Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para saber más sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visita nuestra política de privacidad.

Aceptar
Rutas por Amieva, Ponga y Piloña
Ponga
Asturias

Senda El Cartero y +

Los Beyos, 09/2014

JFCamina, 12/2014

 

Senda El Cartero - Peña Salón y Camino de La Verganza

(Especial circuito sobrevolando el Desfiladero de Los Beyos)

Mapas ING: 55-III "Beleño".

Inicio y fin : Puente Vidosa - Desfiladero de Los Beyos, Concejo de Ponga, Asturias.

Objetivos: Biamón, Peña Salón y Casielles, Concejo de Ponga, Asturias.

Recorrido: Puente Vidosa (295 m.a.) - Inicio de Ruta Senda El Cartero (300 m.a.) - Biamón (700 m.a.) - Collá Nochendi (951 m.a.) - Camín de la Tobera (975 m.a.) - Inicio Sedo del Toyu (1040 m.a.) - Sierra del Toyu (1228 m.a.) - Peña Salón (1245 m.a.) - Inicio Regreso en Circuito - Boya de Campiella - Camín del Llacíu (1194 m.a.) - Casielles (805 m.a.) - Desvio de la pista a Biamón para ir a Coviella (740 m.a.) - Coviella (690) - Senda de la Verganza (600 m.a.) - Carretera Los Beyos (320 m.a.) - Inicio de Ruta Senda El Cartero (300 m.a.) - Puente Vidosa (295 m.a.).

Distancia: ± 15 Kilómetros = 7 Ida + 8 Vuelta.

Tiempos: 5,5 h. = 3,0 Ida + 2,5 Vuelta.

Desnivel: ± 1000 mts. de ascenso más su correspondiente descenso.

Terreno: Camín montañero.

Señalizacion: La primera parte Si, PR AS-282 "Senda El Cartero", hacia la cumbre de Peña Salón y su descenso no existe señalización.

Añadido: Como nos quedamos con las ganas de ver las panorámicas “perfectas” del Macizo Occidental de los Picos de Europa, justo, un año después, volvimos de nuevo a la cima de Peña Salón. Así que no queda otra que refrescar este reportaje con alguna foto de lo que nos perdimos la primera vez, realmente mereció la pena volver.

Creative Commons License


Los que nos conocéis un poco por nuestras publicaciones, sabéis que tenemos un interés especial en conocer todas las zonas naturales de nuestra querida Asturias, pero existe una que tenemos un poco abandonada, bueno mejor dicho, totalmente podríamos decir. Se trata del Desfiladero de Los Beyos, ese gran tajo que ha labrado el río Sella, milenio tras milenio entre las calizas Pre-Picos de Europa. Su verticalidad siempre nos dio muchos reparos, especialmente a un servidor. Este año nos hemos propuesto saldar esa deuda y afrontar una ruta por el corazón del mismo, además con subida a cumbre y vuelta por otra trayectoria, para compensar nuestro abandono a tan singular paraje realizaremos un guapa circular.

(Puente Vidosa - Los Beyos, Concejo Ponga, Asturias, ± 0,0 K / ± 295 m.a. / 10:45 h. / Pto. 1 Mapa)

Nos acercaríamos a la preciosa cascada de Agüasaliu en Puente Vidosa (aunque hoy, por la seca, no está en sus mejores momentos), por donde, a sus pies, pasa el río Sella y la carretera nacional (N-625, Km ± 134,5). Decir que estamos en el Concejo de Ponga, hemos dejado tras nuestro el de Cangas de Onís y Amieva, todo ello en Asturias y, si seguimos más arriba llegaremos a Osaja de Sajambre, ya en tierras de León. Ya situados y en el punto de partida, nos tomamos un cafetín y nos ponemos en marcha carretera arriba. Un kilómetro aproximadamente hasta encontrar el comienzo de la primera parte del recorrido del día, La Senda El Cartero (PR-AS 282), así que este comienzo agreste montañero va, de momento, señalizado.

(Carretera de Los Beyos Arriba, 1 Km. atentos a los coches en busca del comienzo del PR-AS-282)

(Inicio Ruta Senda El Cartero, Carretera de Los Beyos, ± 1,0 K / ± 300 m.a. / 11:00 h. / Pto. 2 Mapa)

Lo primero que observamos el panel informativo del PR “Senda El Cartero” es un recuadro bien claro en blanco con letras en rojo que nos dice: “ATENCIÓN: SENDA DE DIFICULTAD ELEVADA”, también más abajo (en letra pequeña) podemos leer: "DIFICULTAD: ALTA (Recomendable para personas con experiencia en montaña)". Las letras en mayúsculas no son de un servidor, es literal, así que no nos ríamos, el recorrido pedrero que vamos afrontar es complicado, sobre todo si tenemos una idea equivocada del vocablo “SENDA”, que en muchas ocasiones asociamos a terreno fácil. Pronto vamos a comprobar los que decimos, así que sobran más explicaciones.

(ATENCIÓN: SENDA DE DIFICULTAD ELEVADA)

La vereda pedrera (como nos gusta llamarle a nosotros) empieza tirando para la canal Degüera arriba con fuerza, sin contemplaciones, aunque en zig-zag para que podemos respirar un poco. No subiremos entera la canal, pues superado un tramo más vertical gira a la izquierda, al Sur, y atraviesa una primera pedrera que, mires para arriba o para bajo, da un poco de miedo. Evidentemente el calzado obligatorio son las botas de montaña, nada de playerín turístico. No me voy a explayar mucho porque las imágenes hablan por sí solas, así que solo seguir con mucho cuidado la señalización blanco-amarilla, la cual si que está bien pintada.

(Como se puede comprobar el comienzo no da lugar a engaños)

(Todo para arriba y sin muchas facilidades)

(Tras un pindio zig-zag por la canal de Degüera, giramos a la izquierda y cruzamos una gran pedrera)

(Mires hacia arriba o hacia abajo.... ¡mete miedo!)

Pese a lo dicho nosotros lo pasamos sin ninguna dificultad, aunque siempre tentando bien el terreno que pisamos. Alguien podría pensar que exagero un poco en la descripción, pero nos gusta dejar las cosas claras, después cada uno sabrá de sus posibilidades, tanto técnicas, como físicas. Dejamos atrás esta primera gran pedrera, nos adentramos por zona con un poco de vegetación, seguimos faldeando la peña del desfiladero. Pegados a la peña nos encontramos con una cadena que nos ayuda a pasar un estrechón, lo dejamos atrás sin ningún poblema y seguimos subiendo, aunque ahora con menos intensidad.

(Dejamos atrás la gran pedrera y nos adentramos por una pequeña zona de vegetación)

(-Mira Félix, esto....)

(Por vereda labrada sobre la ladera del desfiladero para arriba seguimos nuestra marcha)

(Tras nuestro dejamos la V del desfiladero de Los Beyos, también delante pero la luz...)

Tras nuestro también empezamos ya a dejar una buena imagen del desfiladero de Los Beyos, también hacia delante, aunque la luz no nos favorece mucho. Lo que más llama nuestra atención es el otro lado del desfiladero, del cual descienden unas vertiginosas canales, las cuales observamos muy bien porque, en este punto, la luz sí que nos beneficia. Realmente da un poco de miedo verlo tan próximo, casi podemos tocarlo con la mano.

(Espectacular canal del otro lado del Desfiladero de Los Beyos)

(Una miradina hacia atrás y a imortalizar estos buenos momentos, ya que estamos...)

Por camín estrecho y bien armado, fruto del esmerado esfuerzo de los paisanos de antaño, con muchas distracciones fotográficas vamos avanzando por la pared de la foz, por la traza que hoy popularmente conocemos como Senda del Cartero, pero no solo el servicio de correos la utilizaría, seguro que también los vecinos del pueblo que vamos a llegar, Biamón. Con la vista puesta en las negras siluetas de las góticas picachas que tenemos al otro lado, al Sur, como el Frailón, aunque la luz sigue sin favorecernos, nos tropezamos con otra gran pedrera, nosotros, al igual que la anterior, pasaremos por el medio, ¡qué remedio!

(Llega el momento de atravesar otra gran pedrera)

(Al fondo, al Sur de Los Beyos, las negras siluetas de las góticas picachas, como la del Frailón)

Parece que el camino se va a estrellar contra la riega que desciende del pueblo, pero la vereda da un giro a la derecha y asciende para arriba, este momentáneo giro nos permitió obtener una bella estampa de la vertiente Norte del gran desfiladero, donde se incluyen algunas de las cumbres del cercano concejo de Amieva, como el Canillín, el Priniellu y Los Redondos. Seguimos para arriba hasta definitivamente alcanzar un estratégico collado que nos da la vista sobre la riega y el pueblo de Biamón, el primer objetivo del día ya lo tenemos muy cerca.

(Una paradina para echar una mirada la zona Norte de Los Beyos, a la zona de Amieva)

(Basta de contemplaciones panorámicas y para arriba que nos vamos Biamón nos espera)

(Collado que nos dá la entrada al pueblín beyusco de Biamón)

Para llegar al pueblín no seva de cualquier manera, nada de un ancho camín, sino, como en casi todos estos recónditos lugares beyuscos, un sedo nos facilitará la entrada, es decir una veredina labrada en la piedra nos llevará hasta él. Antes tenemos que cerrar la portilla que al final de la misma existe, suponemos que para que el ganado no se vaya a dar una peligrosa vuelta por la pared del desfiladero, para eso ya estamos nosotros.

(Detalle del sedo que nos llevará hasta el pueblo, a más estilo beyusco, a través de un sedo)

(Abrimos y cerramos la portilla y al pueblo que llegamos, hemos terminado el primer objetivo del día)

(Biamón, Concejo de Ponga, Asturias, ± 3,0 K / ± 700 m.a. / 12:10 - 12:30 h. / Pto. 3 Mapa)

Entramos en el pueblo abandonado de Biamón y rápidamente nos reciben dos perros, al poco sentimos la voz de un paisano que nos saluda atentamente y entablamos animada conversación. Nos contó que el marchó hace tiempo hacia Gijón pero que después volvió a la zona. Estaba muy jovial y nos animó a echarle una edad, servidor se quedó en unos 80 años, el muy ufano nos dijo que 94 años, la verdad que estaba muy, pero que muy, bien conservado. Nos preguntó por el recorrido que íbamos a realizar, le expresamos que la idea era ir hacia Peña Salón por el collau Nochendi y después descender hacia Casielles y la Senda de la Verganza. Todo ello si no había tormenta, pues hacía mucho bochorno, nos pronosticó que no habría tormenta, lo cual nos alegró y continuamos para arriba, aunque antes nos recibieron las cabras en la plaza del pueblo.

(Bien recibidos fuimos en Biamón, en la plaza del pueblo seguimos para arriba)

Dejamos de lado la pista que viene desde Casielles y seguimos caleyón arriba, hacia el hórreo beyusco, el cual, por las referencias fotográficas que voy viendo, cada vez lo observo más hecho polvo, cualquier día se nos cae. Seguimos para arriba en busca del camino de la Tobera que nos lleva directos al collau Nochendi, tenemos muy claro donde queda, pero el camino no tanto, tropezamos con un gran argayu a la derecha, aunque el camino va a la izquierda, pero todo tapado por la maleza. Me aventuro y poco a poco se va dejando notar la impronta de camino, así que ya lo tenemos más claro, todo subir sin parar, con una mirada hacia atrás de vez en cuando para coger aire.

(Detalle del hórreo beyusco de Biamón)

(Un argayu y el camino casi tapado por la derecha)

(Tras un primer momento de indecisión parece que ahora, el camín de la Tobera, está todo más claro)

(La señalización ahora es mucho más informal, ya no tenemos al guía del PR-AS oficial)

La señalización del PR-AS que nos guió desde la carretera de Los Beyos, ya las hemos olvidado en el pueblo, ahora encontramos otro tipo de señalización, la extraoficial, la de la pintura de unos aficionados, la cual nos sirve para refrendar que vamos por el buen camino, aunque este, por momentos, no es tan bueno como quisiéramos. Así llega un momento que se cierra la traza y tenemos que subirnos a un prado abandonado (dentro de poco será todo monte), caminamos por él unos cientos de metros y volvemos al camino de la Tobera, aunque pronto nos arrepentiremos de ello, pues se vuelve a tomar, lo mejor es subir “prado” arriba hasta casi el propio collau Nochendi.

(El camín va bien, pero llega un momento que tenemos que subirnos a un "prado" para seguir avanzando)

(El "prado" nos llevaría directos al collau Nochedi, aunque nosotros volvimos de nuevo al camín)

(Pero fue un error, al poco se volvió a cerrar, teniendo que penitenciar un poco para avanzar)

Lamentándonos un poco por no haber tirado prado arriba llegamos al collau deseado, el de Nochendi, un precioso paraje, además de muy estratégico, así antes de darle la cara a las nuevas panorámicas que nos ofrece, echamos una mirada hacia atrás y contemplamos las altas cumbres que flanquean el desfiladero de los Beyos por su vertiente Oriental, tal como el Jucantu y detrás el Valpino y Cantu Cabroneru. Después le damos la espalda y contemplamos el nuevo horizonte, el Occidental, afrontamos la espectacular estampa que va desde el Carria, la Silla de Cabrestedo, el Calderón y al Valeru, al fondo asoma un poco la cumbre del Pierzu, realmente de lujo este collau de tan guapo nombre.

(Al collau una mirada hacia las paredes de Los Beyos, con el Jucantu, Valpino y Cantu Cabroneru)

(Collá Nochendi, ± 4,4 K / ± 951 m.a. / 13:10 h. / Pto. 4 Mapa)

(-¡Mira que estampa Mary!, de Izq. a Dcha., desde el Valeru a la Silla Cabestredo y el Carria)

Apetece quedarse un rato más contemplando el panorama, pero no queremos relajarnos mucho, pues después se nos puede hacer tarde, especialmente porque esta zona no la conocemos nada más que por las experiencias fotográficas y los mapas. Así que continuamos el camino que sale por la izquierda a la vera de unos buenos árboles. Alcanzado este punto estratégico de nuestra ruta, inicialmente propuesta como circular, decir que el tiempo no era tan bueno como hubiéramos querido, primero porque la visibilidad en alturas (hablamos de Picos de Europa y otras de la Cordillera) era casi nula, y segundo que, hacía un bochorno impresionante, no parábamos de sudar, resultando cada vez más cansino nuestro caminar.

(Salimos del collau por la Izqd., siguiendo la traza marcada en el mapa como Camino de la Torbera)

(Por detrás de los árboles, con la carba a nuestra izquierda)

(Ahora el camín va muy claro y pisado, además un precioso balcón sobre las cumbres de Ponga)

(De Izq. a Dcha., desde el Valeru a la Silla Cabestredo y el Carria, y la gran riega del Arenal)

(Contemplanto la zona del Carria, la zona del collau Llomena y los pueblinos de Fano y Viego)

Hora la traza del camín es muy clara y bien pisada, no tenemos muchos problemas en seguirla, lo que es un placer porque nos permite disfrutar de las espectaculares panorámicas que ante nosotros se nos presentan, como lo ya mencionado de la zona del Carria y los pueblinos por debajo del Collau Llomena, como Fano y Viego. Una pena que la mala visibilidad nos impida ver la gran mole caliza del Tiatordos. Con estas panorámicas distracciones, junto a unas piedras parecidas a menhires incados a la vera del camín, tras girar bruscamente al Sur, llegamos a un punto clave del nuestro recorrido. Efectivamente teníamos dibujado en el mapa que llegaríamos a un punto donde el camino posiblemente se bifurcaría, pero nosotros no vimos más posibilidad que descender hacia el fayeu con la cumbre de Peña Salón ante nosotros.

(Dando la cara a Peña Salón, zambullida en el bosque, ± 4,8 K / ± 975 m.a. / 13:30 h. / Pto. 5 Mapa)

(Siempre es un placer adentrarse en un bosque de fayas, en esta ocasión no iba ser diferente)

Nos adentramos en el guapo fayeu de la ladera norteña de Peña Salón. Tras traspasar una pequeña riega dejamos de descender y comenzamos a subir poco a poco. La traza que seguimos continua clara y algo enjitada, así que no nos plantea muchas dudas, además en la buena dirección, pues queremos ir a chocar con la Sierra del Toyu, objetivo al cual llegamos sin muchos problemas.

(La traza que seguimos sigue clara, incluso algo enjitada)

(Nuestra idea es ir a chocar contra la Sierra del Toyu)

Nos encontramos ante otro punto curioso de la jornada, estamos en el Sedo del Toyu, el cual a nosotros no nos interesa mucho porque no queremos dar un rodeo para llegar a la cumbre, pero si sabemos de su existencia y que bajo nuestros pies se encuentra una cueva que nos da paso hacia él, después hacia el collau Baxenu y subida a Peña Salón. Nosotros tenemos claro el recorrido del día, así que no nos entretenemos ni un momento en descender un poco y cotillear la famosa cueva del Toyu, el bochorno está causando estragos, así que para arriba que nos vamos, directos a la cumbre de Peña Salón, nuestro principal objetivo.

(Inicio del Sedo del Toyu, ± 5,5 K / ± 1040 m.a. / 14:00 h. / Pto. 6 Mapa)

(A los pies de Mary tenemos la cueva del Toyu y frente a élla el sedo, un rodeo hacia el collau Baxeno)

Dejamos tras nuestros la cueva y el sedo del Toyu y tiramos para arriba, realmente vamos un poco flojos, el bochono reinante nos está dejando fuera de juego, pero la cumbre la tenemos a la mano, así que un pequeño tirón y hacia ella que vamos. Primero nos adentramos por una pequeña zona boscosa y después ya salimos a ladera abierta, donde la cumbrera está muy visible, aunque hay que esforzarse un poco para alcanzarla. Para mitigar un poco el esfuerzo nos paramos cada poco para observar las panorámicas que este bochornoso día de primeros de septiembre nos deja contemplar, que aunque no son muchas, si intensas.

(En la Sierra del Toyu, sobrevolando Fano y Viego)

(Otro pequeño paseo por el bosque para salir a ladera abierta)

(El Carria levantando acta de nuestra llegada a la cumbrera de la Sierra del Toyu - Peña Salón)

(Sierra del Toyu, ± 6,5 K / ± 1228 m.a. / 14:30 h. / Pto. 7 Mapa)

Alcanzada la cumbrera el corazón late con fuerza, sobre todo por la gran caída que nos muestra hacia el Occidente, donde, desgraciadamente no vemos casi nada, solo en lo fondero, una pena, aunque nos sentimos muy contentos con el recorrido beyusco que estamos realizando, muy completín. Ahora, ya sin dificultad aparente, siempre que no se transite por el borde del precipicio, solo queda poner rumbo a la cruz de la cumbre de Peña Salón y comer el bocata, que ya tenemos cierta “gusa”.

(-Uff, da cierto miedo asomarse, mejor separarse unos metros)

(Peña Salón, ± 7,0 K / ± 1245 m.a. / 14:45 - 15:30 h. / Pto. 8 Mapa / Abajo el pueblín de Viboli)

Cerca de la tres de la tarde llegamos a la cumbre objetivo del día, la de Peña Salón, una hora muy buena para dejarse un momento y comer el bocata. También para hacer un gran recorrido de cumbres principales, además de secundarias, pero hoy no era el mejor día, no se apreciaba la silueta de ninguna de las grandes cumbres del Macizo Occidental de los Picos de Europa (como Peña Santa y su sequito), tampoco teníamos visión del rey de la Cordillera Cantábrica (el gran Tiatordos), y así con el resto de cumbres “pata negra” (Ten y Pileñes, Recuencu, Maciédome, etc…). Nos conformamos con pequeños y grises detalles de las próximas peña Subes y Sen de los Mulos, y tras ellas, el Niajo y Pozalón. Abajo el recóndito pueblín de Viboli.

(Foto de pareja con peña Subes y Sen de los Mulos, y tras ellas, el Niajo y Pozalón)

Antes de reanudar la marcha para iniciar la segunda parte del recorrido, decir que, a pesar de que estamos disfrutando mucho, nos vamos con cierto resquemor. Efectivamente, iniciamos el descenso sin poder disfrutar de las panorámicas “perfectas” del Macizo Occidental de los Picos de Europa, así que por todo ello, justo, un año después, volvimos de nuevo a la cima de Peña Salón, aunque asaltamos, de nuevo, la gran muralla beyusca, en esta ocasión por la opción más cómoda y tendida, desde la Collá Llomena y Les Bedules. En precioso día, con excelente compañía, para disfrutar de lo que se nos negó un año antes, realmente había merecido la pena volver, incluso aunque las nubes se hubieran vuelto revoltosas. Aquí os dejamos una pequeña muestra, podríamos poner muchas más, porque el día fue generoso con nosotros, pero el reportaje se haría muy pesado. No pongo nombres a las cumbres pues son tantas que…, seguro que el mi compañero Carlos se le estará haciendo la boca agua recontando las blancas picachas.

(Un año después... ¡Premio!)

(El Macizo Occidental de los Picos de Europa se nos presentó en todo su explendor)

(Desde el Cotalva, Requexón, las Peñas Santas, el tajo del Dobra y el Pre-Cornión)

(Vertiente de Oseja de Sajambre, la eterna ladera del Jario al Niajo y Polazón)

(Del Jario, a Beza, Cantu Cabroneru, Valpino, las Peñas Santas, Requexón, Cotalva, etc...)

(De las cumbres de San Juan de Amieva, el Primiellu y Cia., al otro lado del río Sella, al gan Carria)

(Del Pierzu, a la Peña Taranes y el gran Tiatordos, por detrás el Maoñu y el Campigüeños, entre otros)

(Cumbres con "Figuras": JF, Mireia, Carlos, Mary, Clara y Noemi)

Tras cerca de una hora en la cumbre llegó la hora de iniciar el descenso de Peña Salón al profundo río Sella, y tal como adelantamos al principio, el recorrido de vuelta será totalmente diferente al de ida, trataremos de hacer una circular, utilizando para ello dos grandes caminos que vienen señalizados en el mapa del IGN el Camín del Llacíu (hasta Casielles) y el de La Verganza (hasta la N-625 y el río Sella). De momento vamos a poner rumbo Sur en busca de la Boya Capiella, estratégica collá que une la vertiente pongueta de Les Bedules y el Bosque de Peloño con la vertiente más fiera del desfiladero de Los Beyos.

(Hora de iniciar la segunda parte del recorrido, la del descenso hacia el río Sella)

(Poniendo cara a la Peña Vibolines nos vamos a la Boya Capiella, que queda un poco antes)

(Boya del Capiella - Camín del Llaciu, ± 7,4 K / ± 1194 m.a. / 15:45 h. / Pto. 9 Mapa)

Ya en la Boya Capiella, dándole la cara al Valpino en el otro lado del desfiladero, solo queda dejarse caer, sin descanso, con alguna “zeta” intermedia, pero sin parar. Sinceramente nos resultó un poco largo este descenso, pensábamos que nos resultaría más corto, aunque los preciosos colores pre-otoñales de la pendiente ladera, además del “tostadito” calicero de las peñas que teníamos enfrente (como el precioso Frailón), nos hizo el trayecto mucho más suave, al menos sicológicamente.

(-¡Uff, esto parece que no tiene fin, -¿Estás seguro que esto nos lleva hasta Casielles?)

(El descenso por el Camín del Llacíu parece interminable, pero a última hora llegamos a buen puerto)

Cuando llegamos por en cima del pueblo de Casielles, miramos para arriba y metía miedo, realmente era largo de narices, fue cuando comentamos que si hubiéramos optado subir por este lado seguro que no lo hacíamos, pues la interminable y clara ascensión nos comería la moral y desistiríamos, por el recorrido mañanero todo es más oculto, ya se sabe lo que dice el refrán: “ojos que no ven….”.

(Espectacular El Frailón, después caemos sobre Casielles)

Tras unas cuantas fotos al espectacular Frailón, pues los tímidos rayos de sol le hacían relucir con cierta gracia (no así por la mañana), nos encontramos con el escondido pueblo de Casielles y sus más de veinte curvas de maltrecha carretera que permiten subir en vehículo desde Puente Aguera, ya muy cerca en el límite con el ayuntamiento de Oseja de Sajambre (León). Una foto a su iglesia de San Juan y toca girar a la izquierda, transitar por la pista que va hacia el pueblín mañanero de Biamón, aunque nosotros no lo haríamos por mucho tiempo.

(Casielles, Concejo de Ponga, Asturias, , ± 10,0 K / ± 805 m.a. / 16:35 h. / Pto. 10 Mapa)

(Le damos la espalda a Casielles y ponemos rumbo Norte, hacia Biamón aunque no por mucho tiempo)

(Desvio pista Casielles - Biamón, desvio a Coviella, ± 10,6 K / ± 740 m.a. / 16:45 h. / Pto. 11 Mapa)

Efectivamente, una vez caminado poco más de medio kilometro, nos encontramos con una vial de hormigón que sale a nuestra derecha, lo pillamos sin dudar, aunque cuando vemos que el gris mortero finaliza (frente a una casería en fase de construcción) dudamos un poco, justo hasta que vemos una señal de PR (no sabemos si una continuación de la Senda del Cartero u otro) y un camino que sale por la izquierda y pasa por detrás de la edificación. Ahora a seguirlo sin dudar hasta la despoblada y desvencijada aldea de Caviella.

(Una señal de PR, desconocemos cual, y un camino nos llevan por la izquierda de la casería)

(Pasamos por la reformada casa y pronto nos dejamos caer sobre la abandonada aldea de Caviella)

(Coviella - Senda de La Verganza, ± 11,0 K / ± 690 m.a. / 16:55 h. / Pto. 12 Mapa)

En Cavillea no encontramos una casa en pie, todo estaba derruido, no asomamos la cabeza por ninguna de las puertas o ventanas de las mismas por miedo a que nos cayeran encima, así que no paramos mucho y tiramos para abajo pasando por la riega del mismo nombre. A partir de aquí el camín está muy limpio y claro, además seguimos unas claras señales de PR, lo que nos insufla más valor para meternos otra vez en la pared del desfiladero de Los Beyos, el cual parecía que no iba a llegar, pues íbamos muy cubiertos de verde floresta.

(Descendiendo desde Caviella bordeando su riega en busca del desfiladero de Los Beyos)

(Desconocemos que recorrido señalizará las marcas blanco-amarillas de PR, aunque nos gustó verlas)

Todo llega, una vez dada la espalda final a la riega de Coviella, ante el abismo de la gris caliza nos presentamos. En la perpendicular de Jucantu (el otro lado del desfiladero) comenzamos el camín pedrero que nos llevará hasta la corriente de agua del río Sella además de negro asfalto de la N-625. El comienzo del mismo resulta cómodo y bien armado, mucho más que utilizado por la mañana en la Senda del Cartero. Con la imagen de El Frailón en cada revuelta vamos perdiendo cota tranquilamente. Solo en algunos tramos las piedras desbordaban los muros y nos hacían más dificultosa nuestra bajada.

(Senda de La Verganza sobre desfiladero Los Beyos, ± 11,7 K / ± 600 m.a. / 17:10 h. / Pto. 13 Mapa)

(En cada revuelta El Frailón nos saluda)

Si no fuera que llevamos el GPS, por momentos pensábamos que esta traza nos llevaría hasta las proximidades de Puente Aguera, pues nos íbamos muy al Sur para hacer las correspondientes revueltas de fácil descenso. Tal como estaba dibujado en el mapa del IGN aparecimos en las inmediaciones del punto kilométrico 133 de la carretera Nacional 625, la que nos lleva desde Cangas de Onís por todo el Desfiladero de Los Beyos a Oseja de Sajambre el Puerto de Pontón y mucho más (lo último ya por tierras de León).

(Otra "zeta" más para facilitar el descenso)

(Así, con muchas más facilidades que las mañaneras, llegamos al negro asfalto)

(Carretera de Los Beyos, N-625 Kms 132,5, ± 13,5 K / ± 320 m.a. / 17:45 h. / Pto. 14 Mapa)

Ya sobre el negro asfalto solo quedan dos kilómetros para llegar a Puente Vidosa, uno para llegar al inicio de la Senda del Cartero y otro más hasta el puente, eso sí, los dos carretera abajo con la compañía del hoy silencioso río Sella, así que muy atentos al tráfico rodado. Aunque, servidor, al ir por su izquierda, iba más pendiente de una posible caída de piedras de las paredes del desfiladero.

(Dos kilómetros aún nos quedan a la vera del asfalto y del río Sella para llegar a nuestro destino)

(Inicio Ruta Senda El Cartero, Carretera de Los Beyos, ± 14,5 K / ± 300 m.a. / 18:00 h. / Pto. 2 Mapa)

A las seis de la tarde, cerramos el circuito montañero en torno al desfiladero de Los Beyos, Peña Salón y sus aldeas perdidas. Esto ya toca su fin, solo nos queda un kilómetro más para llegar al aparcamiento de puente Vidosa donde hemos dejado el coche ya hace unas cuantas horas. Creo que es el momento de dejar aquí el recorrido que realizamos sobre el mapa del IGN, material indispensable para hacer la ruta con cierta seguridad, pues, aunque la ruta sea fácil (que no es el caso) siempre surge alguna duda y tener donde consultar siempre bien, no siempre te vas a encontrar a un lugareño para resolverla, más por estos parajes tan abruptos y solitarios.

(Nuestro personal circuito en torno al Desfiladero de Los Beyos)

Creo que nos quedó muy chulo, que hemos saldado sobradamente nuestra pequeña deuda pendiente con Los Beyos, aunque esperemos que con lo contentos que vamos (pese a gran bochorno que pasamos) que no tardemos en volver para conocer otro bello y recóndito rincón de esta parte del Paraíso Astur.

(Puente Vidosa - Los Beyos, Concejo Ponga, Asturias, ± 15,5 K / ± 295 m.a. / 18:45 h. / Pto. 1 Mapa)

La guinda a esta preciosa ruta por el transitado desfiladero de Los Beyos (eje importante de las comunicaciones modernas de otros tiempos no muy lejanos) la hubiera puesto una foto guapa de la preciosa cascada de Agüasalio, a la cual ya hemos tenido ocasión de hacer en otras ocasiones, pero ya habéis visto que no echaba apenas agua. No así como la primavera del 2011, os dejamos el video que en esas fechas tomamos para disfrute de tod@s y el nuestro propio, pues no encantan estos guapos detalles.

 

 

Un guapo recuerdo que no podemos repetir, pero para algo tenemos el archivo, ahora nos tenemos que conformar con tomar una refrescante cervecina (0,0) y bajar a cenar hasta la urbana Cangas de Onís, el horario de verano es lo que tiene, da tiempo a casi todo.

 

JFCamina

Para referencias sobre la zona correspondiente en www.jfcamina.es

 

 


Deja tus comentarios

 

* Para volver a ver otra ruta cliclea aqui: www.jfcamina.es

* Aviso: En estos documentos solo tratamos de narrar la experiencia personal vivida al realizar nuestros recorridos, los itinerarios que aquí describimos son orientativos. Queda a la responsabilidad de quien realice la ruta el tomar las medidas de seguridad apropiadas para cada dificultad, que dependerán muchas condiciones, entre ellas el estado del terreno, la altitud, la meteorología, etc... así como la preparación tanto técnica como física de las personas que realicen la actividad.