "el plato de ducha", la primera observación que hacemos es que lleva mucho menos agua que la primera ocasión que la visitamos. Nos emborrachos a sacar fotos, una por aquí otra por allí, cientos y cientos de fotos, pues esto de la fotografía digital ye un viciu, que diferencia con los tiempos del revelado.

(Cascadas de Buanga, la del molín, ± 1,5 K / ± 345 m.a. / 12:15 h.)

(Con orgullo posamos ante tan espectacular caida de agua)

En las dos ocasiones más recientes, cinco años después, el caudal de agua no era tan abundante, pero no por eso dejó de gustarnos, incluso ofrece la posibilidad de hacer fotos un tanto diferentes, pues podemos matizar algunos aspectos que, con abundancia del líquido elemento, nos resultaria casi imposible realizar.

(Foto de una de las expediciones del 2014, la diferencia del caudal de agua se nota)

La primera vez, como casi siempre que alcanzamos conocer estos bellos rincones, grabamos un pequeño video, el cual creo que resulta muy significativo de la belleza natural, un muestra de esta pequeña joya, casi urbana, en el corazón de Asturias, en el concejo de Oviedo, lo cual no deja de sorprender un poco.

 

(Si tienes algún problema de visualización pincha el texto para ir directamente a Youtube)

Después de estar allí un buen rato y cotillear un poco las ruinas de molín, volvimos, unos metros sobre nuestro pasos, en busca de la señalización la Ruta del Oso, la cual no tardamos mucho en tropezar con ella, justo en el costado SurOccidental de la peña El Castiellu. Evidentemente, nuestra curiosidad o ganes de hacer algún picu, aunque fuera pequeño, nos llevó hacia él. Cruzaríamos por un claro del pequeño bosque y nos llevaría sin mucha dilación a lo alto del Castiellu, aunque por el medio, nos encontraríamos con una "gran fiera" con su madre, ¿a qué ye guapu el cachorrin?, pero no se dejaba acariciar.

(Collau entre "El Molín" y El Castiellu", ± 1,7 K / ± 355 m.a. / 12:15 h.)

(¡Prubin, poco tien ya que comer!)

Subimos hasta el alto del picu y allí encontraríamos la cruz de cumbre más curiosa que vi, ¡de espejos!, ¿a qué no conocéis otra igual?, yo todavía no. En la cumbre todavía permanecia el tradicional Belén de Cumbres. Desde allí comtemplamos les distintes altures del Aramo: la Mostayal, la Gamonal, etc..., que con el pasu de los meses y la recuperación total de JF, en el 2009, haríamos un día u otru.

(En la cruz de la Peña El Castiellu, 380 m.a.)

(A nuestros pies tenemos San Andrés de Trubia, está claro, una peña pequeñá pero...¡vistosona!)

(El tradicional Belén de Cumbres)

(Peña El Castiellu, ± 2,0 K / ± 380 m.a. / 12:30 h.)

Nos apeamos de la peña El Castiellu y solo nos queda afrontar, de una vez por todas, la Ruta del Oso, recorrido que teníamos un poco abandonado por andar tras los chorrones de agua del arroyo de Buanga, ya era hora de seguir las indicaciones de los azulejos del oso y olvidarnos definitivamente del agua y la peña. Ahora, ya por cómodo y ancho camin, solo queda dejarse llevar e ir disfrutando de los guapos detalles que la madre Naturaleza nos va dejando al nuestro paso.

(Collau entre "El Molín" y El Castiellu", ± 2,3 K / ± 355 m.a. / 12:35 h.)

(Atrás dejamos la humilde Peña y otras no tanto, como La Mostayal y La Gamonal)

(Ahora solo queda dejarse llevar por cómodo camín lleno de guapos detalles)

Seguimos camín adelante y antes de llegar al pueblu de Perlavia, encontramos con otro cartel con la ruta total. Angel nos había dado un folleto del Ayo. de Ovieo donde estaba la información del panel pero...¡dejamoslo en casa!, así que nos vino muy bien para ponernos en situación, sobre todo la primera vez. Sobre él trazamos una línea verde correspondiente al nuestro recorrido de regreso (no contemplado en el panel) que coinciden exactamente con la Senda Verde, pero no adelantemos acontecimiento y prosigamos la cómoda marcha.

(Pequeño detalle del croquis de Perlavia modificado para situar la Senda Verde que en el no figura)

En la primera ocasión zampamos el bocata antes de en Perlavia, el sitiu no era de lo mejor pero no era plan de seguir buscando donde sentase, así que tranquilamente y sobre en el muro de un prau comimos nuestro bocata. Una vez satisfecha nuestra necesidades alimenticias, nos decidimos a cruzar el pueblu y de pasu sacar alguna que otra foto, no tos los díes vas dir hasta allí, ahora un horreu, ahora el lavaderu, un gatu y que se yo cuantes coses. El soleado publín está muy guapo y con el paso de los años ha mejorado más, pues encontrados unas cuantas casas más arreglas.

(Sobre el muru, con Perlavia al fondu, zampamos el bocata)

(Perlavia, ± 4,5 K / ± 380 m.a. / 13:30 h.)

(Un paseín por el perguapu pueblu de Perlavia)

Buscamos las señales de la ruta que nos sacara del pueblo en dirección NorOriental, hacia Pienso, Berujal y las Cuestas, con la urbe de Oviedo al fondo. En principio el camino no plantea ningún problema o duda, aunque llegamos a un punto donde esta última surgió, fue cuando encontramos un camín a la derecha (en bajada) y otro a la izquierda con portilla. No vimos señalización por cual tirar, optamos por el primero y bajamos, para al poco damos la vuelta y subimos para abrir la portilla, tras ello directos a la casería de Pienso que vamos.

(Atrás queda Perlavia, la peña El Castiellu y todo el Aramo)

(Ahora le damos damos la cara a la urbe de Oviedo)

(Aunque antes tenemos que fijarnos bien para coger el camín de la portilla)

Resuelto el tema de la portilla, ahora toca llegar al caserio de Pienso donde existe una amplia y rústica información sobre el camí que coger, en este caso, también a la izquierda. Un vez realizado el giro, toca descencer hacia Barujal, en principio por un terreno bastante húmedo y pindio, así que también resbaloso, así que tuvimos que apretar bien los bastones para mantener el equilibrio para no posar la culera.

(Pienso, ± 5,8 K / ± 325 m.a. / 14:00 h.)

(A la altura de la casería de Piensu existe rustica información de por donde ir)

(Berujal, ± 6,8 K / ± 250 m.a. / 14:15 - 14:50 h.)

Como este reportaje está formado de la experiencia de dos guapas jornadas andariegas por la Ruta del Oso, también, en el mismo, zampamos dos bocatas. Para la segunda ocasión, Berujal fue el punto elegido para tan prestoso momento. Tras el bocata no nos llevó mucho enlazar con la carretera AS-313 en Las Cuestas, un par de cientos de metros por ella hasta encontrar el letrero del punto kilométrico 15 y coger caleya a la derecha que nos baje directos a las casas de Campo de Trubia y el asfalto de la AS-228, cerca del Km 3.

(Las Cuestas, ± 7,3 K / ± 380 m.a. / 15:00 h.)

(A la salida de Las Cuestas, dirección Trubia, en el punto Km 15 de la AS-313, giramos a la derecha)

(Por cómodo caleyón terrero descendemos hasta el asfalto de la carretera principal)

(Campo de Trubia, ± 8,5 K / ± 105 m.a. / 15:30 h.)

Ya sobre el negro asfalto de la carretera A-228, giramos a la izquierda y continuamos por él unos trescientos de metros, lo justo hasta llegar a La Riera, donde oficialmente finalizaríamos la Ruta del Oso, aunque no la que nosotros hemos diseñado. Efectivamente, tal como diseñamos con una línea verde sobre el panel de Perlavia, nosotros vamos a regresar hacia San Andrés en busca del coche, para ellos giramos a la derecha y cruzamos el río Trubia hacia la iglesia de Santa María. Salvar el río, en principio, no debería tener mucha más historia, pero el devenir de los acontecimiento, desafortunadamente, nos deparó más de una.

(Trescientos metros carretera AS-228 abajo hasta...)

(La Riera de Trubia, ± 8,8 K / ± 95 m.a. / 15:35 h.)

(Cruzamos el riu Trubia e iniciamos la marcha por la Senda Verde Fuso de la Reina - Tuñon)

Tal como advertimos en anteriores revisiones del presente reportaje, este puente, tal como lo observamos en esta fotografía de Marzo del 2009, como consecuencia de las fuertes lluvias caidas los días 5,6 y 7 de Febrero de 2012, a primeras horas de la noche del día 8, el puente sobre el río Trubia, que unía la barriada sur de Trubia con la iglesia de Santa María, ubicada en el barrio ribereño de la Riera, se ha venido abajo.

Con independencia de las consecuencias de mayor valor de la rotura del puente sobre el Trubia, tiene un efecto directo sobre el final de la ruta que aquí tratamos, ya no podremos hacer la circular tal como narramos, tenemos que tenerlo muy en cuenta y ajustar el recorrido de momento, pues, por aquí no podemos seguir, así que tenemos que buscar otra alternativa para volver. Una de las posibles soluciones sería esperar el Bus Línea 4. Otra, mirando el mapa, tendríamos que bajar hasta el centro de Trubia, unos 500 metros, para cruzar por alguno de los puentes que allí existen.

(Foto tomada el 10/02/2012, casi tres días después de que el "Puente de la iglesia" se viniera abajo)

Bueno, después de poco más de un año, parece que todo está solucionado, en la primavera del 2013 otro nuevo puente, mucho más grande que el anterior, se ha inagurado, aunque realmente el efecto de las férricas vigas chocan un poco, sobre todo con la iglesia. Cuestiones estéticas aparte, lo importante es que los vecinos tiene resuelto su problema y nosotros podemos continuar el itinerario tal como lo realizamos.

(Foto de Agosto del 2013 con el aspecto del "Nuevo puente de la iglesia", podemos seguir ruta)

Superado el río Trubia, ahora toca por su ribera arriba ir, por un tramo entero de asfalto, compartio con los coches que pasen hacia las viviendas que existen en la vera de la "Senda Verde: Fuso de la Reina - Tuñón". Un cómodisimo paseo contemplado, desde abajo, el recorrido que realizado desde la peña El Castiello, a Perlavia y Las Cuestas, lo que es decir, vamos transitando por los pueblinos que divisábamos desde las alturas mañaneras. La verdad que esta Senda Verde le viene como "anillu al dedu" para regresar cómodamente al inicio de ruta.

(¡Ojo!, pueden circular coches, ¡cuidadín!!!)

(Senda Verde: Fuso de la Reina - Tuñón)

(La verdad ye que lo de Senda Verde le viene como "anillu al dedu")

Ahora ya completamente relajados, creo que ye el momento de dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil siempre surge alguna duda y tener donde consultar siempre bien, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla. En esta ocasión, para más resolución del nuestro recorrido, hemos dividido el mapa en dos archivos, así se pude observar con detalle los diversos jitos del día.

(Nuestro recorrido por las Cascadas de Guanga y Ruta del Oso / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA.2009’)

En ambas ocasiones llegamos a San Andres saludando a la peña El Castiellu y más que satisfechos de nuestro día de ruta. Por la intensidad visual de la misma podríamos pensar que fue un recorrido de más a menos, pero creo es esto solo ha sido en el aspecto orográfico, en la dificultad de terreno, pues en el resto, aunque claramente existen cierta desigualdad, en sus conjunto, el recorrido nos salio muy compensado y redondo. Es fácil imaginar que un recorrido de tansolo seis kilómetros de ida y vuelta a las cascadas y al Castiellu, sería un tanto raquítico, siempre hay que buscar el lado deportivo del recorrido, el andariego, no solo el visual o estético.

(San Andrés de Trubia, Concejo de Oviedo, Asturias, ± 13,0 K / ± 120 m.a. / 16:30 h.)

Satisfechos de nuestro día en las montañas más cercanas a nuestro habítat de residencia, cojimos el coche y nos encaminamos hacía casa, son muchas las fotos que tenemos que revisar y procesar. Por si alguien no ha cogido la onda temporal de las fotografías del reportaje, ha llegado el momento de dar la clave son la fecha de realización de las mismas, solo decir que las que tienen "trisquel" dibujado delante de JFCamina son las correspondientes al año 2014, el resto las del 2009, ¿aclarado?

En marzo de 2009 comenzamos con un recorrido relacionado con una cascada, ahora son varias, además, por el desafornutado devenir del río Trubia, se convirtió en la historia de un puente, en muchas ocasiones sabemos como empiezan las rutas que elegimos pero no siempre el final, ¡cosas de la vida!

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.