Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Rutas por Belmonte de Miranda
Asturias

Pico Porcabezas

Belmonte, 03/2016

JFCamina, 04/2016

.

Pico Porcabezas

(Preciosa circular desde Belmonte de Miranda)

Mapas ING: 51-II "Belmonte" y 51-IV "Cuevas"

Inicio y fin : Belmonte, Concejo de Belmonte de Miranda, Asturias

Objetivo: Pico Porcabezas, Concejo de Belmonte de Miranda, Asturias

Recorrido: Belmonte de Miranda (200 m.a.) - Cercado del Lobo (220 m.a.) - Abandono río Pigüeña (225 m.a.) - Arroyo de Algairona (xxx m.a.) - Ondés (575 m.a.) - Abandono carretera Ondés - San Marín de Ondes (650 m.a.) - Enlace con caleyón de San Martín Ondes (830 m.a.) - Carretera San Martín - Dolia (890 m.a.) - Abandono carretera San Martín - Dolia (895 m.a.) - La Balbona (1050 m.a.) - Pico Porcabezas (1210 m.a.) - Inicio del camino de regreso - Alto Peñas Negra y R.C. Mesa (1150 m.a.) - Venta del Porcabezas (1115 m.a.) - Miliario del Alto del Mouro (1060 m.a.) - Collau La Balbona (1045 m.a.) - Enlace con pista de la Loma del Mouro (860 m.a.) - Venta de La Corredoria (870 m.a.) - Dolia (850 m.a.) - Covasil (730 m.a.) - Tablao y Angóu (345 m.a.) - Belmonte de Miranda (200 m.a.)

Distancia: ± 21,5 Kilómetros = 8,5 Ida + 13,0 Vuelta.

Tiempos: 7,0 h. = 3,5 Ida + 3,5 Vuelta.

Desnivel: ± 1050 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Al inicio camino ganadero y después vereda montañera.

Señalizacion: En el tramo inicial con el PR AS-144 "Belmonte - El Castañal - San Martín de Ondes" y concidente, en su parte alta, con el GR-101 "Real Camín de la Mesa"

Creative Commons License


Con el nuevo año 2016 los Amigos de Mieres liderados por Mar Montero se nos van al Pico Porcabezas, desde el propio pueblo de Belmonte de Miranda, circular de cual no habíamos oído hablar. A la vuelta vimos unas pocas fotos y nos gustó lo que contemplamos a sí que nos pusimos en plan. Primero le pedimos el “track” al amigo Andrés García, que amablemente nos lo pasó. Después nos leemos de la página 22 a la 24 del II Tomo de Caleyando por Asturias, de la propia Mar, donde describe textualmente la ruta. Lo estudiamos todo sobre el mapa del IGN correspondiente y pronto nos encontramos dispuestos a realizarla, en cuanto nos salga un buen día de primavera, pues el recorrido es largo. Antes de arrancar queremos dar las gracias a los compañeros citados por la inestimable colaboración prestada para la consecución de un magnifico día de monte que ahora vamos a narrar.

Un día primaveral que pronosticaban bueno, a las diez de la mañana ya estábamos en Belmonte tomando un cafetín a la vera del río Pigüeña. Media hora más tarde cruzamos el río y a la derecha que nos vamos siguiendo la señalización del PR AS-144 “La Castañal” por la margen derecha del ríoPigüeña arriba. Creo que es el momento de comentar que el recorrido que nosotros vamos hacer va a ser en sentido contrario al descrito por Mar, pues como personalmente le expliqué, a nosotros nos gusta ir de menos a más. Empezar suave, ir calentando el cuerpo y después dar el “do” de pecho. Para nuestras intenciones iniciales, la ancha y sosegada senda que va a la vera del río, rumbo Norte - Sur, hasta el cercado del lobo, el de La Casa del Lobo de Belmonte de Miranda, nos viene como "anillo a dedo".

(Belmonte, Concejo Belmonte de Mirada, Asturias, ± 0,0 K / ± 200 m.a. / 10:30 h. / Punto 1 Mapa)

(Por la margen derecha del río Pigüeña dirección Somiedo)

(Por una ancha y cómoda traza que nos lleva hasta el cercado del lobo)

(Cercado del lobo y arroyo de Covasil, ± 1,5 K / ± 220 m.a. / 10:50 h. / Punto 2 Mapa)

Al poco de llegar al extremo Norte del cercado, un primer lobo se nos acercó, claro está separados de una doble valla, después los otros dos. Nos fueron acompañando hasta el extremo Sur, hasta las inmediaciones del Arroyo de Covasil y la Fonte’l Osu, donde la captación de aguas del pueblo, según nos cuenta un gran panel. Tras unos minutos observando las miradas penetrante de los tres enjaulados animales salvajes, seguimos nuestro rumbo río arriba. Al poco, tras pasar a la vera de unas buenas vegas, nos encontramos unos bancos con mesas y una fuente donde podemos refrescarnos un poco, la Fonte de Santa Icía, de la cual grabamos un pequeño video, pues el gorgoteo de agua nos encantó. Después el camino comienza a subir un poco, pero no mucho.

(El camino deja atrás el cercado de los lobos y cruza el arroyo de Covasil)

(El plateado arroyo de Covasil)

(Una verdes vegas a la vera del río Pigüeña y pronto una fría fuente)

(La Fonte Santa Icía, en foto fija y en movimiento)

 

(Si tienes algún problema en la visualización del video pincha este enlace e irás directamente a su visualización)

(Nos cuenta la existencia de una casa, L'Aqueirona, de 1860, que fue habitada por Vaquerios de Alzada)

Cuando llevamos dos kilómetros de marcha y un poco más, cuando nos encontramos con una gran cuadra, aquí el camino se bifurca, una señal nos informa de ello. Se trata del GR-205, por la derecha (siguiendo paralelos al río) va en dirección Agüerina y Somiedo, por la izquierda (hacia arriba) hacia San Martín de Ondes. La última opción es la nuestra, así que comenzamos a subir, ya sin parar hasta que no alcanzamos la cumbre deseada del Porcabezas, mil metros de desnivel positivo. Empezamos con huellas de una buena calzada, después vienen las revueltas, una y otra, todo bien inclinado, con la ruidosa compañía del arroyo Algairona a nuestra derecha.

(Abandono del río Pigüeña y hacia Ondes, ± 2,2 K / ± 225 m.a. / 11:10 h. / Punto 3 Mapa)

(Por la izquierda, hacia arriba, a San Martín de Ondes y al Porcabezas)

(Parece calzada principal, aún quedan restos de ella)

(Una y otra revuelta a la vera del arroyo Algairona)

Cuando llega la hora de parar al otro lado del arroyo Algairona nos encontramos, por cómodo puente hemos pasado, aquí parece que el camino se remansa un poco. Solo un pequeño engaño, pues pronto vuelven las revueltas, las cuales no cesan hasta alcanzar las inmediaciones del escondido pueblín de Ondes. Entramos por la zona del lavadero, un poste del PR AS-144 nos informa que estamos ante la fuente y lavadero de Sifontes. Dudamos si ir por la izquierda o de frente, al final seguimos ascendiendo caleyón arriba hasta llegar al centro del pueblo, donde unos perros nos reciben con fuertes ladridos, menos mal que todos están encerrados.

(Pasamos el arroyo de Algairona ha el pueblín de Ondes)

(Tras un pequeño descanso al cruzar el río, las revueltas siguen)

(Fuente y lavadero de Sifontes)

(¿Dónde irán estos?, pensará el tranquilo burro)

Al llegar al Ondés, un remanso de paz en medio del monte, lo primero que hacemos es buscar la salida hacia la carretera que viene desde la general que sube a Somiedo. La misma no entra en el pueblo, pues va hacia San Martín de Ondes, nuestro objetivo, por eso nuestro interés. Encontramos la BE-1 y penemos rumbo a San Martín, aunque no por mucho tiempo, pues tras caminar unos quinientos metros, en una curva antes de “enllanar”, giramos a la izquierda y nos metemos por ancho camín. No llevamos diez metros en el camino cuando nos sale una bifurcación, de frente va muy bien, pero tenemos un giro bruco a la derecha por un tanto sucio, dudamos, pero sabemos que esa es la buena dirección, a sí que por él vamos. Pronto comprobaríamos que habíamos tomado una buena decisión, la importancia de tener claro el rumbo que debemos seguir.

(Ondes, salimos a la carretera hacia San Martín, ± 4,0 K / ± 575 m.a. / 12:10 h. / Punto 4 Mapa)

(Salimos a la carretera local BE-1 y nos vamos a San Martín de Ondes)

(Solo unos quinientos metros por el negro asfalto, aunque con algún guapo detalle a su vera)

(Cuando el terreno ya comienza a ponerse llano, nos sale un giro de pista a la izquierda, lo tomamos)

(Abandono carretera a San Martín de Ondes, ± 4,7 K / ± 650 m.a. / 12:30 h. / Punto 5 Mapa)

(Una primera duda, decidimos coger el camino de la derecha, el más sucio, este era nuestro rumbo)

Efectivamente el camín que optamos por tomar era el bueno, nos sacaría por encima del pueblo de San Martín. Así nos ahorraríamos unos cuantos cientos de metros de marcha por asfalto y además nos permitiría ir observando lo mucho que se contempla al otro lado del valle, bajo la gran sierra de Peña Manteca, hoy toda vestidita de blanco. Fue un tránsito de muchos recuerdos, de la vez que nos fuimos al Horru (1522 m.a.), sobre todo por el recorrido por la estrecha carretera hasta el pueblín de San Esteban, ¡inolvidable!. Así enlazamos con otro caleyón que llega desde San Martín, lo cogemos y en poco de nuevo a enlazar con el asfalto que comunica el pueblo al cual estábamos próximos y el de Dolia (por el cual pasaremos al final de la jornada).

(Al otro lado del valle, los pueblinos de Belmonte bajo la Peña Manteca)

(San Martín de Ondes, precioso remanso sobre la montaña, con unas vistas de primera)

(Enlace con caleyón que viene de San Martín de Ondes, ± 5,6 K / ± 830 m.a. / 13:00 h. / Punto 6 Mapa)

(Caleyón arriba, en busca de otro trozo de asfalto)

(Tras Mary tenemos la Sierra de Begega y su molinos de viento)

Tal como teníamos previsto, salimos al asfalto, bueno en el mapa este vial venía pintado de blanco, una pista, ahora ya está de asfalto, así que amarillo tenía que ser. Nos vamos hacia la izquierda y por él cómodamente vamos en llano, dejando a la misma mano una preciosa estampa, tanto de verde pradería como de gris caliza, las peñas de El Castiechu y Cervera, en las proximidades de Dolia. Adelanto que bajo ellas pasaremos, pero a la vuelta, aún quedan kilómetros para ello. Al igual que el tramo de Ondes, otros quinientos metros de asfalto y después toca abandonarlo para seguir, a nuestra derecha, unas señales del Real Camín de la Mesa a la Necrópolis Tumular del Altu´l Mouru y la Pena Prieta.

(Enlace carretera que viene de San Martín y va Dolia, ± 5,9 K / ± 890 m.a. / 13:15 h. / Punto 7 Mapa)

(Preciosa vista lateral al Norte, hacia las peñas de El Castiechu y Cervera, cerca de Dolia)

(También hacia las verdes praderías del Real Camín de la Mesa en su tramo de Belmonte de Miranda)

(Abandono carretera a Dolia para coger R.C. Mesa, ± 6,5 K / ± 895 m.a. / 13:30 h. / Punto 8 Mapa)

Siguiendo el Real Camín ya vamos encaminados a la cumbre, pues el mismo a su vera pasa. Si solo queremos hacer un circuito sin pico y ahorrarnos unos kilómetros podríamos girar a la izquierda e irnos la Venta de La Corredoria y de ahí a Dolia, pero hoy no toca, así que ya veremos el tema a la vuelta. Nosotros vamos al pico, primero por cómoda pista, pero tirando para arriba, aunque pronto la abandonaremos para ir por los caminos de la pradería y ahorrarnos unas vueltas, pero por terreno muy húmedo (la nieve aún está muy presente) para más arriba volver a cogerla a la altura de un rústico y pétreo miliario. En poco nos plantamos en la base del pico Porcabezas, en las cabañas y praderías de La Balbona (tal como parece que figura en el nuestro mapa), donde tenemos una vistas excelentes de la cumbre que vamos a conquistar y de Peña Manteca al otro lado del valle.

(Para ahorrar unas vueltas nos vamos por los caminos de la pradería, más bonitos pero muy húmedos)

(Sobre el Real Camín de la Mesa, donde los Miliarios mandan y nos guian)

(La Balbona, el Pico Porcabezas a la vista, ± 7,7 K / ± 1050 m.a. / 14:00 h. / Punto 9 Mapa)

(Peña Manteca al otro lado del valle en dirección Occidental)

El paraje donde nos encontramos es guapo a rabiar, sobre todo por las preciosas vistas sobre la blanca Peña Manteca, así que no dudamos en sacarnos unas cuantas fotos, además de utilizar una de ella como portada de este amplio reportaje. Tras desengancharnos de este bello rincón a la vera del Camín Real, toca afrontar la ascensión al Pico Porcabecas. Por lo que observamos no parece muy complicada, una larga ladera hasta las inmediaciones de un pétrea cumbre, el problema puede derivar de la nieve que en ella aún perdura. Con estas dudas rodeamos las cabañas por la izquierda, por donde va el Camin Real y al poco lo abandonamos para atacar de frente la blanca y larga ladera, además de algo inclinada. En compensación por el esfuerzo, el “pindio” transito nos dejó preciosas postales montañeras: A la izquierda, al Este la zona del Loral, puertos de Marabio y sus picos. A la derecha, al Oeste, la preciosa Peña Manteca.

(Comienza la ascensión, no parece complicada, aunque la nieve no nos lo pondrá fácil)

(Para compensar tenemos buena vista hacia la zona Grado, Yernes y Tameza, hacia el Lora y Marabio)

(¡Cómo no!, al Occidentes, la preciosa Peña Manteca, aunque en su momento no nos gustó tanto)

Tal como preveíamos la parte última, la zona de peñascas, se complicó un poco por el exceso de nieve, pero se resolvió sin dificultar. Fue en este punto donde nos encontramos con unas huellas muy sospechosas, de un plantígrado parecían, pero no muy grande, lo que nos hizo pensar primero como de melandru (tejón) amplificadas por la nieve, pero igual eran de oso. Sea cual fuera nos pusimos un poco tensos. Después directos al mojón geodésico del Porcabezas a sacarnos la foto de cumbre.

(-Mary, mira que huellas tenemos por aquí)

(-¿Habrá que empezar a preocuparse?)

(Pico Porcabezas, Concejo de Belmonte de Miranda, ± 8,5 K / ± 1210 m.a. / 14:30 h. / Punto 10 Mapa)

En la cima, como siempre, tira el aire, así que, pese a ser una hora muy buena para comer el bocata en ella, lo dejamos para hacerlo en otro rincón más protegido. Por todo ello nos centramos en las fotos de cumbre, tanto las personales, de las cuales sacamos dos con distintos fondos, como las panorámicas. Pena que el día se hubiera cerrado poco a poco y ahora estuvieran las nubes instaladas en las altas cumbres de Teverga y Somiedo, con buena visibilidad las vistas serían excelentes, nos emborracharíamos haciendo recuerdos de cumbres, que si el Cornón, etc… Seguro que perderíamos la cuenta, pero para otra ocasión será.

(Foto de grupo en la cumbre del Porcabezas, una al Sur, con el fondo del R. C. de La Mesa)

(Y otra con Peña Manteca detrás, la cual ya empieza a oscurecerse un poco)

(Panorámica hacia Somiedo, pena de que el día se fuera estropeando lentamente)

(Recogemos tarjeta de cumbre el G.M.Amigos de Mieres y dejamos la nuestra)

Como es costumbre, Mary revisa el buzón de cumbres, encontrando una tarjeta, la de los nuestros Amigos de Mieres, los que nos habían incitado a venir aquí. También otra más pero un tanto especial, la de un chico que escribía una singular oda a una tal Cristina, comparándola con las bellas montañas que podíamos contemplar. Realizados los ritos habituales, salvo lo de comer el bocata, volvemos a ponernos en marcha con rumbo Sur, pues descenderemos por el lado opuesto al de la subida, hacia unas cabañas que vemos por donde pasa el Real Camín de la Mesa. El descenso por esta vertiente sureña fue mucho más penoso que por la norte, pues había una zona de hondonada y existía mucha más acumulación de nieve. Con mucho tiento y paciencia llegamos a la altura del Alto de las Peña Negras, donde vimos que el aire estaba manso y nos pareció un buen rincón con vistas para dar cuenta del bocata.

(Inicio del descenso, por la vertiente Sur del Porcabezas, con mucho más nieve que la Norte)

(Alto Peñas Negra, bacata y cambio de rumbo, ± 9,0 K / ± 1150 m.a. / 15:00 -15:40 h. / Punto 11 Mapa)

Tras cuarenta minutos nutritivos, además de contemplativos, nos bajamos hasta el Real Camín, justo en el límite administrativo entre los concejos de Belmonte de Miranda y el de Grado. Aquí, sin llegar a las cabañas que veíamos de la cima, giramos bruscamente a la izquierda, y con rumbo Norte, iniciamos el camino de regreso por la Real y blanca traza. Ahora tocaba rodear el Porcabezas por su vertiente Oriental, así hasta la Venta del Porcabezas, donde un panel nos informa del tipo de construcción e importancia de la misma.

(Hora de iniciar el camino de regreso, por el R.C. de la Mesa, entre Belmonte de Miranda y Grado)

(Venta Porcabezas, Real Camín de la Mesa, ± 9,5 K / ± 1115 m.a. / 15:50 h. / Punto 12 Mapa)

(Ya le hemos rodeado por su falda Oriental, en el punto donde empezamos su ascensión)

Atrás dejamos los límites con el concejo de Grado, la venta de Porcabezas y en lugar de volver hacia las cabañas de La Balbona nos subimos a un alto donde se ubica el miliario del Moruo donde nos recibió una guapa lagunilla, suponemos que de temporada. A Mary se le había ocurrido que sería guapo no deshacer los kilómetros hasta la carretera de Dolia sobre nuestros pasos e ir dando un paseín por las lomas del Mouro. No quedó otra que seguirla, arrimarnos hasta el collau Balbona y allí coger la verde y blanca pista con rumbo Sur-Norte, muy próximos a los límites entre Belmonte y Grado, por encima de las cabañas de Follares y Las Barrera. Siempre muy atentos al descuelgue de ella, pues la vista está puesta en otra traza terrera (con la cual enlazaremos campo a través) que nos llevará hasta la venta La Corredoria, justo en las inmediaciones de la carretera de Dolia.

(Miliario y lagunilla del Mouro, ± 10,5 K / ± 1060 m.a. / 16:15 h. / Punto 13 Mapa)

(Pena que la mayoría estén por los suelos, aunque personalmente nos gustan más los más pétreos)

(Mary no quiere volver sobre sus propios pasos y nos vamos hacia el Este, en busca de una pista)

(Collau La Balbona, a la izquierda, ± 11,0 K / ± 1045 m.a. / 16:25 h. / Punto 14 Mapa)

(Dejado atrás el collau Babona cogemos la verde y blanca pista a la izquierda)

(Aunque con vistas de apearnos pronto de la Loma del Mouro al entronque de la venta La Corredoria)

(Enlace con pista Loma de Mouro, a la izquierda, ± 12,3 K / ± 860 m.a. / 16:50 h. / Punto 15 Mapa)

Todo salió como Mary quiso, en menos de dos kilometrucos de nada nos plantamos en el objetivo deseado. Como premio un joven mastín la recibía con cierto cariño, de tal manera que tras ella quería seguir. Por si las moscas, su madre, que lucía sus mejores galas para recibir a los lobos, estaba atenta al detalle. Realmente no llegamos a tocar el asfalto de la carreterina que va al pueblín de Dolia, efectivamente, antes de llegar, sale una ancha traza, la del Real Camín de la Mesa que se va a la derecha pasando por la venta La Corredoria y continua en una larga línea recta de dos kilómetros, por encima del río Dolia recién nacido, hasta el pueblo.

(Ya abajo, a Mary le salió otro amigo, aunque...)

(... Su madre, que luce unas buenas carrancas anti-lobos, está al quite por si las moscas)

(Venta La Corredoria, camino hacia Dolia, ± 13,0 K / ± 870 m.a. / 17:00 h. / Punto 16 Mapa)

(La Venta de La Corredoria, de nuevo en el Real Camín de la Mesa)

En Dolia nos recibe otro miliario de cuadradillos, un horreo muy vistoso y los grandes paneles del GR-109 “Caminos de la Cordillera Cantábrica” y GR-101 “Real Camín de la Mesa”. Después, justo donde debemos girar bruscamente hacia Belmonte, con un paisano del pueblo con el charramos un poco y le preguntamos donde se encontraba exactamente el camín de bajada. No había problemas, pasada la iglesia, la fuente y el parque, había una señalización. Así, tras preguntarle “Alf” por las cifras demográficas, nos olvidamos del “Real Camín” definitivamente y nos vamos a por el siguiente largo andariego, la interminable bajada hasta el punto de partida. Estaba claro que todo lo que se sube se baja, así que… ¡a sufrir rodillas!

(Dolia, hora del cambiar de rumbo, ± 15,3 K / ± 850 m.a. / 17:25 h. / Punto 17 Mapa)

(A la derecha continúa el C. R. de la Mesa, nosotros hacia la izquierda hacia Belmonte)

(Tras pasar la iglesia, fuente y parque se gira a la derecha y el camino señalizado a Belmonte está)

(Iniciamos el largo descenso hacia Belmonte por el pueblo abandonado de Covasil)

Las instrucciones habían sido exactas, además, por si había dudas, una señal vertical nos informa que bajaremos a Belmonte pasando por el abandonado pueblo de Covasil. Dejamos atrás Dolia y comenzamos a descender por ancha traza con rumbo al río Pigüeña, es decir Belmonte de Miranda. Al poco encontramos otra señal vertical que nos informa que por la derecha podemos ir hacia el Pico Cervera, nos sorprende que esté señalizado. Nosotros seguimos para abajo, hoy no toca ascenderlo, por el contrario pasaremos bajo él en un largo rodeo. Después llegaron las derruidas casas de Covasil, tiramos hacia abajo y pronto encontramos otra señal vertical que nos indica por donde se va a Belmonte. A la derecha, pero pronto nos precipitaremos sobre la riega del arroyo de Covasil, ese que vimos tan plateado al inicio de la ruta en el cercado del lobo.

(Dejamos atrás Dolia y pronto otra señal, ¿Belmonte o Pico Cervera?, nosotros por hoy...)

(Covasil, nos vamos por la derecha de la riega, ± 16,0 K / ± 730 m.a. / 17:40 h. / Punto 18 Mapa)

(Hora de despedirse de Covasil e iniciar el descenso entre la riega y las estribaciones del Cervera)

(Un largo y vertiginoso descenso nos espera hasta Belmonte, aunque guapo de verdad)

(Con preciosos rincones del arroyo de Covasil recien nacido)

Nuestro vertical encajonamiento es de lujo: Por la derecha llevamos las estribaciones rocosas de las peñas del Castiechu y Cervera por la derecha, siempre muy tentadoras y pensando en volver a ellas. A la izquierda, la preciosa riega del Covasil, sobre la cual íbamos lucubrando la posibilidad de la existencia de osos, pues su especial orografía daba lugar a ello. La traza a seguir es clara y ancha, con la compañía de alguna señal de vez en cuando. Pese a tanta belleza y facilidad, los cuatro kilómetros de descenso hasta los pueblinos de Tablao y Angóu se nos hicieron largos, casi interminables. Se notaban ya los kilómetros y desniveles acumulados. Pensamos que si tenemos que iniciar la subida desde aquí… Pero al final la vista de los tejados de Belmonte de Miranda aparecieron y el ánimo volvió a nosotros.

(-¡Uff, esto parece que no se acaba!)

(-¡Mirad!, al fin Belmonte aparece, ya queda menos)

(Tablao y Angóu, ± 19,5 K / ± 345 m.a. / 18:45 h. / Punto 19 Mapa)

Ya en asfalto de los pueblinos próximos al objetivo final todo se volvió más fácil, aunque aún quedaban dos kilómetros y seguir descendiendo por la carretera, pero ya no era lo mismo, los tejados de Belmonte insuflaban ánimo. Creo, que antes de llegar a destino, es un excelente momento para dejar largo recorrido realizado impresionado sobre la hoja correspondiente del IGN. En esta ocasión, con el fin de que se pueda observar el detalle de los puntos de paso referenciados, el mapa lo hemos troceado en dos parte, así todo quedará mucho más claro y contribuya a una mejor compresión, sobre el papel, del guapo recorrido realizado.

(Nuestro recorrido al Pico Porcabezas en dos trozos / ‘© INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA’)

Sin lugar a dudas el recorrido andariego aquí condensado es guapo de verdad, ya las cuatro fotografías visualizadas de la ruta de los compañeros del G.M. Amigos de Mieres despuntaban y a seguir sus pasos nos animaron. Ahora, tras recorrer los 21 kilómetros andariegos y comprobarlo en vivo y en directo, nos vamos muy satisfechos de la jornada andariega por tierras de Belmonte de Miranda, concejo por el que pasamos innumerables ocasiones y en que solo paramos a tomar café o comer, pero en contadas ocasiones nos detenemos a realizar caminatas, la subida a Peña Manteca nos dejó un poco tocados. Hoy nos hemos redimido de la obsesión del Horru.

(Belmonte, Concejo Belmonte de Mirada, Asturias, ± 21,5 K / ± 200 m.a. / 19:15 h. / Punto 1 Mapa)

Ya en el punto de partida, un poco cansados, pero muy contentos. Nos despojamos de las botas montañeras y de la camiseta sudada para irnos a tomar algo refrescante, la verdad que lo merecíamos. Además siempre es un buen momento para planificar la siguiente salida conjunta, aunque la misma nunca se llega a saber exactamente cuándo será, la meteorología, las agendas, etc… en ocasiones nos lo ponen complicado. Pese a todo el compañero Alf sigue con… ¿Cuándo vamos a Peña Manteca!?. Sin lugar a dudas no se le quita de la cabeza la preciosa imagen que de esa solitaria sierra tuvimos. Por todo lo expresado en este amplio reportaje no nos queda otra que despedirnos con un…

¡Hasta pronto Belmonte de Miranda!

JFCamina

Para referencias sobre Somiedo en www.jfcamina.es

.

.


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.